19 de enero de 2021

Maltgarden - The Journey Begins

Ya están aquí de vuelta las latitas de medio litraco de Maltgarden. Como podéis apreciar me ha dado fuerte con los de Kołobrzeg.

La de hoy se llama The Journey Begins, y según sus creadores es una Hazy Double IPA con double dry hop de los lúpulos  Taiheke y Galaxy. Digo lo de según sus creadores porque le han puesto el Double con tan solo un 7,3% de alcohol. Vamos, que para el resto de la comunidad cervecera es una Hazy IPA y punto.

La sirvo en vaso para IPAs y no viene especialmente turbia como para zumazo, pero sí con ese puntito hazy, que se va acrecentando conforme se sirve el fondo de la lata. Color entre dorado y anaranjado y una carbonatación muy abundante, con espuma blanca, compacta y duradera.

En boca tenemos una amalgama de sabores entre cítricos y herbáceos, que no sabría desglosarlos uno a uno pero que andarían entre esos dos perfiles. pero los sabores andan por ahí. Amargor muy suave. Sedosita, pero no especialmente con demasiado cuerpo. Es una cerveza rica y bastante bebestible. Comprada online en Super Sol de Gràcia por 4,85€.

18 de enero de 2021

Bellwoods - Barn Owl No.19

Regalitos que te llegan del cuñati y la suegra. ¡Así da gusto! Pues nada, primera toma de contacto con la cervecera canadiense Bellwoods, de los que tan solo conocía sus fotografías por instagram, ya que a nuestras tiendas no llega prácticamente nada. Quizás alguna botella puntual al Be Hoppy de Madrid y poca cosa más.

Hoy os presento su Barn Owl No.19. Es importante matizar el número porque dentro de las Barn Owl existen muchísimas variedades, la mayoría de ellas con diferentes frutas y adjuntos. La que tenemos hoy aquí no contiene ninguna fruta. Se trata de blend de Golden Wild Ales envejecida en barrica de roble durante un año, la diferencia entre ésta y el resto de sus más de veinte hermanas es que lleva un dry hop de lúpulo Cascade.

La sirvo en copa TeKu. Presenta un color pálido, pajizo y con cierta turbidez. La carbonatación es bastante abundante y de burbuja fina. La espuma es compacta y de color blanco, con cierta persistencia, aunque no demasiado prolongada. En nariz destacamos su aroma floral, muy agradable e intenso. En boca es una cerveza ácida como cabía esperar, además no tenemos el dulzor de ninguna fruta para balancear esa acidez, pero de todos modos la experiencia es bastante placentera y no resulta estridente en ningún momento. el sabor también nos ofrece notas de pera, quizás algo de membrillo, un puntito zesty, el Brett bastante marcado pero no desagradable. Sensación terrosa en boca, un toque floral muy interesante, muy seca al final y con el puntito de amargor que le otorga el Cascade muy bien puesto, delicado y en ningún caso se nos asemejaría a una IPA. 5,8%. Formato 50cl. Hacía tiempo que no conseguía chapas interesantes para mi colección. Me gustaría probar alguna más de esta serie para compararlas entre ellas, pero con lo poco que se dejan ver y lo que valen me da a mí que la cosa va a tener que esperar.

17 de enero de 2021

DosKiwis - Hibernation Nation

Hibernation Nation es una de las últimas creaciones de la cervecera ampurdanesa DosKiwis, de los que procuro que no se me escape nada. Como los del Beer Squad somos muy fans de Judit y Michael, de vez en cuando hacemos un pedido conjunto directamente a través de su página web y luego nos repartimos sus packs de 6.

El nombre de esta Hazy Double IPA hace referencia a la situación actual durante la pandemia, donde nos hemos pasado una buena temporada hibernando. Con  buena birra, pero al fin y al cabo metidos en una cueva hibernando.

La receta lleva los lúpulos Simcoe, Rakau y Mosaic, además de avena y trigo. La graduación es de 7,5%, justo en el límite entre la IPA y la Imperial IPA. En estos casos yo personalmente las considero IPAs a secas, pero veo con muchísima frecuencia cerveceras que tiran más hacia el Double, que es totalmente legítimo.

La sirvo en la copa de la marca -que también me compré en su web- y a simple vista ya se ve una cerveza con cuerpo. El color es anaranjado claro, viene bien de carbonatación, aunque he estado un rato largo preparando la fotografía y se me ha bajado bastante la espuma. El aspecto al fin y al cabo es de zumazo total. Al olfato nos llegan aromas muy agradables de fruta de la pasión y cítricos. En boca se nota muy sedosa y con muchísimo cuerpo tal y como nos esperábamos. Los sabores van desde los herbáceos y resinosos hasta los cítricos, con un punto muy zesty, bastante marcado. El final es bastante amarguete. 33€ el pack de 6, así que cada lata (de 44cl) se te queda en 5,50€.

