25 de octubre de 2014

Birra & Blues - John Lee Blues

"-Disco Express, Disco Express, ¿tú vendes rosarios o qué?. Aquel grupo era una cagada, ¿entiendes lo que te estoy diciendo?. [...] Anda, anda, anda, chanta la mui, chanta la mui y vete por ahí a tomar nota."

No, afortunadamente gracias a Dios hoy no vamos a ocuparnos de la cerveza de Kyle Troy, ni tan siquiera de la de Bobby Black -aunque me gustaría- sino de algo mucho mejor, el homenaje a John Lee Hooker que ha hecho la gente de Birra & Blues desde Alboraya (Valencia). Mone i avant.

La John Lee Blues es una cerveza de estilo Red Ale. De carbonatación media, color caramelo -no demasiado red- es una cerveza densita, de sabor a cereal intenso, dulce, con notas de caramelo y toffee. Tiene un punto de alcohol que en cierta manera me ha recordado a la cerveza Blond belga (6,5%). Final ligeramente amargo. Pese a llevar dry hopping la lupulización es apenas perceptible. Una buena cerveza, aunque me gustó más su Tostada, pero eso va a gustos. Keep on brewing alborayers!.

23 de octubre de 2014

Sacromonte

La cerveza Sacromonte ha sido una grata sorpresa. Hasta el momento solo había probado la Son cordobesa de trigo que me había decepcionado bastante y con esta birra granadina han conseguido despertar de nuevo mi interés por el panorama birruno andaluz.

De estilo Pale Ale, abundante espuma y color tostado, la Sacromonte es una cerveza con carácter, perfecta para irse por las zambras a darle al flamenquito y al tacatá y privar hasta altas horas contemplando la Alhambra.

De sabor tostado muy intenso donde destacan notas de café y regaliz. Nos deja una agradable sensación en boca y un amargor moderado. 5,0%.

22 de octubre de 2014

Rogue - Juniper Pale Ale

Los de Newport (Oregon) siguen sumando éxitos a su impecable trayectoria. Son mis ídolos. Insisto, no hay Rogue mala, ni tan siquiera normal o buena, son todas absolutamente excelentes sin perder un ápice de calidad.

Consciente de su gran variedad de birras -más de cuarenta- me he propuesto probarlas todas y cada una de ellas, y es que cuando veo una Rogue en una estantería de alguna de las tiendas que frecuento, se viene con papi para casita, eso es así. Vosotros no sé qué le haréis a vuestro hígado, pero yo lo mimo con cositas ricas como ésta.

A lo que vamos. La Juniper Pale Ale, obviamente es una cerveza de alta fermentación elaborada con una infusión de bayas de enebro, lo que le confiere un sabor especial, maltas Great Western 2-Row; Crystal; Triumph; Maier Munich y C-15, lúpulos Amarillo y Perle.

Lejos de parecer un gintonic birruno -sí, os aseguro que existen- es una cerveza efectivamente muy amarga (34 IBUs, sigo sin entenderlo) pero sin llegar a ser un zumo de enebro. De color azafrán y escasa carbonatación. Sabor espectacular, te empapa la boca, floral,, lupulizado, refrescante, intensa. Finalmente, una vez finalizado el intenso amargor, deja un delicado sabor dulzón de bayas silvestres. Una auténtica joya. 5,2%.

20 de octubre de 2014

Samuel Smith - Imperial Stout

Si buscamos en el diccionario Birruno el término Imperial Stout nos aparece esta misma fotografía, la de una Samuel Smith, la Imperial Stout por excelencia. Todo un emblema. Y con esto no quiero decir que no haya cervezas mejores, pero ésta es el clásico entre los clásicos de este estilo.

Antes de empezar la descripción de este potente elixir hagamos un inciso y remontémonos al Siglo XVIII para explicar un poco de donde procede el término Imperial -tan acuñado actualmente por innumerables breweries- y cómo se originó la receta de las Imperial Stouts.

Bien, la historia de esta cerveza comienza cuando el Zar de Rusia empieza a estar interesado por la cerveza Stout inglesa, no sabemos si para jugar al duro con el abuelo de Rasputín o para desayunar por las mañanas con sus tostaditas y tal. Los Británicos ven un filón comercial y empiezan a exportar como si no hubiese un mañana. En seguida se encuentran con un doble problema, la cerveza se les estropea tras el largo viaje y muchas de las botellas explotan al congelarse debido al frío de Rusia. Los británicos que son unos máquinas del business antes de perder una venta deciden elaborar una nueva receta, añadiéndole más lúpulo que actúa como conservante y augmentan la graduación de la cerveza para evitar su congelación. No os podéis imaginar las embolias que pudieron llegar a pillar el Zar y toda la corte rusa tras ingerir unas cuantas de éstas.

