31 de agosto de 2017

Σóλο - Aμεριξανα

Hoy os traigo una cerveza cretense de la cervecera Solo, fundada en la ciudad griega de Heraclión por el noruego Kjetil Jikiun, que antaño elaboraba birras para Nøgne Ø pero hace años que tarifaron.

A este hombre le tengo en muy buena estima pero para ser honestos me esperaba muchísimo más de esta cerveza. Se trata de una American Pale Ale a la que sin devanarse demasiado los sesos han bautizado como Americana.

Incluso sirviéndola con un cuidado extremo me ha generado más espuma que una fiesta de Pocholo en Ibiza. Muy bestia. En boca el sabor maltoso es bastante intenso, por lo que por momentos me ha parecido algo más cercano a una English Pale Ale que no una American Pale Ale. De primeras el sabor a cereal predomina, con un toque acaramelado y dulce -nada empalagoso- y un puntito tostado. Más adelante los lúpulos van tomando más fuerza, con registros herbáceos, pareciéndose un poco a la APA de Sierra Nevada, por poner algún ejemplo conocido. Final amargo de 30 IBUs. Es una cerveza que no está mal pero la verdad es que por la trayectoria que tiene este hombre me esperaba algo mucho más fuera de lo común. Correcta sin más. 6,0%. Comprada refrigerada en Cafestes Gourmet Experience por 3,97€.

30 de agosto de 2017

Yeastie Boys - Bigmouth

Continuamos con cervezas de Nueva Zelanda, aunque la de hoy ha sido fabricada por Yeastie Boys en las instalaciones de una famosa cervecera escocesa a la que hace más de dos años que nos les compro nada y tengo la sensación de que no me he perdido nada, no les echo de menos en absoluto. Gracias por ahorrarme la pasta chicos.

Bien, los de Wellington nos han preparado esta fantástica Session IPA, estilo que practicamente monopoliza mi nevera durante estos meses de tanto calor. La Bigmouth cumple perfectamente con su cometido: refrescar este cuerpo serrano y saciar mi sed. La receta ha sido elaborada con los lúpulos Nelson Sauvin, Motueka y Pacifica.

De color claro, un tanto turbia y carbonatación sin irse de madre. En boca es una cerveza muy ligera de trago como cabía esperar. Tampoco nos sorprende su sabor de perfil cítrico, donde destaca el pomelo pero también nos saludan sus primos limón y lima. Aparece también algo de fruta tropical que le da algo más de chispa a la receta y un amargor final perfecto (25 IBUs). Comprada en Cafestes Gourmet Experience de Sabadell por 3,42€.

29 de agosto de 2017

8 Wired - Saison Sauvin

Retomamos nuestra actividad con las cervezas del hemisferio sur con la Saison Sauvin de la cervecera de Warkworth 8 Wired.

Las cervezas Saison no son santo de mi devoción -me he encontrado recetas de lo más dispar- pero ésta en concreto me llamó la atención por el puntito hoppy que le han dado con el lúpulo Nelson Sauvin.

De color marrón claro, un tanto turbia y carbonatación abundante y efervescente. Al olfato destacan los cítricos. En boca la cosa sigue en la misma linea. Es una cerveza ácida -propio del estilo- con el punto peculiar de la levadura, destaca el sabor de los cítricos y en boca resulta un tanto seca, con un sabor que me recuerda al del membrillo (la fruta, no el dulce). Algo de pomelo también y un tímido puntito lupulizado del Nelson Sauvin que aporta notas herbáceas y de resina. Creo que esta cerveza ganaría mucho más fresca, recién envasada, resumiendo: pégate el viajazo a Nueva Zelanda. En las condiciones que llega aquí el punto del Nelson Sauvin no se puede disfrutar plenamente y quizás no valga la pena la inversión, no obstante, si a alguien le pica la curiosidad de probar una Hoppy Saison, adelante pues. Por otra parte me alegro de que la receta sea una Hoppy Saison y no una Farmhouse IPA, ya que de esta última ya he probado varias referencias. En la mano del consumidor queda el darle una oportunidad o no. Yo ya he saciado mi curiosidad, y de momento solo repetiría si la probase en el país de origen. 7,0%. Comprada en Cafestes Gourmet Experience de Sabadell por 5,04€.

28 de agosto de 2017

Dunham - Rye ESB

Se estrena en el blog la cervecera québécois Dunham, que toma el nombre de la localidad donde está ubicada, muy cerca de la frontera entre Canadá y los Estados Unidos, y solo por estar tan cerca de Vermont ya nos podemos imaginar la calidad de sus cervezas.

Empezamos con su Rye ESB -auguramos que vendrán muchas más- receta que me ha sorprendido porque normalmente con centeno normalmente lo que podemos encontrar en las tiendas son Rye IPAs, así que para casa se ha venido para ver qué tal.

De color pardo con destellos ambarinos y carbonatación abundante de aspecto jabonoso. En boca es una cerveza dulzona, con el sabor de las maltas como protagonista, delicioso. Notas de galleta y ese saborcillo peculiar del centeno, la verdad es que muy rica. Amargor final perfecto (36 IBUs). Si estáis hasta la coronilla de tanto lúpulo esta cerveza os va a encantar, es la típica receta british de la Extra Special Bitter pero con la vuelta de tuerca del centeno que para mí es un puntazo. ¡Bien por los québécois! 6,0%. Comprada en A-Go-Go de Terrassa. Creo que me costó algo más de tres euros y medio pero no encuentro el ticket.

27 de agosto de 2017

Fagnes - Triple

Empiezan a llegarme muestras de cariño birrunas de amigos y familiares que han estado veraneando por toda la geografía europea. La primera en caer ha sido esta botellaca de la Brasserie des Fagnes, ubicada en Couvin (Bélgica), donde además de la fábrica tienen un fantástico brewpub con terraza y parque infantil, todo perfectamente equipado para que los padres se puedan trujar mientras sus cachorrillos juegan alegremente.

Desde aquí les mando las gracias a Judith y José María, que siempre que pisan territorio belga se acuerdan de un servidor. De todas las variedades que tenían a la venta se decantaron por esta Abbey Tripel, que a priori parece la más potentilla del catálogo.

A falta de cáliz en casa ajena nos apañamos con unos vasos del Ikea. Presenta un bonito color dorado y una generosa corona de espuma poco persistente. En boca es una cerveza dulzona, donde se puede disfrutar del sabor de las maltas y se aprecian matices de caramelo, toffee y alguna fruta seca. Es una receta clásica y sencilla muy rica y muy bien elaborada, y la verdad es que para tener 9,0% me ha resultado bastante bebible y con el alcohol bien integrado, lo que la convierte en una cerveza bastante peligrosa.

26 de agosto de 2017

Mikkeller - Mosaic

Ya sabéis que soy muy yonki del Mosaic y a la que tengo oportunidad me compro alguna cerveza single hop para paliar el mono. En esta ocasión mi chute lupulil ha sido gracias a Mikkeller, y como aprieta el calor la verdad es que esta Session IPA suavecita y refrescante me ha sentado de lujini.

Como ya sabéis, el señor Mikkel Borg, no contento con haber sacado una colección de cervezas single hop con cada uno de los lúpulos habidos y por haber ha hecho lo propio con sendas colecciones de Session IPAs y Double IPAs. A tutti.

