23 de junio de 2015

ABK - Hell

Aktienbrauerei, desde Kaufbeuren, la gran cervecera teutona que tantas alegrías nos ha dado con su Anno5. En esta ocasión os traigo su cerveza de estilo Helles, una Lager alemana muy rica y ligera. Al contrario que con la Anno 25 esta vez he conseguido la botella con la etiqueta y chapa antiguas, que a mí personalmente me agradan más que el diseño actual por el que ha apostado la brauerei.

De color dorado y no demasiada espuma, la ABK - Hell como puede intuirse desde un principo es una cerveza para beber a litracos. De sabor intenso a cebada y con un final amargo muy rico. 5,0% de graduación. Comprada en Terra i Vins de Sant Cugat del Vallès.


21 de junio de 2015

Art - Fosca

Hoy os traigo la Oatmeal Stout de la cervecera de Can Partegàs (Canovelles), una Stout elaborada con avena, que le confiere un sabor y una textura muy especiales, resultando una cerveza Stout muy completa y rica en matices.

De aspecto oscuro, prácticamente negra, con bastante cuerpo, y con poca espuma (la recordaba con más) de color beis muy fina y cremosa, escasa pero muy agradable.

Al olfato nos asaltan los olores a malta tostada. En boca es bastante completa. Aparecen el café y el regaliz, la avena aporta cierto dulzor y sedosidad en boca que equilibran muy bien la cerveza, también aparecen notas sutiles de chocolate con leche.

No es una cerveza demasiado amarga, y afortunadamente no tiene nada de acidez como otras cervezas Stout, que a mí particularmente me resulta desagradable. En definitiva, una Stout muy bien equilibrada. 5,8% de graduación. Comprada en Wine Palace.

18 de junio de 2015

Rogue - Dead Guy Ale

-Javier, a mí me encanta la Voll-Damm. -Me entra un tick nervioso en el ojo izquierdo, me chirrían los dientes y apreto mis puños con fuerza esperando las cinco palabras que suelen venir a continuación. -Es una cerveza doble malta. -Ahí es cuando le daría una hostia al sujeto con la mano así, bien abierta, al más puro estilo Bud Spencer, o mejor aquella en la que utilizaba las dos manos, como si fueran unos platillos, ¡plash! aplástandole la cara guapamente.

Ay, criaturicas de Dios, al que le guste el brebaje anteriormente mencionado (no digamos Voldemort en voz alta) es sencillamente porque lamentablemente no ha probado algo mejor. Y creedme, existen varias decenas de miles de cervezas mejores que esa. Antes quizás uno podía excusarse en que no había otra cosa. Ahora ya no, gracias a Dios, y hay que ver lo que hay por ahí, cosas realmente muy buenas. Y bueno os he pegado todo este rollo para introducir la siguiente cerveza, a los adoradores de la VD (¡no digáis Voldemort en voz alta, por favor!) probad ésta y luego me contáis.

Hoy os traigo la Dead Guy Ale de mis ídolos de Newport, los celebérrimos Rogue, lo mejorcito de la Costa Oeste. Si no recuerdo mal ésta fue mi primera Rogue, hace ya unos cuantos años de eso, y la sensación fue como en Matrix, que se te abren los ojos y ves la realidad tal cual, solo que la realidad birruna artesana es muchísimo más paradisíaca que la realidad cervecera industrial en la que vivíamos.

La Dead Guy Ale es una cerveza peculiar, según la brewery es una cerveza Helles Bock / German Maibock, lo que llama notablemente la atención, porque este estilo hace referencia a cervezas Lager y lo que nos estamos bebiendo es una Ale. Como estaba en un mar de dudas debido a esta peculiaridad, les escribí un mail que muy amablemente me contestaron aclarándome la duda. Su receta es efectivamente la de una German Maibock, pero la levadura es la de la casa, la levadura Pacman, que es una levadura de alta fermentación, quizás estrictamente no se podría llamar German Maibock según los ultraortodoxos del BJCP, pero la receta es bastante fiel. También han utilizado maltas 2-Row, C-15, Munich, Dare y Risk, y lúpulos Revolution e Independent. Vamos, una receta casera en toda regla, con todo recién recolectado de su propio "huertecico", qué gozada.