La Imperial Stout elaborada por Samuel Smith se ha convertido en un icono de este estilo, es una cerveza de abundante y cremosísima espuma de color beis muy agradable. La cerveza es de color negro, totalmente opaca. De sabor obviamente muy tostado, con notas de café, regaliz y chocolate. Un punto ahumado. Pese a su graduación (7,0%, no es de la más fuertes) no se nota demasiado el alcohol, lo que la hace que entre demasiado bien. Una cerveza completita y  altamente recomendable para los amantes de las Stouts y para los que quieran inicirase en esta senda blackie.

19 de octubre de 2014

Castel - Blonde

De la cervecera Castel, ubicada en la localidad turolense de El Pobo, me había encantado su IPA, muy bien conseguida. No puedo decir lo mismo de su Blonde Ale, en mi opinión, bastante regulera.

De aspecto pajizo y carbonatación media, la Blonde es una cerveza pasadísima de tueste para el estilo del que estamos hablando. Ultratostada a más no poder aunque por el color no lo diríamos. Dulzona, con un punto de miel, también se nota el punto del lúpulo. 5,5%.

En definitiva, una Blonde elaborada con buenas intenciones pero que se queda en nada. El punto de tueste creo que se carga la cerveza, no sé si es un error del lote o es que la cerveza es así, pero lo cierto es que no me ha gustado nada. No me esperaba mucho de esta cervecera y la verdad es que su IPA fue una muy grata sorpresa, pero el resto de sus variedades no están a la altura.

18 de octubre de 2014

Feldschlösschen - Bügel

Feldschlösschen es la típica cervecera industrial helvética omnipresente en todos y cada uno de los bares y restaurantes de toda Suiza, con numerosas Lagers típicas industriales que nada nos aportan, hasta ahí nada nuevo. De todas las cervezas que había probado de esta brauerei ninguna me había llamado la antención salvo ésta, una Lager estilo Vienna (Amber Lager) con un punto lupulizado que me ha sorprendido.

De aspecto es el de la típica lager de toda la vida. Al olfato la cosa cambia notablemente respecto el resto de lagers industriales. Normalmente una lager industrial cuando se calienta incluso apesta. La Bügel de Feldschlösschen tiene un agradable aroma herbal que desprenden los lúpulos que han utilizado. En boca es muy suave, ligera y con un punto lupulizado buenísimo, que aporta frescor, toques herbales en el sabor y un amargor final muy agradable. Afortunadamente viene envasada en una botella de 50 cl, por lo que la experiencia birruna se alarga un poquito más. 4,8% muy ligeros. Una sorpresa grata y agradable dentro del panorama industrial.

17 de octubre de 2014

Mont Blanc - La Blonde

Hoy os traigo a la hermanita de la Mont Blanc Blanche, una Blond de estilo belga de similares características, tanto en lo bueno como en lo malo. Y es que por lo que he ido comprobando empíricamente, las cervezas de esta Brasserie de la Alta Saboya pecan de lo mismo.

Elaborada también con agua de los glaciares del macizo del Mont Blanc, a más de 2000 metros de altitud, la Blonde es una cerveza de aspecto dorado y carbonatación media. En boca es la típica cerveza Blond belga, con un punto cítrico. Al igual que su hermana Wit, peca de estar demasiado aguada, por un lado nos da suavidad y hace que entre mejor -perfecta como refresco- pero por el otro nos quita intensidad y sabor en todos los aspectos. La verdad es que tanto la una como la otra, para denominarse cervezas artesanas las veo bastante normalitas y bastante aguadas y me cuesta distinguirlas de una industrial al uso. A ver si tengo suerte y encuentro pronto alguna Brasserie del país vecino que valga la pena. 5,8% que no se los he visto por ningún lado.

14 de octubre de 2014

Mont Blanc - La Blanche

La Brasserie du Mont Blanc -ubicada en Chambéry (Francia)- utiliza agua de los glaciares situados a 2074 metros de altitud.

La Blanche de esta Brasserie de la Alta Saboya es una cerveza de estilo Witbier belga, elaborada obviamente con maltas de cebada y trigo, cilantro y corteza de curaçao, que le aporta unas notas cítricas bastante marcadas y muy refrescantes.

De abundante espuma y burbuja gruesa, en boca es una cerveza un tanto ácida por las notas cítricas y con sabor a trigo atenuado. En general es una cerveza un tanto aguada, cosa que la convierte en una bebida de trago fácil, pero por contra es poco intensa de sabor, demasiado suave. 4,7%. No es la mejor Witbier que he bebido ni mucho menos, pero es bastante agradable, suave y refrescante. Perfecta para calmar la sed veraniega.

12 de octubre de 2014

La Socarrada

Elaborada en Xàtiva (Alicante) con romero y miel de romero. De color acaramelado y sin apenas gasificación.

La Socarrada es una cerveza muy rica en matices. De entrada, en el paladar, nos asalta un sabor intenso a malta tostada. El sabor a romero es muy intenso también y le aporta un sabor herbal bastante refrescante, aunque entiendo que haya personas a las que esto no les pueda agradar mucho. La miel de romero también está presente en el abor aportando un toque bastante dulzón.

