30 de marzo de 2016

Beer Attack - Vila-real


A través de un comentario en un post de este blog a finales del verano pasado descubrimos este fantástico local en Villarreal, así que a la que hemos tenido oportunidad de pasarnos por la zona nos hemos ido derechitos para esta localidad de la provincia de Castellón, para ponernos until the little eye de las mejores birras de todo el planeta. Ojito, porque a priori parecía un local bastante modesto, pequeñito, con solo 6 tiradores (digo solo porque en Barcelona ya estamos alcanzando cifras de auténtica locura), pero la selección es inmejorable, con las mejores cervezas del planeta. ¡Tienen Westvleteren 6, 8 y 12!, ¡y además pinchan Rogue!. Ahí es donde me tocaron en lo más hondito de mi corazón. A partir de ese momento Beer Attack y Mundo Birruno somos amigos para sieeeempreeee.

El local es pequeño y a priori uno puede esperar poco, pero esperad que os cante la lista de lo que tenían allí dentro y ahora me decís si es o no es como para que se te caiga la lagrimilla de felicidad. A simple vista se diferencian tres secciones: La nacional, la germano-belga y por último la del resto del globo, donde habían cervezas de multitud de países pero todas ellas de corte inglés/americano básicamente. Sección nacional: medio catálogo de Dougall's, Espiga, Spigha, Badum, Castelló Beer Factory, La Cabra, Zeta, Alegría, La Socarrada, Er Boquerón, La Sagra, Reptilian, Laugar y Mateo & Bernabé and Friends. En el apartado germano-belga: Chimay, La Chouffe, St. Bernardus, Rodenbach, Weihenstephan, Schneider, Heller (Schlenkerla), Mongozo, Duvel, Brunehaut, Boon, Struise, De Dolle, Van Steenberge, Orval, Het Anker, De Glazen Toren, Bosteels, Bocq y Westvleteren, ahí es nada. En la última sección: Mikkeller, Magic Rock, De Molen, Hitachino Nest, Port Brewing, Lervig, Coronado, Brooklyn, Flying Monkeys, North Coast, Anchor, Sierra Nevada, Karl Strauss, Les Trois Mousquetaires, Young's, Samuel Adams, Samuel Smith, Fuller's, Toccalmato, Against The Grain y Alaskan Brewing Company entre otras. Lagrimones.

Esto en cuanto a la tienda. En cuanto a la parte del bar tienen una neveraza llena de auténtico placer líquido, básicamente lo que tienen en las estanterías y alguna joyita más. Sus seis tiradores los tienen muy bien aprovechados. Un repertorio repasando varios estilos diferentes para satisfacer la variedad de gustos de la clientela. Cuando fuimos nosotros tenían pinchadas la Gamma Ray de Beavertown -que es brutal- la Chocolate Manifesto de los canadienses Flying Monkeys y un par de los valencianos Zeta. Llorenç, dueño del local nos comentó que dentro de unos días van a pinchar la Chimay azul, y por allí vi una Rogue (creo que la Seven Hop IPA) que no debe tardar en caer. Un auténtico lujazo poder contar con unas cervezas de una calidad tan bestial (muchísimas de 99-100 en Ratebeer) en un local tan pequeño, máxime cuando en toda la provincia lo único decente que hay es el Va de Cervesa de Castellón, que solo es tienda, el panorama birruno por allí no está todavía muy desarrollado. Así que podemos afirmar que el Beer Attack cuenta con los mejores tiradores de toda la provincia de Castellón.  También tienen Moritz, que me parece bien. Seguro que a más de uno de los que empieza allí tomándose una Moritz le acaba picando la curiosidad y se acaba pasando a las artesanales.Ya sabéis, si pasáis por allí vale la pena salirse un momentín de la AP-7 y hacerle una visitilla a Llorenç. Si vais a conducir mejor no os paséis bebiendo y hacedle una buena compra.

Como el espacio es reducido las mesas son pequeñitas y para sentarse solo hay taburetes, en la barra, en las mesas y en la mini barra que hay en la pared. Para estar más cómodo, si hace buen tiempo uno puede salir fuera y sentarse en las mesas que hay ubicadas en la pequeña terraza del exterior, donde el sector fumeta podrá disfrutar de unas buenas birras sentadico al aire libre.

Llorenç nos estuvo explicando el inicio de la tienda, en 2013. Villareal es una localidad que vive en gran parte de la industria azulejera. Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria ya os podéis imaginar cómo se disparó la tasa de paro. Llorenç no tuvo más remedio que reinvertarse y trasladar su pasión por la cerveza al ámbito laboral, así que le echó un par e invirtió en el Beer Attack. Poquito a poco se ha ido haciendo con una clientela fiel, a la que ha tenido que ir explicando e introduciendo en el panorama craft. En Beer Attack también se realizan catas y eventos solidaros que están teniendo bastante éxito. Así que le deseamos mucha suerte a todo el equipo del Beer Attack y que sigan evangelizando en el panorama birril a todos los castelloneses y castellonesas. Beer Attack, ya formáis parte de nuestro mapa birruno.

