24 de agosto de 2015

Mikkeller - Mikkeller Running Club

Tras más de un año de lesiones, médicos y sesiones de fisioterapia (...y lo que te rondaré morena) me doy de baja del Mikkeller Running Club Barcelona incluso antes de ingresar en él, todo un récord. Es lo que tiene ser dueño de un físico portentoso (modo sarcasmo: ON), que uno acaba más roto que Prosinečki, así que nada, me resigno a que en un futuro, la troupe de Mikkel Borg y sus secuaces inauguren un Mikkeller Swimming Club, para poder así hacer el penas por el puerto de Barcelona y tragar aceite y chapapote a placer mientras sorteamos peces con tres ojos. Eso sí, luego, una vez ya con el albornoz de barquitos marineros que me regaló la suegra, rehidratarme con una buena cerveza danesa.

Para el resto de mortales, oh afortunados trotadores de la pradera, que podéis machacar a placer vuestros meniscos, esguinzar vuestros tobillos y sobrecargar los isquiotibiales sin problemas, brindo a vuestra salud con la Mikkeller Running Club.

La que hoy nos atañe es una gran cerveza Pale Ale, sencilla, de 4,5%, sin demasiadas historias pero absolutamente deliciosa. De carbonatación media-alta, con algo de palidez debido al trigo, nos saluda con un agradable aroma a cereal. En boca es ligera, con una buena dosis de cítricos, donde predominan los limones. Nada herbácea, nada resinosa, pero sí con un delicioso final amargo bastante seco. Me atrevería a afirmar que el lúpulo que han utilizado es el Soriachi Ace, pero son meras especulaciones mías. Cerveza muy agradable, refrescante, rica, sin estridencias. Comprada en 2D2Dspuma por 3,65€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario