29 de abril de 2019

Oriental - Abril

La última cerveza que nos tomamos en el Rauxa de Granollers fue la Abril, de la cervecera granollerina Oriental Brewing. Haciendo aprecio del producto local.

Se trata de una Session White (o Wheat) IPA elaborada con malta de cebada, copos de avena y trigo y por último con los lúpulos Citra, Simcoe y Cascade.

De color dorado y cierta turbidez. Carbonatación moderada. Desprende un aroma floral muy intenso y agradable. En boca las sensaciones continúan en el mismo sentido: sabor floral intenso, algo de amargor nada excesivo (40 IBUs) y cierta sequedad final.

Es una cerveza muy ligera de trago, por los lúpulos que lleva me la imaginaba más tropical o más cítrica, no me la esperaba tan floral y el sabor del trigo no he sabido encontrarlo, tampoco he tenido esa sedosidad en boca que le pudiera aportar el trigo y la avena. No obstante me ha parecido una cerveza riquísima y perfecta para quitar la sed en verano (o ahora en abril, como marca su nombre). 3,8%.

28 de abril de 2019

Redneck - Alabama Slammer

Una de las cervezas que me apetecía probar durante nuestra visita al Rauxa de Granollers fue esta Berliner Weiße de la cervecera cántabra Redneck, ya que aún no habían pasado por el blog y sus cervezas pintaban guay.

La peculiaridad de este tipo de cervezas es que son muy ligeras de trago y muy ácidas, por lo que es bastante frecuente añadirle fruta a la receta para que el dulzor contrarreste esa acidez. En este caso los de Reocín le han echado albaricoques

La receta lleva malta Pilsner, Extra Pale, trigo y el lúpulo Centennial, además de la mencionada fruta. Es una cerveza de la serie Moonshiner a la que han llamado Alabama Slammer.

Presenta un color pajizo y una carbonatación bastante baja. En boca destaca el sabor a fruta. Mucho albaricoque pero a mí personalmente también me ha recordado mucho al sabor del níspero. No es una Berliner Weiße excesivamente ácida, sí muy ligera de trago, nada amarga (4 IBUs) y muy refrescante. La encuentro perfecta para los meses calurosos. 4,0%.

27 de abril de 2019

Thornbridge - Big Easy

Durante nuestra visita al Rauxa de Granollers una de las cervezas que cayó fue esta cerveza de baja graduación (0,5%) de la cervecera británica Thornbridge.

Elaborada con las maltas Pale Ale, Crystal y Munich y con los lúpulos Amarillo y Cascade.

De color dorado, bastante clara, sin turbidez alguna y sin prácticamente carbonatación, que además de escasa es de burbujaca gorda.

Al olfato poca cosa. En boca tiene un sabor floral que nos recuerda a la manzanilla. La sensación en boca es la de una cerveza muy aguada y bastante insulsa. Unida al peculiar sabor y a la poca carbonatación la experiencia en global es un poco bluff, todo hay que decirlo. Eso sí, más vale esto que una Free Damm, las cosas como son.

26 de abril de 2019

Rauxa - Granollers


Hará unas semanas me enteré de que tristemente había cerrado sus puertas la cervecería La Llúpola de Granollers, cosa que me entristeció, pues la capital del Vallès Oriental es una ciudad muy frecuentada por el que suscribe y, seamos francos, cuanto en mejor forma birruna esté Granollers, mucho mejor para mí y para el público birruno vallesà.

En mi última visita Jordi ya me comentó que la cosa andaba bastante floja. Finalmente se confirmaron mis temores y han acabado finiquitando su proyecto cervecero. Afortunadamente, el local ha sido traspasado y aún conservan sus seis grifos de cerveza artesanal, una de sus neveras cargaditas y como atractivo toda una serie de actividades de lo más diverso para amenizar esta birras. ¡Bienvenido Rauxa!

Rauxa es el nuevo proyecto cervecero de Granollers. Al frente están Xavi y Nelly. Ella es de origen venezolano y tiene una amplia experiencia en el sector hostelero, con Rauxa nos quiere transmitir toda su pasión por la cocina internacional, de manera que vamos a tener una oferta gastronómica mucho más amplia además de nuestras bienamadas cervezas artesanales. Él en cambio es músico barcelonés y empresario musical. Xavi se va a encargar de toda la programación de música en directo en el Rauxa y de la selección musical del local. Por un lado tenemos una oferta gastronómica y cervecera potente y por el otro una oferta lúdica bastante atractiva ¡y la cerveza artesanal de por medio! así de primeras suena todo muy bien.

En Rauxa siguen apostando fuerte por la cerveza artesana. Su selección de tirador se sigue centrando en la cerveza local y de proximidad. Durante nuestra visita tenían pinchados un barril de Art, dos de Guineu, uno de Lo Vilot, una colaboración de Dougall's y Malandar y finalmente uno de la belga Van Honsebrouck (Filou Tripel).

En su nevera había una nutrida selección de estilos muy variados y de procedencias muy diversas: La Quince, Synera, Oriental Brewing, Hobac, Dougall's, Caleya, 'T IJ, Malandar, Flying Dog, Zulogaarden, Boga, Bidassoa, Zeta, Moska, Redneck, Balate, Reptilian, Northern Monk, Thornbridge, Orval, Ayinger, Boon, Schneider Weisse y Siren entre muchas otras. Por supuesto tienen cervezas sin alcohol, de baja graduación y también sin gluten para el público celíaco.