16 de enero de 2021

Council - Béatitude Prickly Pear

Recuerdo perfectamente el primer día que probé los higos chumbos. Mi tío tiene una pequeña casa en un cerrete donde hay varias chumberas. Recuerdo a mi abuela pelarme con cariño aquellos higos chumbos para que me los comiera sin pincharme. Me gustaron tanto que me comí todo un cubo y mi familia temió porque me fuera de vareta aquella tarde. No llegó la sangre al río.

También recuerdo aquellas noches en aquella casa en mitad de la nada, sin iluminación en toda la "urbanización" (llamémosle así) ni en varios kilómetros a la redonda de aquél desértico paraje murciano. Desde allí arriba he contemplado la Vía Láctea como nunca la he visto en mi vida.

Hoy os traigo a la ya desaparecida cervecera Council, con sede en San Diego. Cerraron sus puertas a finales de 2018 y lo que hay en nuestras tiendas es lo último que queda de la brewery californiana, así que si os pica la curiosidad yo no me lo pensaría mucho. De esta cervecera ya había probado al menos una de sus cervezas, de la serie Béatitude en BierCab, siempre de tirador, así que pensé que valdría la pena conseguir alguna botella para traerla al blog y dejar constancia de su existencia.

La cerveza es una Tart Saison elaborada con higos chumbos, de ahí la parrafada que os he pegado al comienzo de la reseña. Se toma como base una cerveza Saison, se inocula con Brettanomyces y Lactobacillus y posteriormente se madura con la fruta. Ésta en concreto fue embotellada el 26 de agosto de 2016. De la serie Béatitude (qué bonita palabra) existen numerosas variedades, con multitud de frutas diferentes. Yo como mínimo había probado la de mango, y creo que alguna más, pero mi untrapper me dice que con la de mango y ésta de higos chumbos voy que lo flipo.

La sirvo en copa TeKu, presentando un color pajizo, con cierta turbidez y de tímida espuma, burbuja fina y poca retención del carbónico. En nariz nos saludan Mr. Brett y el ácido láctico avisándonos que nos vamos a encontrar una cerveza Sour. También aparecen los higos chumbos en nariz. En boca es una cerveza ácida, equilibrada por el dulzor de la fruta, con notable presencia. El punto láctico es bastante pronunciado sin resultar molesto, también tiene un punto avinagrado muy sutil y agradable. El Brettanomyces va ganando terreno conforme se atempera, y también podemos encontrar notas de limones y limas, además de los higos chumbos, claro está. Muy rica, aunque comprendo que al que no le guste esta fruta no le resulte muy placentera. A mí me ha recordado aquella tarde con mi abuela y creo que con solo eso ya me ha valido la pena. Reconozco que he llorado a moco tendido mientras os escribía estas líneas. Cosas de la edad. 4,5%. Regalo de mi hermano y mi cuñada por mi cumpleaños.

15 de enero de 2021

Trzech Kumpli - Pan IPAni

Trzech Kumpli (tres colegas) es una de esas cerveceras polacas que empezaron a llegar a España hace varios años, pero que entre pitos y flautas nunca habían pasado por el blog.

Aprovechando que el Super Sol de Gràcia se ha traído media producción del craft de toda Polonia hemos decidido apostar por ellos para realizar una primera toma de contacto con la cervecera de Tarnów.

La de hoy es una laureada Wheat IPA elaborada con los lúpulos Perle, Amarillo, Citra y Mosaic a la que han llamado Pan IPAni.

La sirvo en vaso para IPAs, presenta un color dorado velado. La carbonatación es abundante pero no excesiva. La espuma es compacta y de color blanco, con bastante persistencia.

En nariz podemos disfrutar de un agradable aroma a fruta tropical bastante intenso, donde destaca el mango. En boca es más cítrica, con notas herbáceas también, destaca el pomelo, no he encontrado el sabor a trigo por ninguna parte -sí resulta sedosa y con cuerpo en boca- y finalmente nos deja un amargor bastante pronunciado. 6,0%. Me costó 3,50€ la botella de 50cl. A día de hoy se me hace raro comprar IPAs en botella. La chapa para mi colección es bastante chula.

