31 de octubre de 2013

Brooklyn - Post Road

Los brewers de Brooklyn, New York, nos traen una Ale de calabaza inspirada en las recetas de los colonos americanos del Siglo XVIII.

Llevaba guardando esta cerveza desde el verano para la ocasión y la verdad es que me he llevado un chasco. Debe estar contaminada porque el sabor a calabaza no está por ningún lado y solo me sabe a sidra, mal síntoma.

Está elaborada también con canela y nuez moscada que tampoco las he encontrado por ninguna parte. A parte del sabor a sidra me ha dejado un buen sabor de boca curiosamente a plátano.

De color caramelo y espuma cremosa. Una lástima, espero que la próxima vez que la pruebe (si llega ese día) esté en mejor estado. 5,0%.









13 de mayo de 2016


Rescatamos esta receta para disfrutar -esta vez sí- de una Pumpkin Ale como Dios manda, ya que éste ha sido siempre un estilo maldito para mí. En su día compré esta cerveza en mal estado en The Beer Shop de la Calle Amigó y tenía pendiente una revisión para cerciorarme de que aquel mejunje que me bebí por aquel entonces no estaba en condiciones. Lo más fuerte es que curiosamente la he encontrado en El Corte Inglés de Sabadell, lugar donde juré no volver a comprar cerveza artesana nunca más por las malas condiciones con las que tratan y almacenan el producto, que en muchísimas ocasiones nos llega a casa en mal estado. Esta vez, jugando a la ruleta rusa de la birra, he tenido a la suerte de lado y he podido disfrutar, por tan solo 2,20€, de una cerveza muy rica, y por fin pude tomarme una Pumpkin Ale en condiciones, cosa que hasta la fecha no había conseguido.

Como podéis observar en la fotografía han cambiado el diseño de la etiqueta -no así la chapa- y podemos apreciar el mismo color, pero quizás menos densa y con menos poso. La carbonatación es más o menos la misma. El sabor esta vez sí es el acertado. Es una cerveza muy sabrosa, con la calabaza muy presente, que se complementa con los toques especiados de la canela, en el punto perfecto para notarse pero sin llegar a saturar (no soporto el exceso de canela ni en la leche merengada). Deliciosa, por fin ¡lo conseguí!.

Brew Dog - 5 A.M.

Estos punks  escoceses de Ellon nos traen la Amber Ale iconoclasta.

Destaca por su intenso aroma a naranjas. En boca es lupulizada, de entrada cítrica y dulce con notas de naranja y luego bastante amarga con notas de pomelo.

Color ambarino un tanto oscuro y carbonatación escasa pero justa. 5,0%.

30 de octubre de 2013

Birrificio del Ducato - IPA

Birrificio del Ducato IPA, desde Roncole Verdi di Busseto, un pueblecito de Italia entre Piacenza y Parma.

Una IPA extraordinaria muy afrutada con notas de melocotón, albaricoques y fruta tropical. Aroma muy agradable, un punto tostado, muy turbia, lupulizada, refrescante, deliciosa. 6,5%.

Young's - Special London Ale

Desde Bedford, Inglaterra, nos llega esta cerveza de alta fermentación de sabor muy suave. 

Esta cervecera suele ser bastante cuidadosa con sus productos y las notas que se aprecian son muy sutiles.

Ligera y de color bronce, de carbonatación media-baja. El lúpulo en este caso aporta un frescor extraordinario y un toque en el sabor un tanto diferente al del resto de cervezas. Muy buena calidad-cantidad-precio considerando que es de importación. 6,4%.

Popaire – Blandæ Doble

Cerveza elaborada en Blanes, Girona.

Ale de doble fermentación, segunda en botella, de color castaño y escasísima espuma de burbuja muy fina. 

Predomina el sabor a malta, con un toque tostado y un punto acaramelado. También tiene notas cítricas y de manzana. La poca presencia de lúpulo hacen que sea muy poco amarga. 7,0%

Alpha - Torrada

Desde el Valle de Ordino nos llega la primera cerveza andorrana (¡ya era hora!) que además sigue las leyes de pureza alemanas para la elaboración birruna, por tanto la calidad está asegurada.

El agua que utilizan es la del mismo valle y los ingredientes son todos naturales, 100% artesanal. De 7,9% de alcohol (que no se notan en absoluto) Alpha Torrada destaca por un sabor intensamente refrescante y lupulizado. Nos evoca al limón y a la lima, tiene notas florales y cierto toque de pimienta. 

Es de color caramelo, de espuma bastante suave y de doble fermentación, una de ellas en la misma botella. Muy turbia. Sin filtrar ni pasteurizar evidentemente contiene posos.