El local es bastante agradable y luminoso. En la zona de la entrada dispone de un cómodo sofá y unos cuantos sillones para tomarse unas birras relajadamente. La zona de la barra, con sus respectivos taburetes, es donde podemos escudriñar mejor su pizarra y dejarnos aconsejar por Nelly a la hora de pedirnos una cerveza. A lo largo de local disponen de numerosas mesas para poder disfrutar de la música en vivo mientras disfrutamos de una cerveza o de los numerosos cocktails que nos pueden preparar allí, y al fondo de todo está el escenario, donde actúan los artistas que tocan música en directo. Fuera tienen una pequeña terracita al aire libre muy agradable donde se puede tomar el fresco mientras se disfruta de una birra. Perfecta para el sector fumeta.

Para acompañar nuestras deliciosas cervezas vale la pena echarle un ojo a la carta para ver qué nos tiene preparado Nelly. Cuentan con gran variedad de arepas: de escalivada y queso de cabra (o tofu para el público veggie), de jamón y queso semicurado, de botifarra y aguacate, y de tomate y salsa pesto con tofu. También tienen una buena selección de bocatas especiales: el de salmón ahumado con crema de queso y huevo; el de lomo con jamón york, queso americano, frutos tropicales, aguacate y cilantro; la coca de verduras asadas con queso de cabra y por último el de pollo con mozzarella y salsa pesto. Para picar cuentan con diferentes platillos de cocina internacional: empanadas argentinas, butidogs (hotdog de botifarra) alitas de pollo, fingers de pollo, rollitos de primavera y finalmente sus patatas Rauxa, con su puntito de picante incluído.

Durante nuestra breve visita solo nos dio para darle caña a las birras, pero la verdad es que se estaba muy a gusto en el local y me quedé con ganas de probar algo de su carta y también ver algún concierto en vivo (viernes y sábados). En breve comenzarán a realizar muchas más actividades -además de las musicales- como catas y maridajes, así que estad muy atentos a su instagram. Otro dato a destacar es que es la única cervecería craft de Granollers que abre los domingos, así que cuando estemos por allí de nuevo nuestra birrita dominical caerá fijo. De momento forman ya parte de nuestro Mapa Birruno, cada vez más apretadito de pins. ¡Así da gusto! Xavi y Nelly, os deseamos mucha suerte con vuestro proyecto musical y cervecero. ¡Nos vemos muy pronto de nuevo!

Balance de daños:

-Dougall's & Malandar - Wish You Were Beer. Para empezar lo tuve muy claro desde que entré. Dougall's es una apuesta segura, así que me pedí esta colaboración entre el equipo de Liérganes y los gaditanos Malandar. Muy ligera, tropical, fruta de hueso, muy rica y muy agradable.

-Thornbridge - Big Easy. Cerveza Low Alcohol de los británicos Thornbridge. Me ha parecido muy flojita, mañana publico la reseña completa. 0,5%. Al menos es una opción para cuando hay que coger el coche.

-Redneck - Alabama Slammer. Berliner Weiße con albaricoques. Ligera, ácida y muy afrutada. Muy rica y refrescante. Perfecta para el verano.4,0%. Durante estos días publicaré una reseña más detallada.

-Oriental - Abril. Primera cerveza de la cervecera granollerina que probamos. Bastante rica. Se trata de una Session WIPA muy afrutada y con registos florales muy intensos. La primavera en tu boca. 3,8%. Durante estos días publicaré una reseña más detallada.

Rauxa                        Miquel Ricomà 137, Granollers (Barcelona)                  rauxa.info@gmail.com                     93  126   21   93

25 de abril de 2019

Arriaca - Trigo

Hoy os traigo la Weizen de la cervecera manchega Arriaca, que con la originalidad que les caracteriza ha decidido bautizarla como Trigo.

Arriaca fue la primera cervecera española en enlatar cerveza artesanal y de momento todo lo que hemos probado de su catálogo estaba en muy buenas condiciones, además a unos precios brutales, la de hoy por ejemplo la compré en Alcampo po 1,25€. Con precios así da gusto. Es una cerveza que tanto por formato como por precio te la puedes llevar a la playita o para llenar un barreño con hielo para acompañar una barbacoa, la cuestión es ponerse fino.

De color dorado, un tanto velada y con una carbonatación justita para ser una Weizen, la verdad es que he tenido que escanciarla para conseguir la cantidad de espuma de la foto. En boca es una cerveza muy agradable y tremendamente bebible. Predomina el saborazo del trigo, con un toque de miga de pan, el plátano no me ha resultado excesivamente evidente pero por ahí andaba. En general me ha parecido una cerveza muy rica y con una relación calidad/precio excelente. 4,7%.

24 de abril de 2019

Schneider Weisse - Tap 1

Daba por hecho que tenía reseñada la Tap 1 de la cervecera alemana Schneider Weisse, pero haciendo revisión en el blog me di cuenta de que no. Así que me pegué un viajecito al Alcampo de San Quirico para hacerme con un ejemplar de medio litraco de su Meine Helle Weisse. 1,99€ que bien valen la pena.