La de hoy es una cerveza de carbonatación media y color amarillento, un tanto pajizo. El aroma a cítricos es muy agradable. Podemos identificar claramente las limas y los limones. en boca es suavísima y entra como el agua (4,5%) sin renunciar en ningún momento a sabor. El sabor es eltípico del lúpulo Mosaic, muy cítrico y con el sabor marcado del pomelo, también algo de limón, todo muy rico. Quizás algo también de uva blanca y fruta de la pasión muy suave, pero es posible que fueran los efectos del solanero dándome de lleno en la cabeza. Final bastante amargo pero agradable. Me ha encantado. Comprada en A-Go-Go de Terrassa por 3,85€.

25 de agosto de 2017

Enkel - Barcelona


Hace unas semanas recibí un mensaje invitándome a la inauguración del Enkel -un nuevo restaurante de Ciutat Vella en Barcelona- pero tuve que declinar la oferta por temas de ampliación familiar inminente. Como conocíamos de antemano que algunos socios de Enkel también lo son del OMA Bistró sabíamos que el éxito iba a estar garantizado y que no podríamos resistirnos a una visita, así que hemos tardado muy poquito en pasarnos por allí, en cuanto hemos tenido la primera oportunidad mi mujer y yo -con los tres churumbeles included- nos dirigimos al corazón de la ciudad condal para disfrutar de una agradable comida y sí, también para ponerme fino de cerveza artesana, que como bien sabéis es el leitmotiv de la mayoría de mis salidas gastronómicas, para qué nos vamos a engañar. Antes de salir le echamos un vistazo a la carta y me metí a mi mujer en el bolsillo, así que todos contentos, ¡para allá que nos fuimos! ¡Viva la birra!

En Enkel apuestan por el producto de km 0, y la materia prima que utilizan es de proximidad, la cerveza de sus grifos no es una excepción, así que los barriles que tienen pinchados son de cerveceras de la ciudad (o de localidades muy próximas), de manera que por una banda se favorece el negocio local y por la otra se ofrece al cliente una cerveza en las mejores condiciones posibles, fresquísima, recién envasada y sin los problemas que afectan tanto a nuestra querida birra: el almacenaje, la temperatura y el transporte. Cuando nosotros fuimos en sus cuatro grifos tenían pinchadas cervezas de Garage Beer, Edge Brewing (las dos de Barcelona) y si no recuerdo mal una de Guineu (Valls de Torroella). En botella  y lata tienen un auténtico arsenal, con unas neverazas de las que molan con sorpresitas Lambic incluidas, todo un lujazo. A nivel nacional tenían Garage Beer, Edge Brewing, Guineu y Dougall's, de allende nuestras fronteras Kees, Brewski, RedChurch, Westmalle, Orval, Rochefort y De Dolle. El punto de distinción viene ahora cuando lo petan con unas botellazas Sour para el que quiera pegarse el homenaje: Rosé de Gambrinus, Gueuze y Kriek de Cantillon, la Duchesse de Bourgogne de Verhaeghe y botellazas magnum de Horal y 3 Fonteinen. Brutality.

El espacio es ecléctico pero muy agradable porque sabe aprovechar los elementos antiguos y combinarlos con tintes modernos, añadiendo madera y vegetación para aportar calidez. En la entrada, aunque no tienen terraza, es habitual ver a alguien sentado en los banquitos disfrutando de alguno de sus zumos y licuados naturales. Al ser una calle peatonal es muy agradable sentarse allí a observar el trasiego de la gente al pasar y dejar transcurrir los minutos.

Una vez dentro a mano derecha se dispone una pequeña barra con pequeños bancos que invitan a sentarse allí para disfrutar de un buen café. El mármol blanco y los enormes ventanales nos alegran con una agradable iluminación natural.

Nada más bajar la rampa que da acceso al espacio nos encontramos la hilera de mesas de mármol negro y una barra alta paralela perfectas para tomarse algo. A la derecha nos queda la barra con sus cuatros tiradores donde nos espera Andrea para tirarnos toda la birra que queramos. Es el escenario perfecto para realizar largas disertaciones sobre cerveza con los amigos.

Y bien, una de las cosas que más nos gusta del trabajo de campo es el tema pitancil, masticar a dos carrillos como si no hubiera un mañana. En Enkel disponen de múltiples opciones: desde tomarse un buen café con un croissant relleno para acabar de despertarse, disfrutar de un zumo o licuado natural por la mañana, realizar un brunch, merendar alguno de sus deliciosos pasteles o sencillamente comer o cenar como se ha hecho toda la vida. La carta nos resultó muy apetecible, lo suficiente como para realizar varias visitas.

Mientras hablábamos de birra -cómo no- Fabio estuvo muy atento y les encargó a los niños un plato de pollo rebozado con patatas a cada uno. Aquí jugamos un poco a la ruleta rusa trayendo a los niños sin comer, porque son terroríficos a la hora de sentarse en la mesa, tengo esa cruz, pero la verdad es que se comieron todo el pollo encantados, tenía una pinta riquísima. Para comenzar mi mujer y yo nos dejamos aconsejar y pedimos la bomba de chicharrón de panceta y criollita, así como unas veggie gyozas, que nunca pueden faltar en nuestra mesa. Tendremos que volver varias veces para catar sus patatas bravas panchas, su vuelve a la vida, el gazpacho de sandía o la coca de caballa. Pintaza.

Para continuar con algo más contundente a mí personalmente me hacía ilusión pedirme un bol de de poke hawaiiano, con pescado fresco marinado, base de arroz gohan, virutitas de alga nori, aguacate, mango, edamame y salsa de soja. Lagrimones. Mi mujer optó por el pulpo al grill, con leche de tigre ahumada, patatas asadas, aguacate y chalaquita. Brutal, no pude contenerme de gorrearle un poco. Para futuras ocasiones dejamos la cheese burger de picaña, el codillo laqueado o el entrecote sureño ¡ya caerán, ya! La opción brunch tampoco tenía mala pinta: infinidad de huevos -no podían faltar los benedictinos- pancakes, tostadas y arepas variadas. Para el público vegano habían numerosas opciones. Damos fe de que sus veggie gyozas estaban de escándalo.

Al acabar tan magnífico ágape quedamos totalmente saciados, a mí no me cabía ni un alfiler, así que me pedí un espresso de cafés El Magnífico, que tuestan el café en la calle Argenteria, al ladito, pero nuestra prole se quedó con ganas de darle caña al brownie madness, con helado de tres leches y fudge de chocolate. Los niños tontos no son. La verdad es que de no estar tan llenos nos hubiese encantado probar sus exóticos postres, todos con algún toque peruano o venezolano: banana underground con tierra de chocolate y espuma de coco, helado andino, paletita morada de maíz, o la papaya en almíbar con crema de mató y merengue crujiente. Mención especial para los cafés, que son el broche de oro para una buena comida. Cuantas veces nos han arruinado una buena pitanza un café mediocre. En Enkel esto nunca nos va a suceder, podemos escoger entre el espresso, el latte y el capuccino de toda la vida, pero también sorprenden a los coffeegeeks con su aeropress, el V60, el coldbrew, el flatwhite o el beetrootcino, este último invención de Andrea.