Balance de daños:
-Toccalmatto - Re Hop. La verdad es que le faltaba menos de un mes para caducar y no es que estuviese mala, es que el lúpulo no estaba fresco y la verdad es que no pude distrutarla en su máximo esplendor, así que la dejamos pendiente para futuras degustaciones (espero que alguna de ellas en Fidenza).

-Beavertown - Gamma Ray. No, no son fans del Power Metal, más bien les tira más Led Zeppelin. Esta excelsa American Pale Ale siempre es un valor asegurado. El buque insignia de la cervecera londinense y una de mis cervezas favoritas. De lo mejorcito que puede meterse uno entre pecho y espalda, y si es en tirador la cosa encima gana mucho más. Como siempre excepcional.


Beer Attack                         Germanies 6, Vila-real (Castelló)                            http://www.beer-attack.com                                690  219  827

28 de marzo de 2016

Barra - Daurada

Tras este parón vacacional reprendemos nuestra actividad favorita: darle al drinking con una buena birrita. La de hoy nos viene desde Barcelona, aunque en algunos lugares me parece como que está ubicada en Rubí, en fin, cuando descubra algo al respecto os lo haré saber.

Rica Golden Ale elaborada con maltas Pale Ale; Pilsner; Cara-Pils y trigo, lúpulos Challenger, Fuggles y dry hopping de Amarillo. Color dorado y gasificación escasa.

El aroma es floral muy agradable con notas de uva que invitan a darle el primer trago. En boca es una cerveza ligera pero sabrosa. Muy rica, pero con un amargor demasiado fuerte y seco que descompensa totalmente la cerveza (en la etiqueta indica que solo tiene 32 IBUs). En general me ha parecido una buena cerveza, sabrosa y ligera, perfecta para el calor, pero personalmente me ha sobrado un pelín de amargor final, salvo eso todo bastante bien. 4,7%. Comprada en la General de Begudes de Valldoreix. No recuerdo el precio pero no era demasiado cara.

15 de marzo de 2016

Coronado - Mermaid's Red

Hoy rescato a la cervecera de Coronado (California), ubicada en la bahía de San Diego, que ya pasó por este blog en su día con la Islander IPA. En esta ocasión traigo la Mermaid's Red, que no es una Red Ale, sino una Amber bastante suavecita pero a la vez sabrosona. Muy rica, como todo lo que he podido probar de esta cervecera.

De color tostadito, con quizás algún destello rojizo, la verdad es que no lo recuerdo bien y la fotografía tampoco es como para darme el Pulitzer. Gasificación escasa pero presente. Burbuja finita de Córdoba.

En el paladar destacan los matices tostados y se agradece poder saborear al máximo el formidable sabor de las maltas. El toque de lúpulo aparece también (Cascade). Moderado, apreciable como para aportar más riqueza pero sin quitarle el protagonismo a las maltas. Final ligeramente amargo, nada fuerte, bastante agradable. No es una cerveza que nos aporte nada nuevo ni nada extraordinario pero sí es una cerveza sin duda muy bien hecha y altamente disfrutable. 5,7%. Comprada en Cervesa Sobre Tot de Granollers.

11 de marzo de 2016

Omnipollo - Hypnopompa

Bueno, después de haber probado la Vanilla Black Velvet y la Caribbean Chocolate Cake con tan pocos días de diferencia uno piensa que ya hemos llegado al top, que la cosa no se puede superar, entonces llegan estos cerveceros nómadas suecos y te vuelven totalmente loco con esta brutal Imperial Stout elaborada con malvaviscos, ¡sí!, con esas putas nubes de golosina tan esponjosas con las que a punto has estado de palmarla por asfixia cuando eras un enano, esas mismas, los ahora llamados marshmallows que venden en el LIDL en bolsas de cuatro kilos. Que quede claro que no me refiero ni a la flor de malvavisco ni a los caramelos de ídem, me refiero a eso que pinchan los americanos en un palo cuando salen de acampada y lo asan en la hoguera. 

Pues eso. Aparece mi hermano con esto el día de mi cumpleaños y con 4 botellas más de 99-100 en ratebeer. Lágrimas de emoción. Eso es un hermano, coño.

Bueno, os explico bien como fue todo porque leyendo la etiqueta yo tampoco daba crédito, y con el tema de los malvaviscos me esperaba un fail más brutal que el de Bertín Osborne con Scavengers. Sigo leyendo, también lleva vainas de vainilla de Tahití. Mira qué bien. Elaborada en las instalaciones de De Molen, joder cómo se le ha ido la pinza a estos holandeses. En menudos jaris te metes, Menno.