La sirvo en vaso de Weizen, presenta un color dorado y no demasiada turbidez. Al rellenar el vaso en la segunda tanda sí me quedó másturbia y de un color más pajizo. Espuma muy abundante, tupida y muy duradera.

Al olfato el aroma a banana es espectacular. Algo de pan y quizás un punto especiado si no son alucinaciones mías. En boca es una cerveza riquísima. Un tanto sedosa, pero de trago fácil, muy sabrosa, con todo el saborazo del trigo y ese punto sensacional de banana. Me ha encantado, como casitodo loque hace esta gente. 5,2%.

23 de abril de 2019

Tibidabo - IPA Premium

En muy pocos días he visto la sección de cervezas del Mercadona de mi barrio pasar de ser un lugar lúgubre y desdeñable a comenzar a albergar algún rayo de esperanza.

Un sábado de una mañana de compra semanal me encuentro con una IPA -intuyo que de marca craftie- algunas variedades de Paulaner, cervezas de trigo, belgas, stouts y con cajitas desplegables gratuitas para que no vayan las botellas dando tumbos por nuestro carrito. Al sábado siguiente me quedé patidifuso al contemplar unas latas de Tibidabo Brewing en una de sus estanterías. Como en teoría debían estar frescas (allí llevaban menos de una semana) me llevé un par de latas para casa, ya que el precio era bastante atractivo (1,59€).

El etiquetado de la lata -un tanto cutre, todo hay que decirlo- nos pone bien grande que se trata de una cerveza artesana y acaba de rematarlo con la palabra Premium debajo del rótulo IPA. Todo indica a que se ha elaborado expresamente para Mercadona y tiene como objetivo introducir a un público neófito. En una tienda especializada, encontrarse con una cerveza que indique Premium o Gourmet es un sinónimo de "mejor no la compres", pero esto es Mercadona, aquí venden Steinburg y la gente se mete eso en el organismo.

No las tenía todas conmigo. La metí a refrigerar antes de las 10 de la mañana y me pasé todo el día con la mosca detrás de la oreja. Hacia las 7 de la tarde ya no pude contenerme y decidí abrir una de las latas para ver qué tal estaba. Pues estaba bastante rica.

De color dorado, sin turbidez alguna y bien carbonatada, genera una buena capa tupida de espuma blanca. Al olfato todo verde. En boca es bastante herbácea, es bastante sabrosa, me alegra que no hayan escatimado en lúpulo, y con un puntito de fruta de hueso agradable de fondo. Final amargo moderado (40 IBUs). 5,7%, entra con alegría. Quizás no sea la mejor IPA de Tibidabo (su Hop Bang está de lagrimita), pero es una cerveza bastante digna y que para el precio que tiene está muy pero que muy bien. Espero que no se eche a perder por un mal almacenamiento de la plataforma. En buenas condiciones es una cerveza perfecta para llevársela en la nevera a la playita.

22 de abril de 2019

Flying Monkeys - Heartbreak

Del lote que recibí de Ulabox para el día de San Patricio pude disfrutar de esta magnífica Porter de la cervecera canadiense Flying Monkeys.

Se trata de una cerveza Porter con copos de avena y lactosa a la que le han añadido té Earl Grey. A priori la receta no me seducía en demasía, no sabía cómo le podía sentar ese té a nuestra Porter, pero finalmente la experiencia ha sido grata para el que suscribe. Menos mal.

De color pardusco -que no negro- bastante carbonatada, generando una bonita capa de espuma de color beis bastante tupida, cremosa y persistente. En boca me ha parecido muy tostada. Saborazo a café y con ese toque del té que lejos de resultar chirriante acaba aportando cierto frescor a la receta y un sabor bastante peculiar. No las tenía todas conmigo y finalmente me ha gustado mucho. Para los amantes de las cervezas diferentes. 6,4%. La podéis adquirir en Ulabox por 6,09€ (botella de 47,3cl).

21 de abril de 2019

Soma - Lit

Seguro que estabais esperando con ansia a Soma por estos lares otra vez. Es bastante curioso que una cervecera que saca novedades religiosamente cada semana sin excepción tenga una legión tan nutrida de yonkis que no puede soportar quedarse sin probar ni una sola de ellas. Yo me encuentro incluído en este grupo, lo reconozco.

En esta ocasión pensaba que me iba a quedar sin probar su Lit, pero finalmente, tras una visita relámpago al A-Go-Go de Terrassa finiquité el asunto.

Se trata de la enésima New England Double IPA de los de Girona. Muy turbia, de color anaranjado y con una capa perfecta de espuma blanquísima. Sino fuera por la espuma tendría la pinta de un zumazo de naranja.

En boca mucho cítrico, donde destaca la naranja, muchísima fruta tropical, sabor de melocotón y fruta de hueso, un delirio. Muy en la línea de Soma. La sensación en boca es de sedosidad, no rasca nada el paladar, entra suavísima, nada amarga, todo fruta. Una gozada de principio a fin. 8,3%. Alcohol perfectamente integrado. Comprada refrigerada en A-Go-Go de Terrassa por 4,95€.