Siendo una buena cerveza hay que añadir por contra que el sabor marcado del lúpulo disfraza el sabor de la malta y casi no se puede apreciar (¡es una pena siendo una cerveza tostada!) y en mi opinión le falta un punto amargo al finalizar para que sea una cerveza excelente. Aún así hay que felicitar a nuestros amigos birrunos del Pirineo. ¡Salud!

29 de octubre de 2013

Birra 08 - 08018 El Clot

Birra 08 es una cervecera  artesana ubicada en la ciudad de Barcelona y cuenta de momento con tres cervezas de alta fermentación.

La primera receta, la 08018 (posteriormente rebautizada como 08018 El Clot) es de estilo Pale Ale.

De carbonatación justa y color bronce, es una cerveza suave y muy equilibrada de agradable trago. Una buena cerveza perfecta para los iniciados en el tema. Sin estridencias. 5,3% bastante ligeros.

27 de octubre de 2013

Flying Dog - K-9 Winter Ale

Desde Frederick, Maryland, Estados Unidos de América, llega esta Winter Ale, de la conocida cervecera Flying Dog.


Perfecta para una tarde desapacible de invierno. Muy maltosa, dulce y acaramelada. Ambarina y sin apenas espuma. 7,4%, potentilla.

25 de octubre de 2013

Evil Twin - Disco Beer

Desde tierras danesas me he traído esta vinous IPA, envejecida en barricas de vino Chardonnay.

Eviltwin es una cervecera danesa pero ésta en concreto ha sido elaborada en las instalaciones de los genios de De Molen, en los Países Bajos.

De color caramelo, abundante, fina y persistente espuma, de aroma ligeramente afrutado a uva, de sabor un tanto cítrico, con bastante cuerpo y muy turbia, se percibe el sabor a malta bastante notable y con un punto tostado, se puede disfrutar del sabor que le aporta el vino.

Se nota también el alcohol, pero para tener un 10,5% considero que está bien integrado.

Una buena manera de empezar el saturday night.

Acerca de mí y de este blog

Me llamo Javier Castillo, soy de Barcelona y soy cerveciáfilo.

El motivo de montar este blog ha sido mi mala memoria. Cuando iba a comprar cervezas me costaba mucho recordar a qué sabían las que ya había probado y eso me frustraba un poco, pues no son baratas precisamente. Así que empecé a reseñarlas. Más tarde pensé que si colgaba estas reseñas en facebook quizás le servirían de algo a mis conocidos a la hora de comprarse alguna y tal vez pudieran aficionarse por el tema o visitar a algún brewer local. El caso es que la gente me ha ido siguiendo y me han alentado para que finalmente monte lo que tenéis ante vuestro ojos: el blog de Mundo Birruno. El título obviamente es una referencia al "Mundo viejuno" del genial humorista Joaquín Reyes.

Creo que el blog es una buena plataforma para que la gente pueda conocer mejor el mundo de la cerveza -que os aseguro es muuuuy amplio- y a la vez intercambiar información y opiniones con lectores de todas partes. Para los que ya me seguían a través de facebook, el blog os resultará más útil, ya que cuando estéis en la tienda con vuestro smartphone, a través del buscador y de las etiquetas os será más fácil encontrar las cervezas que ya he reseñado. Las cervezas que suelo reseñar son mayoritariamente artesanas, pero ya veréis que de vez en cuando caerá alguna industrial que por alguna peculiaridad o motivo sea digna de mención (tanto para bien como para mal).

¿Lagers industriales? Sí. Yo también soy humano y cometo errores. El bolsillo de la mayoría de los mortales no permite beberse a diario una cerveza artesana de alta calidad. Beberse una lager industrial regulera no es ningún pecado, siempre y cuando se entienda como lo que realmente es, un refresco con alcohol. Yo también las bebo pero prefiero no reseñarlas porque considero que poco pueden aportar a lo que ya conocemos todos acerca del mundo cervecero, pero también las disfruto un día de calor acompañándolas con una buena tapa. Tampoco tengo ningún complejo en admitir que me encanta la Coca-Cola y que incluso la prefiero antes que beber según qué cerveza.

Todas las cervezas que aparecen reseñadas en este blog han sido probadas por el que suscribe. Todas las reseñas han sido escritas por un servidor. Todas las fotografías que aparecen en este blog han sido tomadas por mí salvo que se indique lo contrario.

Las opiniones y valoraciones acerca de las cervezas que aquí reseño son mías y solo mías, no son ni mejores ni peores que las vuestras. Es más, espero a través de vuestros comentarios aprender yo también más cosas sobre el mundo birruno.