Para mí Enkel es el estilo lugar cervecero que me gusta frecuentar debido a su versatilidad. No me cansaré de repetir que cada vez me resulta más triste maridar una de las mejores cervezas del mundo con un plato de quicos. El hecho de que puedas tomarte un buen plato de comida en condiciones con una gran cerveza para mí es el gran qué que marca la diferencia. Si algún día no me apetece comer nada me tomaré la cerveza a palo seco, pero por lo menos quiero tener siempre esa opción a mi alcance, y la verdad es que en Enkel tienen una carta de lujo y para mí han cumplido con creces con las expectativas. Felicitamos por tanto a todo su equipo y esperamos pasarnos por allí siempre que estemos de paso por ciutat vella. Demomento les colocamos su merecidísimo pin en nuestro Mapa Birruno, que cada vez está más pobladito, ¡así da gusto pasear por Barcelona!

Balance de daños:
-Garage - Gunmetal. American Pale Ale muy suave, muy ligera de trago y muy bebible (5,2%) de perfil herbáceo y cítrico donde destaca el pomelo.

-Garage - Soup. Espectacular New England IPA. Un auténtico zumo de mandarina y fruta de la pasión. Muy densa, muy sedosa, prácticamente sin gas. Muy sabrosa, muy viva, cero estridencias, cero defectos. Perfecta. Me ha encantado. Nada que envidiar a las de Vermont. Elaborada con trigo, avena y los lúpulos Citra y Mosaic. 6,0%. Podéis volver a leer la entrada que le dediqué hace unos días pinchando aquí.





Enkel              Baixada de Sant Miquel 6, Barcelona                     www.enkelbcn.com                      enkelbcn@gmail.com                  93  360  66  30

24 de agosto de 2017

Mikkeller - Drink'in Berliner Yuzu

Buaaaaaaaaah cómo estaba este birrote de Mikkeller que nos crujimos ayer por la tarde mi mujer y yo. Sólo os digo que no duró ni un minuto. Entró como el agua, y es que sus 2,7% lo hacen muy bebible y es sin duda una de las mejores opciones Low Alcohol del panorama birruno.

La Drink'in Berliner Yuzu es una cerveza de estilo Berliner Weiße, que es un estilo ácido de por sí, al llevar yuzu -que es un cítrico también muy ácido- no las tenía mucho conmigo, ya que pensaba que nos iba a poner la cara como a Jet Li después de comerse dos kilos de carne de membrillo. Afortunadamente la cosa ha sido mucho más suave de lo que me esperaba

De aspecto parece un cava o un vino blanco de aguja, color dorado muy claro y burbuja muy fina y efervescente. La espuma dura muy poco. Al olfato me sugiere un vino añejo, también sidra y en ciertos aspectos me recuerda a las cervezas Lambic. En boca es una cerveza ultraligera, te la acabas sin darte cuenta, el gran defecto de esta cerveza es que sabe a poco, necesitaríamos medio litrillo mínimo para quedarnos bien a gustico. En boca nos llegan sabores que nos recuerdan a la uva blanca, la manzana y la pera. La carga ácida nos aporta sabores de limón, lima y evidentemente el yuzu. Nos deja cierta sequedad final en boca. Nos ha parecido excelente. Comprada en A-Go-Go de Terrassa por 3,50€. Thomas del Mikkeller Bar Barcelona nos ha aconsejado mezclarla con una buena ginebra premium. Tomamos nota.

23 de agosto de 2017

Birrificio Italiano - Nigredo

¡Por fin! Finalmente he podido encontrar en botella este cervezón para darlo a conocer al mundo. La primera vez que lo probé fue el verano pasado en el Abirradero de Barcelona de tirador -lagrimones de placer- y desde entonces no he parado hasta dar con él.

Birrificio Italiano es una de las mejores cerveceras italianas y ésta es una clara muestra de su buen hacer. Hablamos de su Nigredo, una cerveza muy peculiar y muy poco común. Por sus características podríamos llamarla de diferentes maneras: Hoppy Schwarzbier, India Black Lager, Cascadian Dark Lager... en fin, yo me decanto más por Hoppy Schwarzbier, es una Lager oscura con el punto lupulizado muy acentuado.

De color oscuro como la noche, con ciertos destellos de color caoba, y espuma de color marfil, muy cremosa, tupida y persistente, a la par que agradable al tacto. Al olfato es espectacular. Nos alegra el aroma de las maltas tostadas unido a las notas florales que le aportan los lúpulos. Increíble. En boca la experiencia  mejora aún más. Suavísima en el paladar, entra como la seda, ligerísima de trago pese a sus 6,5% de graduación. El sabor de las maltas tostadas es exquisito. Sabrosa, dulzona y acaramelada, nada churruscada, absolutamente deliciosa. Al sabor del chocolate y del café se le une el del lúpulo, que aporta un frescor floral y herbáceo espectacular, su sabor me recuerda al de la violetas, puro éxtasis. Una joya de cerveza que hay que probar sí o sí. Comprada en A-Go-Go de Terrassa por 2,90€.

22 de agosto de 2017

La Pirata & Les Trois Mousquetaires - Barcelona Tropical

Hoy os traigo esta impresionante colaboración entre dos cerveceras muy grandes: La Pirata -una de mis cerveceras catalanas favoritas- con Les Trois Mousquetaires, que es, pero de muy lejos, mi cervecera canadiense favorita.

Los de Súria y los de Brossard nos han preparado una India Pale Ale con doble dry hopping de lúpulos Mosaic y Simcoe, un festival lupulil en toda regla. De color dorado y carbonatación media.

La Barcelona Tropical tiene un aroma intenso a fruta tropical y cítricos. En boca es una explosión de sabor. En mi opinión le he encontrado más Simcoe que Mosaic, con todos los sabores que nos proporcionan: mucha fruta de hueso, fruta tropical -mango- y por la parte cítrica destaca el pomelo. También me ha parecido encontrar algo de piña. Es un cervezón. Una birra muy sabrosa sin resultar estridente en ningún momento. Muy rica, muy bien balanceada, cero defectos. Final bastante amargo pero no me ha parecido tan heavy como marcan sus IBUs (80). Una vez más tanto los catalanes como los québécois lo han vuelto a petar. 6,5%. Comprada refrigerada en Cafestes Gourmet Experience de Sabadell por 3,33€.

21 de agosto de 2017

Quana - AIR26

Hoy tenemos en el blog la AIR26, la American IPA de la cervecera vallesana Quana. Como ya expliqué en mi post anterior los de L'Ametlla del Vallès cultivan su propio cereal que luego llevan a maltear para elaborar sus cervezas. Un gran valor añadido.

Como solo tiene un 4,5% de graduación alcohólica también le he puesto la etiqueta de Session IPA. De color dorado y bastante clara, con muchísima espuma (últimamente llevamos una rachita con la espuma que a este paso me van a contratar en Amnesia Ibiza para montar una fiesta).

Al olfato es herbácea. En boca continúa todo en la misma linea, con un punto resinoso suave sin llegar a resultar desagradable en ningún momento. Es perfectamente perceptible el punto maltoso, que aporta cierto dulzor, y la verdad es que en cervezas de este tipo me gusta mucho encontrármelo bajo capas y capas de lúpulo, y finalmente el final amargo claramente esperado (48 IBUs). No es que sea muy fan de estos registros lupuliles pero la verdad es que es una cerveza bastante disfrutable, si estuviese aún más fresca que como la compré yo sería incluso mucho mejor.