20 de abril de 2019

As - De Piques

En la última incursión que hicimos a La Floresteca pudimos darle bastante caña a su nevera. Como en el repertorio existente ya había mucha cerveza que había catado decidí explorar nuevos mundos birrunos y aposté por la As De Piques de la cervecera de Montornès del Vallès.

De As ya había probado previamente su Weizen, que me gustó bastante, pero en cambio esta IPA me ha parecido simplemente correcta sin más, cosa que me sorprende viniendo de una cervecera con dilatada experiencia y teniendo el cuenta el nivelón que existe actualmente en Catalunya en cuanto a IPAs se refiere.

India Pale Ale de color acaramelado y espuma abundante de color blanco. En boca es una cerveza de carácter herbáceo, algo resinosa y con un final bastante amargo (59 IBUs). 6,5%.

19 de abril de 2019

Mikkeller - Hair In The Mailbox

Otra de las cervezas year-round que ha sacado Mikkeller -algo insólito en ellos- es esta Hair In The Mailbox, que sin duda será objeto de deseo de muchos coleccionistas de chapas de cerveza -como es mi caso- por el mero hecho de que Mikkeller utiliza en contadísimas ocasiones (por no decir nunca) ilustración en su chapa. Así que, chaperos, ya sabéis, tenéis aquí una auténtica rareza.

La IPA regular de la cervecera danesa es precisamente eso, regular. La probé en cuanto llegó a Wine Palace -donde la compré- no me gustó, la volví a comprar hace unos días y siguió sin gustarme. Me temo que en ambas ocasiones estaba mal almacenada porque tenía un sabor a lúpulo bastante chusco. Además últimamente, por los resultados que estoy obteniendo, comprar cerveza lupulizada en Wine Palace se está convirtiendo en un suicidio birruno en toda regla.

De color dorado y bastante clara, sin turbidez alguna. Genera una abundante capa de espuma blanca. Burbuja muy finita. En boca me ha resultado muy herbácea, excesivamente resinosa y muy amarga. Se intuye algo de fruta de soslayo, alguna nota cítrica y un final de pomelo. Para ser la línea regular de Mikkeller me ha parecido una castaña. Tienen IPAs infinitamente mejores a esta para fabricar durante todo el año. 6,3%. Me costó 2,69€ (5,38€ en total) que bien me podía haber ahorrado.

18 de abril de 2019

Senglaris - Nicorella

De lo mejorcito que me he tomado este año ha sido esta Imperial IPA de la cervecera Senglaris. Además de la grata satisfacción de saber que viene de muy cerca.

La cervecera de Les Planes (Sant Cugat) lleva últimamente sacando unos birrotes espectaculares. Nos encantó su Floresta, nos dejó muy locos su Marinada, su Bosc se llevó la medalla de oro a la mejor Wood-Aged Beer en el Barcelona Beer Festival de este año y por último, con esta Nicorella les auguro un gran futuro porque estaba TRE-MEN-DA.

De color acaramelado (8 EBC) y una buena capa de espuma blanca bastante tupida. Al olfato nos llega un aromazo espectacular a melocotones y fruta de la pasión, aquí ya nos ha ganado por completo. Nirvana. En boca todo fruta, intensísima, con ese saborazo a maracuyá y fruta de hueso increíble, fresquísima, de lagrimita. Final un poquito amargo, nada excesivo (60 IBUs). Cómo me alegro de que vayan mejorando tanto los cerveceros locales y tengan ya un altísimo nivel, ¡bravo! 7,6%. Degustada en La Floresteca (La Floresta).

17 de abril de 2019

Dieu Du Ciel! - Rigor Mortis

En el lote que recibí de Ulabox -el supermercado online con más de 300 cervezas artesanas- también se coló esta magnífica Abt de la cervecera canadiense Dieu Du Ciel!

Los de Saint-Jérôme nos han preparado esta Quadrupel de estilo belga de 10,5% de volumen de alcohol perfecta para coger una buena torrija e irse derechito a la cama para dormir la mona.

De color pardo y con una buena corona de espuma de color hueso y burbuja muy fina. En boca es una cerveza licorosa como cabía esperar. Ese calorcillo bajando por la garganta nos da cuenta de su graduación. De sabor muy maltoso, dulzona, para mi gusto azucarada en exceso. Se percibe también el sabor a uvas y ciruelas pasas y cierto punto que me recuerda bastante al del vino de Oporto. Me ha parecido una cerveza muy rica, para disfrutarla con muchísima calma.

16 de abril de 2019

Stone - Xocoveza

Hace unas semanas, para el día de San Patricio, recibí una remesita bien guapa de cervezas Porter y Stout vía Ulabox, supermercado online con más de 300 referencias en cerveza artesanal. Entre la nutrida selección se encontraba esta Xocoveza de Stone Brewing, la cervecera estadounidense que desde hace unos años opera con fábrica propia en Berlín para el mercado europeo.

Xocoveza es una Sweet Stout bastante alcohólica con trigo y avena a la que se le ha añadido lactosa, cacao, café, vainilla, canela, nuez moscada y chile. Vertimos la lata en su correspondiente vaso de Stout generando una copiosa capa de espuma muy persitente y cremosa de color beis. La cerveza presenta un color totalmente negro.