14 de enero de 2021

Nøgne Ø - #100

La de hoy fue la última cerveza que me bebí el año pasado pero por H o por B no he publicado la reseña hasta hoy. Pues vamos allá.

Nøgne Ø cervecera noruega de sobras conocida por todos. Tuvieron sus años de gloria y esplendor pero tras la marcha de Kjetil Jikiun creo que la cosa no ha funcionado igual. Me remito a que al menos aquí a España no llegan tantas referencias como nos llegaban antes ni sus cervezas tienen la repercusión que tenían antaño. De cualquier modo todo lo que he probado últimamente de los noruegos era bastante digno, y este American Barley Wine no ha sido una excepción.

La cerveza en cuestión se llama #100, que se fabricó en su día para celebrar el lote número cien de la cervecera. La cerveza tuvo éxito y se ha ido fabricando con más o menos regularidad. La receta lleva malta Maris Otter, malta Chocolate y trigo, así como los lúpulos Chinook, Cascade y Centennial (en cantidades como si de una Imperial IPA se tratara), levadura de english ale y el agua local de Grimstad.

La sirvo en copa TeKu y presenta un color pardo muy oscuro. La carbonatación es muy abundante y genera una gruesa capa de espuma de color beis, muy cremosa, compacta y muy persistente. En nariz destaca un agradable aroma a café. En boca destacan el café, el regaliz y la uva pasa. Por supuesto malta tostada, un toque de chocolate y, conforme se atempera caramelo y toffee. Me ha recordado al sabor de los caramelos dos cafeteras que venden en Pamplona. El punto hoppy es más que evidente y le da un rollo muy guapo y nos deja un final muy amargo (80 IBU). Una cerveza muy completa, muy rica en matices, y lo que es más importante al fin y al cabo, que está buenísima. 10,0%. Regalazo de mis padres por mi onomástica.

13 de enero de 2021

Ommegang & Liefmans - Rosetta

En mi afán por descubrir cerveceras estadounidenses y ampliar mis referencias del estilo Oud Bruin, fui a comprarme (online) esta Rosetta elaborada con cerezas (según creía yo). En la foto venía una botella con mucho glamour que prometía ser un pepinaco guay. Debí leerme la letra pequeña.

El primer chasco fue que en lugar de recibir la glamourosa botella recibí esta lata. El contenido es el mismo, la cantidad es la misma (37,5cl) pero a mí personalmente me destrempó bastante el tema.

El segundo chasco vino al indagar sobre la cerveza en cuestión en la web de sus creadores, la cervecera Ommegang (estado de Nueva York). Resulta que la han realizado en colaboración con la cervecera belga Liefmans.  Sí, esos que fabrican esa especie de tinto de verano al que hay que añadirle cubitos de hielo llamado Fruitesse. Horreur.

Ya sabéis lo que pienso de las colaboraciones, máxime si vienen de la mano de según quien. Me leo la ficha de la cerveza. Es un blend entre una Oud Bruin (supongo que de Liefmans) y la Cuvee Brut de la misma casa (también conocida como Kriek Brut). Buff, espero que sean como las Lindemans, que entre los siropazos también tienen su gama buena.

La sirvo en copa TeKu. Presenta un color entre cobrizo y rojizo bastante bonito, límpido, sin turbidez ni poso ni partículas en suspensión. La carbonatación es bastante abundante, de burbuja fina, y no tarda en crear una cremosa capa de espuma de color beis. Al olfato nos llega la complejidad de la Oud Bruin, parece que la cosa no va a ir tan mal. En boca la cosa cambia considerablemente. Tiene ese sabor a piruleta, que parece de sirope de cereza, que se carga todo el sabor de la Oud Bruin. Dulce pero sin llegar a resultar empalagosa (menos mal), la balanza se decanta totalmente hacia el lado de la fruta, dejando el ácido láctico en algo testimonial, y el sabor de la malta en algo lejano. Conforme se atempera podemos disfrutar un poquito más de ese sabor característico de las Oud Bruin, algo que creo que debe ser la madera y un toque añejo. En cierta medida me ha recordado a la Rodenbach Alexander. Me sugiere sentimientos contrapuestos. Por un lado tiene ese sabor complejo y añejo tan interesante, pero por el otro el dulzor y ese sabor a sirope en mi opinión arruinan la cerveza. 5,6%. Comprada online en Beer Republic por 6,99€. Os sale más a cuenta comprar tres botellas de la Rodenbach que os he comentado antes.