20 de agosto de 2017

Espina de Ferro - Mort-Ale

Si os queréis montar la fiesta de la espuma en casa de manera muy económica por 2,75€ os podéis comprar esta India Pale Ale de Espina de Ferro, cuya carbonatación se ha ido de madre, intuyo que a alguien se le ha ido un pelín la mano con la dextrosa. Ya estáis viendo la fotografía. Pero lo peor de todo es que una vez servida (lo que pude) del cuello de la botella seguía saliendo más. Un auténtico festival en toda regla.

Después de un rato esperando a que bajase todo el tema pudimos probar la cerveza, que aunque no se ve, presentaba cierto color de caramelo. Elaborada con malta de trigo, copos de avena y tres variedades de lúpulo (no indica cuales). En boca es una sopaza de resina de las guapas. Para el hophead que sea muy fan de las cannabáceas ésta es su cerveza, para mi gusto personal me ha resultado extrema, densita y con pocos matices más que la resina antes comentada, es como comerse un pino. Final ultraamargo (85 IBUs). Muy bestia. 6,8%. Comprada en A-Go-Go de Terrassa.

19 de agosto de 2017

Garage Beer - Soup

A principios del año pasado, cuando me entrevisté con Alberto Zamborlin para publicar la reseña del Garage Beer de la calle Consell de Cent, me dijo que le guardara un secreto. Su brewpub estaba teniendo mucho éxito, les estaban saliendo unas cervezas espectaculares (damos fe de ello) pero aún tenían ganas de más. Me confesó que querían abrir una fábrica para poder envasar y distribuir todo su producto, de manera que sus cervezas no solo se pudiesen beber en su local, sino darlas a conocer al mundo, y que para ello tenían pensado iniciar un crowdfunding. Yo cumplí con mi palabra de no decir nada y ellos con la suya. Lo han conseguido, han abierto la fábrica en Sant Andreu y ya la tienen a pleno rendimiento, sacando unos birrotes espectaculares como el de hoy.

La primera que nos llega al blog (algo me dice que van a venir muchísimas más) es la Soup que pude disfrutar en Enkel hace un par de días. Se trata de una New England IPA brutal, al más puro estilo Vermont, juicy juicy, con escasísima espuma, con cuerpo, densa y sedosa, es un zumito de maracuyá, toda una oda a los lúpulos Citra y Mosaic. A mí personalmente me ha dejado extasiado. De un color mandarina precioso y como podéis comprobar sin apenas gasificación. No soy muy amigo del #icemanpour, pero sin proponérmelo al servirla me ha quedado así, y aún sin espuma estaba de vicio. Mandarina y fruta de la pasión explotando en tu boca. Lagrimones. Sei grande Alberto. 6,0%. 35 IBUs. 44 cl, la medida perfecta, más pequeña sería un crimen.

17 de agosto de 2017

Malasombra - Descarada

En la misma linea apocalíptica de ayer y jodiéndome la hora del aperitivo por segundo día consecutivo me llega esta American Pale Ale desde tierras salmantinas, también comprada en la gasolinera Q8 de Terrassa, lo cual ya empieza a ser sospechoso, tiene toda la pinta de haberse estropeado por un almacenaje y/o transporte incorrecto. La cerveza desde luego estaba dentro de fecha de consumo preferente, caducaba en junio de 2018. Eso sí, lo que había dentro infumable y para nada se corresponde ni con el estilo ni con las cualidades que anuncia la etiqueta. Si esta reseña va a servir para que el maestro cervecero le toque la cresta al transportista, distribuidor o tendero de turno, eso que tendremos ganado.

De color dorado y carbonatada como para montar la fiesta de la espuma en las fiestas mayores de Magaluf. Espuma jabonosa y muy persistente, que dificulta la deglución y llena el estómago de gas sobremanera, cansando y resultando incluso desagradable. Al olfato levadura a tutti y algo chirriante. El sabor dista mucho del de una APA, más bien me ha parecido una Saison salida de tiesto. Sabor a cereal, acidez estridente y los lúpulos sin aparecer, privándonos de esos aromas y sabores a mango y albaricoque que nos promete la etiqueta. Esta cerveza fresca y en condiciones tiene pinta de estar muy rica, pero lo que yo personalmente me he encontrado y he pagado es algo bastante chusco. 4,8%. Me ha costado acabármela. 2,75€. Con el dinero de la cerveza de ayer y con el de la de hoy me daba para comprarme una O/O - Evergreen de putísima madre, estar 2 semanas seguidas segregando endorfinas y aún me habría sobrado pasta.

16 de agosto de 2017

Dertosa - Wit Grapefruit

De les terres de l'Ebre traigo esta Witbier ultracarbonatada y de burbujaca gorda elaborada por la Cervesera Artesanal Dertosa, con sede en Tortosa. Al ser una cervecera desconocida por mí hasta la fecha he decidido probarla para ver qué tal andan las cosas por Tarragona.

Cerveza de trigo típica del estilo belga, a la que a priori intuimos que en vez de corteza de naranja han utilizado pomelo (es pura interpretación mía porque no lo indica en ningún sitio).

Una vez baja la espuma un poco podemos apreciar un color dorado. Al olfato cereal y levadura. En boca la sobrecarbonatación resulta desagradable, ya que te hincha el estómago y no invita a acabársela,  más bien te acaba hartando. De sabor ácido, entiendo que lo aporta el trigo, y con un saborcillo chirriante de la levadura. El pomelo no he sabido encontrarlo. Ha estado a punto de irse por el fregadero. 4,0% y 7 IBUs de amargor. Que me palmen 2,95€ a estas alturas de la vida con la oferta brutal cervecera que existe ahora mismo me ha tocado muchísimo los huevos. Pero lo peor de todo es que me ha jodido el aperitivo. Comprada en la gasolinera Q8 de Terrassa.

15 de agosto de 2017

L'Estupenda & Senglaris - Festagem!

Cada vez hay más municipios que para celebrar sus fiestas mayores eligen cerveza artesana local. Para mí es una gran noticia acabar con cierto monopolio de algunas de las grandes cerveceras industriales, algunas de ellas presididas por delincuentes a los que la justicia deja ir prácticamente de rositas pagando solo una multa.

Me alegra de que los habitantes de Sant Cugat del Vallès no vayan a pagar parte de la multa consumiendo las cervezas de estos evasores de impuestos y que en cambio sí apuesten por sus cerveceros locales. Para las fiestas de este año las cerveceras L'Estupenda y Senglaris (ambas de la localidad vallesana) han sido las elegidas para elaborar la receta.

Se trata de una Extra Special Bitter elaborada con ingredientes provenientes de la agricultura ecológica. Es una cerveza de color dorado y de carbonatación baja. De carácter maltoso y muy ligera -en mi opinión un tanto aguada- la hacen perfecta para combatir el calor. Los lúpulos aportan cierto toque herbáceo muy tenue que da cierta alegría al conjunto. 4,8%. Amargor final moderado. Me la regaló un gran amigo que reside en esta localidad.