La sirvo y tal, la cosa a priori no pinta tan mal. Le doy el primer tiento bastante escéptico a cualquier probabilidad de éxito. ¡Guau!. Ojos como platos. Dios mío de mi vida, ¿esto es de verdad?. El sabor es delicioso. Un intenso gusto a café y cacao extraordinario empapa todo el paladar. Sobre todo destaco el riquísimo sabor a café, que es para volverse loco, una delicia. Hay algo por ahí en el sabor que no sé lo que es, intuyo que son los malvaviscos (todavía no sé si asados o no) que acaba de redondear la cerveza y le da un sabor peculiar y distintivo a la cerveza. No es la típica Imperial Stout de libro. No me ha parecido nada empalagosa como podríamos imaginar en un principio dada la extravagante receta. En mi opinión es de las mejores Imperial Stouts que he probado nunca, me ha encantado. Alcohol peligrosamente bien integrado (11,0%). No sé cuanto le habrá costado a mi hermano y a mi cuñada (intuyo que muy cara) pero ésta en concreto es de las que no me importaría repetir y apoquinar lo que haga falta por un segundo chute de endorfinas all night long. ¡Bravo por los de Estocolmo!.

10 de marzo de 2016

Siren & Cigar City - Caribbean Chocolate Cake

Atención, presten atención damas y cabañeros. Con nosotros una Stout fuera de lo normal. Una colaboración entre la Siren británica y la Cigar City estadounidense. Los de Finchampstead y los de Tampa unidos para crear una cerveza 99/99 en Ratebeer. en el Top 50 mundial del estilo. Gloria bendita.

La receta lleva semillas de cacao, lactosa y madera de ciprés. Un pastelico guay, un tigretón de los que molan. Petrolaco negro, opaco y denso, con una capa finita de espuma de color beis. Esta cerveza es una bomba. Compleja e intensa a más no poder. El paladar se empapa del sabor intensísimo de cacao puro, luego viene todo el cafetazo, el torrefacto, intensísimo, también algo de regaliz. La lactosa aporta cierta sedosidad. El madera de ciprés aporta más complejidad e intensidad al conjunto, muy potente, una explosión de sabor en la boca. Es una cerveza para disfrutar y tomársela con mucha calma. Ponte una peli de dos horas y media y disfrútala en el sofá de casa. 7,4% bien integrados. Me ha parecido una cerveza excelente, lo que no me ha parecido excelente es el precio, 7,95€. Teniendo en cuenta que por ese importe me puedo comprar un par de Vanilla Black Velvet, que es una cerveza soberbia, es como para pensárselo dos veces. Comprada en BierCab Shop.

9 de marzo de 2016

Meantime - Raspberry Wheat

Wheat Ale con frambuesas de la prestigiosa cervecera londinense Meantime, que tantas alegrías nos ha dado con su London Pale Ale y su Chocolate Porter, entre otras.

De color rojizo precioso y escasa gasificación. Al olfato nos llega el olor del trigo y obviamente de las frambuesas, bastante agradable.

En boca tiene el sabor ácido que le aporta el trigo, que a mi gusto no me ha acabado de convencer, y el dulzor de las frambuesas, que es delicioso y afortunadamente balancea la cosa. A mi mujer le ha encantado, a mí personalmente me han agradado más otras elaboraciones de la brewery de la capital del Támesis. Ésta precisamente no es su cerveza más lograda.  5,0%. Comprada en Wine Palace Granollers por 2,79€.

8 de marzo de 2016

Fuller's - ESB

Hoy tiramos de clásicos básicos, la ESB de la archiconocida Fuller's londinense, la cerveza de hoy es el referente del estilo (94/100 en Ratebeer). Antes de que empezara toda esta locura de la cerveza todos los beergeeks empezamos a beber las Fuller's, porque era de lo más decente que llegaba por aquel entonces, y la verdad es que le estamos muy agradecidos a la cervecera del Támesis.

Elaborada con maltas Pale Ale, Crystal y maíz. Lúpulos Target, Challenger, Northdown y Goldings. De color acaramelado y con escasa gasificación. La ESB es una cerveza Bitter (Extra Special Bitter o Best Bitter) donde las maltas son las protagonistas. Sabor un tanto tostado, con notas de caramelo. Es una cerveza ligera de trago con rasgos muy british. Los lúpulos aportan ciertos matices florales que hacen la deglución más agradable. Final amargo muy fino.

En general es una cerveza de tintes muy británicos. Es una muy buena cerveza, si uno quiere empezar a descubrir el mundillo de las Bitter británicas ésta es por donde se debe empezar. Lo mejor de todo es el precio, que si no recuerdo mal no supera los 2 euros, por lo que en relación calidad-precio nos resulta bastante atractiva. 5,9%. si no recuerdo mal, ésta la adquirí en el Wine Palace de Sant Cugat del Vallès.

