28 de junio de 2022

Von Seitz - Zeus Taint

Seguimos en los states. En esta ocasión para realizar nuestra primera toma de contacto (y posiblemente la última) con la cervecera Von Seitz. Digo lo de última no por mala, que me ha encantado, sino porque creo que la cervecera en cuestión ya no está en activo. En Google indica que la cervecera está cerrada permanentemente, y sus redes sociales  llevan años inactivas. Me temía lo peor, pero un reciente comentario en untrapper de su headbrewer agradeciéndome la bonita instantánea me hizo dudar.

Si efectivamente han cesado su actividad sería una muy mala noticia. Von Seitz Theoretical Ales se ubicaban en Smithville (Tennessee), a orillas de un bonito lago. Estaban especializados en cervezas de fermentación espontánea y Farmhouse Ales de fermentación mixta. Una rara avis. La empresa es familiar y sus cuatro propietarios se encargan de cocinar, embotellar, mantener la bodega y realizar las ventas. En algún lugar leí acerca de su buen hacer y me compré esta botella (sin saber de su cierre) en la web de Mikkeller. El ejemplar adquirido fue Zeus Taint, una Farmhouse Ale de fermentación mixta elaborada con espelta, trigo sarraceno y trigo en crudo. Han empleado también lúpulos nobles (no los especifica) para la receta.

Pues nada, al lío. La sirvo en copa TeKu y presenta un color entre dorado y anaranjado, un tanto velado. Viene ultracarbonatada y hay que controlar para no montar la fiestaca de la espuma en casa. La corona, de color blanco roto, es muy generosa -aún sin pretenderlo- compacta y no especialmente duradera. Muy buena retención del carbónico, dejándonos siempre una sensación picosilla en la lengua debido a su fina burbuja. En nariz nos saluda el amigo Brettanomyces. En boca es una delicia. Podemos encontrar toda la parte de frutas que nos recuerdan a las peras, manzanas y membrillos, con el brett asomando y aportando una acidez muy sutil. Los lúpulos nos dejan un saborcillo floral muy rico, en boca resulta un poco terrosita y con un final muy seco. Quizás podemos encontrar también un puntito especiado, se nota de fondo el grano en crudo y con ese rollazo Farmhouse que tanto me va últimamente. Me ha parecido brutal. Ojalá pueda hacerme con alguna otra referencia antes que desaparezcan del todo. 5,6%. Me costó 10,28€. Botella de 50cl.

27 de junio de 2022

Cascade - Bourbonic Plague

Tenía esta botella de Cascade en el trastero desde que me la compré (hace un año) aguardando algún momento memorable, a compartirla con alguna amistad o simplemente celebrar alguna alegría. Las idas y venidas de normativa y desvaríos varios cuanto a restricciones sanitarias por el covid del último año han propiciado que durase más de la cuenta.

En fin, finalmente llegó ese momento adecuado para abrirme mi primera botella de Cascade (de grifo ya hemos probado unas cuantas). La joyaza se llama Bourbonic Plague, se trata de la edición de 2017. Toma como base una cerveza Imperial Porter, y posteriormente se añeja durante dos años en barricas de bourbon y vino, y luego se le añaden dátiles, vainilla, canela y piel de naranja. El resultado es una cerveza Sour, que en varias webs de rating cuñao la clasifican como Oud Bruin. No es el caso.

La sirvo en copa TeKu. Presenta un color muy oscuro, un caoba tendiendo a negro, con destellos rubíes al trasluz. La carbonatación vivaz y abundante, nos deja de regalo una copiosa capa de espuma de color beis, muy compacta y persistente. Acerco la tocha y me saluda alegremente el señor ácido acético. En boca es muy sabrosa y generosa en matices. Como protagonista principal tenemos el sabor avinagrado del ácido acético, que es el sello de la casa. Un fondo de chocolate la hace muy interesante, y el dulzor que aportan las maltas equilibra con soltura la cerveza, haciendo que la acidez sea mucho más agradable. Aparecen las notas de vainilla, riquísimas, cuando se atempera el bourbon le da una chispa muy sutil (nada de cubatazos de J&B, esto es cosa fina), fruta madura que nos recuerda a las ciruelas pasas, las uvas pasas y los dátiles. Finalmente destellos especiados que le dan cierto rollito al conjunto. Pues una joyaza en toda regla, a repetir las veces que haga falta. 11,1%. Botella de 50cl.

21 de junio de 2022

Great Notion - Jammy Pants Raspberry Cherry Lime

Traemos de vuelta a la cervecera de Portland Great Notion. En esta ocasión con una Sour con frutas a la que han llamado Jammy Pants. De la cerveza en cuestión existen innumerables versiones, y nosotros hemos comprado la que había disponible: la de frambuesa, cereza y lima.

La sirvo en copa TeKu y presenta un color ocre apagado, no demasiado apetecible. La carbonatación es muy abundante y sin demasiado esfuerzo podemos crear una copiosa capa de espuma muy compacta, muy cremosa y muy persistente de color hueso.

En nariz la protagonista es claramente la frambuesa. En boca es una cerveza de acidez moderada, totalmente balanceada gracias al dulzor de las frutas. Cuerpo medio, no es la típica Sour ligera de frutas, aquí la cosa viene bastante cargadica. La sensación en boca es sedosa, con un sabor de fondo avainillado que la hace muy rica. Aparece el sabor de la cereza muy suave, hay algo que me recuerda a las rosas, y la lima le da una chispa graciosa al conjunto. 7,0%. En general bastante rica, podemos quitarnos la espinita que nos clavó la anterior, aunque sinceramente, por los 11,24€ que costó, hubiera preferido hacerme con pack bien majo de Màger, las cosas como son. Lata de 47,3cl. Comprada en Mikkeller Webshop.