Acercamos la tocha y nos encontramos que lo que predomina al olfato es el torrefacto. En boca la cosa continúa en la misma línea. Más tarde aparece la vainilla -muy suave- también el chile -muy tenue, no pica absolutamente nada- y el cacao, bastante suave todo. Conforme se atempera aparece también el café, muy rico. A tenor de la receta pensaba que iba a ser una cerveza más cañera y cargadita. Se perciben todos los ingredientes pero todo bastante comedido, casi que lo prefiero a una amalgama de sabores a lo bestia. 8,1%. El alcohol está bastante bien integrado. La podéis adquirir en Ulabox por 4,07€.

15 de abril de 2019

La Cabra Del Maresme - Tropical

Seguimos en la linea que apuntábamos ayer de la ruleta rusa que supone comprar cerveza artesanal en los supermercados. En esta ocasión le ha tocado a la cervecera La Cabra Del Maresme. La compré en Alcampo, la verdad es que nopude resistirme al precio (1,00€) pero la verdad es que ese eurillo, por poco que sea, me lo podía haber ahorrado perfectamente. La cerveza estaba muy chusca. A saber cómo la tendrían almacenada.

La cerveza se llama Tropical y es de estilo American Pale Ale. A tenor del nombre uno se espera una cerveza refrescante y de sabores tropicales, pero no. Nada más abrirla nos encontramos con un mini géiser asomando por el cuello de la cerveza. La sirvo y lleno todo el vaso de espuma. Al cabo de un buen rato esperando puedo tomar la fotografía que podéis apreciar. Al olfato nada de lúpulo. En boca bastante maltosa, nada de sabor tropical y con un final amarguete bastante pasado de rosca. No me la he podido acabar, ha acabado por el fregadero. Espero probarla en otra ocasión en mejores ocasiones. Lote 170017. Estaba dentro de fecha. 4,8%.

14 de abril de 2019

Vic - Hawaiana

Uno de los errores que sigo cometiendo después de más de 10 años como consumidor de cerveza artesanal es la de dejarme llevar por las emociones y comprar cerveza muy lupulizada en tiendas no especializadas. Soy consciente de que esta práctica es una ruleta rusa y de que en la mayoría de las ocasiones la cosa suele acabar mal, pero como cantaba Julito Iglesias: "- Tropecé de nuevo con la misma piedra..."

De Vic Ales todo lo que he probado es buenísimo, y aunque no son una cervecera muy prolífica su catálogo es impecable. Hemos tenido la mala suerte de encontranos esta American Pale Ale elaborada con piña en muy malas condiciones, pero esto, intuyo, tiene que ver más con una mala praxis del tendero que no con la maestría de los cerveceros.

Elaborada con las maltas Pale Ale, Caramel y avena. Lleva los lúpulos Citra y Simcoe. Por los lúpulos que lleva debería ser una cerveza tropical y con sabores de fruta de hueso (además del de la piña), pero nos hemos encontrado una cerveza chusca, muy herbácea y resinosa y excesivamente amarga (en la etiqueta solo pone 20 IBUs), intuyo de que le ha estado dando el solanero más de la cuenta. La piña aparece con un poco de autosugestión, no la he encontrado nada evidente. Tendré que volverla a catar en condiciones porque como ya he señalado antes, considero a Vic Ales como una gran cervecera y siempre han sido de mi confianza. Comprada en una estantería al solete de Wine Palace por 2,29€. 4,5%. 7 EBC.

13 de abril de 2019

Basqueland - Signal

Yo de entrada no era muy de Double IPAs. Luego llegaron todas esas NEDIPAS y DIPAs con doble y triple dry hopping que eran todo fruta, sin nada de resina,sin nada de amargor y me acabé aficionando bastante. Soma tuvo bastante culpa de ello.

Luego llegaron las Triple IPAs y de momento las dos que llevo no me han entusiasmado nada. La de hoy la ha elaborado Basqueland (antes Basqueland Brewing Project) que ha renovado su nombre, su logo y estos últimos meses está siendo muy prolífica a la hora de sacar al mercado una gran cantidad de novedades.

Los americanos afincados en Hernani nos presentan su Signal, una Triple IPA muy alcohólica (11,5%, al lorete), cargadita de lúpulos (Vic Secret, Ekuanot y Bravo) y con una base maltosa brutal para soportar toda esa carga de alcohol.

La sirvo en vaso, presenta un color acaramelado un tanto claro y cuenta con cierta turbidez. La carbonatación no es excesiva y nos deja dos dedos justos de espuma en el vaso. Al olfato podemos apreciar que desprende un intenso aroma a malta. En boca es una cerveza muy maltosa, con muchísimo lúpulo que nos aporta sabores herbáceos y resinosos. Nos deja un final muy amargo (80 IBUs) y la presencia del alcohol se hace muy presente de inicio a fin de la degustación. A media cerveza ya iba taja. Definitivamente no es mi estilo. Comprada en Wine Palace por 3,15€.

12 de abril de 2019

Soma - Soma TV

Aquí tenemos otra nueva dosis de nuestra droga favorita: Soma, la cervecera de Girona que más lo está petando. A la de hoy la han bautizado como Soma TV. Se trata de la enésima New England IPA de la casa.