Hay que tener muchísimo en cuenta diferentes factores que pueden provocar que la cerveza artesana varíe considerablemente:

-La receta del brewer, que puede ir cambiando con el tiempo con el objetivo de ir mejorándola. O simplemente que a veces algunos las hacen a ojímetro y se les va la mano.

-El lote. Pueden variar.

-Del estado en que se hizo. Puede que las condiciones de limpieza no fueran las adecuadas y se haya podido contaminar. Sí, yo también me he encontrado con algunas con sabor a sidra, y ganas me han ido de ir a recuperar mis 3€, ¿eh, brewers guarreteeees?.

-De cómo se ha conservado en el almacén o en la tienda. Evitad comprar las que están en los escaparates expuestas al sol, atrocidades como esta las suelo ver con demasiada frecuencia. Una vez las tengáis en casa mantenedlas en un lugar apartado de la luz y sin variaciones bruscas de temperatura.

El caso es que podríamos encontrarnos más de una vez, que yo hubiera reseñado una cerveza que vosotros ya habéis probado y que no coincidieramos prácticamente en nada. Podría darse ese caso.

Tampoco hay que desconsiderar la sensibilidad de cada uno, u otros factores como la autosugestión (que puede deparar momentos muy divertidos), el estado de ánimo o el grado de embriaguez en el momento de degustar una espumosa, y por supuesto sus preferencias personales. Yo personalmente me decanto por la cerveza Ale de estilo inglés o americano, pero también me encantan las Pilsner bien hechas y las Weissbier.

Mencionar aquí también mi apoyo y admiración por los brewers artesanos, especialmente locales. Si alguna vez soy crítico o duro con alguna de vuestras cervezas lo hago con honestidad y con el único objetivo de que mejoréis vuestro producto. No intento dar lecciones a nadie ni mucho menos.

He considerado también compartir con vosotros viajes, visitas a brewers y locales cerveceros. Espero que os sean útiles y me gustaría conocer también vuestras experiencias por todo el globo.

Desde este blog se hace una llamada al consumo de alcohol responsable y de calidad.

Por último agradeceros vuestras visitas y comentarios. ¡Salud y birra!

La Bona Pinta - Barcelona


Me telefonea Bobjop un domingo al mediodía y me comenta que en "La bona pinta" han pinchado una Siren inglesa elaborada con lúpulo australiano. Esa misma tarde nos ponemos por faena sin más dilación. Vamos hacia allá. Las cervezas de barril de esta índole vuelan rápido.

Había leído acerca de esta cervecería pero nunca me había acercado a ella por la combinación de lineas de metro, que me hacen un poco más difícil llegar hasta allí -la verdad es que da una poco de pereza hacer varias combinaciones- pero la ocasión valió la pena, y es que el Carrer Diputació da mucho de sí en cuanto a locales birrunos se refiere. Hago un pequeño resumen.

En el número 30 -en el extremo izquierdo- la cervecería "La més petita", que aún no tengo el placer de conocer, pero todo se andará.

En el 239, justo al lado del Passeig de Gràcia, hay que lamentar la pérdida del "George & Dragon", que contaba con unos 20 tiradores aproximadamente, en su mayoría de la cervecera estadounidense Rogue, para disfrute de un servidor, y también de numerosa cantidad de cervezas en botella de gran variedad y alta calidad. Toda una lástima, también tenían buenas tapas. Descanse en paz, Georgie.

Y finalmente, en el 433, en el extremo derecho, llegamos a "La bona pinta", ubicada en el chaflán que cruza con el Carrer Sardenya. Ahí es donde vamos hoy.

Un pequeño local, que pese a su tamaño, está muy bien aprovechado. El ambiente es acogedor y la selección y cantidad de cervezas con las que cuentan es más que notable. Tienen 4 tiradores que van rotando con celeridad, de ahí nuestra ansia por llegar. También cuenta con una nevera donde guardan las botellas para consumir allí.

En los estantes se pueden encontrar cervezas catalanas, inglesas, danesas, estadounidenses, holandesas, belgas y un largo etc de estilos dispares: Pale Ales, IPAs, Imperial IPAs, Porters, Stouts, de fermentación espontánea, con ingredientes especiales, de fermentación doble, triple... un delirio para la garganta y un calvario para el bolsillo. No se pueden comprar todas a la vez.

Tienen una pequeñísima terraza en el exterior, en la misma acera. Una vez dentro, unos pocos taburetes en la misma barra y pasando un estrecho pasillo, se accede a una sala donde cuentan con más mesas y donde se puede disfrutar de una buena pinta de manera más placentera.