20 de junio de 2022

Spencer - Oak Barrel Aged Trappist Imperial Stout

Y si ayer teníamos una joyaza, hoy tenemos un joyón. Versión mejorada de la que reseñamos ayer, hoy nos bebemos la Oak Barrel Aged Trappist Imperial Stout. Además me las bebí con un día de diferencia para tener el recuerdo fresco y poder comparar mejor.

La sirvo en la copa para cervezas barrel aged. Presenta un color bastante oscurito. Aquí ya podemos observar una merma en la carbonatación respecto a su hermana menor, aún así nos da para unos dos deditos de espuma compacta y de color beis, no especialmente duradera.

En nariz ya podemos apreciar que el añejamiento ha sido en barrica de bourbon. En boca es un licorazo bastante guapo (11,3%). Sensación licorosa por el gaznate, por si no hiciera poco calor ya solo nos faltaba el calorcillo por la garganta. No obstante, para la graduación que tiene, la cerveza es tan rica que invita a darle caña. Cuando ya nos hemos acostumbrado a la presencia del bourbon empezamos a descubrir que el café también está ahí, incluso notas riquísimas de vainilla, chocolate delicioso y un punto de caramelo. También algo de ciruela pasa suave y de fruta madura. Maderita muy suave, muy sabrosa y completa. Como diría Richy Churches: Es una experiencia religiosa. Lástima que no la vayamos a volver a probar en la puta vida. 5,82€. Botella de 33cl.

19 de junio de 2022

Spencer - Trappist Imperial Stout

Hace unas semanas leíamos la triste noticia -tristísima- acerca del cese de actividad cervecera en la abadía de Saint Joseph. Spencer, la única cervecera trapense fuera del continente europeo echaba la persiana.

Afortunadamente a principios de año hice una compra adquiriendo todo lo disponible de la cervecera trapista, así que me quedaban varios ejemplares en casa. Cuando lo compré eran auténticas joyitas y ahora tendrán un valor incalculable (en lo sentimental, en la tienda van a 4,29€). Pues directas al esófago, que pa eso están.

Hoy tenemos aquí su Trappist Imperial Stout. Con a pérdida de Spencer probablemente sea la última vez de mi vida que me beba una Stout trapista. La sirvo en vaso de Stouts. Presenta un color prácticamente negro. La caída es oleosa y al impactar contra el cristal comienza a dar el espectáculo de la cascada de espuma. Dicho espectáculo en parte se debe a la maestría escanciadora del que suscribe. La carbonatación es abundante pero sin idas de madre, si os fijáis no llega a rebasar el borde del vaso. Espuma compacta, persistente y de color beis.

En nariz malta tostada, café y chocolate. En boca es golosona. Dulce, pero sin irse de madre, no resulta empachosa en ningún momento. Corpulenta, muy sedosa y de fondo avainillado. Para beber con calma y disfrutarla. Sabores cafetosos, chocolateros y acaramelados, con notas que nos recuerdan al sirope de arce. El tueste también notable (que no chamuscado) y alguna nota de ciruela pasa. Lo dicho: joyaza. 8,7%. Botelal de 33cl.

18 de junio de 2022

Old Nation - B-43

Y otra de las cerveceras que tenía en la lista de busca y captura era Old Nation. Siempre pensé que la primera toma de contacto con la cervecera de Williamston (Michigan) sería con su célebre M-43, que n varias ocasiones me la he topado en las neveras de varias tiendas de Barcelona, pero que al final acabé descartando por su astronómico precio. Vamos a comenzar pues con su B-43, que seguramente cogerá desprevenidos a todos aquellos que pensaban que las Brut IPAs se habían extinguido. Pues no, amigos. ¡Ahí siguen!

Particularmente las Brut IPAs me agradan mucho, y siendo honesto, pensaba que tendrían más repercusión y adeptos de los que a la postre han acabado teniendo, pero en fin, si la cosa no ha cuajado por algo será. El ejemplar en cuestión lleva la misma carga de lúpulos que su hermana M-43: Calypso, Amarillo, Citra durante el hervido y un dry hop de Citra, Amarillo y Simcoe. Cuanto a maltas se refiere la cosa cambia, obviamente. Se utiliza malta Pils y se elimina la adición de trigo y avena. Durante la elaboración no ha quedado ningún azúcar residual.

Me llevé la lata de vacaciones el mes pasado y me olvidé de meter glassware en la maleta, así que esto es lo que hay. Al servirla en el vaso presenta un color pálido, muy claro. En la fotografía me ha quedado bastante velada pero si no recuerdo mal creo que era bastante más transparente. Carbonatación media, espuma de aspecto jabonoso y no demasiado duradera. En nariz tiene un aroma básicamente cítrico, con notas herbáceas agradables. En boca es una cerveza muy crispy, quizás para la graduación que tiene (7,0%) no tenga un cuerpo demasiado pesado y entra con alegría y entusiasmo. En boca es una cerveza muy seca (como cabía esperar), muy amarga (60 IBU), y con sabores muy cítricos y con bastante pino. Quizás no estaba muy fresca (llevaba enlatada varios meses), pero aguantó dignamente. Comprada online en Mikkeller Webshop por 5,35€. Lata de 47,3cl.

17 de junio de 2022

Vitamin Sea - My Friend

Y llegamos al viernes con un zumazo de los que molan. Se estrena en el blog la cervecera estadounidense Vitamin Sea, que hasta hace poco estaba en búsqueda y captura por el que suscribe. Finalmente tuve suerte y pude hacerme con un par de latas y poner el check a otra cervecera estadounidense más.