De color ambarino, y gasificación media-baja (la recordaba con más espuma) la Dead Guy desprende un olor a malta y caramelo. En boca es intensa, con todo el cereal bien sabroso, y con todo el sabor dulce que le acompaña, el caramelo, el toffee, también un punto tostado muy rico. Algo de lúpulo aparece sin excederse en protagonismo, y por último nos espera un final bastante amargo pero nada resinoso (40 IBUs).

Una cerveza que me gustó mucho en su día, cuando descubrí la brewery de Oregon, pero que después de haber probado gran parte de su arsenal, no es de mis preferidas de la cervecera norteamericana, por suerte tienen cervezas ¡aún mucho mejores!, eso es lo que me alucina de esta gente, verlos cómo crecen y cómo siguen sorprendiéndote cada día. Unos auténticos genios. 6.5%. Comprada en Wine Palace. Disfrútenla.

15 de junio de 2015

Tyris - VIPA

Desde Valencia os traigo la VIPA, una IPA valenciana (en efecto, es el acrónimo de Valencian India Pale Ale y no de Vicente Iniesta y Pintores Asociados como podría intuirse desde un principio).

Elaborada con malta Pale Ale y piel de naranja, no especifica qué lúpulos han utilizado en la receta, toda una pena.

De color acaramelado y carbonatación media desprende un aroma muy agradable. En boca es una cerveza con notas cítricas, donde predomina la naranja, y el punto del lúpulo marcado pero sin saturar, el cereal está bien presente y eso me agrada, ya que no queda enmascarado completamente por el sabor del lúpulo. Finalmente acaba con un amargor bastante intenso y seco.

En general una IPA muy rica, aunque reconozco que la etiqueta me parece bastante hortera, es una valoración personal. Valoro muy positivamente el trabajo de esta cervecera, de los pioneros en Valencia, he probado su Weizen, su IPA y su APA y las tres me han agradado mucho, así que seguiré confiando en ellos. 6,1%. Comprada en El Corte Inglés por 1,50€, era una oferta de 2 cervezas artesanas a elegir por 3€.

11 de junio de 2015

Bad Attitude - Kurt

¡Qué grandes son estos cerveceros suizos del cantón italiano!. De momento todo lo que he probado de ellos me ha gustado.

En esta ocasión, la cervecera helvética nos rinde su homenaje birruno a Kurt Cobain -líder de Nirvana- a través de una American Pale Ale muy ligera, pero sin dejar de ser una cerveza interesante.

Elaborada con malta de cebada (Maris Otter), malta de trigo, lúpulos Pacific Jade, Pacific Gem, Motueka y Riwaka (éste último no lo conocía y rima con Chewbacca). No sé yo si esto ya pasa de APA a NZPA, que me lo aclaren los ultraortodoxos del BJCP.

De aspecto es una cerveza muy clara de color dorado, destaca por tener una gasificación excesiva, y eso que la he servido con sumo cuidado, pero aún así parte de Kurt ha ido a fregar el suelo de mi balconcete, lo cual la hace una cerveza todavía más Grunge.

En boca destacan los cítricos a destacar por encima el pomelo. Un sabor intenso y sabroso a delicioso pomelazo. De trago es ligera, el trigo no se nota pero aporta cierta acidez, también aparece el lúpulo aportando notas moderadas de resina pero sin resultar nada excesivas, cierto amargor final. 4,32% de graduación, joder qué precisión, nunca había visto ninguna cervecera que anotase las centésimas. En definitiva, una Pale Ale ligera de trago, bastante hoppy donde destacan los cítricos y sobre todo, como ya he indicado anteriormente, el pomelo. Muy rica y refrescante. ¡Salud!.

9 de junio de 2015

Kadabra - IPA

En ocasiones me planteo seriamente llamar al tarot de Sandro Rey para que me adivine qué es lo que me voy a encontrar dentro de cada botella que voy a comprar, me ahorraría pasta y disgustos innecesarios como el que nos atañe hoy.