La servimos en vaso -el de IPAs de Spiegelau palmó- y presenta un color anaranjado y con una abundante corona de espuma blanca. Se puede apreciar que es bastante turbia. Al olfato se aprecia que es una cerveza bastante tropical. En boca resulta sedosa -debido a la avena- aunque fácil de beber. Destacan los sabores de piña, melón, fruta de hueso y los cítricos, donde destaca el pomelo. Es una cerveza bastante densa y afrutada, un zumazo en toda regla. Muy rica, en la linea de Soma. 6,7%. Comprada refrigerada en La Bodega del Sol de Barcelona por 4,61€.

11 de abril de 2019

SanFrutos & Brew & Roll - Lucy Diamond

La sexta y última cerveza con la que pusimos el broche de oro a nuestra cerna cervecera Racó d'en Cesc de Barcelona para maridar el postre fue la Lucy Diamond, fruto de la colaboración entre la cervecera segoviana SanFrutos y la navarra Brew & Roll.

Se trata de una cerveza Sour elaborada con Lactobacillus a la que le han añadido frambuesas. Resultó perfecta como traca final de una cena muy abundante, ya que es una cerveza muy ligera y refrescante y un excelente maridaje para la manzana Fadri del Racó.

El punto ácido de la cerveza va en la misma dirección que la de la mousse de manzana, y el toque de la frambuesa va en perfecta sintonía con el corazón de gelatina de frambuesa de la manzana Fadri. El dulzor de la fruta contrarresta la carga ácida del Lactobacillus, haciéndola muy bebible. Muy peculiar y recomendable. 5,3%. 8 IBUs.

10 de abril de 2019

Menduiña - Doppelgänger

La quinta cerveza que cayó durante nuestro menú de maridaje con cervezas en el Racó d'en Cesc de Barcelona fue la Doppelgänger de la cervecera galleguiña Menduiña.

Se trata de una cerveza fuerte de estilo Doppelbock elaborada con siete tipos de malta diferentes y dos variedades de lúpulo, y evidentemente, levadura de baja fermentación. Fue galardonada con la medalla de bronce en el Barcelona Beer Challenge de 2018.

De color pardo y no demasiada carbonatación, genera una fina capa de espuma de color beis. Es una cerveza fuerte, de 8,0%, muy tostada, potente y perfecta para acompañar el pie de cerdo relleno de botifarra de perol. El hecho de que sea tan alcohólica la hacen perfecta para limpiar la boca de la gelatina del pie de cerdo. De sabor maltoso, dulzona, con todo el saborazo de los cereales y ese punto tostado tan sabroso. Me pareció riquísima.

9 de abril de 2019

Gruut - Amber

La cerveza con la que maridamos el cuarto plato durante nuestra cena birruna en el Racó d'en Cesc de Barcelona fue la Amber de la brasserie belga Gruut. Se trata de una cerveza Gruit (Traditional Ale). Este tipo de cervezas tienen la peculiaridad de no llevar lúpulo entre sus ingredientes. Sabido es que los belgas se pasan la reiheitsgebot por el arco del triunfo, factor que genera rencillas entre las dos tradiciones cerveceras.

El hecho de que no tenga lúpulo entre sus ingredientes la hacen perfecta para el maridaje con marisco, ya que el amargor de la cannabácea no nos va a matar el exquisito sabor de las vieiras, que en este caso nos comimos.

De color pardo y no excesivamente carbonatada. En boca es una cerveza maltosa, acaramelada, y con sabores que nos pueden recordar a las ciruelas pasas e higos secos. 6,6%. entró divina, qué os voy a decir.

8 de abril de 2019

Domus & Cevada Pura - Pangea

La tercera cerveza que pudimos gozar durante nuestra cena en el Racó d'en Cesc fue la Pangea, cerveza fruto de la colaboración entre la cervecera toledana Domus y la brasileña Cevada Pura. Se trata de una Abbey Tripel  infusionada con pimienta rosa y azafrán.

De color dorado (25 EBC) y no demasiado carbonatada. en boca es una cerveza maltosa, dulzona, con sabor peculiar que le otorga la levadura belga. El toque de la pimienta y el azafrán son muy acertados para maridarla con un arroz, ya que potencia todo el sabor de éste.

Para tener un 7,7% de volumen de alcohol considero que está bastante integrado y que se bebe con cierta facilidad, yo por lo menos me la he pulido con el arroz como si no hubiese un mañana. Final nada amargo (15 IBUs). Muy rica y con ese punto distintivo que la hace única entre cervezas de su estilo.

7 de abril de 2019

Racó d'en Cesc & Marina - Planctoni

Nuestra primera cerveza durante el menú de maridaje con cerveza en el Racó d'en Cesc fue la Planctoni, elaborada por el equipo del restaurante junto con la cervecera Marina de Blanes.

La idea era crear una cerveza para el maridaje con pescado crudo o marinado, así que se les ocurrió que una cerveza de estilo Gose con plancton marino podría funcionar. Las cervezas Gose son cervezas ácidas, que funcionan muy bien como aperitivo porque son muy refrescantes- y además tienen un punto salino muy peculiar. El hecho de añadirle plancton marino está justificado para potenciar ese sabor a mar con el pescado que vamos a maridar (sardinas en nuestro caso).