12 de enero de 2021

De Dolle - Oerbier Special Reserva

¡Dios mío de mi vida! ¡Qué birrote tan tremendo! Al final ha costado pero traigo para el blog el referente de lo que debe ser una Oud Bruin (Flanders Brown Ale). Me frustraba mucho comprar cervezas de este estilo que a la postre resultaban ser otra cosa, así que nos hemos ido a asegurar el tiro gracias a De Dolle Brouwers.

Estamos hablando de la Oerbier Special Reserva (añada de 2017). La cerveza toma como base la Oerbier (Belgian Dark Strong Ale) que reseñamos ayer y se envejece en barrica de roble.

La sirvo en copa TeKu y presenta un color pardo, muy oscuro, con una carbonatación muy abundante, que genera una copiosa capa de espuma de color beis muy tupida, cremosa y persistente.

Al olfato nos llegan notas añejas de madera, malta tostada y nos pone en prealerta de que nos vamos a encontrar una cerveza ácida. En boca es una cerveza muy golosa, maltosa, con notas de ciruelas y uvas pasas. También un punto de vino de Oporto y un tanto avinagrada, sin resultar en exceso el acético, muy sutil.  Muy armoniosa en boca, extraordinariamente equilibrado el dulzor de las maltas con las notas ácidas del ácido láctico, aunque en ocasiones es más intenso el brettanomyces,  sin llegar a resultar en ningún momento estridente o desagradable. Notas de madera, punto añejo, cuerazo y ni rastro del 13,0% de alcohol. Una auténtica maravilla. Si os digo que se me han saltado los lagrimones es quedarse corto. Totalmente enamorado de esta cerveza. Gracias De Dolle. Comprada online en el Super Sol de Gràcia por 6,30€. Imprescindible.

11 de enero de 2021

De Dolle - Oerbier

Traemos de vuelta a la cervecera belga De Dolle para fulminarnos en tiempo récord gran parte de su catálogo. Hoy le toca el turno a su Oerbier, la Belgian Dark Strong Ale de su catálogo regular. Con su 9,0% es perfecta para entrar en calor ante las temperaturas gélidas de Filomena.

La sirvo en copa TeKu y presenta un color caramelo tostado, bastante subida de tono, con tonos parduscos y algún destello rojizo. La carbonatación es muy abundante, con espuma compacta y cremosa de color beis, muy persistente y buena retención del carbónico.

En nariz podemos detectar el olor a alcohol, levadura y malta tostada. En boca tiene un sabor maltoso bastante intenso, con notas de caramelo, toffee, regaliz, ciruelas y uvas pasas, e higos secos también. Un puntito suave de café, vino de Oporto, bizcocho y un puntito ácido muy suave. Muy rica en matices, con cuerpazo, y para disfrutar con muchísima calma. Los de Esen no defraudan. No veo el momento de volver a viajar a Bélgica. Comprada online en el Super Sol de Gràcia por 3,80€. Por ese precio te pasas segregando endorfinas toda la tarde.

10 de enero de 2021

Animus - The Omen

Buenas tardes a todas. Espero que llevéis bien el tema Filomena y que no os hayáis quedado congeladas. Mirémoslo por el lado bueno, podéis salir al balcón a tomaros vuestras birras que no se os van a calentar. Aquí de momento cuatro gotas pero de nieve nada, se la habrá quedado toda Pocholo.

Pues nada, vamos a abrirnos una Session IPA. Quizás no sea el estilo más adecuado para un día gélido como el de hoy, pero ya sabéis que yo le doy a todo, Belgian Quads en agosto y Session IPAs en enero. Cualquier momento es bueno.

La de hoy se llama The Omen, y viene de la mano de los amigos de Animus Brewing, con sede en Barcelona. La receta lleva lúpulos Idaho 7, Azzaca y Topaz. La ilustración realizada por Máximo Balestrini plasma la expresión de estupor de la violetera cuando descubre que Fernando fuma Ducados sin filtro. Ella se olía la tostada y de ahí el nombre de "The Omen" (el presagio).

La sirvo en vaso para IPAs y presenta un color dorado límpido, sin turbideces ni poso ni partículas en suspensión. La carbonatación es muy abundante, de espuma compacta, persistente y de color blanco. En nariz podemos disfrutar de notas cítricas (mandarina) y de fruta tropical (fruta de la pasión). En boca es más bien herbácea, con sabores muy suaves. El cuerpo es muy ligero, quizás demasiado, dando una sensación un tanto aguada. El sabor es agradable pero a mi gusto le falta un pelín más de intensidad. Por último nos deja un amargor marcado. En general es una cerveza rica y muy fácil de beber, sobre todo en acontecimientos al aire libre los meses de mucho calor. 4,5%. Comprada online en el Super Sol de Gràcia por 4,50€.