La broma en cuestión nos la ha preparado la Compañía Cervecera Estrella del Norte, ubicada en Villadangos del Páramo (León), un broma sin gracia alguna.

Ya para empezar en el etiquetado hay tres cosas que no me cuadran por ningún lado: 1) IPA ¿dónde está? no veo la IPA por ningún lado. 2) Superb Craft Beer, creo que el término Superb no lo entendemos por igual esta cervecera y yo. 3) Que le hayan dado a esto la medalla de bronce del Brussels Beer Challenge 2014. Quizás a la cerveza que llevasen a Bruselas sí, a lo que yo me he encontrado dentro de la botella ya os digo yo que no.

A esta cerveza le falta todo: le falta espuma, le falta lúpulo, le falta cuerpo, es un despropósito, lo único que nos queda es una botella con una etiqueta graciosa. La servimos y hace una especie de burbuja gorda de cuando soplamos con una caña en una horchata, algo así, y luego queda una capa de escasa espuma. Al olfato no aparece ningún lúpulo, y lo que es peor, en boca tampoco. Si ésta es la IPA, que es la más fácil de hacer, solo tienes que coger una cerveza Ale -da igual si buena o mala- y ponerle lúpulo por un tubo, pues la verdad es que no me quiero imaginar el resto del repertorio. Una cerveza aguada a más no poder y sin sabor a prácticamente nada. Lamentable. Comprada por 1,50€ en El Corte Inglés. Un euro y medio que nunca más volverá al bolsillo de papi. Una lástima. 6,5% de graduación.

8 de junio de 2015

Barcelona Beer Company - Big Bear

¡Por fin! ya tenemos la última novedad de la Barcelona Beer Company, que era lo más esperado en nuestro país tras el estreno de Torrente 5. En esta ocasión nos traen una English Pale Ale tostadica, elaborada con maltas Pale Ale, Cara-Munich T2, Carafa y copos de avena, y con lúpulos Northern Brewer, Fuggles y East Kent Golding.

Con su Beercelona ya nos habían deslumbrado con un diseño rompedor de Àlex Trochut, y para esta ocasión no han querido ser menos y han encargado el diseño de las etiquetas y la chapa al estudio Brosmind. Todo un puntazo, sobre todo la chapa, a mí me ha encantado, para todos los coleccionistas chaperos ésta es una pieza de obligatoria presencia en vuestros archivadores.

De color tostado, tirando ya a Brown Ale, la Big Bear es una cerveza de baja carbonatación. De olor y sabor a malta tostada, notas de regaliz, algo de galleta de jengibre  y un puntito de lúpulo, es una Pale Ale peculiar y muy diferente a todo lo que hayáis probado. 6,0%.


6 de junio de 2015

OMA Bistró - Barcelona


"-Cariño, llévame a un sitio chulo a comer.

-Pues claro mi amor, palomita mía, te voy a llevar a un sitio monísimo, de esos que te gustan, decorados de maderita y obra vista blanca, donde sirven el mejor brunch de la ciudad, donde ponen un spritz más bueno que en la mismísima Piazza San Marco, donde hacen unos bocatas de chuparse los dedos y donde ponen unos zumos naturales que quitan el sentío, cariñín.

-Ay qué bien, mi vida, espero que no sea otro tugurio de birras de esos a los que me llevas siempre".

Pues sí, quería sorprender a mi mujer con un sitio cuco y donde se comiera muy bien, pero a la vez por dentro, de manera sibilina, realmente en lo que estaba pensando era en llevarla a un sitio de birras para ponerme fino, ¿cómo conseguir eso sin ser descubierto y que ella pensara que lo mío es altruismo puro?, la misión era complicada, hasta que los de OMA Bistró empezaron a seguirme vía Twitter, acto seguido los seguí yo a ellos, y coño, empecé a ver sus fotos y su carta y... ¡se me encendió la bombilla!, esto es un filón, ¡estos chicos son mis ídolos!. Así que para allá nos fuimos mi mujer y yo un domingo al mediodía, churumbeles included.