Los de Weymouth (Massachusetts) nos han preparado My Friend. Se trata de una New England IPA elaborada con los lúpulos Nelson Sauvin, Kohatu y Rakau para darle un toque neozelandés al asunto. La cerveza se ha elaborado en colaboración con la banda de Reggae The Elovaters. Desconozco hasta qué punto ha participado la banda en el proceso, el caso es que en la lata indica que es una colaboración con esta gente e incluso viene el logo de los músicos.

La abro y la sirvo en uno de los vasos que tenía a mano en aquel momento (me la llevé de vacaciones), y mira, ya puestos me piqué un iceman pour. No es santo de mi devoción servir la cerveza así, aclaro, simplemente el momento y el vaso incitaban a ello. Venía bien carbonatada, pero me esmeré en que no apareciera nada de espuma en la instantánea. El aspecto ya lo estáis viendo: zumazo total: color naranja, muy turbia... todo un biofrutas.

Acercamos la tocha y empezamos el festival del cítrico. En boca es bastante sedosita, con cuerpo pero entra guay. En boca podemos encontrar sabores que nos recuerdan a la naranja, la mandarina y el pomelo, aunque también altas dosis de melocotón y níspero. Enlatada hace doce meses, no las tenía todas conmigo, pero la verdad es que ha aguantado muy bien, mejor de lo que me esperaba. Obviamente fresca debe ser incluso mejor, pero que vaya, no me quejo. Final nada amargo. Un zumazo muy, muy rico. 6,0%. Comprada en Mikkeller Webshop por 5,35€. Lata de 47,3cl.

16 de junio de 2022

Foam - Halo Bender

Ei, que todavía tenemos algunas laticas de Foam pendientes de reseña. Las he ido dosificando para no publicarlas del tirón, y hoy es el turno de Halo Bender, la tercera en caer.
 
La joyita es una New England Double IPA elaborada con los lúpulos Citra y Simcoe. La sirvo en copa y presenta un color anaranjado muy vivo y llamativo. Turbia, con aspecto de zumazo. La carbonatación es abundante y nos deja una generosa capa de espuma blanca que parece nata montada. Marca de la casa. Muy compacta y cremosa, a la par que persistente.

Al acercar la napia podemos disfrutar de unos aromas a cítricos muy agradables, con algunas notas también de melocotón, aguja de pino e incluso melón. En boca cuenta con un cuerpazo sedoso a tener en cuenta, mas no por ello pierde bebestibilidad. La cosa pasa con alegría y entusiasmo. Está muy rica, cosa fina. Destaca su sabor cítrico, con notas herbáceas suaves y algún punto de fruta tropical muy agradable, algo de piña muy rica y suave. Al final un pelín amarga, pero en general bastante top. 8,0%. Comprada refrigerada en BierCaB ShoP por 13,50€. Lata de 47,3cl. Qué cosas tienes, Andrés.

15 de junio de 2022

Barbacana - Valencia


Nuestra última visita a Valencia dio bastante de sí. Obviamente visitamos nuestros barrios favoritos -Ruzafa y Ensanche- y, tras nuestra visita al Bendita Birra para realizar nuestras compras de rigor, decidimos expandir nuestros horizontes birrunos y cruzar el antiguo cauce del río Turia. Valencia goza actualmente de una muy buena forma cervecera (solo hay que ver el número de negocios craft beer abiertos en los últimos meses: Bukowski, Beerland, Zero 11...), teníamos muchas ganas de visitar sitios nuevos, así que nos pusimos rumbo al barrio de Mestalla, y tras cruzar el puente de las flores, llegamos a nuestro próximo destino birruno: Barbacana, sede gastronómicobirruna de Cervezas Antiga.

Vinimos con todos los requisitos necesarios: mucha hambre y mucha sed. Nos adentramos en el interior del local, muy cálido y agradable, con una bonita decoración, y con gran variedad de rincones y espacios para disfrutar de nuestra bebida favorita. En la entrada hay dispuestas un par de mesas para el sector fumeta, para los que quieren disfrutar de una buena comida al aire libre acompañada de unas cervezas de proximidad hay algo mucho mejor, pero de eso ya hablaremos más adelante. Una vez dentro, observamos que el espacio es bastante grande. Al inicio tenemos un espacio muy agradable, con luz natural, con unas pequeñas mesas de madera colocadas en la pared derecha, dejando un ancho paso para la clientela y el trajín del servicio. Los colores del mobiliario, la vegetación y la calidez de la madera lo convierten en un espacio  perfecto para disfrutar de unas cervezas durante el día, aprovechando esos rayos de sol, especialmente en esos meses donde escasean.

Más adelante nos topamos con la barra, perfecta para apostarnos allí y tomarnos unas pintas mientras conversamos con amigos o pedimos consejo al personal. Allí el espacio se ensancha considerablemente, dando paso a una amplia sala, presidida por una zona elevada, que hace las veces de escenario cuando hay conciertos u otras actuaciones.

En Barbacana cuentan con diez grifos rotatorios de Cervezas Antiga. Envasan los barriles en su fábrica de Catarroja, y en tan solo 20 minutos en furgoneta ya están refrigerándose en Barbacana. Ventajas del producto de proximidad. Normalmente suelen tener pinchadas varias IPAs (Session, Imperial, White, New England...), una Vienna, una Red Ale, una Imperial Stout, su Belgian Tripel con chile habanero, una Cream Ale, o su Golden Ale. Quizás eché en falta alguna carta con otras referencias en botella o lata, tanto de Antiga como de otros cerveceros, para beer hunters como el que suscribe, siempre a la búsqueda de cervezas nuevas. No obstante, incluso habiendo probado varias de sus referencias antes de mi visita, la mayoría de las cervezas que bebí fueron nuevas, así que salí muy satisfecho. Para herejes del craft como si señora esposa, disponen de una pequeña selección de vinos, así como de refrescos, destilados, sidra, vermús, spritz, tinto de verano, sangría y -cómo no- agua de Valencia.