9 de enero de 2021

Maltgarden - Flowers On The Moon

El vaso para cervezas de trigo de Spiegelau me parece feo como el cagar, pero había que darle uso para su amortización y decidí utilizarlo con la Flowers On The Moon de la cervecera polaca Maltgarden, de la que habréis visto varios zumazos desfilar por este blog.

En esta ocasión volvemos a tener otro zumazo, pero no me refiero a otra New England IPA, no, sino a un zumazo de verdad, ya que viene de mango hasta arriba. Se trata de una cerveza Weizen con mango y pitaya (también llamada fruta del dragón).

La sirvo en el horrible vaso, presentando un color anaranjado claro, viene turbia como el historial delictivo del Vaquilla y con una carbonatación abundante y de aspecto jabonoso, poco duradera. La retención del carbónico también es bastante baja. Por el aspecto como Weizen no me cuadra, y por el sabor tampoco.

En olfato el mango es evidente -olvidaos de la banana, porque no la vais a encontrar- y en boca la fruta acapara todo el protagonismo. Se percibe el saborcillo de la pitaya -porque la había probado varias veces en Tailandia y estaba familiarizado con ella, si no no la hubiese encontrado- y el sabor a trigo no aparece ni invocándolo con ouija. Amargor final inexistente. Muy sedosa, con muchísimo cuerpo, se me asemeja más a un puré de mango de los que les preparaba a mis hijos cuando eran bebés que no a una cerveza Hefeweizen. Eso sí, es una cerveza curiosa, y para el birrero aventurero le puede resultar un brebaje interesante. 5,0%. Comprada online en el Super Sol de Gràcia por 3,65€.

8 de enero de 2021

La Florestina - APA Nen!

Birreras y birreros con celiaquía cada vez tienen más opciones para beberse una cerveza de calidad -Huid de la Daura ¡por el amor de Dios!- sin que eso les suponga un dolor de barriga o unos cien metros lisos hasta el baño más próximo.

En el blog tenemos una decente muestra de cervezas artesanales de diferentes estilos, desde los más lupulizados hasta de estilo belga, hay para todos los gustos, e incluso hay muchas cerveceras que ya las tienen incluidas en su línea regular de producción.

La de hoy se llama APA Nen! y viene de la mano de Florestina, y se trata de una cerveza sin gluten de estilo American Pale Ale que pude disfrutar en La Floresteca durante unos días de tregua para la hostelería catalana. Ya podéis ir todos a vacunaros si queréis que reabran las cervecerías como lo hacían antaño.

La sirvo en copa de Pilsner. Presenta un color dorado, cierta turbidez -nada de zumazos, pero sí un tanto velada- y una carbonatación no especialmente abundante, pero suficiente para crear unos dos deditos de espuma blanca y de aspecto jabonoso. Al olfato nos llegan aromas herbáceos y cítricos. En boca la cosa continúa en la misma dirección, con sabores cítricos, herbáceos y quizás alguna nota afrutada. Amargor final considerable. En general rica y disfrutable, máxime si se acompaña con las viandas de La Floresteca. También la suelen tener de tirador, y digo suelen porque con las restricciones han tenido que eliminar el tema barril, y hacen bien porque se les hubiera echado a perder. De botella estaba igual de guay. 5,1%.

7 de enero de 2021

Moksa - Juice With Benefits

De la que sí tenía referencias -bastante buenas- era de los californianos Moksa, con sede en Rocklin. Aquí a España ha llegado poquísima cosa. Alguno de los que sigo en Instagram había conseguido alguna Imperial Stout, pero a nuestras tiendas poco o nada. A comienzos del mes de noviembre llegó precisamente esta Juice With Benefits BierCaB ShoP, pero me pilló en cama con Covid-19 y me la perdí, al igual que Trillium, Other Half y Russian River. Cosas que pasan.

La vida me ha dado una segunda oportunidad y he podido conseguirla online a través de Beer Republic. Se trata de una Hazy Double IPA elaborada con puré de mandarina y con un double dry hop de los lúpulos, Citra, Simcoe y Galaxy.

La sirvo en vaso para IPAs y viene bastante turbia, con muchísimo poso y partículas en suspensión. La verdad es que por el aspecto no seduce mucho. La carbonatación no es especialmente abundante pero sí suficiente para generar una capa de espuma blanca suficiente para preservar nuestra birra de la oxidación.

