31 de diciembre de 2016

Agullons - Barrica

Nos despedimos de este 2016, que en materia birruna ha sido bastante productivo. En total 268 entradas, me habéis tenido todo el día tiquití tiquití tiquití dándole como loco al teclado. Bien, ya he hecho limpeza de "buffer" de birras y para el año que viene prometo escribir menos pero sí con las reseñas más actualizadas. Beber y escribir con la mayor inmediatez posible.

Y lo vamos a hacer con una cerveza especial, supongo que no solo para mí, sino para mucha más gente, elaborada por Ales Agullons. Una cervecera insigne en Catalunya, maestros de maestros y pioneros en materia de cerveza artesanal en España. Por este blog han pasado muy poquitas, porque la verdad es que son realmente difíciles de encontrar en tiendas.

La elegida ha sido su Barrica, una cerveza Sour que pudimos conseguir durante el Zwanze Day 2016 que se celebró en la Masía Agulllons, ubicada en Sant Joan de Mediona. La botella la compramos el 1 de octubre durante la celebración pero ha sido hace pocos días cuando la hemos abierto. Se trata de la Pura Pale de la casa Agullons mezclada con cerveza de fermentación espontánea, posteriormente realiza una segunda fermentación y maduración en barrica de roble durante 1 año y una guarda de 15 meses una vez embotellada.

De color dorado y gasificación moderada. En boca es una cerveza obviamente ácida. Notas de manzana, sidra, también algo de membrillo quizás y cierta sequedad final. Todo el sabor característico de las cervezas Lambic un tanto rebajado por el sabor de la Pura Pale. En ocasiones me ha parecido que el sabor de la cebada de la Pura Pale iba por un lado y el de la Sour por otro, resultando un tanto peculiar. Le reconocemos el mérito a Carlos Rodríguez por la dificultad de tratar con levaduras salvajes con el riesgo que supone que se te vaya toda la producción por el desagüe. a todo eso súmenle el coste que supone el envejecimiento y guarda del producto. Honestamente a mí en particular me han agradado más las Lambics de Cantillon que he probado, pero al tiempo. Que en España se elaboren cervezas de este estilo es algo poco frecuente, y estoy seguro que Agullons van a convertirse en el referente en España y espero que también fuera de nuestras fronteras. Su Setembre ya ha conseguido numerosos galardones, habrá que probarla. Felicitamos al equipo de Ales agullons y les animamos a continuar en esa dirección para disfrute de todos los amantes de las cervezas Sour. 5,5%. Espero que tengáis todos un Feliz 2017.

30 de diciembre de 2016

Bripau - Feral

En una de mis recientes incursiones birrunas al Wine Palace di con una colección de cervezas de la cervecera Bripau, con sede en Sant Pere de Riudebitlles (provincia de Barcelona). En numerosas ocasiones las había visto en estanterías de algunas tiendas especializadas, pero siempre las había dejado allí porque el precio no me parecía lo suficientemente atractivo. En esta ocasión cada botella costaba 2,19€, así que me traje cuatro botellas, cada una de una variedad diferente.

Hoy tratamos la Feral, que es su American Pale Ale elaborada con copos de avena y los lúpulos Simcoe y Cascade.

De color ambarino y carbonatación media. Al olfato nos saludan unas intensas notas florales que nos dan la bienvenida y una registro herbáceo bastante potente. En boca predomina el sabor a resina, bastante notable, quizás demasiado para mi gusto, pero sin llegar a resultar desagradable, rozando el límite. Las notas florales también asoman y le dan algo de alegría al asunto. En algún momento he tenido la sensación de cuando abres una flor de lúpulo y la hueles de cerca, todo bastante intenso. Yo personalmente la rebajaría un poquito de cannabáceas, no obstante entra bien. 6,0%. Me ha encantado la chapa para mi colección.

29 de diciembre de 2016

BierCaB Shop - Barcelona


Tras la apertura del BierCaB -allá por el año 2013- la consecuencia lógica era que sucediese lo propio con el BierCaB Shop tan solo unos meses después. Estaba más que cantado. Y la verdad es que ese periodo de tiempo entre los dos acontecimientos fue poco llevadero, porque claro, salías de allí habiéndote bebido birrotes de 100/100 en Ratebeer y una vez fuera te encontrabas totalmente desamparado, huérfano de tiendas donde poder comprar material de ese calibre para poder continuar el festival en casa, un auténtico desastre. Por ese motivo Manolo y todo el equipo del BierCaB montaron en 2014 la tienda de cervezas más espectacular de Barcelona -y mira que las hay muy buenas- en el mejor sitio posible, justo en el local contiguo a la cervecería.


La tienda del BierCaB está regentada por Andrés, que siempre nos recibe con una sonrisilla picarona como diciendo "¿has venido a por tus golosinas, eh?". Andrés siempre está dispuesto a ayudarnos en la dificilísima tarea que nos espera tras cruzar el umbral: decidirnos por algo. Yo reconozco que a mí el BierCaB Shop me sobrepasa desmesuradamente. Los sigo por las redes sociales y es para pasarse todo el día frente al ordenador babeando. Cuando les hago una visita suelo preparar previamente una lista con más o menos lo que quiero, pero ay, queridos amigos, al llegar allí la cosa cambia, siempre me veo desbordado por lo que me gustaría llevarme a casa y no puedo, ya que deberían ingresarme la nómina directamente allí. Contemplo sus neveras y me entra una especie de síndrome de Stendhal en versión birruna, y justo en ese momento es cuando Andrés acude en mi ayuda. Siempre es gratificante que te echen una mano y te asesoren en función de tus gustos y de tu presupuesto, y sobre todo que te vayan informando de todas las novedades, venidas y aún por venir.

La cosa es muy seria. Al ser socios de la distribuidora Zombier traen todas las novedades de los Estados Unidos muy frescas -muchas de ellas recién embotelladas- en un contenedor refrigerado, y se almacena siempre respetando la cadena de frío. BierCaB Shop es la única tienda en Barcelona (desconozco como estará el panorama en el resto de España pero casi que podríamos afirmar lo mismo) que tiene absolutamente TODO el género refrigerado y resguardado de la luz solar. Esto lamentablemente en nuestro país es una cosa excepcional, cuando debería ser la norma. Sus neveras cuentan con iluminación LED para que la luz no dañe nuestro apreciado oro líquido. Esto evidentemente se paga. Si bien el BierCaB Shop es una tienda cara he de decir a su favor que sus precios están justificados, primero por la exclusividad de sus productos, y segundo por la garantía de calidad. Yo personalmente aún no he comprado ninguna cerveza allí que haya tenido que tirar por el desagüe. En cambio, si tuviese que sumar todo el dinero que me he gastado en cervezas compradas en algún colmado o vinoteca -que vete a saber tú cuanto tiempo llevaban allí muertas de risa y en qué condiciones- que he acabado tirando por el fregadero lo mismo me daba para comprarme una buena remesita de Westvleterens.

Mi tesorooooo, Sméagoooooool
Todo esto está muy bien Javier, pero vamos al grano, ¿qué es lo que tiene el BierCaB Shop que no tenga otra tienda especializada de Barcelona?. Para empezar podemos encontrar durante todo el año las tres variedades de Westvleteren. No sé quien debe ser el buen hombre que se despierta cada mañana para hacer cola en la abadía de San Sixto, pero el colega se pega unos cuantos viajecicos. Además de todos los birrotes y novedades de las cerveceras más punteras del globo se pueden encontrar cervezas tan exclusivas como la Samuel Adams Utopias. Todas las novedades de Siren, Omnipollo, Brewski, Brekeriet, Buxton, Magic Rock... un festival. Cuentan con una sección de Lambics espectacular, con casi todas las variedades de Cantillon, Owa, Tilquin y un gran etcétera, es una auténtica locura. Para el que vaya sobrado de pasta tienen cosas brutales de The Bruery, Wicked Weed y Crooked Stave, auténticas freakadas de levaduras muy difíciles de conseguir, así como diversas cervezas de Brasserie des Franches Montagnes, con la Abbaye De Saint Bon Chien entre ellas, por supuesto. Me consta también que trajeron la Pliny The Elder (vete a saber tú cómo la consiguieron) que duró menos que los Milli Vanilli. Suelen tener también cositas de cerveceras tan brutales como Toppling Goliath. Hace unas semanas trajeron una remesa de latas de la cervecera Tree House -que tiene la mayoría de sus cervezas colocadas en las mejores posiciones de Ratebeer- que duraron en sus neveras unas pocas horas. Y para acabarlo de rematar me consta que van a traer botellas de Hill Farmstead y latas de The Alchemist y Lawson's Finest Liquids. Ahí es nada.