Hemos hablado de su fantástico interior, pero realmente, lo mejor del Barbacana -especialmente cuando hace buen tiempo- es su espectacular terraza. Y no estamos hablando de una terraza cutre en mitad de una acera estrecha, no. La terraza del Barbacana se ubica en pleno Paseo de la Alameda, que discurre paralela al antiguo cauce del río Turia, rodeada de palmeras, unas imponentes higueras australianas e incluso una preciosa glicina.


Pero dijimos que habíamos venido aquí a comer, así que vamos al turrón. Para abrir boca cuentan con patatas bravas, sepia rebozada, croquetas de setas trufadas y huevo frito, buñuelos de ajoarriero ahumado con all i oli de ajo asado, callos veganos (WTF!), cornflake chicken con salsa cajún, bhajis de boniato y cebolla morada con chutney de mango al curry, tacos de lechuga rellenos de panceta caramelizada al estilo vietnamita, nachos con queso con crema agria y guacamole, tosta de sarina ahumada, tosta de morcilla vegana, y oreja de cerdo a la plancha con mojo picón. Nosotros optamos por las bravas y los buñuelos de bacalao ajoarriero.

Para entrar en materia seria podemos optar entre: el perrito de blanquet con cebolla asada y salsa criolla, el pulled pork con salsa barbacoa y ensalada de col y pepinillos, el pulled pork vegano, el Louisiana roll de gambas crujientes con salsa cajún y pico de gallo, el pollo crujiente con queso cheddar y salsa Sriracha, el codillo asado con mostaza y mermelada de cebolla a la cerveza negra y el pulled black angus. Y si sois muy fans de la barbacoa cuentan con variedad de alitas de pollo, costillas y lomo. Al enano le pedimos el pollo frito con patatas (sin salsa), a los otros dos hamburguesa con queso (sin ningún condimento) y mi mujer y yo coincidimos en que ambos queríamos el Lousiana roll, así que pedimos uno, además de un pulled black angus, ambos para compartir. El pulled de black angus estaba espectacular, pero es que el Louisana roll de gambas estaba de soltar la lagrimita.

Y para poner la nota dulce tenemos el birramisù de la casa elaborado con su Imperial Stout, el coulant de calabaza con helado de chocolate blanco y grosellas, el brownie con helado de vainilla, la tarta de limón, y el sticky toffee pudding con helado de caramelo salado. Pedimos el primero y el último, muy ricos ambos, aunque el birramisù para mi gusto demasiado empapado de cerveza. Con dos litros menos ya me hubiera ido bien.

Estuvimos de lujo disfrutando de su terraza (era un día de abril con una temperatura perfecta) y la verdad es que nos regalamos un buen rato. Para meternos un chute de energía para el resto de la tarde pedimos un clásico del País Valencià: el cremaet. Nuestro carajillo de ron quemado que no falte al final de nuestros ágapes levantinos.

El servicio muy majo y atento. Teniendo en cuenta que la terraza estaba considerablemente lejos de la cocina (y con la carretera de por medio) le metieron bastante caña a la hora de servirlo todo. Unos fieras. Hasta aquí todo por hoy, así que procedemos a colocarles su merecido pin en nuestro Mapa Birruno. Pasamos a hacer una valoración de la selección birruna que nos tomamos en nuestro clásico balance de daños.

Balance de daños:

-Antiga - Doble IPA. Para comenzar la tarde empecé fuertecico con su Imperial IPA lupulada con Citra y Simcoe. Con cuerpecito pero muy bebestible. Los sabores nos recuerdan a la fruta tropical, la fruta de hueso y un puntito herbáceo. 8,5%.

-Antiga - Cream Ale. Repetí la Cream Ale de la casa. Es una lástima que de este estilo haya tan pocos cerveceros españoles que lo lleven a cabo. Aproveché la ocasión. Estaba muy rica y refrescante. 4,5%.

-Antiga - New Zealand IPA. De vuelta al lúpulo. Muy hazy, muy zesty, con los matices cítricos muy marcados. Rica, bebestible y refrescante. 6,0%.

-Antiga - Social Lager. No me quise ir de allí sin catar una Lager, así que me pedí esta Vienna elaborada con los lúpulos Saaz y Nugget. Muy bebestible, dulce y acaramelada, con el puntito tostado suave, destellos afrutados y muy rica. 

Barbacana                Passeig de l'Albereda 10, Valencia              barbacanavlc.com              info@barbacanavlc.com             961   913   407

14 de junio de 2022

Birrificio Italiano & Birrificio Lariano - TipoGrigna

Todo lo que me encuentro de Birrificio Italiano lo compro sin remilgos. Esa es mi política. Que luego venga en colaboración con otra cervecera, pues te lo comes y punto. Máxime cuando escasean las referencias de los de Lurago Marinone por estos lares.

Efectivamente la de hoy es una colaboración con Birrificio Lariano, la cervecera vecina. El fruto de este trabajo conjunto es TipoGrigna, e intuyo que vendría a ser un híbrido entre la TipoPils de los primeros y La Grigna de los segundos, ambas de estilo Pilsner. La TipoPils es de sobra conocida en mi casa, pero en cambio La Grigna no. Lo óptimo hubiera sido catarla antes de probar el híbrido, pero lamentablemente -desconozco el porqué- no nos llegan demasiadas cervezas artesanales del país transalpino, y de Birrificio Lariano concretamente, directamente nada. TipoGrigna, como no podía ser de otra manera, es una Italian Pilsner elaborada con lúpulo Petit Blanc.