Al olfato nos llega el Simcoe y la mandarina, también un puntito ligero de alcohol. En boca el sabor a mandarina es el protagonista, con un sabor zesty muy marcado. Cítricos por un tubo, corteza de éstos y un punto herbáceo. Puntito amargo considerable. Es una cerveza con bastante cuerpo y la verdad es que acaba cansando bastante. Con una lata de 33cl me hubiera conformado. Es lo que tienen las cervezas con adjuntos, que te pueden apasionar o dejarte bastante tibio ¡Ojo! No me malinterpretéis, me ha parecido una cerveza muy rica, pero honestamente, si pudiera reinvertir mi dinero me compraría otra Beer Tree. De cualquier modo estaré atento por si llega alguna de sus impies por estos lares. 8,2%. Me costó 8,92€.

6 de enero de 2021

Fremont - Lush

Buenas tardes a todas y todos. Espero que hayáis tenido una gran mañana de regalos tras la visita de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente y que se hayan portado muy bien con todas vosotras.

También espero que hayáis acabado con el roscón de Reyes para dar paso mañana a la operation deslipidation y que hayáis salido indemnes tras varios años pagando el roscón mientras que a vuestro cuñao le toca la figurita. Trankis que nos ha pasado a todos.

Para celebrar tan gloriosa mañana nos hemos abierto esta IPA de la célebre cervecera estadounidense Fremont, con sede en el barrio del mismo nombre ubicado en la ciudad de Seattle (estado de Washington).

La cerveza se llama Lush, y es la IPA de línea regular de la casa. La receta lleva malta de cebada de dos carreras, lúpulos Mosaic, Citra y Citra Cryo.

La sirvo en vaso para IPAs y presenta un color dorado, no del todo límpido, viene un tanto velada. La carbonatación es abundante pero no excesiva, y nos genera una gruesa y compacta capa de espuma de color blanco.

Al olfato nos llegan notas muy agradables de registros herbáceos y un punto de lima muy guapo. En boca toman el protagonismo las notas herbáceas -muy intensas- y resinosas y con un amargor que se va muy de madre. Pero mucho, mucho (80 IBU). En teoría -según reza la etiqueta- deberían aparecer notas de mango y de guayaba que yo no he encontrado por ninguna parte ya que el amargor ha arrasado con todo. Estaba enlatada en septiembre y no creo que le haya dado tiempo a echarse a perder. Me quedo con el aroma, que era impresionante, y me ha quedado bastante desequilibrado el sabor. Yo creo que esto en su tap room debe ser puro lujo. 7,0%. Comprada online en Beer Republic por 4,29€.

5 de enero de 2021

Westvleteren - Blond

Es tradición en el blog abrirse un birrote la noche de Reyes, así que para no perder estas costumbres tan arraigadas lo vamos a hacer con la Westvleteren Blond.

En años pasados lo hicieron sus dos hermanas. Llevábamos unos años sin traerlas por aquí y para 2021 hemos decidido llenar el hueco que faltaba para completar la trilogía de la abadía de San Sixto.

Se trata de una Belgian Blond Ale, que viene envasada en la botella característica de la cervecera Trapista, no hacen falta ni etiquetas ni presentaciones. El color de la chapa es lo único que la distingue de sus hermanas mayores.

La sirvo en copa TeKu y presenta un color caramelo con cierta turbidez, viene con poso incluido, y la carbonatación no es precisamente abundante. Al menos nos da para generar una capa de espuma suficiente de color blanco roto. La retención del carbónico es baja.

Al acercar la nariz lo que más me sorprende es encontrarme el alcohol -máxime con un 5,8%- aroma a malta de cebada y agradables notas de manzana y pera. En boca es una cerveza maltosa, con buen cuerpo -aunque la falta de carbónico la deja un tanto aguada- y con notas de las frutas antes mencionadas, quizás algo de membrillo también. Conforme se atempera el toque belgian se va haciendo más notable. Final seco -que no amargo- y afortunadamente poco dulce en general para lo que son este tipo de brebajes. Debo admitir que se me ha subido pese a que no tiene una gradación excesiva ni mucho menos. En general es una cerveza rica, pero aún siendo una gran cerveza hay un decalaje más que notable si la comparamos con la 8 o la 12. A la salud de mi hermano y mi cuñada que son los que la han sufragado.

Tan solo me queda desearos que tengáis unos felices Reyes. Dejad a Sus Majestades los zapatos bien limpitos al lado de la puerta del balcón, un poco de bebercio y de jamercio para que repongan fuerzas e id a dormir pronto. Lo mismo voy a tener que bajar la botella al contenedor verde, porque como vean lo que me he trincado esta tarde y que a ellos les he puesto un chupito de cazalla lo mismo se mosquean y me dejan carbón.  Bueno, mañana nos vemos y os explico. Muchos besos y abrazos.