El local es tranquilo debido al aforo y gracias a ello se puede disfrutar del hilo musical. Blues, Rhythm & Blues y Rock suave. Suena el "Night prowler" de AC/DC mientras disfrutamos de una American Pale Ale.


Balance de daños:

La primera en caer, obviamente es la Siren Aussie Soundwave IPA de tirador. Una American Pale Ale colosal. Aroma intensísimo a maracuyá, mango y melocotón, espuma cremosa, turbia y con un final extra amargo. Impresionante. Dan ganas de esnifársela. 5,6%.

Después de disfrutar de la primera pinta continuamos con el material embotellado. La siguiente en caer es L'Interdité - 90 minutes IPA, elaborada en Quebec, Canadá, que ya reseñaré más adelante.

Y el punto final lo ponemos con la Beavertown - Gamma Ray. Una American Pale Ale elaborada en Inglaterra.

Para casa se vinieron la De Molen - Amarillo, una de mis favoritas, y la Mikkeller - Amarillo, para contrastar la versión holandesa y la danesa. ¡Salud!


La bona pinta - Diputació 433. Barcelona http://www.labonapinta.com cerveses@labonapinta.com 93 231 67 03


Mikkeller Bar Viktoriagade - Copenhague

El Mikkeller Bar de Copenhague es un lugar de peregrinación obligada para todo buen birrero. Así de claro os lo digo.

El Señor Mikkel Borg está en la cresta de la ola y está montando su emporio personal empezando por Dinamarca, y recientemente ya se ha lanzado a su conquista mundial abriendo su sucursal en San Francisco y en breve hará lo propio en Bangkok (¡mierda! si lo llego a saber pospongo el viaje de novios 6 años). De momento, en la capital danesa cuenta con 3 locales:

-El Mikkeller & Friends, ubicado en el barrio megatrend de Nørrebro, concretamente en el 35 de la calle Stefansgade.

-El Mikkeller bottle shop, justo al lado del anterior.

-El Mikkeller Bar. El originario, situado en el 8 de Viktoriagade y del cual nos ocuparemos en estas líneas.

El Mikkeller Bar afortunadamente está ubicado en un lugar privilegiado, situado a solo 5-10 minutos a pie de la plaza del Ayuntamiento, en el barrio de Vesterbro. Es un local muy chiquitico pero a la vez muy acogedor, de decoración muy danish, todo en blanquitos, grises, maderas y ladrillo en obra vista.


El local, está enterrado en una planta baja de manera que la acera queda a la altura de la vista de la clientela, factor que proporciona más intimidad a los visitantes, todo ello acompañado de luz tenue y Bossa Nova de hilo musical crean un ambiente íntimo y muy agradable. Vamos, que uno se toma las birras en la gloria bendita.

Pese a ser pequeño, está muy bien distribuido. En la sala central está la barra con sus correspondientes taburetes. También hay unas pequeñas mesas altas con taburetes a pie de las ventanas que dan a la calle. A cada lado de la barra hay dos pequeñas salas con sus pequeñas mesas y cómodas sillas, y unas baldas en la pared muy cucas para tomarse una cervecita sentado en taburete.

El Señor Borg ha tenido mucha vista y ha puesto una terraza muy mona en el exterior aprovechando que la calle Viktoriagade no es muy bulliciosa y se puede estar fuera tranquilamente sin tener que respirar humo de coche ni apartándote de los peatones. Teniendo en cuenta el clima local, en el mes de febrero las cervezas seguro que se conservan frescas.

El maincore. 20 tiradores de la calidad más suprema que uno se pueda imaginar. En la mayoría suele haber Mikkeller (obviously) pero reservan unos 4 o 5 para otras prestigiosas marcas, como To Øl o Rogue. Se pueden pedir copas de 20cl o si uno va en plan campeón de 40. Yo recomiendo las de 20, porque se puede tomar más variedad, si te las pides de 40 a la que lleves 3 o 4 puedes acabar encima de la barra bailando el Gangnam Style. La calidad de todos y cada uno de los tiradores es excelente. Y los precios no los consideré nada caros para la calidad del producto. Cada cerveza tenía un precio diferente, la mayoría solían rondar las 30DKK, que son unos 4€ aproximadamente, teniendo en cuenta que estamos consumiendo bebidas alcohólicas en un país nórdico, y de la mejor calidad a nivel mundial, qué queréis que os diga, no me parece nada caro. Pídete una botella de Pingus a ver por cuanto te sale la broma.