La sirvo en copa TeKu, presenta un color dorado subido, que incluso me recuerda al de algún vino blanco o moscatel. La carbonatación es abundante y nos deja una gruesa capa de espuma compacta y cremosa de color blanco. En nariz nos llega un agradable aroma herbáceo, que nos recuerda a las agujas de pino. En boca podemos disfrutar del sabor de la malta de cebada, muy rico, con una base de Pilsner riquísima, y con los lúpulos aportando notas de fondo herbáceas, cítricas y un puntito floral muy agradable. Muy rica, muy refrescante, con el puntito hoppy justo, y siempre teniendo muy claro que nos estamos bebiendo una Pils. Final notablemente amargo y seco. Comprada refrigerada en el Bar Bocamoll por 4,00€. Botella de 33cl.

13 de junio de 2022

Beerbliotek - Rush

Hoy nos vamos a dar un viajecito a Suecia para retomar nuestra filia birruna con Beerbliotek. Desde el año pasado que no catábamos nada de los de Gotemburgo y la verdad es que el reencuentro nos lo hemos tomado con entusiasmo. Han caído varias estos últimos días y las iremos dosificando durante las próximas semanas.

La primera en caer ha sido su Rush, una New England IPA elaborada con malta de cebada, trigo y avena y los lúpulos Azacca, Ekuanot Cryo e Idaho 7 Cryo.

La sirvo en copa TeKu y presenta un aspecto bastante hazy, con un color anaranjado bastante bonito. La carbonatación es abundante y nos permite generar una gruesa capa de espuma blanca, compacta y persistente.

En nariz nos dan la bienvenida los lúpulos, con aromas que nos recuerdan al mango y la fruta tropical. En boca es una cerveza sabrosa, también muy bebestible aunque ojo, que tiene su cuerpecito. Muy agradable en boca, con sabores tropicales que nos recuerdan al mango, muy intenso también el albaricoque, a ratos también nos llega algo de melocotón, notas cítricas con un puntito zesty muy interesante y un pelín herbácea también, así de soslayo. Finalmente nos deja un final de amargor moderado (45 IBU). 6,5%. Degustada en la General de Begudes de Valldoreix por 4,00€. Lata de 33cl.

11 de junio de 2022

Tilquin - Mirabelle

Han pasado más de cuatro añazos desde la última Tilquin que bajó por nuestro esófago. Demasiado tiempo para cualquier cervecero con filia por las Lambic. La verdad es que de la cervecera de Rebecq nos llega solo su gama base, pese a que su catálogo es bastante amplio. Seguirlos por Instagram y ver todo lo que sacan a sabiendas de que no lo vas a catar es una tortura inhumana.

Así que para ahorrarme una pasta en psicoterapia tiré de tienda online belga y me traje esta botellita tan maja de su Mirabelle, elaborada obviamente con ciruela Mirabelle. Se trata de la añada 20/21.

Pues nada, la sirvo en el vaso para Lambics que me traje de souvenir del In De Verzekering Tegen De Grote Dorst y presenta un bonito color albaricoque, un tanto velado, con notable poso y partículas en suspensión y, sorprendentemente con una espuma bastante persistente. La carbonatación es abundante, podemos conseguir con facilidad una corona de espuma de más de un dedo que aguanta bastante bien. La retención del carbónico también es muy buena y su burbuja fina nos va a dejar una sensación picante en la lengua durante toda la degustación.

En boca podemos notar ya el aroma avinagrado, con alguna nota de madera y cuerazo. En boca es una cerveza considerablemente ácida, aunque para los que ya estamos acostumbrados a este tipo de cervezas no nos va a incomodar en ningún momento. La acidez queda en parte compensada por el dulzor de la fruta. La ciruela está presente, aunque también hay notas de fruta que me recuerdan al albaricoque y fruta carnosa de hueso. El ácido acético está bastante presente (para los que nos gusta es un delirio), quizás un pelín terrosita y con un final un pelín seco. Una joyita de 7,0% que pese a su graduación entró divinamente. Me costó 8,11€ en Huis Van De Geuze. Botella de 37,5cl.

10 de junio de 2022

Ayinger - Kellerbier

Traemos de vuelta a la cervecera teutona Ayinger, que tantas alegrías nos ha dado con su Celebrator. Es curioso que haya podido encontrar Oysters Stouts de cerveceras neozelandesas y que en cambio me cueste la vida dar con la gama base de la citada brauerei. Desvaríos de las distribuidoras y movidas raras.

Hoy nos vamos a abrir una botellaza de medio litraco de su Kellerbier, que ya había probado varias veces de grifo (una de ellas en el Hoppy de Zaragoza), pero que nunca había encontrado en formato vidrio. Este problema se solucionó tras nuestra visita a la tienda Bendita Birra de Valencia, donde tenían gran parte de su catálogo.

Pues nada, ¡al turrón! La sirvo en vaso alto para Lagers (doy por hecho que es una Kellerbier con base de Helles) y presenta un color dorado, pálido y velado, ya que es una cerveza sin filtrar. Estos alemanes ya fueron unos adelantados a su época e inventaron las cervezas hazy. Después del festival del humor procedemos a acercar el naso para deleitarnos de su aroma a fábrica de cerveza, con ese cereal en grano, ese aroma a cocción y con la cebada como protagonista. Después del viaje a Aying procedemos a darle el primer tiento. Cuerpo medio, no es especialmente ligera. Muy sabrosa, muy rica, con un puntito dulce agradable, la cebada como protagonista y con un final de amargor suavecito. A mi mujer y a mí nos ha gustado bastante pero le hemos encontrado que le faltaba un pelín más de bebestibilidad. No pasaba con la alegría que nos hubiera gustado. Por todo lo demás una cerveza muy rica. Me costó 3,15€.