La ventaja de que todo el material esté refrigerado es que si no lo tienen pinchado en alguno de los 30 tiradores de la cervecería uno lo puede comprar para tomárselo allí (si encuentras una mesa libre). Además de todo el material embotellado el BierCaB Shop cuenta con una cámara frigorífica para almacenar todos los palés que van llegando cargaditos de botellas, latas y kegs de las mejores cervezas del mundo. Y por último también cuentan con una selección de glassware y merchandising para el más flipado de los beergeeks. Me despido ya enviando un saludo a Manolo y Andrés, que siempre es un placer visitarlos y siempre que los veo se han portado con nosotros de lujo. Son unos cracks. ¡Ya tenéis vuestros dos pins en nuestro Mapa Birruno!.

BierCaB Shop                                    Muntaner 57, Barcelona                               http://www.biercab.com/es/shop                             644     689     045

28 de diciembre de 2016

Bayreuther - Original Landbier Dunkel

Hoy os traigo esta cerveza alemana que compró mi padre (el Señor Guolker, Texas Ranlle) en Alcampo, como cada viernes de manera rigurosísima el hombre fichando allí nieve, truene o venga el Katrina.

Pues la tenía en la nevera y el día de Nochebuena, antes de darle al marisco y al Albariño me sacó la cerveza de marras para ir abriendo boca.

Originaria de Bayreuth y elaborada en las instalaciones de la cervecera Maisel la Original Landbier Dunkel es una cerveza de color pardo con una generosa corona de espuma de color marfil, muy tupida, cremosa y bastante persistente. Cremita de la buena.

Al olfato nos llega un agradable aroma a malta tostada. En boca es ligera de trago, cosa que se agradece antes de comenzar la copiosa cena que nos estaba aguardando. Sabor pronunciado a regaliz, todo bastante agradable la verdad, entró muy bien la cosa. 5,3% perfectos para empezar a abrir el apetito.

27 de diciembre de 2016

Lervig - Sour Suzy

Continuamos con el tour de las Berliner Weiße, esta vez de manos de los noruegos Lervig, que han elaborado la Sour Suzy añadiendo hojas de lima kaffir. La receta lleva el lúpulo Styrian Goldings (no se nota apenas) y las malta Pilsner y malta de trigo. Han utilizado la técnica del sour mashing para darle ese toque ácido. La verdad es que les ha quedado una receta colosal.

Los de Stavanger lo vuelven a petar -como todo lo que tocan- esta vez con una Berliner Weiße. De color pajizo un tanto velada, con muy poca carbonatación de burbuja muy fina y efervescente.

Al olfato nos llega todo un perfume a cítricos sensacional. Mucha lima y sobre todo limones. En boca es ligerísima, entra como el agua (4,0%). El sabor obviamente ácido de este tipo de cervezas, con el sabor agradable de los cítricos que la hacen altamente refrescante. Nada amarga, la verdad es que los lúpulos no aparecen (ni falta que hace). Una gozada total, muy recomendable para los amantes de este estilo. Eso sí, si no os gustan las cervezas demasiado ácidas absteneos, ya que no son cervezas que suelan gustar a todo el mundo. Comprada en la tienda online de Zombier por 2,25€. Insisto, aún no entiendo como cervezas hechas a menos de 10 Km de distancia de mi casa me valen 3€, ésta viene desde Noruega. Ojito.

23 de diciembre de 2016

Sahtipaja - Rött Men Inte Sött

Sí, queridas amigas y amigos, seguimos en Mundo Birruno y no nos hemos convertido en un blog dedicado al onanismo. Continuamos con nuestras reseñas sobre cervezas.

Hoy traemos por primera vez a los suecos Sahtipaja y lo cierto es que se han estrenado a lo grande, estamos ante una Berliner Weiße espectacular, con toneladas y toneladas de frambuesas. Riquísima.

Por el color rosáceo de la cerveza ya podemos advertir que viene cargadita de fruta. Es una cerveza con poca gasificación y la espuma se disipa rápidamente, dejando una burbuja muy fina y efervescente.

La Rött Men Inte Sött (roja pero no dulce) de los cerveceros de Sätila ya con el nombre nos indica que va a ser más bien ácida que no dulce, cosa que no tardamos en comprobar. Efectivamente se trata de una cerveza ácida con todo el saborazo de las frambuesas bien presente. Un sabor nítido, muy rico, nada dulce, en su punto perfecto para no resultar un zumo, sin perder nunca de vista que lo que nos estamos bebiendo es una cerveza Berliner Weiße. También cierto parecido al cava y un punto de acidez láctica que nos recuerda al pastel de queso con arándanos (en este caso frambuesas). En ciertos aspectos también me ha recordado a la Tupiniquim Frutas de jardim Amora que ya nos visitó el pasado año. 4,4%. Una gozada de principio a fin. Comprada en la tienda online de Zombier por 3,85€.

20 de diciembre de 2016

Innis & Gunn - Rum Finish

Para acabar de hacer limpieza de buffer birruno y poder empezar el 2017 con las mínimas cervezas pendientes de reseña (esto me ha costado medio año de postear a diario) he sacado del fondo del archivo esta Rum Finish de la cervecera escocesa Innis & Gunn. Me la regaló mi padre con sus mejores intenciones, no sé de dónde la sacó ni lo que le costaría al pobre hombre, pero el caso es que el chico se lo curra y siempre se acuerda de su hijo, que le ha salido rana, porque él es un entusiasmado de los vinos y yo de la birra, aunque últimamente también le estoy cogiendo el gustillo al zumito de uva.

Bueno, lo de hoy más que una cerveza es como cantaba Emilio Aragón un auténtico cubatita de ron, pero sustituyendo el refresco de cola por una cerveza de vete a saber tú qué calidad. De la cerveza original ni rastro (se supone que es una English Strong Ale), el ron por eso a tutti plein.

De color ambarino y bastante carbonatación. En boca a mí solo me ha sabido a ron, y con una sensación bastante rara, es como hacerse un cubata con cerveza, personalmente me ha resultado desagradable. Excesivamente dulzona y con el sabor del ron por encima de todo. A mí personalmente no me ha gustado el invento. Las cervezas barrel aged en mi opinión deberían servir para enriquecer la cerveza y aportar más matices al conjunto, no para solapar todo el sabor de la cerveza original. Entiendo que a los brewers les guste experimentar, si hay gente que el echa chufas, zumo de naranja o nubes ¿porqué no echarle ron?. Ésta en teoría es envejecida en barriles de ron, pero a mí en ningún momento me ha dado la sensación de beberme una English Strong Ale rum barrel aged, más bien una cerveza con un chorreonzaco de Cacique. Para los amantes de las cervezas hayá cada cual con sus gustos. Para los eruditos en ron venezolano no sé hasta qué punto les puede agradar esto. Yo me bebería una cerveza o un ron, pero esto la verdad es que no lo he disfrutado en exceso. Tampoco voy a decir que tenía un gusto malo porque me la he acabado entera, pero me ha resultado cansina. 7,4%.

19 de diciembre de 2016

Modern Times - Blazing World

No sé si será el maridaje perfecto mientras escuchas a los Modern Tolkien, pero lo que es cierto es que llevamos cinco reseñas de los brewers de San Diego y todas sin excepción estaban absolutamente espectaculares.

La Blazing World de la cervecera estadounidense Modern Times es una cerveza de estilo Amber Ale, y se sitúa en el puesto #7 a nivel mundial dentro de su estilo en el ranking de Ratebeer. Sin duda es de las mejores Amber Ales que hemos probado y también muy rica en matices, añado.

Ha sido elaborada con maltas de dos carreras, Munich y Midnight Wheat. Los lúpulos que han empleado son unos grandes conocidos y de mis favoritos: Nelson Sauvin, Simcoe y Mosaic. Insisto, todas las cervezas que he probado con Mosaic han sido excepcionales.

De color ambarino -quizás no se pueda apreciar demasiado el color debido a la pobre iluminación- y muy pero que muy carbonatada. Se me ha subido la espuma mogollón y he tenido que esperar un ratico a que bajase el tema para poder fotografiarla. Al olfato es un subidón. Aroma a melocotones y fruta tropical absolutamente espectacular, una auténtica gozada. Ya estamos segregando endorfinas y no le hemos dado ni el primer sorbo. El boca nada más probarla lo primero que nos llega es un sabor a malta de cebada bastante rico. A medida que avanza la degustación se van avivando los lúpulos ofreciendo muchísimos matices diferentes. Asoman los sabores de fruta tropical, así como los cítricos, donde destaca el pomelo. También algo de piña muy suave y por último un toque resinoso muy suave y muy agradable. Finísimo y muy elegante (85 IBUS aunque me han parecido muchísimos menos). Todo perfectamente en paz y armonía. Una gozada de cerveza, máxime si se disfruta en formato pinta. 6,8%. Comprada en la tienda online de Zombier por 4,65€. Aprovechad porque ahora está por muchísimo menos.