A los churumbeles nos los llevamos comidos para no tener que ver un remake de Apocalyse Now redux. El enano creía que se quedaría clapao en el cochecito, pero el muy ladino se despertó nada más llegar, así que empecé a especular con la idea de amordazarlo, pero la verdad es que al final el colega se comportó como un campeón y nos dio un chance a sus progenitores. La niña nunca es un problema, y comprándole un canuto de Lacasitos la tuvimos entretenida un buen rato.


Llegamos allí, mi mujer me mira con lágrimas en los ojos "-Cariño, ¡qué sitio más bonito!", yo también la miro a ella emocionado, pero de ver lo que tienen en la nevera: Coronado, North Coast, Sierra Nevada, Brooklyn, Harviestoun, Cuvée Des Trolls, La Quince, Barcelona Beer Company, Espiga, Guineu y Nómada, ¡esto es el paraíso!, pero no os lo perdáis, ¡hay seis tiradores!: Naparbier, Pizza Port, Catalan Brewery, Weihenstephan y Pilsner Urquell, el sexto no lo recuerdo, estaba cegado por el éxtasis.

Un auténtico arsenal. La verdad es que la selección era abrumadora, y las marcas con las que trabajan son del estilo que me gustan. Como tuve serios problemas para decidirme, dejé elegir a mi cuerpo y no a mi saturada mente, así que como hacía calor y tenía mucha sed pedí una Naparbier - Sunset, su flamante IPA de verano, todo un acierto, entró divina.

Mi mujer opta por el spritz, que es un aperitivo italiano típico del Véneto, que se compone de Aperol, soda (rollo Sprite, vamos) y vino blanco. Hay que decir que estaba en el punto PER-FEC-TO, y no es nada fácil conseguirlo, porque como te pases con el Sprite te queda un aguachirri, y como se pases con el Aperol te queda un Bisolvón que lo flipas. Así que esta gente tiene mucho arte.


Para empezar a abrir boca pedimos una tabla de quesos con orejones y chutney y unas patatas campesinas al café de París. Impresionantes. Pero ¡al loro! los niños quieren re-comer, ahí ya sí que no damos crédito, les pedimos un surtido de croquetas que los niños aniquilan en nanosegundos. Buenísimas, sobre todo las de bacalao. Insisto, si se las jalaron mis hijos -que son unos pesaos para comer- después de haber comido ya, es que estaban muy buenas.


Ya para darle caña al asunto nos pedimos un wrap de pollo teriyaki y ¡atención!: el sandwich de pastrami. Éste último espectacular, con su pan de coca tostadito, salsa de rábano, espinacas y cebolla caramelizada, todo tan crujiente, taaaaan sabroso. Yo todavía sueño con él. Como vienen partidos por la mitad, mi mujer y yo pudimos compartirlos. Para regar el ágape pedí la esperada novedad de la Barcelona Beer Company, la Big Bear, y mi mujer se pidió una pintaza entera de Weihenstephan Hefeweizen, que obviamente tuvo que acabarse un servidor, cosa que impidió ampliar mis horizones birrunos con todo lo que había esperándome en la nevera del OMA, una auténtica pena.

Desde que entré por la puerta del Bistró me debatía en la duda de pedirme de postre la Old Rasputin o la Sweet dreams are made of barley, que ha elaborado La Quince con la colaboración del compañero bloguero Gonzalo de Humulus Lupulus, pero a medida que iba pasando la tarde esas intenciones se fueron diluyendo, y es que en mi estómago ya no cabía un alfiler, si me hubiese tomado una de éstas me hubiesen tenido que llevar al Hospital Clínic en ambulancia, pero no os preocupéis ¡volveremos!, tengo esa espinita clavada y yo para estas cosas soy muy cabezota, así que no me voy a perder por nada del mundo estos dos birrotes. Mi mujer se pidió un pastel de zanahoria, con un par. La excusa era que el pastel era para la niña, pero al final acabó siendo un ejercicio de pura gula porque la nena pasó del tema totalmente porque se había puesto fina de Lacasitos. Tranquila hija que volveremos, yo a por mis birras y tú a por tu carrot cake.