4 de enero de 2021

Beer Tree - Color Trees

Otro zumazo que viene de Bonanzaaaa...

Bienvenidas una tarde más a Mundo Birruno, otra tarde más de mantita y tablet para leer las reseñas de vuestras birras favoritas mientras saboreáis una manzanilla para reparar los estragos gastrointestinales de los excesos navideños. Trankis que solo nos queda el roscón de Reyes.

Mientras nos vamos a abrir este zumazo de una cervecera al menos desconocida para mí, pero que le he tomado muy bien la matrícula por lo espectacular que estaba. Se trata de los estadounidenses Beer Tree, con sede en Johnson City (estado de Nueva York) que además tienen una granja con tap room en Port Crane. Llegaron poco antes de hacer mi pedido online en Beer Republic y supuse que debían venir bastante frescas. Supuse bien. Como no tenía referencias de la cervecera en cuestión tan solo compré una lata para realizar una toma d contacto.

La cerveza en cuestión se llama Color Trees y la receta lleva malta de cebada de dos carreras, avena, trigo, lactosa y los lúpulos Amarillo y Citra en whirlpool y un double dry hop de Citra, Idaho 7 y Belma. Cada vez soy más fan del Idaho 7. La sirvo en vaso para IPAs y presenta un color naranja bastante intenso. Muy turbia y con aspecto de zumazo. La carbonatación es abundante y genera una gruesa capa de espuma blanca compacta y persistente.

Al olfato es bestial. Aroma a mango como si cogieses un trozo y te lo metieras por la tocha. Nítido, intenso y natural. En boca la cosa no decae. sedosa y con cuerpo -nada cansina- y con un festival de fruta de hueso que nos pone mirando a Cuenca: mango, melocotón, albaricoque e incluso níspero. La verdad es que no me la esperaba tan brutal, y comparándola con las dos Equilibriums que he podido catar me quedo con ésta sin dudarlo. 7,1%. Lata de pinta americana. Me costó 8,69€.

3 de enero de 2021

La Grúa - Only Locals

Y damos paso a las birras nacionales para comenzar bien el año, en este caso de mis queridos amigos de La Grúa. Los de Pontejos se han currado otro de sus fabulosos zumazos que tanto nos gustan al que han llamado Only Locals. Se trata de una New England IPA con double dry hop de los lúpulos Amarillo, Cryo Amarillo y Mosaic. La receta también lleva trigo y avena.

La sirvo en vaso para IPAs y presenta un color amarillo muy bonito, con la turbidez característica del estilo. La carbonatación es abundante y genera una gruesa capa de espuma blanca y persistente.

Al olfato nos llegan aromas que nos recuerdan al melocotón, la naranja y la piña. En boca tiene un sabor bastante zesty, con notas de naranja, mandarina y pomelo y notas herbáceas bastante agradables. El amargor final está bastante marcado. 6,2%. Muy rica y altamente disfrutable. Bien Alejandro, bien. Comprada online en el Super Sol de Gràcia por 4,99€.

2 de enero de 2021

New Belgium - Fat Tire

Continuamos el año sin movernos de Colorado. En esta ocasión nos vamos a Fort Collins para la primera de contacto con la cervecera New Belgium, que lleva a sus espaldas 30 años de recorrido en el mundo del craft. Desde 1991 regando las gargantas de los sedientos estadounidenses.

Me hice con 3 de sus cervezas a precios bastante razonables para ser de importación y he empezado abriéndome la Fat Tire, la Amber Ale de su catálogo. Me encantan las Amber Ales, y seguramente os preguntaréis por qué no aparecen más por el blog. Bien, es que cuando voy a comprar hay 5000 NEIPAs nuevas en el mercado -que al fin y al cabo es lo que acabo comprando- y cuesta muchísimo ver Ambers que no haya catado, que normalmente suelen ser referencias fijas de la cervecera de turno.

La sirvo en vaso Nonic y presenta un color dorado un pelín subido (la fotografía engaña) un poco lejos del ámbar. Limpísima, sin turbidez alguna, sin poso, sin partículas en suspensión, parece filtrada. Al olfato los lúpulos nos dan la bienvenida con un delicado aroma floral muy agradable. En boca es una cerveza plana, sin apenas matices, con la malta de cebada como protagonista y poca cosa más. La verdad es que me ha dado bastante bajón. No es que sea una mala cerveza pero se me ocurren varias referencias nacionales bastante mejores que ésta. Alguien podría decir que el viaje le ha sentado mal y yo le respondería que la Amber de Rogue viene de más lejos y nunca me he encontrado con ninguna que no estuviese en perfectas condiciones. No sé, me ha dejado bastante tibio, espero tener más suerte con las otras dos restantes. 5,2%. Comprada en la web de Beer Republic por 2,99€.