18 de diciembre de 2016

CR/AK - Mundaka 2.0

Impresionante el ritmazo que lleva el birrificio de Campodarsego, que es de locura. Tras haber probado una de sus numerosísimas Experimental Hops -que nos dejó flipados- hemos vuelto a traerlos al blog a través de la tienda online de Zombier, y así de paso comprobar cómo llega este tipo de producto por correo.

Ha sido nuestro primer pedido a Zombier y la verdad es que ha sido una gozada. Nos ha llegado al día siguiente de hacer el pedido y lo mejor de todo: ¡nos ha llegado refrigerado! con todas las botellas y latas aún frías, cosa que me ha tocado el corazoncito. La única pega que hemos encontrado es que en su web donde pone oferta en realidad lo que debería poner es "pasada de fecha". Sí es cierto que no están caducadas, pero fuera de la fecha que el brewer recomienda para un consumo óptimo, es decir: consumir preferentemente antes de.

La cerveza incluso fuera de la fecha recomendada para su consumo estaba absolutamente brutal, cosa que me ha hecho pensar que si está así dos meses después de la fecha recomendada ¡cómo debe estar esto recién envasado!. Me entran ganas de hacer un viajecico a Padua tal que ya. La Mundaka 2.0 (nos hemos quedado sin probar la 1.0) es una cereveza Pale Ale elaborada con los lúpulos Citra y Mandarina. De color dorado un tanto velado un de gasificación moderada, espuma blanca inmaculada y burbuja finísima. Al olfato nos llega un agradable aroma a malta de cebada y notas cítricas. En boca es una cerveza muy suave y elegante. Todo el saborazo de la malta de cebada muy rico y suave y con todos los matices de fondo que le aportan los lúpulos. Limones, mandarina y sobre todo lima que la hacen superrefrescante. 4,6%, entra que es una maravilla. Final nada amargo. Y ahora viene lo mejor de todo: el precio. 1 puto euro es lo que nos ha costado. ¡Joder! con la de mierdas que me he bebido por más de 3. Con precios así da gusto dejarse la pasta.

15 de diciembre de 2016

Cantillon - Iris

Me llena de orgullo y satisfacción presentar ante todos ustedes la primera cerveza Lambic pura que entra en este blog, y lo hace de la mejor manera posible, viniendo de la mano de la Brasserie Cantillon, que es el referente del estilo a nivel mundial. Para tan magno evento hemos conseguido su correspondiente copa de Cantillon, que me ha regalado un grandísimo y queridísimo amigo que estuvo visitando sus instalaciones y se acordó de un servidor.

Reconozco que es un estilo que me ha costado pero que finalmente he conseguido asimilar y que ahora disfruto a lo grande con él, de todo lo que nos ofrece, de toda su esencia y de toda su complejidad. Una auténtica gozada. La hemos descorchado con cierto temor, ya que la mayoría de Lambics que hemos probado han sido Fruit Lambics (con frutas, que las hacen más equilibradas al paladar) o mezcladas con otras Lambics de diferentes añadas (Gueuze), de manera que no las tenía todas conmigo de que me iba a gustar el asunto. El resultado ha sido altamente satisfactorio y la hemos gozado al máximo.

La receta en cuestión fue creada en 1998 por la familia Van Roy para conmemorar el 20º aniversario del museo de la cerveza Gueuze de Bruselas. A diferencia del resto de recetas de la Brasserie, ésta no lleva trigo, tan solo maltas Pale, y al contrario que el resto de Lambics, donde tan solo se utilizan lúpulos secos, se ha utilizado el 50% de lúpulos secos y el 50% restante de lúpulos frescos.

De color ambarino y escasa gasificación, la Iris de Cantillon nos ofrece el aroma tan característico de este tipo de elaboraciones. En boca es muy ácida, pero se agradece el dulzor de las maltas, que balancea mínimamente la receta. En boca cierto sabor a vino añejo y sidra, sabor a madera, bastante compleja, un tanto seca al final, y el peculiar sabor característico del estilo que muchos califican como "sabor a establo". Yo nunca he lamido un establo pero algo de viejuno hay en el asunto. La verdad es que nos ha encantado y tenemos muchísimas ganas de coger un vuelo a Bruselas y hacer la correspondiente visita. ¡Grandes los Van Roy!. Pudimos adquirir esta botella durante el Zwanze Day que se realizó en la Masia Agullons de Sant Joan de Mediona al precio de 11€ (75cl), de manera que estamos muy agradecidos a Montse y Carlos Rodríguez que se dedican a compartir y no a especular con tan preciado producto. 5,0%.

14 de diciembre de 2016

Vulturis - Hombres G

Ay Javier, tanto escuchar el Far Beyond Driven para acabar bebiéndote la cerveza de los Hombres G. Pues sí, qué pasa. No voy a renegar de mi pasado pre-púber. Menudo verano del 86 cantando a grito pelao "Indiana Indiana, me tienes hasta la banana". Es más, no voy a negar que revisiono con cierta periodicidad su primera película "Sufre mamón" y que cada vez que lo hago me parto el ojal. Es uno de esos grupos que para bien o para mal han marcado nuestras vidas, e incluso a día de hoy suelo llevar "Una mujer de bandera" en el coche o el móvil.

Bien, al igual que hicieron muchas cerveceras con grupos como Opeth, AC/DC, Iron Maiden, Mastodon, Cannibal Corpse,  Ratos de Porão, Motörhead y otros muchos, la cervecera Vulturis, ubicada en Quer (provincia de Guadalajara, no confundir con la cervecera Quer de Berga, con B) ha elaborado una receta para la banda Hombres G. Se trata de una American Amber Ale a la que le han añadido miel de la Alcarria, no sé si a esto se le puede llamar Braggot.

En copa presenta un color ambarino y escasa gasificación. Al olfato nos saluda un agradable aroma a melocotón muy apetecible. En boca predomina el sabor a malta de cebada de una Pale Ale de corte clásico. Ciertos matices afrutados agradables pero muy atenuados. El dulzor de la miel no he sabido encontrarlo. Me ha resultado ligera en exceso, un tanto aguada, la verdad. El sabor es muy rico pero poco intenso. Final amargo agradable. Se hubiese agradecido más cuerpo, más sabor y el toque alegre de los lúpulos más vivaz. Creo que es una buena opción para la gente que se inicia en el mundillo craft, en cambio para un hophead la veo muy poco intensa. Comprada en Wine Palace por 2,19€. Se agradece el precio.

13 de diciembre de 2016

Westmalle - Dubbel

En ocasiones nos obcecamos en gastarnos una pasta en bizarradas venidas de ultramar (o incluso de más cerca) cuando tenemos al alcance cervezas tan potentes, tan asequibles y fáciles de conseguir como la que nos ocupa hoy. La Westmalle Dubbel, una cerveza Dubbel de abadía trapista. Es un cervezón de 99/100 en ratebeer, ocupa el puesto #2 de este estilo y cuesta menos de 2€. Impresionante. Es un must en cualquier despensilla birruna.

Pues hala, ¡a disfrutar cual gorrinos en lodazal!. La servimos en copa TeKu a falta de cálices (se aceptan donaciones) y el aspecto es imponente. Muy carbonatada, con una vistosa capa de espuma de color beis. Bastante oscura, me la esperaba más parda pero no, ha salido muy oscurita pero con algún destello marrón, eso sí.

En boca me la esperaba más fuertecica, cosa que me ha sorprendido (o eso o me estoy acostumbrando demasiado a los cebollazos), entra con una alegría y un dinamismoooo... cosa fina. No es una cereveza aguada ni falta de cuerpo pero sí entra con bastante ligereza. En boca es maltosa y dulzona, pero no en demasía. Matices tostados agradables, acaramelada, muy rica, una delicia. Es una cerveza muy bien hecha. Sorprende por la aparente sensillez de la cerveza, pero está muy bien balanceada y con el alcohol perfectamete integrado (7,0%) incluso para una cerveza belga. Lujazos así al alcance de cualquier bolsillo son motivo de alegría y entusiasmo birruno. Bravo por Westmalle. Comprada en Wine Palace por 1,99€.

12 de diciembre de 2016

Mulhacén - Belgian Pale Ale

Ayer fui a pegar la gorra en casa de los paternos y ¡toma! sorpresita en la nevera. Se ve que en Alcampo se están poniendo las pilas y están trayendo cositas del sector craft nacional, cosa que aplaudo. Sobre cómo manipulan las grandes superficies un producto tan delicado como el que nos ocupa es un tema aparte, yo solo puedo decir que la que me ha tocado -esto en cierto modo es una lotería- estaba bastante bien conservada.

Hoy nos vamos a ocupar de la Belgian Pale Ale de la cervecera Mulhacén, ubicada en la localidad andaluza de Nigüelas, en la provincia de Granada. Afortunadamente no voy a poder hacer la broma de nigüelas ni la pruebes (festival del humor) porque la verdad es que la cerveza estaba bien rica.