9 de junio de 2022

Cosa Nostra - Fucking Putin

Y seguimos con el panorama nacional, en este caso elaborado por Cosa Nostra, la cervecera de Puerto de Sagunto que no ha dudado en atizar al Kremlin ante la escalada bélica en territorio ucraniano. Esta es su manera de sumarse a la campaña Brewers Against War en la que participan numerosas cerveceras de todo el mundo, como Baladin, Nova Runda, Pulfer, Olarin Palimo, Orava, Metal Head o Bereta.

La cerveza se llama Fucking Putin -sin paños calientes- y es una Rye IPA (obviamente con maltas de cebada y centeno) con la adición de mango y con levadura Kveik. No indica qué lupulos han empleado.

La sirvo en vaso shaker y presenta un color anaranjado bastante velado, aunque sin llegar al aspecto de biofrutas de las New England IPAs. La carbonatación es abundante, aunque en ningún momento parece que vayamos a montar la fiesta de la espuma en Pacha. El giste es compacto, cremoso y de color blanco.

En nariz podemos disfrutar del aroma tropical de los lúpulos, con un puntito sutil de mango muy agradable. En boca es una cerveza rica, con cuerpo, con el puntito del centeno muy sutil y con el mango presente, pero sin acaparar todo el protagonismo. Muy tropical, con notas de fruta de hueso y cítricos y nada amarga. 7,0%. Lata de 44cl. Degustada en la bocatería La Gàbia de Benicàssim.

8 de junio de 2022

Caleya - Kamikaze

Y seguimos con los birrotes nacionales. En mi última visita a la bocatería La Gàbia de Benicàssim con la cerveza de hoy reconozco que me dio una sobredosis lupulil que me tuvo alejado de las cannabáceas durante una buena temporada.

En esta ocasión traemos de vuelta a la cervecera asturiana Caleya, con una New England India Pale Ale con double dry hopping de lúpulos Citra, Mosaic y Galaxy, además de la malta de cebada y trigo y los copos de avena. La joyita ha sido bautizada como Kamikaze.
 
La vierto en el vaso shaker que me proporcionaron en el establecimiento y presenta un color anaranjado bonito, amelocotonado, con la turbidez característica del estilo. La carbonatación es abundante y nos deja una gruesa corona de espuma con sombrero incluido, muy compacta, cremosa y persistente de color blanco.

En nariz podemos disfrutar de un vendaval aromático de naranjas y mangos como para segregar endorfinas toda la noche. En boca es muy agradable al tacto, entra suave suave. Muy sedosa, muy rica, y con sabores que nos recuerdan a la naranja y el mango. Tiene también un puntito zesty que le da algo más de punch. Cero amarga, todo en su sitio, increíble. 6,6%. Lata de 44cl.

7 de junio de 2022

Engorile - Upane!

Y otros que vuelven al blog son Engorile, de los que no me importa traer por aquí lo que haga falta. El equipo de Xavi se está marcando unos birrotes brutales últimamente y el de hoy no es ninguna excepción.

En esta ocasión os presentamos Upane! -una New England Double Milkshake IPA- que no tiene nada que ver con UPA Dance, pero sí con los bailecitos de los All Blacks neozelandeses, como ya nos indica la ilustración. Pues de lúpulos neozelandeses va la cosa: Riwaka, Pacific Sunrise y Cryo Mosaic. La avena, el trigo y la lactosa acaban de completar la receta.

La cosa viene bastante turbia, con un color albaricoque bastante vivo, y con la carbonatación muy abundante, que nos deja una gruesa capa de espuma blanca, muy compacta, cremosa y persistente.

En nariz es un huracán de mango brutal. En boca es muy sedosa y aterciopelada, con cuerpo. Muy sabrosona, con el mango como protagonista, a niveles brutales. Entre tanto mango podemos disfrutar también de otros registros, como los cítricos (naranja) y notas herbáceas suaves. Final de pomelo bastante intensito y amargor moderado. 7,8%. Comprada refrigerada en la General De Begudes de Valldoreix. Lata de 44cl.

6 de junio de 2022

Jakobsland - I Always Dream Of Paris

Arrancamos el mes de junio con otra joyita de Jakobsland. La cervecera de Santiago de Compostela nos ha preparado en esta ocasión una New England Double IPA con toneladas y toneladas de lúpulos HBC 586, Galaxy e Idaho 7. La receta además lleva el trigo y la avena característicos del estilo.

La cerveza en cuestión se llama I Always Dream Of Paris y tiene aspecto de zumazo total. Color naranja claro y muy, muy turbia. Quizás no se aprecie mucha carbonatación en la instantánea, pero era más que correcta, con su espumita blanca que acabó esturreada por la mesa (gajes del oficio). El aroma es muy cítrico y agradable. En boca es sedosa pero altamente bebestible. Muy sabrosa, con el mango como protagonista, aunque también podemos disfrutar de sabores cítricos y herbáceos. 8,0% perfectamente integrados. Esta cerveza es apta para el consumo vegano. Lata de 44cl libre de BPA. Comprada refrigerada en la General De Begudes de Valldoreix.

22 de mayo de 2022

Riegele - Ator 20

El pasado sábado estuve con mi colega Charlie haciendo una ruta de senderismo por el lago de Banyoles. Evidentemente la salida tenía su letra pequeña, y es que la ruta en cuestión no había sido elegida para disfrutar únicamente de la belleza del lago y de sus alrededores. Tocaba visita birruna premeditada. Charlie es un gran adepto a las salidas cerveciles y estuvo encantado con el plan, así que las previsiones eran que nos íbamos a poner finos. Y así fue.