Edgar Rodríguez Tello, sumiller del Racó, fue muy honesto con nosotros. Crear esta cerveza no fue nada fácil. Necesitaron muchísimas pruebas para conseguir el resultado deseado. Muchos brebajes de color verde acabaron por el desagüe. Finalmente tenemos una cerveza Gose de color dorado, con carbonatación justa y de burbuja fina. En boca destaca esa acidez característica de las cervezas de este estilo, que nos resulta muy refrescante. El punto salino muy acertado, perceptible pero sin resultar excesivo. Finalmente el saborcillo a plancton es el que le acaba de dar ese twist genial que la pueda diferenciar de otras cervezas Gose. Al maridarla con pescado tenemos un saborazo a mar increíble que potencia todo el sabor del pescado. ¡Perfecta como aperitivo!

5 de abril de 2019

Racó d'en Cesc - Barcelona


Si existe un lugar que juega en otra liga en el panorama cervecero de Barcelona, ese es sin duda el restaurante Racó d'en Cesc. La labor del chef Toni Romero y del sumiller Edgar Rodríguez Tello juega un papel vital en la reivindicación de la cerveza como producto gastronómico y en la dignificación del producto. Si bien existen numerosos negocios en la ciudad condal orientados a la venta y consumo de cerveza artesanal, Racó d'en Cesc destaca por un lado por su extraordinario menú de maridaje con cervezas artesanales y por realizar la importante misión de introducir este magnífico producto en un público que se sale del típico consumidor de cañas. Más de treinta años de experiencia y una estrella Michelin les avalan. Tras sus puertas nos está aguardando una de las mejores joyas del beerxample. Hoy nos vamos a dar un homenaje de los grandes. Hoy visitamos el Racó d'en Cesc.

Nos da la bienvenida el carismático Edgar Rodríguez Tello -jefe de sala- también conocido como Edgar Beertrooper. Él hará de maestro de ceremonias y será nuestro Virgilio particular para guiarnos al paraíso cervecero a través de cinco platos con su correspondiente maridaje. Para comenzar nos hace un breve recorrido por todas las salas del restaurante (general, privados, eventos de empresa...) mientras nos explica la historia del restaurante y cómo ha ido creciendo desde 1986. También nos guía escaleras abajo para enseñarnos la bodega, donde dan cobijo una excelente selección de vinos y por supuesto, también de cervezas. Una vez finalizado el tour nos acompaña a la que será nuestra mesa. Allí nos esperan plato y cubiertos para cuatro comensales y seis copas TeKu para cada uno que nos indican que nos lo vamos a pasar muy, pero que muy bien.

Obviamente el leitmotiv del Beer Squad era realizar el menú de maridaje con cervezas artesanales. Pero debo aclarar que Racó d'en Cesc por encima de todo es un restaurante, y no se dedica única y exclusivamente al maridaje con cervezas. Al fin y al cabo el comensal es el que decide en todo momento qué tomar, así que quien así lo dese, puede pedir vino o cava para acompañar sus platos -tienen una selección excelente- y por supuesto comer o cenar a la carta.

El menú con maridaje de cervezas cuesta 68,20€ e incluye 5 platos: dos entrantes, carne, pescado y postre. Beberse 5 cervezas (algunas de ellas un pelín subiditas de graduación) de 33cl durante la cena podría dejarnos seriamente tocados, como diría la madre de Leo Harlem: piripis. Para evitar esto, cada botella se comparte entre dos comensales. En mi opinión es una cantidad perfecta, de otra manera se desperdiciaría una gran cantidad de nuestro preciado líquido innecesariamente.

Si alguien quiere salirse del menú también puede elegir la cerveza que quiera, su selección es muy variada en cuanto a marcas y estilos se refiere. También se pude disfrutar incluso de una buena cerveza en la terraza del restaurante, cosa que no descarto en un futuro, ya que lo que pude observar tras los cristales de su nevera me puso los dientes muy largos: Samuel Adams Utopias, Loverbeer, 3 Fonteinen, Oud Beersel, Dieu Du Ciel!, Baladin, De Struise, Cantillon, Westvleteren, Flying Monkeys, Porterhouse, Sierra Nevada y un largo etcétera. A nivel nacional cuentan con excelentes cervezas de Althaia, Brew & Roll, Art, Naparbier, Sevebrau, Vic, Menduiña, Basqueland, Domus y Gatgraz entre muchas otras. También cuentan con la suya propia: Cesc 25 anys, elaborada en la antigua fábrica de Bleder. Todo un arsenalazo bien refrigerado.

Ya estamos todos sentados y a punto para la cena. A continuación describiré cada plato y su correspondiente maridaje, y en los días sucesivos a la publicación de esta entrada iré publicando la ficha individualizada de cada cerveza para que en un futuro os sea más fácil acceder a ellas a través de los enlaces por estilo o procedencia.

Entrante 1
Comenzamos abriendo boca con una magnífica coca de sardinas con escalivada. La vamos a maridar con la cerveza de la casa: Racó d'en Cesc & Marina - Planctoni. Se trata de una cerveza de estilo Gose con la adición de plancton marino. La crearon para el maridaje con pescado crudo o marinado. La acidez de la cerveza que resulta muy refrescante como inicio, unida con el toque salino y el puntito del plancton es un golpe de mar en la boca. Se realza el sabor de la sardina y aguanta perfectamente el choque con el pan tostado (que es un cereal en estado puro). Me ha parecido una genialidad, es un inicio perfecto, muy fresco y sin restarle protagonismo al plato.