Belgian Pale Ale sencilla, rica y sin excentricidades. Parece ser que el 2016 pasará a la historia como -aquí tuneo una frase de Mikel López Iturriaga- el año en que fermentamos locamente, con muchísima tontería y astracanada embotellada. Aunque aún hay cerveceras que ante tal vorágine de recetas idas de madre siguen apostando por las cervezas de corte clásico para alivio y salud mental de los jueces del BJCP. La de hoy es el caso. Una receta belga muy bien hecha, con ingredientes ecológicos -que siempre es de agradecer, y quieras que no, el 99,9% de este tipo de elaboraciones suelen salir bien- y sin invitados exóticos. De color acaramelado y escasa gasificación resulta una cerveza muy sabrosa. Sabor a cereal muy rico y perfectamente balanceada sin resultar nada empalagosa. El punto de levadura belga perfecto que acaba de redondear el conjunto. Es curioso porque yo personalmente no soy muy fan de las recetas de corte belga y ésta en concreto me ha gustado muchísimo, así que estos brewers granaínos tienen mucho mérito. Mis congratulaciones al equipo. 6,1%.

11 de diciembre de 2016

Samuel Adams - Boston Lager

Samuel Adams es uno de esos gigantes cerveceros estadounidenses que pone en tela de juicio hasta donde llega el límite de lo craft o de lo industrial. Por una banda te pueden sacar cervezas como la que nos atañe hoy, que no es una gran cerveza, pero que siempre será mejor beber esto que cualquier cerveza de la familia de evasores Carceller, y por la otra banda son capaces de sacarte la Samuel Adams Utopias de 100/100 en Ratebeer cuyo precio ronda los 200€.

Hoy nos ocupamos de una de sus cervezas más populares, no por su calidad, sino por su gran producción y distribución que llega a todos lados. En una de mis quedadas birrunas con mi gran amigo Charlie, se trajo una buena cesta birruna y la Boston Lager se quedó olvidada en la nevera, así que tuvimos que darle matarile.

Sinceramente tenía muy pocas expectativas con esta cerveza, y cuando uno se mentaliza para encontrarse con lo peor, pues de vez en cuando se lleva alguna grata sorpresa como ha sido el caso. De estilo Amber Lager o Vienna y de aspecto bastante industrial. Al olfato me llega poca cosa. En boca me esperaba algo un poco mejor que una Budweiser y la verdad es que la cosa no ha sido tan catastrófica como me imaginaba en un inicio. Maltosilla, ligera de trago y con un sabor bastante agradable. Un punto de lúpulo aparece por ahí que le aporta cierta alegría al asunto y que sinceramente, me ha agradado. Final un tanto amargo bastante agradable. No es una gran Vienna, las he bebido mucho mejores y muchísimo más sabrosas, pero insisto, mejor esto que la sobrevaloradísima Estrella de Galicia o birras por el estilo. 4,9%.

10 de diciembre de 2016

Ocho Reales - Ale

Hoy os traemos esta Ale -a secas- de la cervecera Ocho Reales de Monterrey (México). En su web estos cuates se han olvidado de indicar el estilo de la birra que hoy nos atañe salvo que es de color rojizo. En Ratebeer indica que es una Brown Ale, en Untappd en cambio nos dicen que es una Red Ale. A tenor de las (pocas) indicaciones de los cerveceros la he etiquetado como Red Ale, aunque todo apunta a Brown.

Como podéis apreciar en la fotografía lo de red no aparece por ningún lado. Cerveza marrón más parda que Juan Pardo. En boca me ha parecido excesivamente maltosa y dulzona. En mi opinión me ha resultado demasiado plana y aburrida salvo por el puntito tostado que quizás aporta algo interesante al conjunto. Gasificación moderada, el lúpulo aparece más bien poco (25 IBUs). No es el tipo de cerveza en el que me interesa invertir mi dinero. Por estos lares ya tenemos demasiadas elaboraciones parecidas, personalmente no veo el motivo de importar algo así, su Porter en cambio sí me pareció más interesante. El precio afortunadamente está bastante bien incluso siendo de importación. 2,45€ en el colmado Quílez-Lafuente. 5,0%.

9 de diciembre de 2016

Post Scriptum - Imperial Stout

Hoy os traigo una Imperial Stout portuguesa, concretamente del municipio de Trofa, muy cercano a Oporto. La cerveza en cuestión la había adquirido un amigo mío durante un viaje por tierras lusas el verano pasado y no ha sido hasta el viernes pasado que no la hemos podido compartir. Finalmente cayó durante una de las maravillosas cenas birrunas que nos montamos de vez en cuando los del Beer Squad.

La cerveza la ha preparado la cervecera Post Scriptum, cuyo maestro cervecero debe ser Pedro Sousa, que es el que firma la etiqueta. En Ratebeer la dejan con un 77/19 pero que queréis que os diga, a mí no me pareció tan mala, con 20 votos tampoco se le puede dar mucha veracidad al asunto. Ojo, tampoco me pareció una obra maestra ni mucho menos.

La criaturica es un castañazo de 11,6% y ha estado añejada durante año y medio en la nevera de mi colega. Menos mal que la compartimos porque si me la hubiese bebido yo solo enterita podía haber acabado peor que Lindsay Lohan en nochevieja. En copa presenta un color totalmente opaco y escasísima gasificación que se disipa rápidamente. Al olfato nos llega algo de regaliz y mucho torrefacto. En boca es excesivamente tostada pero sin llegar a resultar desagradable. Densa con sabor intenso a café y cierto toque licoreta -con once gradacos como para no notarse- también cierto saborcillo suave a regaliz. A traguitos cortos y tomándosela con calma se puede disfrutar con bastante dignidad.

8 de diciembre de 2016

Naparbier - Avant-Garde Barley Wine Oloroso Barrel Aged

Durante la primera mitad de este año ya pudimos disfrutar de varias elaboraciones de Naparbier de la linea Avant-Garde, entre las que ya había un Barley Wine envejecido en barricas de Brandy. En esta ocasión tenemos un Barley Wine pero que en este caso ha sido envejecido durante 20 meses en barriles de oloroso.

En copa presenta un color pardusco y cero carbonatación. En boca es muy intensa. Tiene un sabor a malta muy concentrado. Es dulzona y con el puntito licoreta ese que te baja por el esófago (12,0%). Saborcillo a vino de Oporto. es una cerveza con cuerpo pero no obstante se disfruta con alegría. A sorbitos cortos que te empapan la boca de sabor pero a un ritmillo guay. Es una cerveza que se deja querer. Muy rica. Comprada en La General de Begudes de Valldoreix por 3,30€.

7 de diciembre de 2016

Brabante - Oro

La cerveza que hoy nos ocupa está rodeada de un halo de misterio. He visitado su página web para buscar información acerca de la cerveza que nos atañe y me he encontrado con una página web muy cuidada, con mucha letra, donde se habla de muchísimas cosas -hasta de los hermanos Wright- excepto de cerveza. A la que intentemos buscar información de donde está ubicada la fábrica, los estilos de sus cervezas o los ingredientes de éstas no aparece absolutamente nada. Huele a chamusquina.

De manera que decido buscar información en Ratebeer y aquí es cuando me sorprendo totalmente. Las cervezas Brabante no son más que un alias de las cervezas Steenbrugge belgas, que forman parte de la cervecera industrial belga Palm. De manera que intuimos que Brabante Oro es la comercialización para el mercado español de la cerveza Steenbrugge Blond. A todo esto les escribí sendos correos electrónicos a Brabante y Palm acerca de esto y de otras dudas más que me surgieron pero ninguna de las dos empresas me han contestado. Toda una pena.

Me deja descolocado el hecho de que en la web de esta cerveza hagan gala de los valores del orgullo, fuerza e independencia cuando todo apunta a que la cerveza se la hacen en Bélgica. En fin, a lo que vamos, la cerveza en sí. Cerveza de estilo Belgian Blond Ale de color dorado y gasificación artificial. Aspecto de Cruzcampo de toda la vida. En boca tiene un cuerpo un poco más consistente que una Lager industrial pero más ligero que las cervezas de este estilo. De sabor maltoso, un tanto dulzona y con el toque peculiar que le da la levadura belga. Se nota el puntito alcohólico característico del estilo. Es una cerveza que para sofocar la sed y aplacar el calor puede estar bien, pero para disfrutarla como un producto gastronómico tiene ciertas carencias. No me ha parecido una mala cerveza pero tampoco me ha entusiasmado. Correctita. 6,5%. Degustada en el restaurante La Manduca de Benicàssim.

6 de diciembre de 2016

Williams Bros - Seven Giraffes

Hoy nos toca reseñar esta "peculiar" IPA. Mejor dicho, vamos a llamar a las cosas por su nombre, aguada India Pale Ale, que a decir verdad lo de IPA no me cuadra por ningún lado, en fin, sus brewers sabrán.