Con este panorama me pido un café solo para acabar. No os vayáis a pensar que sirven cualquier café Carl Lewis, de esos laxantes que tanto nos hacen esprintar hacia el lavabo, nada de eso. Los cafés los traen de El Magnífico, que es la tienda de Barcelona donde tuestan los mejores cafés de todo el mundo. Mi padre que es un coffee geek, nos tiene muy mal acostumbrados al Blue Mountain jamaicano y al Kona de Hawaii los días de fiesta que vamos a comer a su casa, así que poder disfrutar de un café de El Magnífico en un restaurante siempre es una gozada. Fue el broche final de una agradable comida en pleno beerxample.

Desde estas lineas quiero agradecer el servicio y atención del personal de OMA Bistró, de una amabilidad exquisita y una paciencia infinita con nuestros hijos. Nos hicieron sentir como en casa. Muchísimas gracias por todo. ¡Volveremos!.

Balance de daños:


-Naparbier - Sunset. Su flamante cerveza IPA de temporada. Cítrica, refrescante, de tan solo 4,2%. Perfecta para el verano. Para beber a litracos.
-Barcelona Beer Company - Big Bear. La ansiada novedad de la BBC. Una English Pale Ale riquísima de 5,0%. ¡Incluye el oso que lucha contra la cerveza de mala calidad y contra los políticos corruptos!.
-Weihenstephan - Hefe Weissbier. La archiconocida cerveza Hefeweizen de los grandiosísimos teutones.

OMA Bistró - Carrer del Consell de Cent 227, Barcelona          https://www.facebook.com/OMABarcelonabistro        93 348 70 49

4 de junio de 2015

La Quince - Hop Fiction

¡Por fin!. Empezamos a encontrar por estos lares cada vez con más frecuencia ejemplares de la cervecera madrileña La Quince, que hasta la fecha eran difíciles de capturar. Yo he empezado por esta American Pale Ale y más adelante ya os iré reseñando el resto de su repertorio.

Aunque los de La Quince son madrileños, han elaborado su Hop Fiction en las instalaciones de Ca l'Arenys (Valls de Torroella), sede central de la cervecera Guineu. Para su receta han elaborado lúpulos Galena, Citra y Centennial.

A simple vista nos encontramos una cerveza densita, de color a caballo entre caramelo y pardo y con una proporcionada cantidad de cremosa espuma. Muy aromática, con una buena dosis de lúpulo, herbácea, resinosa, con mucho pino. En boca la sensación es más o menos la misma. Yo me había hecho ilusiones al ver que llevaba lúpulo Citra, y pensaba que sería más afrutada, con más aroma y sabor a frutas tropicales, pero realmente lo que predomina es el Galena, fuerte y resinoso, primo del Chinook. Yo personalmente no soy muy amigo de estos lúpulos cuando cobran demasiado protagonismo. Así pues tenemos una APA potente, intensa, muy resinosa, con 40 IBUs de amargor. Sin parecerme para nada una mala cerveza no es del estilo de APAs que me apasionan. 5,4%. Comprada en el Colmado Quílez-Lafuente.

27-06-2015
He vuelto a probarla, esta vez de tirador, en el OMA Bistró de Barcelona. Me ha parecido sensacional. Todos los matices tropicales que no estaban presentes cuando la probé en botella (quizás estuviese mal almacenada) sí han aparecido esta vez sortosamente para disfrute de un servidor. Fresquísima, una gozada, me ha encantado redescubrirla y descubrir que es aún mucho mejor que la que probé en su día.

3 de junio de 2015

Ceriux - Rubia

Tercer intento con la cervecera de Nalda (La Rioja) que acaba en fiasco total. Con decir que de las tres que he probado la que menos me ha disgustado ha sido la Lager ya lo digo todo.

Elaborada con malta de cebada, malta de trigo, especias (vete a saber tú cuales) y mosto concentrado de uva. Solo ha faltado cianuro para acabar de rematarnos.