Entrante 2
Continuamos el ágape con un clásico de la casa: El huevo con panceta de cerdo, rúcula y aceite de trufa. La hemos maridado con una vieja conocida: La Baladin - Isaac. Es la versión más refinada de los clásicos huevos con beicon. La Isaac es una cerveza de trigo muy fresca y con ese toque de corteza de naranja que corta la grasa del plato como si fuese un cuchillo. El huevo espectacular, la panceta deliciosa y el toque de la trufa impresionante. El sabor del trigo permanece bastante neutro sin resultar invasivo a los sabores que nos aporta el plato, pero a la vez los cítricos y las especias nos aportan ese frescor en boca que hace el plato no nos resulte nada pesado.

Arroz
¡Esto sí que no nos lo esperábamos! Aquí el chef y el jefe de sala han sido generosos con nosotros y nos han ampliado el menú con este plato extra: el arroz con alcachofas y gambas. Lo hemos maridado con la Domus & Cevada Pura - Pangea. Este plato se aborda desde el máximo respeto al maridaje. Pangea es una Abbey Tripel infusionada con pimienta rosa y azafrán. Es capaz de responder a la textura del arroz, el sabor de la gamba y adaptarse a la alcachofa sin interferir en el sabor del arroz. Realmente ha sido un maridaje excelente, ya que la cerveza era sabrosa, pero los sabores iban en la misma dirección que el arroz, todo en perfecta armonía. La experiencia ha sido sublime.

Pescado
La cena continuó con el que para mí fue el plato estrella de la noche: la vieira con suquet de éstas con all i oli d'all cremat y gnocchis de tinta de calamar. Un auténtico escándalo. El maridaje se realizó con la Gruut - Amber. Han escogido una cerveza sin lúpulo para que el amargor de la cannabácea no invada el maravilloso sabor de la vieira, y al mismo tiempo, la Amber se acomode a la parte más intensa del plato. El concepto del plato en sí me pareció una genialidad. Siento especial debilidad por las vieiras, y el hecho de realzarlas con el suquet, acompañarlas con los gnocchis de tinta de calamar y darle ese twist con el all i oli me ha parecido una brutalidad. A los pies de Toni Romero. Como les decían Wayne y Garth a Aerosmith: "-¡Somos gusanos! ¡somos gusanos!".

Carne
Ya llevábamos cuatro platos con sus correspondientes cervezas cuando llegó el plato heavy: el pie de cerdo deshuesado relleno de botifarra del perol y caramelizado con miel y vino de Oporto. Edgar eligió una cerveza muy potente y subidita de alcohol para eliminar las grasas y la gelatina del plato: la Menduiña - Doppelgänger. Se trata de una cerveza Doppelbock de 8,0%. La textura de la grasa y la gelatina propia de un pie de cerdo es muy difícil de limpiar si no se utiliza un elemento muy alcohólico, de manera que el maridaje estuvo muy acertado. Tenemos por una parte el sabor maltoso y potente de la Doppelbock pero que a la vez limpia la boca y no le resta protagonismo al saborazo del plato.

Postre
Como colofón final nos esperaba la manzana Fadri, que consiste en una mousse de manzana con corazón de gelatina de frambuesa y crema catalana sobre galleta de nueces. Fue una grata sorpresa y todo un acierto, ya que después de cinco platos lo último que apetece es un postre copioso de chocolate. Es un postre muy ligero y refrescante en boca que se marida a la perfección con la Sanfrutos & Brew & Roll - Lucy Diamond. Por un lado la acidez de la cerveza Sour va de la mano con el sabor de la manzana, y por otro lado el dulzor del postre contrarresta esa carga de acidez. Todo muy bien ligado y la verdad es que fue muy grato acabar con algo tan refrescante.

Después de cenar lo primero que me vino a la cabeza fue la pregunta de "¿cómo no habíamos venido antes?". Sin duda una experiencia gastronómica impresionante, obligatoria para todo beergeek que ponga un pie en Barcelona. Considero que es una experiencia que se debe hacer al menos una vez en la vida. Lo óptimo sería realizar una visita cada año y así poder degustar la gran variedad de menús que van elaborando.

El trabajo de Edgar impecable, por un lado amenizando la velada, y por otro informando con gran maestría y gran conocimiento de la materia, explicando con todo lujo de detalles las peculiaridades de cada cerveza y el sentido de cada maridaje, y a la vez respetando y dejando disfrutar a los comensales. También tuvimos la gran suerte de que el chef Toni Romero salió a saludarnos y pudimos darle las gracias por su magnífico trabajo y a la vez pudimos compartir junto con Edgar y el resto del Beer Squad nuestras impresiones sobre el panorama cervecero actual. Desde estas lineas alabo su trabajo como hosteleros y como difusores de la cultura cervecera. Les mando un fortísimo abrazo. Ya forman parte de nuestro Mapa Birruno.

Racó d'en Cesc                Diputació 201, Barcelona              www.elracodencesc.com              rdc@elracodencesc.com          93  453  23  52