La cerveza la ha elaborado la Williams Bros Brewery, ubicada en Alloa, Escocia. La receta lleva malta de cebada, trigo y centeno, Munich, Vienna y Pale Crystal. Los lúpulos que han utilizado son First gold, Magnum, Cascade y Chinook. La cerveza también lleva una infusión de limón y flor de saúco.

En copa la Seven Giraffes ofrece un color ambarino y una cantidad moderada de espuma. En boca es una cerveza extremadamente ligera, entra como el agua. Su sabor es ligeramente dulce y acaramelado. Se notan las notas de las flores de saúco, muy agradables y un puntito afrutada. Todo muy suave. Un puntito tenue de lúpulo, casi anecdótico. La cerveza aunque muy aguada para mi gusto está bastante rica de sabor. Según los brewers es una Extraordinary IPA. Yo como India Pale Ale entiendo una cerveza con mucho más cuerpo, más graduación y sobre todo con 40 kgs más de lúpulo. Nuestras amigas cannabáceas deberían ser las protagonistas de la cerveza y sin embargo aparecen en un segundo plano. Final nada amargo (25 IBUs). 5,1%. Comprada en Cava Benito de Andorra. La trajo un amigo para cenar, no sé lo que le costaría.

5 de diciembre de 2016

La Quince - Horny Pilsner

Muy buenas tardes y bienvenidos una vez más a Mundo Birruno, vuestro blog amigo. Después de habernos deleitado en su día con la Extra Horny hoy toca reseñar su receta antecesora, la Horny Pilsner. Una Pilsner que a más de uno y de una los pondrá muy pero que muy hornies. Poniendo música de Barry White y empezamos.

Elaborada con maltas Pils y Cara-Pils, y con los lúpulos Simcoe y Mosaic.

La servimos en un vaso para IPAs. Aunque la receta sea una Hoppy Pils (hoppyyyy... pero que muy hoppy, aquí hay un herbolario entero) creo que va a ser el más adecuado para captar todas las cualidades que esta pequeña maravilla de 33cl nos tiene reservadas para todos nosotros. Al servirla aparece una cerveza de color dorado muy gasificada como podéis apreciar.

Para los más adeptos a las Pilsners checas quizás ésta no sea su cerveza (o tal vez sí), en cualquier caso no es la típica receta de una Lager checa. Muy aromática, donde predominan los matices cítricos. En boca es una cerveza muy intensa de sabor, cosa que contrasta con su cuerpo, bastante ligero y que ayuda a beberla con bastante facilidad. En boca es una cerveza muy rica en matices, donde predominan los cítricos. Algo de piña y de fruta tropical también asoman por ahí, pero el sabor que más destaca es el del pomelazo. Muy rica y altamente refrescante, entra como el agua. Final considerablemente amargo (42 IBUs). 5,2%. Comprada en el Colmado Quílez Lafuente por 2,90€.

4 de diciembre de 2016

Agullons & El Celler de Can Roca - Roca & Carbó

El prestigioso restaurante El Celler de Can Roca -que en su día fue el mejor del mundo- siempre ha apostado por la excelencia en sus productos, incluida la cerveza. Su carta es algo excepcional. Hace unos años decidieron encangar a la cervecera danesa Mikkeller -una de las mejores del mundo- una cerveza Pilsner para su restaurante (podéis volver a leer la reseña clickando aquí).

En esta ocasión le han dado una vuelta de tuerca al asunto. Por una banda, en lugar de encargar la cerveza han decidido participar en su elaboración. Por otra, en lugar de encargar esta labor a una cervecera extranjera han decidido apostar por el producto local, y han decidido realizarla en las instalaciones de Ales Agullons, en Sant Joan de Mediona con la ayuda de Iván Hermosilla de La Microcervesera.

Estamos ante una American Pale Ale elaborada con lúpulos cultivados por Lupulina, en Cassà de la Selva (Girona). La receta lleva Centennial, Columbus y Chinook. Para acabarla de redondear han añadido una "lichiada" elaborada por Jordi Roca. Escribí un correo electrónico al Celler de Can Roca para averiguar en qué consiste la "lichiada" con el objetivo de poder explicar mejor y con más detalle esta receta, pero aún no he recibido respuesta alguna. Intuyo que debe ser algún zumo o puré elaborado con lichis. La pudimos adquirir durante el Zwanze Day 2016. Carlos Rodríguez nos advirtió que, a falta de modificar la receta, esta primera les había quedado ultra gasificada, y que fuésemos con muchísimo cuidado a la hora de servirla, y así lo hicimos.

Al quitarle la chapa no nos sale un géiser, cosa que me alegra. La servimos con sumo cuidado poniendo la copa TeKu en posición prácticamente horizontal y aparece una capa moderada de espuma. Luego, para comprobar lo que nos había dicho Carlos la escancio un poco y efectivamente, la copa acaba de llenarse de espuma hasta casi derramarse. Si lo hubiese hecho así desde el comienzo seguramente hubiese podido llenar la copa entera solo con espuma. Finalmente nos queda una cerveza de color acaramelado un tanto amelocotonado, con una buena capa de espuma de color blanco inmaculado.

El primer sorbo ha sido colosal. Una bofetada de fruta espectacular. Intuyo que la "lichiada" habrá tenido algo que ver. Dulce, deliciosa, con algo de fruta tropical y sobre todo fruta de hueso (melocotones). Puro néctar. Este sorbo se me ha quedado grabado por siempre en mi memoria gustativa. Posteriormente el Chinook ha hecho acto de aparición y a partir de aquí el sabor de la resina ha secuestrado la cerveza. Extremadamente amarga. a mí particularmente no me gustan las cervezas tan extremas. Hará las delicias de los hopheads y de todos los que quieran una sobredosis de lúpulo. Yo prefiero quedarme con el primer sorbo, que para mi gusto era perfecto mientras duró. 5,0%. En la Masia Agullons costaba 3,50€ (la botella de medio litro), aunque Carlos se enrolló muchísimo y nos la vendió por bastante menos. En El Celler de Can Roca seguramente os va a costar bastante más. A la salud de Carlos y Montse. ¡Sois muy grandes!.

3 de diciembre de 2016

Alpujarra - Blonde

Hoy tenemos el gusto de reseñar la Blonde que me envió el equipo de la cervecera Alpujarra de Órgiva (Granada). Se trata de una Belgian Blond de libro bastante rica.

De color dorado y gasificación media. Al olfato nos saluda con un agradable olor a cereal. En boca destaca el sabor a malta y el punto característico de la levadura belga. No es una cerveza excesivamente dulzona, cosa que me ha agradado. Quizás he echado de menos un puntito cítrico un pelín más pronunciado. En general es una Belgian Blond muy rica y sin muchas extravagancias. 4,5%.

2 de diciembre de 2016

Birra del Borgo - Vecchia DucAle

Hoy toca birraken. Riquísima, peculiar y desconcertante. Hoy nos vamos a ocpuar de la Vecchia DucAle de un birrificio que siempre es muy bien recibido en casa y que solemos buscar cada vez que pisamos Italia. Estamos hablando de Birra del Borgo, la cervecera de Leonardo di Vincenzo, ubicada en Borgorose, localidad muy cercana a Roma.

La Vecchia Ducale de elabora a partir de la cerveza DucAle original, y se deja madurar durante 24 meses en barriles de roble que antes habían guardado vino tinto de las bodegas Brunello di Montalcino, estas bodegas tienen botellas que pueden costar más de 500€. Posteriormente se mezcla con otra cerveza más joven.

Después de todo este proceso a mí me asalta la siguiente duda: si la DucAle original es una Belgian Strong Ale y la Vecchia DucAle es una Sour, ¿cómo se ha producido esa metamorfosis?. Así que les escribí un correo electrónico para que me lo aclarasen, al que respondieron muy amablemente pero sin responder a mi pregunta, tan solo volviéndome a explicar lo que ya ponía en la etiqueta, así que me voy a quedar con la duda a menos que algún querido lector me lo explique.

Bien, la servimos con entusiasmo en nuestra copa TeKu. Aparece un líquido muy oscuro (60 EBCs) sin ninguna gasificación. En boca tiene un sabor añejo, sabor a maltas, a vino añejo pero también a bayas y algún fruto rojo. Se nota también el saborcillo a madera. A priori podríamos pensar que es una cerveza densa con un sabor muy tostado pero nos sorprende porque resulta muy ácida y entra con cierta facilidad. Tiene un punto bastante similar a una Oud Bruin. La verdad es que es una cerveza muy compleja pero altamente disfrutable. Final apenas amargo (23 IBUs). Nos ha encantado. Perfecta para los fans de las Sours a los que no les importa rascarse el bolsillo. 8,5%, ojito. Comprada en La Cervecita nuestra de cada día por 7,00€.