Esta cerveza me ha agradado bastante, es bastante peculiar, aunque personalmente discrepo bastante en cuanto a lo de mejor cerveza del mundo tal y como indica la etiqueta (Estrella de oro a la mejor cerveza del mundo otorgado por el International Taste and Quality Institute) ¿habrán probado la Rogue Brutal IPA en Bruselas?. También entiendo que a alguien al que no le agrade ni la miel ni el romero le pueda desagradar. En mi opinión, he reseñado en este blog varias decenas de cervezas que me parecen mucho mejores que La Socarrada, pero eso es, como ya he señalado antes, una opinión personal. De cualquier manera, felicidades al equipo de La Socarrada por el galardón. Espero pronto más variedades de su cerveza en el mercado.

5 de octubre de 2014

Citra

Cerveza de doble fermentación -segunda en botella- elaborada en Borriana (Valencia) utilizando piel de clementina ecológica y lúpulo Citra.

De color acaramelado y escasa gasificación, la citra es una cerveza cítrica y afrutada. En boca nos llega todo el sabor a cítricos que le aporta la clementina y el delicioso sabor afrutado que aporta el lúpulo Citra, creo que es están muy bien combinados sin resultar estridentes ninguno de ellos. Finalmente deja un ligero amargor en el paladar agradable.

No es una Mikkeller o una De Molen Citra pero es una cerveza rica y más que correcta. 4,5%.

4 de octubre de 2014

Antara

Satán creó a Georgie Dann y la canción del verano y los valencianos quisieron superarlo con esa atrocidad culinaria llamada palmera (también conocida como canario) que consiste en mezclar el granizado de limón con horchata de chufa. Ingenieros de Fukushima están intentando averiguar por qué. Y es que por movidas menores Moisés bajó cagando virutas del monte Sinaí con las tablas de los 15 mandamientos en las manos. En la tabla que se rompió era donde ponía lo de "No mezclarás el granizado de limón con la horchata de chufa" pero los valencianos hicieron caso omiso y siguieron a su rollo. Luego Dios los castigó con las 2 finales de la Champions donde palmaron, donde más duele.

En fin, en su afán por superarse, no teniendo suficiente con la palmera se dijeron así mismos "¿por qué no hacemos una mierda aún más grande y mezclamos la horchata de chufa con cerveza?". Quizás ahora Mel Gibson tenga ya guión para rodar Apocalypto 2.

La cerveza Antara afortunadamente no es una horchabirra, pero eso tiene, según mi opinión, sus pros y sus contras. A favor hay que decir que me esperaba una horchabirra atroz y eso no es así gracias a Dios. A mí que me perdonen, pero en la cerveza artesana, donde últimamente parece que se le puede echar cualquier cosa al mejunje, creo que hay ciertos límites que más vale no sobrepasar. En contra hay que decir que si te dedicas al cultivo ecológico de la chufa, y sacas diversos productos con este ingrediente, lo más natural es que ese producto tenga sabor a chufa, y éste no es el caso precisamente. Si uno se compra una cerveza elaborada con chufa, lo normal es que sepa a chufa, en ese aspecto esta cerveza flojea, aunque aún no me ha quedado claro si para bien o para mal.

La cerveza en sí es una Lager artesana ecológica de color dorado, un tanto pálido y carbonatación media de burbuja gruesa. Es una cerveza con sabor cítrico bastante refrescante y con notas de fruta bastante agradables. De entrada no he sabido encontrar el sabor a chufa por ninguna parte, ha sido ya al final, en los últimos tragos y ya con la cerveza caliente, cuando he encontrado un ligero toque de chufas muy suave. Le he echado en falta un poco más de cuerpo y de presencia de las maltas. No es una mala cerveza, ni tampoco tiene un sabor horrible, pero sinceramente, tampoco repetiría, y menos con el precio que tiene y con la gran calidad de cerveza artesana que existe actualmente. 4,2%.

2 de octubre de 2014

Shepherd Neame - India Pale Ale

Ojito porque la brewery que hoy nos ocupa lleva produciendo botellas de felicidad para los ingleses desde el año 1864, fecha en la que se asociaron el Señor Shepherd con el Señor Neame para crear, según dicen, la brewery más antigua de las islas británicas.

Esta India Pale Ale sigue la antigua tradición de las cervezas IPA del Siglo XVIII, creadas para aguantar los largos viajes en barco hacia las colonias británicas en la India, y estos brewers llevan casi 200 años produciéndolas.

Elaborada en Faversham, es una cerveza de color ambarino y poquísima espuma. Al olfato en seguida nos llega toda la carga de lúpulo, muy british. En boca es muy notable el toque tostado de las maltas a la par que los lúpulos, con un sabor muy típico de las IPAs inglesas tradicionales. A destacar también cierto sabor a café debido al tueste. Finalmente deja en boca un amargor intenso y duradero. 6,1%. Una cerveza muy a tener en cuenta y perfecta para contrastar con las IPAs actuales.