Como tengo pendientes de publicación varias visitas anteriores tendréis que esperar algunas semanas hasta la publicación de la entrada de La Microcervesera, que fue la tienda-cervecería que fuimos a visitar tras una larga peregrinación, pero mientras tanto os publicaré las cervezas que cayeron aquella gloriosa jornada.

Tenía muy claro que la primera sería una Lager de Riegele, que sabía de sobra que me estaban esperando en sus neveras. La sorpresa fue que acabase pidiendo una Doppelbock, ya que Ivan (el dueño del negocio) me puso los dientes largos con la descripción de la misma. La frase detonante fue "-A mí me gusta más que la Celebrator de Ayinger". No se hable más, ponnos dos. Pues nada Ator 20, bienvenida a Mundo Birruno. Qué lástima que no hayas pasado antes por el blog.

La receta lleva malta Pilsner, malta Munich, malta tostada, levadura Saccharomyces Cerevisiae y los lúpulos Hallertauer, Hersbrucker y Opal. La sirvo en la jarra de Schlenkerla que me proporcionó Ivan, y presenta el color marrón oscuro característico del estilo, con reflejos cobrizos y de color rubí. La carbonatación es muy abundante. Logro sacarle una capa muy gruesa de espuma cremosa, tupida, compacta y persistente de color beis. Mientras baja el asunto acerco la napia para disfrutar del espectáculo. En nariz predomina la malta tostada, espectacular, con notas achocolatadas, galleta (me ha recordado a las Campurrianas), galleta de jengibre y bizcocho. En boca es un trabajo finísimo, de una orfebrería birruna exquisita. Muy sabrosa, pero muy fina, todo muy suave y en su sitio, sin aristas, sin estridencias. Pese a contar con un 7,5% de alcohol entra con una alegría inusual. La verdad es que la cogimos con muchísimas ganas y el calor incitó a darle matarile con celeridad. Predomina la malta tostada, cero chamuscada, con notas centelleantes de caramelo, bizcocho, mucho chocolate, es un puro delirio. Entró como la seda, y el único inconveniente fue que se acabó demasiado rápido. Fue como despertar de un bonito sueño.

21 de mayo de 2022

Fira De La Cervesa i El Formatge 2022 - Rubí



Había muchísimas ganas de volver a la normalidad y, visto la visto, parece que empezamos a vivir eventos y festivales cerveceros a niveles prepandémicos. No soy una persona a la que le provoquen demasiado entusiasmo los festivales cerveceros, pero sí suelo acudir a los que a mí personalmente me merecen la pena. Este ha sido uno de ellos. Precisamente uno de los que se me resistía terriblemente: la Fira de la cervesa i el formatge de la localidad vallesana de Rubí. El pasado fin de semana se celebró su séptima edición (las seis anteriores me las perdí por compromisos ineludibles) y la verdad es que la hemos cogido con muchísimas ganas.

El evento comenzó el viernes 13 de mayo a las 18:00 y acabó el domingo 15 a las 21:00. Desde aquí quiero felicitar a la organización por el excelente funcionamiento de la feria. Entre el elenco cervecero que se dio cita estaban: Bertus, 27 Club, L'Estupenda, Engorile, La Canetenca, Florestina, Senglaris, Synera, La Cervesera del Poblenou, Mas Malta, Barret, La Masovera, Quer, Ebrewine y Comic Beer. La nota internacional la puso la argentina Juguetes Perdidos. Todo bastante local y de cercanía. La ubicación fue perfecta: Justo delante de la estación de los ferrocarriles. Un lugar muy céntrico y de fácil acceso a pie para todos los vecinos de la localidad, y también muy fácil para llegar en transporte público desde Barcelona, Terrassa u otras localidades. Los que vinimos en coche tampoco tuvimos demasiado problema para aparcar. Lo mejor de todo fue la enorme pérgola que cubría todos los stands, que nos dio buena sombra durante un soleado fin de semana donde el sol apretó de lo lindo. Bravo por el Ayuntamiento de Rubí.

El espacio también estuvo muy bien distribuido. En una banda los productores queseros y cerveceros artesanos. En la otra banda los food trucks. Justo en medio una gran cantidad de mesas y asientos para poder disfrutar de las cervezas y la viandas cómodamente (tomen nota resto de eventos nacionales) y el mostrador para comprar el vaso. En un extremo estaba ubicado el escenario, y en el otro extremo una zona donde se realizaron diversas actividades, con atracciones y juegos infantiles. El evento era de acceso libre, pero evidentemente el vaso había que comprarlo. Por 5€ nos entraba: el vaso del evento, una bolsa de patatas fritas y un token para una degustación (medio vaso) de cualquiera de las cervezas pinchadas en el evento. Fue de agradecer que en todos y cada uno de los negocios se pudiera pagar en efectivo o con tarjeta de crédito, evitando así las largas colas para comprar tokens (que luego muchos te los acabas comiendo con patatas) y la comodidad de pagar con dinero real (tomen nota resto de eventos cerveceros).

Que se agotaran los vasos del evento y tuvieran que poner los de Cervesa Del Montseny es un dato significativo de la buena marcha de la Fira. Una cosa que me gustó muchísimo (y que ya podrían tomar nota una vez más muchos otros eventos cerveceros) es que el negocio local se volcó de lleno con la Fira.

La bodega Rosàs y Vinalium regalaban el ticket para cambiar por el vaso de la Fira por cada compra superior a 10€. El 90% de las charcuterías y tocinerías de la ciudad hizo lo propio. Una muy buena manera de publicitar el evento, dar apoyo a los negocios participantes e incitar a los consumidores a darse una vueltecita por la Fira.