1 de diciembre de 2016

Greene King - Strong Suffolk

Hoy le toca el turno a esta cerveza inglesa, la Strong Suffolk, de estilo Old Ale y que además ha sido involuntariamente añejada en el trasterete de casa. Me la regaló mi padre el año pasado por mi onomástica, y hace pocos días la encontré pululando por el fondo de la estantería y decidí darle matarile. Por lo tanto tenemos una Old Ale añejada en tienda sus buenos mesecicos y posteriormente añejada en mi casa durante un añito, valga la rebuznancia.

De los británicos Greene King no había probado absolutamente nada, es más, no tenía ninguna referencia de estos cerveceros y la verdad es que la primera toma de contacto ha sido bastante positiva.

La cerveza que nos atañe hoy es una mezcla de dos cervezas. Una de ellas se ha dejado madurar durante un mínimo de dos años en barriles de roble. Al servirla nos encontramos una cerveza muy oscura con destellos parduscos y una generosa corona de espuma de color beis. En boca es una cerveza de sabor bastante tostado. Resulta bastante dulzona, sin llegar a ser empalagosa. Aparecen notas de caramelo y toffee, con la malta tostada y el café siempre bien presentes. Al final nos deja un sabor un tanto amarguete. 6,0% de graduación, cosa que se agradece, para no acabar demasiado toñao. No es una cerveza demasiado bestia en plan Belgian Strong Ale, el perfil british se nota bastante. Me ha sorprendido gratamente, me la esperaba mucho más fuerte y la verdad es que es una cerveza intensa pero fácilmente bebible. El roble no lo he sabido encontrar.

30 de noviembre de 2016

Meantime - Coffee Porter

De los creadores de la London Porter y de la Chocolate Porter, hoy con todos nosotros: Coffee Porter. La cervecera del Támesis Meantime nos tiene acostumbrados a muy buenas recetas de este estilo. La variedad de hoy tiene como peculiaridad llevar granos de café reales procedentes del comercio justo, concretamente de la variedad Araba Bourbon de la cooperativa Rwanda's Abuhuzamugambi.

De aspecto colosal, que ya nos invita a darle el primer tiento. Es una cerveza muy oscura y con la espuma abundante y muy tupida, cremosísima.

Al olfato nos viene un asombroso aroma a café que incita a la deglución inmediata. En boca es finísima y muy elegante. Resulta ligera al trago, pero no por ello es una cerveza aguada. Los sabores de la malta tostada muy vivos y bien presentes. Deliciosa. La verdad es que las tres Porters que hemos probado de la cervecera londinense nos han parecido geniales, quizás a título personal me haya agradado más la Chocolate Porter, sin quitarle ningún mérito a ésta, que también me ha encantado. Hará las delicias de todos los aficionados al buen café. Comprada en Wine Palace de Granollers por 2,79€.

29 de noviembre de 2016

Guineu - Jack The RIPA

Para despedirme de los de Valls de Torroella les voy a reseñar su Jack The RIPA, que con seguridad os puedo afirmar que es de lo mejorcito de su extensísimo catálogo. Una India Pale Ale perfecta elaborada con las maltas Premium Pilsen y Crystal 150 y con los lúpulos Centennial y Mosaic, este último omnipresente en las mejores cervezas de las mejores breweries de todo el globo.

De color ambarino con destellos rojizos y con una moderada capa de espuma de color blancuzco. De aspecto elegante y muy agradable al olfato, donde destacan notas de fruta tropical, melocotón y algún registro herbáceo.

En boca es muy sabrosa y elegante, un tanto sedosa en el paladar. De sabor dulzón se pueden disfrutar las maltas como si de una Amber Ale se tratase, un caramelazo en boca. Luego aparecen las notas frutales intensas, sabrosas, muy agradable, y luego toda la carga herbácea, muy intensa, que va avivándose y cobrando más protagonismo pero sin dejar que nos arruine la cerveza. Final muy amargo dentro de lo soportable (126 IBUs, insisto, cada vez entiendo menos este baremo, no me pareció para tanto). Me ha encantado. Una experiencia gastronómica muy placentera. 7,2%.

28 de noviembre de 2016

Guineu & Lambrate - Saigon Hoppy Coffee

En la línea de ayer os traigo esta otra colaboración de Guineu con el Birrificio Lambrate, con sede en Milán. Se trata de una India Brown Ale. Con el tema India e IPA la cosa ya se está yendo de madre, yo a este tipo de elaboraciones preferiría llamarlas Hoppy Brown Ale y andando. Lo de Brown IPA ya me parecería un cachondeo (al igual que con las Red, White y Black IPAs) porque o es Brown o es Pale cojones. El término Indian -con n- nunca he acabado de entenderlo, pero muchas cerveceras se obstinan en su uso.

En fin, dejémonos de cuestiones semánticas y vayamos al grano que es lo que realmente nos interesa: el drinking. En copa nos aparece una cerveza muy oscura con destellos marrones, al observarla al trasluz sí se puede apreciar su color pardusco. De escasa carbonatación de color marfil. La receta lleva maltas Pale, Vienna, Crystal 150, Chocolate, Carafa Special I y Cara-Red y los lúpulos Cascade, Summit, Tomahawk, Chinook, Citra, Mosaic, Simcoe y Soriachi Ace. Menudo cocidito. También lleva café vietnamita, que es el que da nombre a la cerveza, pero no lo indica en la etiqueta, he tenido que sacar la información de ratebeer. La receta fue creada para celebrar el 20 aniversario del Birrificio Lambrate.

Al olfato torrefacto por un tubaco. Los lúpulos ni olerlos, una lástima. En boca la Saigon Hoppy Coffee es una cerveza ultra tostada, pasadísima de torrefacto, para mi gusto excesivo. Me ha sorprendido que hayan utilizado tal cantidad de lúpulos para que quede todo solapado por el sabor a café y malta tostada. Muy avanzada la degustación aparecen tímidamente unas notas muy tenues de fruta que aportan nuestras amigas cannabáceas, que parece que nos hablen desde el más allá. Sabor tropical muy rico y agradable pero prácticamente pasa desapercibido. Me hubiese gustado una receta con más protagonismo de las cannabáceas y menos tueste, es decir: algo más balanceado. Finalmente nos llega el final amarguísimo (70 IBUs) que nos llega de la suma del café y de los lúpulos. 6,2%.

27 de noviembre de 2016

BIIR & Guineu - Macchiato

Hoy os traigo una colaboración entre la cervecera de Valls de Torroella y la de Argentona. En esta ocasión Guineu y BIIR nos han preparado una Black IPA con café orgánico, vainilla y caramelo.

La idea de tan peculiar receta surgió mientras los brewers tomaban un café después de comer en Barcelona. Enseguida se les ocurrió la idea de sacar una IPA que a la vez hiciese las funciones de cafetazo.

En copa es totalmente opaca con una generosa espuma de color marfil. En boca predomina el torrefacto por encima de todo, hasta tal punto que me ha costado encontrar el lúpulo. Buscaba y buscaba esperando encontrar algo tropical y afrutado como en la mayoría de Black IPAs que he probado (y que me han encantado) pero al final el registro lupulil ha resultado ser herbáceo y resinoso, cosa que me ha sorprendido. El torrefacto y la resina se solapaban en el paladar dándome ambos registros muy amargos, por eso no he sabido encontrarlo a la primera. Una vez descubierto el tema es como un carajillo de pino bastante guay. Final muy amargo como cabía esperar (65 IBUs). Me ha parecido una cerveza bastante curiosa. De la vainilla y el caramelo ni rastro, no he podido encontrarlos. 7,0%. Comprada en La General de begudes de Valldoreix por 3,50€.

26 de noviembre de 2016

Guineu - Montcogul

Hoy le toca el turno a la Montcogul de la cervecera Guineu, supuestamente una Amber Ale que no me ha gustado absolutamente nada, lo digo ya así de entrada.

Bien, ya estáis viendo lo ambarino del asunto. Más chamuscao que Julito Iglesias en su chalet de Miami. He estado mirando entradas en otros blogs acerca de esta cerveza y el color no me cuadra. Aquí a alguien se le ha ido la mano con la malta tostada cosa fina (Lote 600).

Elaborada con lúpulos Nugget y Willamette, aunque yo no los he podido encontrar entre tanta malta churruscada. La sensación no ha sido como cuando te tomas una Stout, con su cafetito y su cacao, era más bien como a quemado. A parte de eso no he sabido encontrarle nada más. No me ha gustado nada. 6,5%. Comprada en La General de Begudes de Valldoreix por 2,70€.

25 de noviembre de 2016

Guineu - La Fresca

Hoy le toca el turno a La Fresca, una American Pale Ale elaborada únicamente con lúpulo Simcoe.