14 de agosto de 2017

A-Go-Go - Terrassa


El tema egarense me tenía muy mosqueado desde hace muchos años. Me preguntaba cómo una ciudad de más de 215.000 habitantes no tenía una cervecera, una cervecería o una tienda especializada en condiciones, todo un misterio. Bien es cierto que existió una pequeña cervecería -que no tuve ocasión de visitar- llamada De Skaeg que duró menos que la emisión del Sexólogo de Mariano Ozores en Televisión Española. Otro misterio es el de la franquicia BeerShooter, que al parecer abrió una sucursal en la ciudad, pero que al ir a comprobarlo en Google me he encontrado con el más absoluto de los silencios: nada en la página oficial de la franquicia, cuenta de facebook cerrada, ninguna información en tripadvisor y ninguna actividad en ninguna otra red social. Algo me dice que ha corrido la misma suerte, si hay algún lector egarense leyendo esto ruego me lo confirme. Para mí es algo inexplicable teniendo en cuenta el panorama cervecero en Catalunya, excelentísimo en Barcelona y muy notable en localidades como Sabadell o Granollers. ¡Si incluso en Lliçà d'Amunt tienen una cervecería de putísima madre!

El misterio se dilucidó cuando una amiga de la familia vino a casa a cenar y trajo una botella de vino que había comprado en una gasolinera que según ella tenía muchas cervezas artesanales. No le di mucha importancia al asunto pero la chica insistió mucho en el tema de "gran variedad de cervezas artesanales". Finalmente, movido por la curiosidad para allí que me fui, a la gasolinera Q8 de Terrassa para comprobar si realmente aquello era para tanto, y la verdad es que sí que lo era. La verdad es que aluciné bastante, porque a parte de un nutridísimo celler de vinos pude encontrar cervezas de Birra del Borgo, La Quince, Jakobsland, Biribil o Boon entre muchísimas otras, algunas de ellas incluso refrigeradas. Al loro porque estamos hablando de una gasolinera al uso. El dueño me explicó que un poquito "más abajo" tenían un almacén con muchísima más cantidad y variedad y en palabras del propietario "les cargan la compra en el maletero a las señoras". Para allí que me fui, os estamos hablando de A-Go-Go Terrassa.

Tengo que aclarar que A-Go-Go no es una tienda especializada en cervezas. Es un almacén de bebidas y productos de limpieza con una sección de cerveza artesanal lo suficientemente potente como para que os la reseñe en el blog. Voy a obviar el tema vinos no porque sea poco interesante sino porque en Mundo Birruno nos centramos siempre en el tema cervecero. Para que os hagáis una idea de lo que tienen allí: En el apartado belga Westvleteren 8 y 12 ¡al loro que vaig fort! Westmalle, Boon, De Halve Maan, Rodenbach, Chimay, Petrus, Verhaeghe, Bosteels, Dupont, Chouffe y St. Bernardus entre las más destacadas. A nivel nacional Espina de Ferro, Cerberus, Espiga, Lo Vilot, Matoll, Cervesera Artesanal Dertosa, La Pirata, Synera, Vic, Segarreta, Quana, Art, La Vella Caravana, Montseny, La Quince, Bidassoa Basque Brewery, Biribil, Freaks, Cervezas 69 y Dougall's entre muchas. Y del resto del globo a destacar Birra del Borgo, ¡Birrificio Italiano! que me cuesta una barbaridad encontrarlos, Mikkeller, Anchor, Nickel Brook, Dunham, Kingpin, Le Bilboquet y varias lindezas más. Me parece un arsenal lo suficientemente notable como para hacerlo saber al mundo. Solo con las Westvleteren ya se han ganado el corazón de este humilde beergeek. Y sí, ¡nos cargaron la compra en el maletero!

Pero lo mejor de todo está aún por venir. Los encargados del negocio me hablaron de que están apostando muy fuerte por la cerveza artesanal y que en septiembre van a haber novedades bastante destacables. Por mi parte espero que ya que hacen el esfuerzo de traer todo esto al menos lo hagan saber al mundo, se echa de menos un instagram o un twitter (sí tienen cuenta de facebook) con el que estar al corriente de lo que les va llegando, para tener el depósito lleno y el motor en marcha para salir disparado para allí en cualquier momento. Arrebatos de esta índole ya me han dado en más de una ocasión con las novedades del BierCaB ShoP o el Cafestes Experience de Sabadell. También se echa de menos una nevera para mantener el género en las mejores condiciones posibles y preservar así sus cualidades intactas. Poquito a poco, espero que el negocio les vaya viento en popa en el tema birruno y poder seguir visitándoles como hasta ahora. Les deseo mucho éxito (y que eso revierta en esas neverazas tan ansiadas), de momento les ponemos su merecidísimo pin en nuestro Mapa Birruno.

A-Go-Go                                                                      Avinguda de Béjar 373, Terrassa                                            93   734   39   96

13 de agosto de 2017

Soma - MonoIPA Hallertau Blanc II/III

El jueves pasado estuvimos cenando toda la familia en L'Artesanal de Granollers. A pesar de todas las maravillas que tenían pinchadas (de las que probamos algunas de ellas) también decidí echarle un vistazo a los tesoros que guardan a buen recaudo en sus neveras.

La cerveza que más me llamó la atención fue esta lata de Soma -cervecera gerundense desconocida completamente por mí hasta ahora- por lo llamativo de su diseño y colores. Me gusta mucho este diseño sencillo y moderno y además seguro que desde lejos ya distingues una Soma del resto de cervezas. Además creo que es la primera lata de cerveza catalana que pruebo, aunque me consta que ya hay varias cerveceras de la terra que ya han apostado por este formato.

Se trata de la MonoIPA Hallertau Blanc II/III, elaborada únicamente por esta variedad de lúpulo tal y como se puede intuir por el nombre. Hemos tenido la suerte de que la distribuye La Black Flag, distribuidora que trata el producto con un cuidado y una sensibilidad extrema. La cerveza estaba fresquísima y en unas condiciones inmejorables.

De color dorado y carbonatación moderada. De sabores muy nítidos. Me han sorprendido los registros de este lúpulo, que ya lo había probado en numerosas ocasiones en combinación con otros pero nunca en una IPA single hop, me ha parecido interesantísimo. Sabores florales, cítricos y herbáceos muy elegantes. Cero estridencias, cero idas de madre, cero empalagosa, algo de uva blanca muy rica, nada de resina, entra como el agua. La verdad es que ha sido una triunfada total. No veo el día para probar sus latas de IPA single hop con Mosaic y Citra. 6,3%.

12 de agosto de 2017

Rogue - Cold Brew IPA

Ya sabéis que siento devoción total y absoluta por los cerveceros de Newport. En mi cruzada personal por probar todo lo que hace la cervecera de John Maier me he topado con la sorprendente y espectacular Cold Brew IPA de la que os voy a hablar en el glorioso día de hoy.

La maravilla ha sido elaborada con latas 2-Row, Dare, Risk, C-40, Kiln Cofee, malta de trigo y copos de avena. Los lúpulos que han utilizado son Rebel, Liberty, Freedom y Simcoe. Por supuesto su celebérrima levadura Pacman y por último el ingrediente estrella: el café Stuptown Cold Brew Coffee, café que ha sido infusionado en frío durante 12 horas, ganando así en intensidad y disminuyendo la acidez.