7 de marzo de 2016

Guineu - Orange Wood

En la línea de la Ace Edge de Buxton que reseñé ayer está la Orange Wood de los de Valls de Torroella, también con una potente dosis de Soriachi Ace, aunque afortunadamente ésta me ha resultado más agradable, exótica, peculiar y bebible que la anterior.

Elaborada con lúpulos Nugget, Amarillo y nuestro amigo Soriachi Ace. Cerveza de estilo American Pale Ale de color pardo y con una generosa corona de espuma tupida y cremosa. A primera vista tiene una aspecto bastante apetecible.

Al olfato nos asaltan los cítricos y toda la carga del Soriachi Ace. Es una cerveza muy cítrica, donde el lúpulo japonés es el que predomina por encima de todo. Piel de limón, piel de naranja y cáscara de mandarina son los matices más notables. Es una APA bastante peculiar, quizás no apta para paladares noveles, pero  en mi opinión mucho más bebible que la Buxton Ace Edge. Final no demasiado amargo como nos podríamos imaginar en un principio viendo los lúpulos que contiene. Es un amargor notable pero no estridente. 4,5% suavecitos y sabrosones. Quizás no es una cerveza que me haya entusiasmado, pero al menos la degustación ha sido sorprendente. Realmente es una cerveza poco común, solo por eso merece la pena la degustación, por tanto se la recomiendo a los cerveceros más curiosos con ganas de probar cosas diferentes.

6 de marzo de 2016

Buxton - Ace Edge

La reseña de hoy me causa mucho dolor. La Buxton Brewery me parece una cervecera colosal, y su Axe Edge es de las mejores cervezas que uno se puede beber, de 10. En cambio, la versión tuneada con Soriachi Ace, de la que os hablo hoy, en mi humilde opinión me ha parecido horrible.

Como comentaba, la Ace Edge es una adaptación de la colosal Axe Edge elaborada únicamente con lúpulo japonés Soriachi Ace. El lúpulo en cuestión es muy peculiar, hasta ahí nada nuevo, pero sí es cierto que según cómo se utilice te puede salir una cerveza brutal u otra no tan brutal. A mí personalmente ésta no me ha gustado nada, la de Brooklyn tampoco me apasionó (aunque creo que me la bebí pasada de fecha, quizás podría darle una segunda oportunidad), en cambio la IPA single hop de Mikkeller me encantó, al igual que la Dougall's Raquera. En fin, cuestión de gustos.

El aspecto es imponente. Color ambarino precioso, capa mediana de espuma blanca inmaculada... a priori la cosa pintaba bien. La de hoy es una cerveza India Pale Ale single hop pasadísima de lúpulo a más no poder. El sabor me ha parecido horrible. Sabor muy intenso a resina y muy intenso a piel de limón. Es como si hubiesen cogido un limón y medio kilo de resina y lo hubieran metido en la thermomix. Corteza de cítricos por un tubo, y sabor intenso también a limoncillo, que a mí personalmente me daba escalofríos a cada sorbo. Final muy amargo, característico del lúpulo en cuestión. 4,70€ en BierCab Shop. Me ha parecido un experimento demasiado caro pudiéndome comprar por menos la Axe Edge que es un cervezón.

4 de marzo de 2016

Moor - Old Freddy Walker

Reseñar una cerveza de la Moor Beer Company para mí es siempre un placer y un honor. En esta ocasión os traigo la Old Freddy Walker de los de Bristol -aunque originariamente elaboraban sus cervezas en Somerset, como en este caso- que pude degustar en el restaurante Matilda de Sant Cugat en el mes de octubre (iba a decir que ha llovido desde entonces pero la verdad es que ha sido un otoño-invierno muy seco).

La de hoy es una laureada Old Ale muy rica a la par que compleja. Elaborada con maltas Pale, Lager, Crystal, de trigo y obviamente malta tostada. El lúpulo que han utilizado es el Bramling Cross, y también han añadido una pizca de naranja para balancear la receta. Según Roger Protz es una de las 300 cervezas que hay que beber antes de morir. Bien, pues ya me queda una menos.

Como no podía ser de otra manera la cerveza de hoy es excepcional. Un cafetazo riquísimo de aspecto soberbio. Capa fina de espuma y muy oscura a la par que opaca. En boca los matices más evidentes son los del café. También podemos encontrar chocolate negro, ciruela pasa y el cereal tostado, que aporta un sabor delicioso. En cierta manera me ha recordado a un Barley Wine, pero sin ser tan densa y contundente, ésta es más ligera aunque no por ello menos sabrosa. 7,4% muy bien integrados.