Una vez servida nos ofrece un color acaramelado y muy poca gasificación. En boca es una cerveza altamente lupulizada. A mí personalmente me ha agradado, pero entiendo perfectamente que haya personas que no la puedan tolerar. En boca es ligera, entra bastante bien. Predominan los sabores florales y herbáceos. Final muyyyyyy amargo y seco (¡atención!, solo 25 IBUs). Para vuestro consuelo os confesaré que nunca he entendido muy bien el baremo de IBUs porque me he encontrado cosas tremendamente dispares.

A tenor del nombre me imaginaba una cerveza menos heavy, en el sentido que pensaba que el Simcoe aportaría frescor al asunto y que ayudaría a beberla con más facilidad. A la práctica es una hostia muy guapa de lúpulo cosa fina. Perfecta para hopheads, en mi opinión no apta para iniciados. A mí personalmente sí me ha gustado pero os advierto que viene cargadita y hay que estar un poco curtidito en esta materia para poder disfrutarla. 4,3%. Degustada en el restaurante Cal Temerari de Sant Cugat.

24 de noviembre de 2016

Guineu - Marky Ramone's 40 Years of Punk Rock Tour

Seguimos con el amigo Marky. Como pueden comprobar, por el decorado que he montado detrás de la cerveza, podría dedicarme profesionalmente a escaparatista en la Quinta Avenida de Nueva York trabajando para grandes firmas como Dior, Armani, Prada o Channel. Aquí hay mucho talento.

En esta ocasión la cervecera Guineu de Valls de Torroella a elaborado con el que fuera uno de los bateristas de los Ramones una cerveza India Pale Ale elaborada con lúpulos Willamette, Summit, Ahtanum y Tomahawk.

De color bronce y con una muy abundante corona de espuma muy, pero que muy tupida y persistente. Lo que más me ha llamado la atención es que para ser una IPA tenía un punto maltoso bastante perceptible, cosa que yo personalmente agradezco. Me gusta el lúpulo, pero siempre y cuando tenga claro que me estoy bebiendo una cerveza, no una sopa de pino. En boca es bastante herbácea y con un punto resinoso bastante agradable. IPA de libro con el puntito resinoso suave y sin irse la cosa de madre, cosa que se agradece. Final notablemente amargo, como era de esperar. 6,5%. Comprada en La General de Begudes de Valldoreix por 2,70€.

23 de noviembre de 2016

Guineu - Marky Ramone's Natural Brown Ale

Durante estos meses nos hemos visto sometidos a un aluvión de novedades de la cervecera Guineu, de las que me resulta imposible dar abasto. Como se me acumulaba la faena he decidido sacármelas todas de un plumazo y pasarme una semanita entera reseñando cervezas de los de Valls de Torroella y finiquitar así todo el trabajo pendiente.

Hoy nos toca la Marky Ramone's Natural Brown Ale, que ya pude degustar en su día en el Barcelona Beer Festival del año 2014 (último al que asistí) pero que no pude disfrutar por el calor, el agobio y el olor a humanidad que se formaba en el interior del Museu Marítim de Barcelona durante el evento, por eso decidí volver a comprarla en botella. Al menos pude saludar a Marky Ramone en persona y estrecharle la mano.

Obviamente se trata de una cerveza de estilo Brown Ale de color pardo oscuro, no demasiado carbonatada y con espuma de color beis. A diferencia de las cervezas que se realizan como tributo a un grupo o por encargo de uno de ellos, esta cerveza ha sido elaborada con la colaboración del propio Marky, que suele frecuentar la zona del Bages, cuenta de ello son sus numerosos conciertos en Manresa. La verdad es que es una receta muy completa. Es una cerveza muy sabrosa, donde predomina la malta tostada, también es muy notable la presencia del chocolate y un ligero punto de regaliz suave. Algún fruto seco por ahí de fondo. entra bastante bien. Me hubiese gustado un poquito más de espuma cremosa por poner algún pero. Muy rica. Comprada en La General de Begudes de Valldoreix por 2,70€.

22 de noviembre de 2016

Guineu & Rising Tide - Rising Riner

Aún no recuperado del duro golpe de tirar 5€ por el desagüe con la Sitges de los de Valls de Torroella he decidido reseñar su Rising Tide porque me gusta dejar las cosas claras, tanto las buenas como las malas. En esta ocasión afortunadamente les ha quedado una muy buena cerveza.

La American Pale Ale de hoy nace fruto de la colaboración entre la cervecera Guineu y los brewers de Rising Tide, que tienen su sede en Portland (en el estado de Maine, no confundir con el Portland de Oregon). Tiene como peculiaridad el estar elaborada únicamente con lúpulo Amarillo.

De color caramelo y con una moderada capa de espuma de color blanco. al olfato es una cerveza muy aromática donde predomina el perfil herbáceo. En boca es una cerveza muy ligera (3,8%), entra con mucha facilidad. Sabor básicamente herbáceo con algún punto cítrico. He echado de menos algún matiz más que le pueda aportar el amarillo, pero aún así es una cerveza bastante rica. Con bastante poso (afortunadamente se ha quedado todo en la botella) y con un final notablemente amargo. Comprada en la General de Begudes de Valldoreix por 2,80€.

21 de noviembre de 2016

Mateo & Bernabé and Friends - Little Bichos Saltamonte

Hacía mucho tiempo que no nos tomábamos nada de los riojanos Mateo & Bernabé and Friends (sus precios son uno de los motivos) y hasta la fecha no habíamos probado nada de su linea Little Bichos, así que cuando un colega homebrewer entró por la puerta con varias de sus creaciones y esta Saltamonte (sin s final) fue bien recibido en casa.

Elaborada con maltas Pale, Cara-Pils, Cara-Amber, Cara-Munich, Melanoidin, copos de trigo y trigo malteado. Los lúpulos que han utilizado son: Nugget, H3, Cascade, Perle y Citra.

En teoría una fresh hop Amber Ale. Lo de Amber Ale no lo vamos a poner en duda (a la vista está), lo de fresh hops ahí ya patina la cosa. Nos la tomamos dentro de fecha (un año antes de la caducidad indicada en la etiqueta) y la verdad es que la cosa no había por donde cogerla.

De bonito color ambarino la Amber Ale de los de Logroño nos ofrece poquísima gasificación. Al olfato nada. En boca poca cosa más. Aguada e insulsa a más no poder. Algo cítrica y muyyyyy de fondo algo de ciruela verde y fruta, pero repito: aguada hasta la muerte. Me ha dado la sensación de beberme una Saison trasnochada que no una Amber Ale al uso. De los lúpulos ni rastro. Ha sido muy decepcionante porque en la etiqueta indicaba lo de fresh hops y pensábamos que la cosa iba a estar cargadita hasta arriba. Desafortunadamente no ha sido el caso. 5 tipos de lúpulo y 7 tipos de malta para sacar una cerveza tan aguada, es una auténtica lástima. El lote no sé descifrarlo porque está escrito a mano y no entiendo lo que pone, intuyo que debe ser el 36101, pero podría ser el 36001, el 38001 o el 38101, la segunda y la tercera cifra no se entienden bien. Yo entiendo que las cerveceras experimenten con la idea de ofrecer a sus clientes novedades en su catálogo pero hay cosas que no habría que embotellarlas. 4,8%.


30 de noviembre de 2016

A raíz de la mala crítica que escribí acerca de la Little Bichos Saltamonte recibí el pasado día 24 de noviembre este comunicado de los riojanos Mateo & Bernabé and Friends. Después de enviarles un par de correos electrónicos sin respuesta alguna he decidido comentarlo aquí mismo y compartirlo con todos vosotros para hacer llegar mi punto de vista al respecto, como cualquier consumidor más y también como bloguero cervecero.

En primer lugar. La cerveza se había elaborado con lúpulos en mal estado, ergo la cerveza estaba mala, como así lo hice saber. ¿Dónde está el problema? La verdad es que agradezco la honestidad de la cervecera, porque normalmente las excusas que suelo recibir por parte de cerveceros es “se almacenó mal en la tienda” y por parte de los tenderos “nos llegó mal de fábrica”. Si he escrito que la cerveza estaba mala y usted mismo me da la razón, Sr. Pacheco, ¿por qué afirma usted que me dedico a difamar? Desde este blog siempre he escrito desde la honestidad. Duela o no. En este blog nunca se ha escrito absolutamente nada que no fuese cierto, eso se lo quiero remarcar para que quede bien claro. Esto en algunas ocasiones me ha costado la enemistad o indiferencia de algunas cerveceras. En cualquier caso yo solo me limito a dar una opinión -ni mejor ni peor que la de otros- tan solo la mía, con precisamente esta intención, que ustedes tengan un feedback entre cliente y productor. En mi opinión creo que esta información es valiosísima para ustedes ya que si esto va a servir para que no se repita lo ocurrido todos –tanto clientes como ustedes- vamos a salir beneficiados.