La verdad es que antes de esta visita yo pensaba que las Mikkeller estaban sobre valoradas, que el Sr. Borg abusaba en exceso del lúpulo y que mayoritariamente solo se dedicaba a hacer IPAs. Cuán equivocado estaba. Este viaje me ha servido para darme cuenta de que en Mikkeller se hacen unas Pilsner, unas Porters y unas cervezas de fermentación espontánea bestiales, a parte de sus fabulosas IPAs, y de que el Sr. Borg está donde se merece estar, en lo más alto de la cumbre.


Balance de daños:


-Soriachi Ace IPA. Está elaborada con lúpulo japonés, que le confiere un amargor muy potente y deja un final extraseco. Se aprecia un peculiar sabor a malta. Una cerveza especial. 6,9%

-Vesterbro Pils. Muy suave, dulce, afrutada con notas cítricas. Final amargo persistente. Una lager excelente. 5,6%.

-Spontan Ale Rosehip. Una cerveza sin levadura, es decir, de fermentación espontánea, de sabor ácido y un tanto agrio, con ciertas notas de sidra. Yo personalmente no le he encontrado el sabor a rosa mosqueta, entre otras cosas porque no sé a qué coño sabe la rosa mosqueta. Lo mismo me da por comerme la crema anti-estrías. Habrá que indagar. 7,7% que entran divines. Para no llevar levadura no veas tú como se transforma el azúcar en alcohol miracolosamente. Dios existe.

-Texas Ranger Chili Porter. Cerveza de intenso sabor tostado, que empapa la boca con sabor a café, y deja el picor del chili en la garganta. Un absoluto puntazo. 6,6%.

-Drink'in the sun. Una wheat ale suave, delicada y sofisticada como el mejor champagne, refinada y exquisita. De carbonatación media y bonito encaje de Bruselas, notas cítricas y de miel. Una maravilla para el verano. Increíblemente tan solo 1,4%. Magnífica.

Bien, hasta aquí nuestro periplo por territorio Mikkeller. Espero volver pronto a la capital danesa y así visitar también el Mikkeller & Friends y el Mikkeller Bottle Shop para traerme unos souvenirs para la nevera de casa. Espero que lo hayan disfrutado tanto como yo. ¡Salud y birra!.

Mikkeller Bar              Viktoriagade 8, Copenhague (Dinamarca)                            www..mikkeller..dk                                +45   33   310   415

24 de octubre de 2013

Mikkeller & Lervig - IIPA

Elaborada en las instalaciones de Lervig Aktiebryggeri en Stavanger, Noruega.

Una cerveza compleja y única. Intensísima y muy potente. No apta para paladares noveles. Parecida a un barley wine.

De aspecto es espesa, de color caramelo y traslúcida, de escasa carbonatación. De olor tenue a lúpulo. Primer sorbo espectacular. Un torbellino de caramelo, lúpulo y regaliz inundan la boca. Regaliz, sí, y no es una Imperial Stout. Tiene un punto tostadito y se aprecia bastante bien el sabor de las maltas, de cebada y avena.

Es muy destacable que pese a ser tan intensa y tener ¡14% de alcohol! todo es armónico y delicado. El punto de tueste es perceptible pero sin pasarse, la lupulización es intensa pero a la vez delicada, sin hacerse estridente, amargor justo, el punto de alcohol se nota pero está perfectamente integrado, nada que ver con las cervezas belgas que solo saben a alcohol y que están azucaradas a más no poder.

Normalmente las cervezas belgas de más de 10% las tengo que compartir o directamente no me las acabo. Esta IIPA es de trago largo, para disfrutarla con calma pero se la acaba uno perfectamente disfrutándola hasta el último sorbo. Mejora y se aprecian más los matices conforme se va calentando. Deja un sabor de boca agradable durante HORAS. Una vez más, para quitarse el sombrero, Sr. Borg.

20 de octubre de 2013

Rogue - Brutal IPA

Atención, capturen esta imagen en sus retinas y no la olviden nunca. Rogue Brutal IPA.

Como reza su nombre esta cerveza podríamos definirla con una sola palabra: BRUTAL. 

Desde Newport, Oregon, USA, esta gente no defrauda, NUNCA, never, jamais, pero ésta en concreto es de las más logradas, un auténtico cervezón.

De delicado aroma, color anaranjado, un tanto turbia, la Brutal IPA es afrutada en boca con notas de melocotón. Perfecto equilibrio y harmonía entre la lupulización, amargor, cuerpo, sabor e intensidad. Empiezo a segregar endorfinas, todo es perfecto y maravilloso. Gloria in excelsis birrææææææææææææ6%.