De estilo no definido, para qué, si total... No sé yo si por el hecho de llevar mosto es una Fruit Beer, yo la definiría como una Golden Ale, pero la verdad es que a estas alturas de la película y visto lo visto me importa bien poco, voy a dormir a pierna suelta igual.

De color dorado, muy clara, diría incluso que filtrada, y con gasificación media-alta, la Ceriux - Rubia nos da una buena primera impresión, huele a cereal, cosa que me agrada, tiene un toque algo herbáceo, la cosa sigue bien, e incluso ya en paladar la cosa empieza bien. Sabor a cebada muy rico, más tarde el trigo entra en acción. Sin llegar a ser una Weizen se percibe perfectamente, hasta ahí la cosa bien. La cosa acaba cuando empieza a saber a mosto concentrado, que no sabe a vino, es un sabor a uva muy ácido que da un poco de repelús que acaba solapándolo todo y directamente se carga la cerveza. Para acabar de rematar la faena nos deja un sabor de boca a retestinao bastante desagradable. Me ha costado acabármela incluso compatiéndola con mi mujer. Por favor, tenemos 2 hijos, cuiden nuestra salud. Lo siento pero no creo que repita de esta cervecera, creo que sin el mosto estas cervezas ganarían muchísimo, pero en el caso de que esta cervecera decidiese quitárselo tampoco las volvería a comprar, hay todo un universo birruno por descubrir como para tropezar de nuevo con a misma piedra. Entiendo que haya gente que le guste el sadomaso, los flagelos y 50 sobras de Grey, pero a mí no me va ese rollo. 5,4% de graduación.

1 de junio de 2015

Baladin -Wayan

Wayan es una historia de amor. No una historia de amor cualquiera, y no me estoy refiriendo al amor del instituto, ni un amor platónico, ni al amor de la persona que amas con locura y con la que has decidido pasar toda la vida, es un amor diferente.

Es ese tipo de amor de pasarse las noches en vela, vigilando que esté todo bien, de encontrarnos en una mirada de complicidad y partirnos de risa, de acariciar su mano para darle calor mientras la acompañas al colegio una fría mañana de invierno. Ese tipo de amor. En mi caso se llama Beatriz, y en el caso de Teo Musso se llama Wayan.

Teo Musso bautizó a su cerveza Saison con el nombre de su hija, no de manera casual, hay mucho amor aquí dentro. Ha plasmado en una cerveza a su pequeña hija Wayan, en una cerveza que rezuma dulzura, pero como las personas, con el tiempo ha ido creciendo y madurando, y Teo Musso ha ido cambiando la receta como un si de un espejo se tratase para reflejar a Wayan, ahora ya adolescente.

La Wayan de hoy no es la misma cerveza que podíamos beber hace unos años, pero sorprendentemente nunca ha dejado de ser Wayan. Como actualmente la hija de Teo está en plena adolescencia, con las hormonas a flor de piel y ese espíritu rebelde típico de la edad, el Señor Musso ha decidido añadirle una buena dosis de pimienta a su cerveza Saison. La receta actualmente esta elaborada con malta de cebada, malta de trigo, trigo sin maltear, alforfón, centeno, piel de naranja, cilantro, bergamota, manzanilla, raíz de genciana, levadura y como ya he dicho anteriormente pimienta.

Sellada con cera, necesitamos un sacacorchos para abrirla. Todo el ritual nos va indicando que no vamos a bebernos una cerveza cualquiera. La servimos gentilmente en su correspondiente copa TeKu y fusionamos las dos creaciones del señor Musso: su copa y su cerveza. Obtenemos una cerveza de aspecto soberbio, de color dorado con una moderada capa de espuma. Desprende un agradable aroma a uva, en boca es dulce, con sabor a vino blanco, con notas de manzana, uva, mosto, se nota también el punto de la manzanilla, un complejo sabor especiado (nada cargante) y por último nos espera un final espectacular con el punto picante de la pimienta, bastante notable. Yo personalmente la encuentro perfecta para el maridaje con pescado o sushi. 5,8% de graduación. Comprada en Santa Birra. Grande Teo. Salute!