El transcurso de la actividad estuvo muy animado gracias a la música y el buen ambiente que se respiraba. Durante todo el evento hubo música, con varios DJs pinchando y las actuaciones de varios grupos locales: Soul Garden, Blue Funky Mamma y Soak In Bleach amenizaron el acto. También tuvo mmucha acogida y un público entregado la actuación de QGat Country, con muchísimos participantes con sombrero vaquero siguiendo los pases de baile que hubieran hecho que el mismísimo Billy Ray Cyrus estuviera orgulloso. Uno de los puntos fuertes de la Fira fue la gran variedad y cantidad de oferta gastronómica. Además de las paradas queseras, donde se podía comprar y pedir surtidos de degustación hubo varios food trucks de comida variada: asados argentinos, hamburguesas, comida tailandesa, bocadillos, croquetas caseras e incluso una caravana de cocktails variados.

Varios amigos me acompañaron durante el domingo al mediodía, donde hubo un ambiente muy agradable, y cuando apretó la gazuza opté por visitar la paradita del señor tailandés para tomarme un pad thai de langostinos y unas gyozas. Riquísimo todo. El resto de las caravanas también tenían una pintaza brutal.

Tras pasar varias horas en el evento la verdad es que tuve la sensación de que en ningún momento se me hizo pesado, el ambiente fue muy agradable, familiar y distendido. Como puntos fuertes me gustó mucho la organización y ubicación (esa pérgola fue vital), así como el elenco de participantes y la eliminación de los dichosos tokens. Como punto negativo eché de menos algún lavavasos. Algunos cerveceros en su barra tenían uno instalado y te lo podían limpiar antes de servirte la siguiente cerveza, pero hubo algunos que no, con el consiguiente blending indeseado y el vaso evidentemente churretoso. Que ese sea mi único dato a mejorar para futuras ediciones ya dice mucho del buen funcionamiento de la de este año. Otra vez mis felicitaciones a la organización y participantes, espero de corazón seguir poder disfrutando de las ediciones que quedan por venir. ¡Hasta el año que viene!

Balance de daños:


-Comic Beer - Ambar Ale Nous. Invertí mi token de bienvenida para conocer a esta cervecera de Cardedeu. De sus vecinos Sant Jordi sí que he probado la mayor parte de su catálogo, pero de Comic Beer todavía no había catado nada, así que fuimos al grano. Soy muy fan de las Amber Ales y siempre lamento que los cerveceros artesanos no saquen al mercado más ejemplares, así que tenía que cumplir. Me pareció muy maltosa, con el cereal como protagonista, con un punto dulce agradable, acaramelada, aunque no supe encontrar las nueces. 5,5%.

-Engorile - Just A Pils. Tenía ganas de conocer a Xavi en persona, así que era imperativo pasarme por su caseta a saludarlo y felicitarlo por sus últimos birrotes. Con la Deep Beats que probé hace unas semanas aún tengo los lagrimones. Tenía algunos grifos con algunas de las cervezas que había sacado en lata pero yo opté por esta Lager, que solo tiene disponible en barril, y además me doy el gustazo, ya que cada vez disfruto más de las cervezas de baja fermentación. New Zealand Pilsner, si no me equivoco con lúpulos Motueka y... (el resto no lo recuerdo, creo que Nelson Sauvin). Muy bebestible, muy crispy, con mucha presencia del lúpulo que la hace muy refrescante y que te invita a seguir bebiendo. Todo esto con la base maltosa rica de fondo. 5,0%. Final muy suave (18 IBU)

-Ebrewine - Homo IPArus. Tenía muchísimas ganas de conocer este proyecto cervecero ubicado en Horta de Sant Joan, y sobre todo de pasarme por su fábrica y disfrutar de sus cervezas bajo la hermosa pineda que tienen. De momento nos hemos conformado con esta White IPA, muy cítrica y refrescante. 5,0%.

20 de mayo de 2022

DosKiwis - Mini Truck

Es un gustazo siempre tener en el blog alguna cerveza de DosKiwis, y más aún ir a su taproom y disfrutarla en su increíble patio.

El sábado pasado me acerqué con mi colega Charlie a comer en el The Container DKB, y estuvimos disfrutando de varias cervezas en primicia. Tan en primicia que ni aparecen en la web de la cervecera y ni siquiera estaban en Untrapper (al final me pudo el ansia y creé yo mismo la entrada).

Debido a la ola de calor sahariano que estamos sufriendo en la península una de las que cayó fue esta Mini Truck, una Micro IPA de 3,0% (o New England Session IPA, como queráis llamarla), elaborada con malta de cebada, trigo, avena y los lúpulos Mosaic y el blend Cryo Pop (Citra, Simcoe y TRI 2304CR). Decidí comprar también una lata para repetir la experiencia en casa y ya de paso subir la ficha al blog.

La abro y sirvo en la copa de la marca, presentando un color amarillo claro bonito, muy velado, muy hazy. La carbonatación no es demasiado abundante (para lo que me suele salir a mí personalmente cuando escancio) pero aún así nos da para una capa de espuma blanca más que suficiente. En nariz todo cítricos, con el limón y la lima como protagonistas. En boca pasa muy ligera. Con poco cuerpo, aunque la avena ayuda a equilibrar este punto. Muy sabrosa, de entrada muy cítrica, con el limón y la lima como protagonistas, pero conforme avanza la degustación va apareciendo la mandarina, el albaricoque e incluso un punto sutil de fruta tropical. Nada amarga. Perfecta para este sofocante calor y para beber en cantidades industriales.