A priori nos podíamos esperar una cerveza de color muy oscuro pero no es así. El color es el típico de una IPA -entre dorado y ambar- lo sorprendente es el sabor, ya que por el aspecto uno no se espera este saborazo a café tan total. Si sois coffeegeeks ésta es vuestra cerveza, si sois hopheads también. Como podéis apreciar es una cerveza muy carbonatada. Al olfato predomina el aroma a café que es espectacular. El sabor es sorprendente. Predomina el café -absolutamente delicioso, y mira que los he probado muy buenos gracias a mi padre- pero también se nota bastante la carga herbácea que le aportan los lúpulos, que aportan frescor y complejidad al conjunto. Me ha parecido deliciosa. Final bastante amargo como cabía esperar (82 IBUs). Comprada refrigerada en Rosses i Torrades por 10,50€ (botella de 66cl) pero la podéis comprar online en elcervecero.es por 7,95€.

11 de agosto de 2017

Nómada - Royal Porter

Hoy pasa por el blog un clásico básico, la Royal Porter de la cervecera Nómada, el buque insignia de la casa. Tuvimos la oportunidad de degustar en Olut la prueba piloto que se hizo por primera vez en las instalaciones de Alovera y no nos defraudó, y tampoco lo ha hecho este ejemplar, con la receta más que consolidada y las instalaciones bien rodadas.

En el vaso presenta un aspecto de petrolaco total, con una moderada espuma de color beis muy cremosa. Para ser una porter es una cerveza densa y sedosa al paladar. Predomina el sabor a cacao por encima del del café. También la sensación del bombón de licor, al loro, que tiene 9,8% de graduación, por tanto hay que tomársela con la calmeta. El toque alcohólico es bastante sutil y por tanto considero que está muy bien integrado. En general me ha parecido una cerveza muy rica y altamente disfrutable. Me la regaló el encargado de Wine Palace al que desde aquí le doy mil gracias.

10 de agosto de 2017

Bidassoa - #02 By The Way

Para los amantes de esa chorrada supina llamada #icemanpour esta foto les va a encantar, y es más, conseguí llenar el vaso entero solo de espuma, pero al final me he decantado por esta fotografía para que al menos se vea algo del color de la cerveza.

Hace unos días me hice con esta botella de Bidassoa Basque Brewery, se trata de una Session IPA de lo que interpreto es la segunda de una serie de cervezas experimentales de tirada limitada de los de Irún. Esta cerveza se hizo para el verano de 2016, y aún estando dentro de la fecha de consumo preferente no estaba nada fresca y no lo hemos podido disfrutar en su pleno esplendor. Toda una lástima porque la receta prometía.

Elaborada con lúpulos Magnum, Ahtanum y Willamette. De color amarillo pajizo (6,2 EBC) y como podéis apreciar ultracarbonatada. Al olfato nos llega algo de cereal y levadura algo chusca, nada de lúpulo. En boca un tanto cítrica con el sabor amargo del pomelo (47 IBUs). Muy ligera de trago (4,3% de graduación alcohólica). Fría entra bien, pero la verdad es que me esperaba muchísimo más. Me quedo con la sensación de que fresca debía estar espectacular, pero lo cierto es que tal y como me la he encontrado yo era para ahorrarse la pasta, ya que precisamente barata no me ha salido. 2,90€ en A-Go-Go de Terrassa. Dolorrr.

9 de agosto de 2017

Tuatara - Tu-Rye-Ay

Continuamos con nuestro periplo birruno a través de las maravillas que nos llegan desde Nueva Zelanda, siempre con ese interrogante de saber cómo deben estar estas cervezas -que aquí ya nos llegan muy buenas- frescas en el país de origen, con las cualidades intactas tal y como las concibieron sus maestros cerveceros.

Hoy le toca el turno a Tuatara, que ya había pasado por el blog anteriormente. En esta ocasión lo hace con una Rye IPA bastante oscurita a la par que rica. La receta lleva lúpulos Amarillo, Simcoe y Citra y las maltas Choc Wheat, Pale, malta de centeno y malta de centeno caramelizada.

Al servirla nos ha sorprendido su color oscuro, la verdad es que a simple vista parece una Cascadian Dark Ale. Prácticamente negra con algún destello pardo/rojizo. Como podéis apreciar muy carbonatada, con una generosa corona de espuma de color beis. Al olfato nos saluda un sorprendente aroma mezcla del café y la fruta madura. En boca es deliciosa y llena de contrastes. Por un lado todos los matices tostados del café y el chocolate amargo, intensos pero sin resultar churruscados. Por el otro, todo el sabor intenso de la fruta tropical y la fruta de hueso que aporta dulzor y complejidad al conjunto.  Entre toda esta maraña de sabores y sensaciones aparece también el sabor del centeno, bastante solapado por el resto, pero perfectamente perceptible, que le da ese toque tan auténtico. Final amargo (60 IBUs). Es un cervezón impresionante. Comprada en Cafestes Experience de Sabadell por 8,36€ (botella de 50cl).

8 de agosto de 2017

Yeastie Boys - Digital IPA

Seguimos reseñando todo este desembarco de cervezas que nos han llegado desde Nueva Zelanda, en esta ocasión les toca pasar por nuestra nevera a los Yeastie Boys -¡qué nombre más grande!- de los que aún no habíamos probado nada pero que hemos puesto remedio comprando un par de latitas, la Digital IPA de hoy y una Session IPA que os reseñaré más adelante pero que va a tardar poco en caer porque con este calor me apetece muchísimo abrirla ya.

De color dorado y bastante carbonatada. Al olfato nos llegan aromas herbáceos y de fruta. De sabor muy rico y refrescante y lo que es más importante sin estridencias. Sabores de fruta de hueso muy agradables, algo cítrica, donde predomina el pomelo y algo de piña, le encuentro un puntito dulce que me recuerda a la mandarina. Fruta tropical también si no me fallan los sentidos con la torrija que está cayendo. Con su 5,7% de graduación entra bastante suave. Muy buen comienzo con los de Wellington.

Me parece acojonante que esta lata haya llegado en estas condiciones viniendo desde el punto opuesto del planeta, no me quiero imaginar cómo debe estar esto totalmente fresco. Comprada refrigerada en Cafestes Experience de Sabadell por 3,42€ ¡Al lorete! he visto latas de Tibidabo Brewing (por poner un ejemplo, podría citar unas cuantas cerveceras locales más) más caras que ésta. Teniendo en cuenta que las de Tibidabo las hacen y las venden en Barcelona no entiendo el porqué de estos precios tan desorbitados. Estamos hablando de que cervezas neozelandesas que nos vienen de la otra punta del globo en condiciones acojonantes están más baratas. Lo siento pero NO puedo entenderlo.

7 de agosto de 2017

8 Wired - Hippy Berliner

Hoy traigo de vuelta a la cervecera neozelandesa 8 Wired, de la que nos ha costado muchísimo encontrar pero que afortunadamente ahora de golpe estamos recuperando el tiempo perdido y estamos disfrutando largo y tendido de gran parte de su trabajo.

Por lo que estoy viendo los de Warkworth dominan con maestría diferentes estilos de lo más variopinto, desde magníficas IPAs, a colosales Imperial Stouts, pasando por unas brutales Sour, en este aspecto son pioneros en el hemisferio sur.

En esta ocasión vamos a tomarnos la Hippy Berliner, que se trata de una cerveza de estilo Berliner Weißperfecta para la época del año que estamos por su gran poder refrescante y ligereza de trago. Los de Nueva Zelanda han querido dar su toque patrio con un puntito hoppy haciendo gala de las bondades que nos ofrecen los lúpulos locales.