1 de enero de 2021

Great Divide - Denver Pale Ale

Antes de comenzar la reseña de hoy quisiera desearos a todos un feliz 2021. Espero que durante este nuevo año gocemos todas y todos de muy buena salud acompañada de muy buenas birras.

Un año más. Aquí seguimos desde hace más de siete. Para estrenar el que comienza me he decantado por la Denver Pale Ale de una cervecera de largo recorrido -Great Divide- que lleva en el panorama craft estadounidense desde 1994. Ahí es nada. Seguramente la conoceréis por su célebre Yeti, una Imperial Stout a la que solo tuve acceso en una ocasión. Tuve que decidirme entre esa o la de Samuel Smith y al final me decanté por los segundos. Mala elección. No porque la cerveza fuera mala ni mucho menos, sino porque a la primera nunca más la he vuelto a ver.

Hará unas semana le echamos el ojo al catálogo online de Beer Republic y tenían la Yeti, pero como no consumamos la compra fueron pasando los días y se agotó, así que he tenido que consolarme con algunas otras cervezas de los de Denver (Colorado). Empiezo abriéndome esta American Pale Ale.

De color dorado, limpísima, sin turbidez, ni poso ni partículas en suspensión. Parece filtrada. De aroma a malta de cebada y con algún punto de cítricos. En boca es una cerveza muy ligera de trago, entra sola. De lupulización suave, con sabores herbáceos y un toque afrutado muy sutil. El amargor sí es bastante marcado. Quizás para las sobredosis de lúpulo a las que estamos acostumbrados últimamente se nos quede un poco corta, pero hay que reconocerle que es una cerveza ultra crushable, de esas que te beberías varios litros. 5,0%. La lata de 35,5cl se funde en cero coma. Comprada en la web antes mencionada por 3,49€.

31 de diciembre de 2020

Cantillon - Brabantiæ

Bien, y llegados a este punto toca despedir el año. Año que ha sido muy duro y extraño para todos. Quiero hacerlo con una cervecera que para mí ha marcado mi año birruno, ya que pude visitar sus instalaciones a principios del mes de marzo, y posteriormente, en el mes de septiembre, he podido volver a disfrutar de sus cervezas durante el Zwanze Day que organizaron Carlos Rodríguez y Montse Virgili en la Masia Agullons. Así que vamos a despedir el 2020 con la Brabantiæ de la célebre Brasserie Cantillon.

La cerveza de hoy es una Gueuze resultado de un blend de cervezas Lambic de tres años envejecidas en barriles de Oporto. Se realizó por primera vez en 1991 en honor del rey Balduino de Bélgica. La versión original se envejecía en barriles de vino español. Fue una cerveza especial que no se ha vuelto a elaborar hasta 2016. Por tanto es una cerveza que hay que aprovechar para catarla cuando se tenga ocasión no vaya a ser que vuelva a desaparecer durante otros 25 años. La que catamos hoy es la versión embotellada en febrero de 2019.

La he servido en la copa del Zwanze Day, presenta un color dorado, sin turbidez y con carbonatación moderada, espuma efímera y de color blanco, buena retención del carbónico, burbuja fina y efervescente y sensación picante en la lengua durante toda la degustación.

En nariz podemos disfrutar de un evidente aroma a madera. El acético también asoma. En boca es una cerveza suave de acidez para lo que es una Cantillon. Suave también de acético, es avinagrada pero no en demasía, sensación terrosa en boca, mucha barrica, el puntito añejo característico, cuerazo, ese saborcillo que algunos dicen que es de establo (yo de momento sigo sin lamer establos, máxime con la pandemia cualquiera se pone a lamer según qué cosas por ahí) y cierta sequedad final. Muy rica. 6,0%. Se la compramos a Montse Virgili de Agullons por 30€. Aquí en España la venden por unos 60, y si tenéis la suerte de visitar la fábrica la podéis comprar por 22, en el caso de que la tengan disponible.

Me despido hasta el año que viene. Espero que no tengáis ningún percance mientras os coméis las uvas y os deseo a todas y a todos un magnífico 2021, que con toda probabilidad, será mucho mejor que éste. Un fuerte abrazo a mis fieles.