En segundo lugar. La cerveza no nos llegó de rebote o por algún error. El amigo que me la trajo la adquirió durante el mes de marzo en la tienda Pepita Uva de la localidad alavesa de Laguardia, y pagó un buen dinero por ella. Si a ustedes se les han colado por error algunas botellas en esa tienda creo que el problema lo tienen ustedes. En cualquier caso los perjudicados hemos sido nosotros. ¿Alguien le va a devolver el dinero a mi querido amigo? Aquí curiosamente la pista siempre se tuerce a la izquierda.

En tercer lugar. Si su cerveza no estaba fresca por favor hagan el favor de corregir sus fechas de consumo preferente. La botella nos la bebimos el 28 de mayo (no coincide con la fecha de publicación del post) como se puede comprobar en mi cuenta de instagram. En la botella indicaba que se podía consumir preferentemente antes de mayo de 2017 (adjunto foto). ¿Por qué me dicen que está pasada de fecha?, y si efectivamente está pasada de fecha ¿por qué no modifican la etiqueta? Por poner un ejemplo la cervecera londinense The Kernel con el fin de ofrecer la máxima frescura a sus clientes trabajan con límites de consumo cortísimos. Quizás deberían tomar nota.

En cuarto lugar. Desde este blog nunca se ha escrito desde el anonimato. Desde el primer día he publicado mi nombre y apellidos dando la cara. Pueden ustedes consultar mi apartado “Acerca de mí y de este blog” para dilucidar sus dudas al respecto. Nunca me ha gustado tirar la piedra y esconder la mano. Me parece que a ustedes y a todas las cerveceras que reseño lo hago etiquetándolos –tanto en Facebook como en Twitter- precisamente con el fin de asegurarme de que lo van a leer. No me gusta dar puñaladas por la espalda, me gusta decir las cosas a la cara, dando la posibilidad de réplica, como así lo he hecho con ustedes.

En quinto lugar. Me gustaría hacerles saber que mi posición como bloguero cervecero no es precisamente nada cómoda. Como aficionado a la cerveza me dedico a invertir mi tiempo, mi dinero y mis energías para escribir de sus productos. Recorro todas las cervecerías y tiendas especializadas que me son posibles para difundir la cultura de la cerveza artesanal en España, y de eso, créanme, salen ustedes beneficiados. De todo esto yo personalmente no recibo absolutamente nada, soy así de altruista. Ni me pagan por hacer este trabajo ni me invitan a cañas cada vez que visito alguna cervecería, es así de triste. Fíjese cuán cómodo es realizar todo este trabajo no remunerado para que a ustedes les compren sus cervezas. Estoy seguro de que muchas cerveceras me estarán agradecidas, lamento que no sea su caso.

Y por último me gustaría comentarle que de la misma manera que me han escrito para hacerme saber su malestar por la mala crítica sobre su cerveza hubiese agradecido en su día que me hubiesen dado las gracias por todas las buenas reseñas que he escrito de las cervezas de Mateo & Bernabé & Friends. Yo por mi parte no voy a cejar en mi empeño de hacer saber mi opinión acerca de las cervezas que consumo, de felicitar a las cerveceras que se lo merecen, y de criticar las malas cervezas cuando creo que también lo merecen, así como de hacérselo saber a sus maestros cerveceros. Si ustedes no saben encajar una mala crítica creo que van a tener muchísimo trabajo escribiendo a cada usuario de Untappd y Ratebeer que escriba mal acerca de ustedes. Al fin y al cabo, y para dejarles tranquilos, la calidad de sus cervezas habla por sí sola, no necesita ni que yo ni ningún otro bloguero opine al respecto sobre ello. Sus cervezas son de buena calidad, pero en este caso en concreto no lo ha sido, y así lo he hecho saber.

Un saludo.

20 de noviembre de 2016

Maisel & Friends - Marc's Chocolate Bock

En ocasiones mi hermana me sorprende. Me invita a comer a su casa y me saca esto de la nevera como el que te saca una Trol-Damm. Una birrita colocada en el #4 del ranking mundial de ratebeer de cervezas Bock, ahí es nada. La joyita es la Marc's Chocolate Bock de la brauerei alemana Maisel & Friends, ubicada en la localidad teutona de Bayreuth, muy cercana ala frontera checa. Pues nada, le agradecí el detalle y la disfrutamos con un buen ágape.

Bueno, nada más abrir la botella nos hemos cargado a la bruja mala del este. En copa es bastante oscura con algún destello pardusco. Se forma una bonita corona de espuma muy cremosa y persistente de color marfil. Al olfato nos vienen aromas tostados. En boca es una cerveza con cierta sedosidad pero se desliza por la garganta con ligereza y alegría. Los sabores que priman son el café, los nibs de cacao y el chocolate negro. Un auténtico bombón, una absoluta delicia. Final un tanto amargo. 7,5%. Muy rica. La botellaza entró fina filipina. Gracias hermanita.

19 de noviembre de 2016

Marsinne - Léopold 7

Hoy os traigo una Belgian Ale bastante correctita que me recomendaron con insistencia en una vinoteca. La cerveza belga -salvo las Abt, las Witbiers y desde hace muy poquito las Lambics- no me apasiona en exceso, y quizás por ese motivo no la he disfrutado tanto como a lo mejor sí lo hubiese hecho un amante de este tipo de elaboraciones. El caso es que la cosa estaba decente pero tampoco como para fliparse en exceso.

La Léopold 7 está elaborada por la Brasserie de Marsinne, con sede en la localidad belga de Couthuin. De color ambarino (13 EBC) y con una buena corona de espuma muy tupida y persistente. De aroma a cereal con un puntito cítrico. Está elaborada con tres tipos de malta y 3 variedades diferentes de lúpulo pero no las indica en ningún lado. En boca es excesivamente dulzona, que es lo que no me agrada de este tipo de elaboraciones, las cervezas así ya de entrada se me atragantan. En boca sabor a cereal, caramelo por un tubo y un puntito cítrico agradable. Si os gustan los subidones de azúcar en vena ésta es vuestra cerveza. 6,2%. Comprada en Terra i Vins de Sant Cugat por 3,25€.

18 de noviembre de 2016

Naparbier - Aker

Hoy con nosotros Aker, una de las numerosísimas IPAs de la cervecera de Noáin Naparbier, ésta en concreto lleva los lúpulos Chinook, Centenial y Amarillo. La cerveza que nos ocupa hoy he tenido el gusto de probarla en 2 ocasiones, la primera durante la inauguración del BierCab allá por el año 2013 y la segunda hace unos mesecicos. Se parecen como un huevo a una castaña.

Me da la impresión de que para nada es la misma cerveza. Es bastante probable que hayan modificado la receta. La primera me pareció una IPA de carácter muy herbáceo. Más oscura que ésta (color ámbar) y muchísimo menos gasificada. Estaba fresquísima. No es que me flipen este tipo de elaboraciones que irradian Chinook, pero aquella Aker tan fresca, recién pinchadita (y seguramente recién sacada del fermentador y enviada derechita hacia Barcelona) la verdad es que la disfruté bastante, la verdad es que estaba muy buena. Posteriormente me abstuve de comprarla en botella por miedo a que no estuviese tan fresca y palmarla de una sobredosis de resina y alfaácidos. Finalmente este verano una botellita cayó en mis manos.

La segunda experiencia fue incluso mejor que la primera, no porque estuviera en mejores condiciones (dudo que pudiese estar más fresca que la primera) sino por el carácter más afrutado de la cerveza, que personalmente es más de mi agrado. La verdad es que no tenía nada que ver con el recuerdo de la primera Aker que probé. A la vista ya podemos apreciar bastante diferencia, color amarillo, un tanto turbia y ultra gasificada. Hemos tenido un pequeño géiser e incluso he conseguido llenar el vaso IPA solo con espuma. Después de un buen rato he podido tomar la fotografía que acompaña a tan rica prosa. Mientras bajaba el asunto hubo momentos de tensión y sudoración fría, se vaticinaba el desastre. Afortunadamente la sangre no llegó al río, nos encontramos con una IPA muy afrutada, con matices cítricos muy agradables y refrescantes. Dulce, afrutadita, una delicia. Los matices resinosos y herbáceos ni olerlos, cero amarga, cero pino. Lo cierto es que no tiene nada que ver la una con la otra. Me he quedado bastante descolocado, pero lo cierto es que ambas, cada una en un momento y en un contexto distinto, las he disfrutado bastante. Como curiosidad ambas Aker las he compartido con la misma persona y los dos lo hemos flipado bastante. 75 IBUs. En la primera me lo creo, en la segunda en absoluto, amargor 0. 6,7%. La botella la compré en La General de begudes de Valldoreix por 2,90€. Lote 16027.