De color amarillo pajizo y carbonatación media. Burbuja fina y efervescente. En boca es una cerveza muy ácida como cabía esperar. Sabor a limones y cítricos que hacen de ella una cerveza muy refrescante. Muy ligera de trago (4,0%) entra con alegría. El puntito del lúpulo es muy resultón, quizás no demasiado marcado como el de una IPA pero lo suficientemente perceptible como para aportar cierto sabor herbáceo que aporta cierto frescor al conjunto y el característico amargor final en boca de las cannabáceas. Muy rica y bastante peculiar para el estilo. Comprada en Cafestes Experience de Sabadell por 3,95€.

6 de agosto de 2017

Three Boys - Oyster Stout

Continuamos con las Oyster Stouts que tenemos la cosa fresca de ayer. En esta ocasión el ejemplar a degustar nos llega desde Nueva Zelanda, es de esas cerveceras desconocidas para mí hasta que hicieron acto de aparición en el pasado Barcelona Beer Festival.

Desde las antípodas, estos fans de Sabrina (boys boys boys = three boys, juas juas juas, Javier estás sembrao) se han animado a realizar tan peculiar receta añadiendo el preciado molusco al mosto de la cerveza. En el caso de hoy han sido ostras Bluff (ostra chilena) cogidas en las profundas aguas del Pacífico. Según sus creadores es la cerveza más premiada de Nueva Zelanda. La receta lleva maltas Pale Ale, Caramel, Amber y Aroma y los lúpulos Fuggles, Pacifica, Green Bullet y Nelson Sauvin, estos tres últimos neozelandeses.

En copa es una cerveza muy carbonatada, de espuma de color beis tupida, cremosa y persistente. La cerveza es de color muy oscuro . En boca predomina claramente el café y los matices tostados, también aparece el sabor intenso y agradable del chocolate negro y por último, de soslayo, un puntito salino mínimo que le aportan las ostras. La verdad es que nos hemos quedado con ganas de más ostras, pero en fin, para venir desde el punto opuesto del planeta todavía podemos dar gracias de que estaba bastante beberciable. Habrá que tomársela fresca en Christchurch para comprobar in situ cómo mejora la cosa. Comprada en Cafestes Experience de Sabadell por 7,98€ en formato de medio litro.

5 de agosto de 2017

Birra del Borgo - Perle Ai Porci

Uno va a la gasolinera y acaba saliendo con un surtido de cervezas artesanas, entre ellas una botella magnum de Birra del Borgo ¡refrigerada! tal cual os lo cuento.

Esto me sucedió hace unas semanas en la gasolinera Q8 de Terrassa. Por fuera aparentemente una gasolinera normal y corriente, pero una vez dentro, hay unas escaleras que bajan a un celler donde tienen una magnífica selección de vinos y una selección birruna bastante extensa. El propietario me indicó que tienen un almacén más grande un poco más abajo, que se llama A-Go-Go -que también me encargué de visitar- con la selección birruna aún más amplia. Damos fe.

La cerveza de hoy es de Birra del Borgo, una cervecera a la que tenía mucho cariño hasta que se vendieron al gigante ABVInBev. Lamentablemente la página Ratebeer también ha hecho lo propio según nos informaba José Benedicto desde su blog. Lo que vayan a  hacer con toda esa información y votaciones a mí personalmente me da muy mal rollito, por tanto de ahora en adelante desde mi blog usaré como referente la web BeerAdvocate.

La cerveza que hoy nos atañe es la Perle Ai Porci, del peculiar estilo Oyster Stout, que antaño despertaba mi curiosidad, y justo me estoy hinchando, tres botellacas en los últimos meses, dos de ellas en la misma sesión de tarde. La de Borgorose es una Stout exquisita con una suavidad extraordinaria, pura crema. La cerveza ha sido elaborada con ostras Fin de Claire N2 de la costa de la Bretaña y la proporción es de 15 kg de ostras por cada 500 litros de mosto. Muy oscura (89 EBC) a la par que carbonatada. La espuma de color beis presenta un aspecto muy cremoso y resulta muy persistente. En boca es ligerísima de trago, muy fina y exquisitamente bien balanceada. El sabor es de chocolate puro y café, deliciosa. Final ligeramente amargo (39 IBUs). Me ha parecido una cerveza espectacular salvo por el hecho de que no hemos encontrado las ostras por ningún lado. 5,2%. 9,05€ la botella de 75cl.

4 de agosto de 2017

La Menuda - Barcelona



Una de las salidas birrunas más brutales y que más hemos disfrutado es sin duda alguna la que realizamos el mes pasado a La Menuda de Barcelona en el afán de descubrir poco a poco el Beerxample derecho, ese gran desconocido.

Cervecería menuda como su nombre indica, pero grande, muy grande, ¡GRANDIOSA! en términos birrunos. Cuentan con seis grifos muy bien aprovechados de la cerveza más selecta del globo, pero ¡atención! la selección en botella os hará flipar, os juro que no os lo vais a creer. Y lo mejor de todo es poder tomarse esas cervezas tan brutales con una carta a la altura ¡ese chef deluxe! Adentrémonos pues en La Menuda y descubramos todos sus secretos ¡allá vamos!

Ubicada en la Calle Provenza, es una opción perfecta si uno anda haciendo el guiri por Barcelona, ya que puedes ir antes o después de visitar La Pedrera, que está justo al lado. Es más, puedes incluso hospedarte en el Loft Hostel contiguo y así puedes ir a dormir la mona después de coger una buena toña tras probar todo lo que tienen pinchado.

El local es muy pequeño, luminoso y de ambiente muy acogedor, decorado con mucha gracia. Cuenta con una terraza en la misma Calle Provenza que le da más alegría aún. Nosotros preferimos estar dentro porque se estaba más fresquito. Es el estilo de restaurante que nos gusta a mi mujer y a mí. No demasiado grande, nada masificado y con un servicio muy atento y que puede estar por ti. El camarero nos informó de que uno de los socios también lo es de la cervecera Almogàver.

En sus grifos prima la cerveza local (garantía de frescor). Suelen tener pinchado algo de Almogàver (obvio), y en el momento de nuestra visita tenían Roses de Llobregat, Dougall's, Ratpenat y la única extranjera era la inglesa Moor. Más tarde entró un chico del staff de Garage beer y trajo un keykeg de Where's my brain at? no os la perdáis porque está brutal.

Claudio, el camarero, es muy crack y estuvo en todo momento resolviendo mis inquietudes birrunas. Fue muy amable e incluso me acompañó a las neveras para mostrarme todo el arsenal que tenían en botella. Aquí fue el momento donde se me aceleró el pulso y un sudor frío empezó a recorrer mi espalda, al loro: Evergreen de O/O Brewing, para mí la IPA perfecta ¡tienen eso allí! ¡un tesoro nacional!, continúo que me estoy dejando llevar por las emociones, varias botellas de diferentes estilos de los suecos Brewski entre ellas la Candy Queen que os reseñé hace unos días, Chimay azul, Westmalle Tripel, varias botellas de Almogàver como cabía esperar, la Mosaic Nelson Sauvin de The Kernel ¡fresquísimia! y su London Sour en formato 75cl, botellas magnum de De Glazen Toren, para los celíacos Súria de LaPirata, algunas sin alcohol y de baja graduación y ¡atención! si vais sobrados de pasta tenían una Zombienation de De Struise que rondaba los 80 pavos. Claudio me dijo que la intención es ampliar aún más la oferta en botella.


Después de ver todo aquello es lógico que nos entrara la sed y el hambre, así que decidimos sentarnos para disfrutar de las delicias culinarias canariovenezolanas que prepara su aplicado chef. Para comenzar la pitanza optamos -tanto mi mujer como yo- por la bomba sorpresa, que consiste en una bolaza de setas en tempura de Doritos con bechamel de ibéricos acompañada de una botellita de nata trufada. Lagrimones. Yo continué con el bocata del chef, elaborado con pollo a la brasa desmenuzado con mayonesa verde, aguacate, all i oli, cebolla guayonje y mézclum. Espectacular.


Mi mujer optó por las menudarepas, cuatro mini arepas de colores y sabores variados, intenté cogerle un trocito de una y casi me quedo sin dedo meñique. Para finalizar tan magnífico ágape decidimos compartir la crema de quesillo, que es un postre típico venezolano, elaborado con galleta rota, coulis de parchita (maracuyá) y sal en escamas. Dios mío, aquí realicé un viaje astral y saludé a mis ancestros. estaba taaaaaaan cremosa, con el toque de la fruta de la pasión y el puntazo salino. Grande, muy grande ese chef.

Pudimos disfrutar de una gran experiencia gastronómica de principio a fin en pleno centro de Barcelona. A destacar el servicio -por favor, súbanle el sueldo a Claudio, este chico vale su peso en oro- muy amables y atentos en todo momento y bastante puestos en el tema birruno, cosa que es de agradecer. Antes de marchar pudimos saludar a Fran Fernández, socio de La Menuda, y pudimos establecer una breve pero agradable conversación. Desde aquí les felicitamos por su negocio -en el que nos hemos encontrado muy cómodos- y les deseamos muchísimo éxito.

Os recomendamos totalmente la visita a La Menuda, tanto por las cervezas como por su espectacular carta, nosotros por lo pronto esperamos con ansia visitarlos lo antes posible ¡aún nos quedan muchos platos de la carta por probar! De momento les colocamos su merecidísimo pin en nuestro Mapa Birruno.

Balance de daños:

-Brewski - Candy Queen. Berliner Weisse con maracuyá espectacular. Extrema incluso para amantes del estilo, es como morder un limón. Limón y maracuyá. Intensísima, me ha flipado. podéis volver a leer la reseña más completa clickando aquí. Claudio tuvo el detalle de ofrecerme sirope de frutas para poder tomármela al modo berlinés, pero finalmente decliné su oferta para poder disfrutarla del modo original, tal y como la concibieron sus maestros cerveceros. 4,7%.

-Roses de Llobregat - Lorenzanna. Witbier con mucho trigo, muy sabrosa con todo el sabor del trigo muy vivo y nítido. Para los amantes del estilo, como es el caso de mi mujer. 5,0%.

-Dougall's - Session Stout. Espectacular. Por favor que nombren Sir al señor Andrew Dougall ¡ya! Esto está de miedo. Café, cacao, es una cerveza suavísima y sedosa que entra como el agua. Otra brutalidad al nivel que nos tienen acostumbrados los de Liérganes. 4,2%.

La Menuda               Provença 318, Barcelona                     www.lamenuda.es                              637   603   741

3 de agosto de 2017

Mikkeller - Nelson

Cuando veo a la abuela de mi mujer quitarse la rebequita a las tres de la tarde durante el mes de agosto intuyo que el calor está empezando a apretar de lo lindo. Es en esos momentos cuando apetece refrescarse con una cerveza ligera de estilo Session IPA. Hoy por ser el IPA Day y el cumpleaños de mi hijo mediano qué mejor día para abrirla. Que por cierto, ser bloguero cervecero y que te nazca un hijo el día del IPA Day ya es el colmo.

He elegido esta magnífica Mikkeller elaborada únicamente con lúpulo Nelson Sauvin.  El señor Mikkel Borg ya había elaborado hace años una colección de cervezas single hop con todos los lúpulos habidos y por haber. No contento con la proeza ha hecho lo propio en versión Session IPA (baja graduación) e Imperial IPA (alta graduación alcohólica).

La servimos en el vaso de IPAs y advertimos un color claro amarillento y una gran cantidad de espuma de color blanco. Al olfato resulta muy cítrica, sencillamente espectacular, destaca el aroma a limas que nos hace desear darle el primer sorbo inmediatamente. En boca continúa en la linea cítrica. El sabor del limón es sensacional, el frescor de las limas es de alucine, se aprecia cierto dulzor de mandarina y el amargor del pomelo. Éxtasis. Más adelante aparece algo de fruta tropical absolutamente deliciosa y un sabor muy suave de uva blanca. Es de las mejores Session IPA que me he bebido nunca, muy ligera y para beber a litros (4,5%). Comprada en A-Go-Go de Terrassa por 3,85€.

2 de agosto de 2017

Birrificio Italiano - Asteroid 56013

Para los amantes de las IPAs comedidas tengo una gran noticia. Birrificio Italiano lo ha bordado con ésta, una India Pale Ale nada extrema que hará las delicicias de los cerveceros amantes del equilibrio y el buen gusto.

Asteroid 56013 presenta un color caramelo en copa con una abundante corona de espuma blanca. Al olfato mucho pino y sensación herbácea que nos proporciona el lúpulo Cascade. En boca la experiencia continúa en la misma dirección, notas herbáceas muy agradables y un punto de resina que en ningún momento se va de madre, cosa que agradezco. Más adelante, una vez se calienta la cerveza, aparecen notas afrutadas de corte tropical que aportan más riqueza al conjunto. Durante todo el proceso tenemos la sensación de disfrutar de una cerveza ligera para el estilo y bastante bebible. Final amargo bastante notable un tanto seco. 6,6%. Me ha parecido una cerveza bastante buena teniendo en cuenta que estaba pasada de fecha. No me puedo imaginar cómo puede estar fresca. Habrá que visitar Lurago Marinone. Comprada en A-Go-Go de Terrassa por 2,90€.

1 de agosto de 2017

La Pirata - Sansa

La Pirata tiene fama internacional por trabajar muy bien los lúpulos, pero no por ello deja de dominar recetas con registros más maltosos, como es el caso de hoy.

Os traigo Sansa, que es la Amber Ale de la cervecera de Súria. Aunque estéis hiperexcitados tras el trepidante episodio de Juego de Tronos de ayer siento decepcionaros pero esta cerveza nada tiene que ver con Sansa Stark. Sansa es la abreviatura de San Sebastià, que es la fiesta mayor de invierno de esta localidad del Bages. Intuimos que durante dichas fiestas los hermanos León debían pasárselo muyyyyyyy bien.

De color rojizo tirando a pardo (26 EBC) y carbonatación media. Como comentaba es una cerveza donde el sabor de las maltas predominan por encima de todo (Pale, Munich II, Cara-Amber, Melanoidin y malta de centeno). Dulce y acaramelada sin llegar a resultar empalagosa en ningún momento. El sabor realmente es muy rico. Finalmente nos llega el amargor de los lúpulos (Chinook y Simcoe) de una intensidad de 40 IBUs. 6,0%. Comprada en la fábrica de La Pirata en Súria, si no recuerdo mal me costó unos 1,80€ aproximadamente.