30 de octubre de 2016

La Llúpola - Granollers


Buenas tardes amantes de las cannabáceas y de los cereales malteados. Hoy vamos a colocar nuestro tercer pin en nuestro Mapa Birruno en la ciudad vallesana de Granollers, cerrando así lo que el público birruno granollerí empieza a conocer ya como "El triángulo de las Beermudas". Lo hacemos con la cervecería La Llúpola, que abrió sus puertas el pasado mes de marzo y que cuenta con 6 potentes tiradores y dos neverazas -¡joder qué neverazas!- de canelita en rama para uso y disfrute del birrero de a pie. Una barra muy cálida, ambiente muy agradable y sosegado y una pequeña pero muy apetecible terraza perfecta para sofocar el calor durante los los meses estivales acaban de redondear una cervecería perfecta para el más exigente de los beergeeks. Granollerins i granollerines!, no hace falta ni que vayáis a Barcelona, tenéis un panorama birruno encomiable en vuestra ciudad que ya lo quisieran muchos.

Ubicada en la calle Miquel Ricomà, en lo que antes era una antigua cochera mantiene cierto aire de antaño, con las puertas de madera originales, el suelo de piedra, las mesas, taburetes y barra de madera y los cómodos sillones de la entrada, que aportan calidez al espacio. Durante el día es un local muy luminoso que invita a tomarse unas birrazas en su interior o en la terraza, y cuando cae la noche con luz tenue que nos atrae hacia la calidez de la barra cual abejita en busca de su néctar en flor. Rock suave de fondo, cuando nosotros lo visitamos nos pusieron enterito el The Southern Harmony and Musical Companion de The Black Crowes, discazo. Ahora al escribiros estas líneas me ha entrado el mono y me he puesto el Croweology para acabar la reseña. Con un panorama así a ver quien es el guapo que le dice no a unas buenas pintazas, una, dos o las que hagan falta.

Pero echemos un vistazo en sus neveras para fliparlo un rato: Muy buena selección catalana con La Pirata, Poch's, L'Anjub, Fort, Biir, Espina de Ferro, Zulogaarden, Birralta (¡tenían Maduixet! :)), Espiga, Montseny, Segarreta, Guineu y Sant Jordi entre otras. Del resto del país Naparbier, La Quince y Arriaca son las más destacadas. Del panorama internacional tienen lo más destacado del globo: De Molen, Mikkeller, Schneider, Lervig, Sierra Nevada, Crew Republic, Boon, Verhaeghe, Toccalmatto, Dupont, Oud Beersel y un largo etcétera. Pero atención, porque en su interior tienen otra nevera más, no tan a la vista del cliente, menos expuesta, y recubierta con papel de celofán rojo que le da un rollo muy underground por así decirlo. Allí tienen una selección brutal de Belgian Strong Ales, Quadrupels a base de Chimay, Van Steenberge, De Struise y un sinfín de frikadas más para los más adeptos a las cervezas belgas. Y para finalizar, sus seis tiradores, pinchando lo mejor tanto a nivel local como a nivel internacional. Los seis son rotatorios y siempre intentan tener pinchados diferentes estilos, donde no puede faltar una Lager, una IPA, una Stout y alguna Belgian Ale. Si alguien no se decide siempre puede probar una muestra de los 6 tiradores por 10€. Me ha gustado mucho comprobar que tanto las botellas como los barriles se almacenan siempre en frío, y que los proveedores con los que trabajan también respetan la cadena de frío, que es lo que debería ser. Sus tiradores los tienen siemple limpitos y muy bien purgados. Así da gusto.

La Llúpola no es un restaurante pero también cuenta con una pequeña muestra gastronómica bastante interesante para poder maridar las cervezas con algo que esté a la altura. En su carta cuentan con tablas de embutidos y quesos artesanos, capraccio de bacalao ahumado, escalibada, tostadas con tomate confitado, e higos con mató y nueces por poner algunos ejemplos. Para el público no cervecero también cuentan con una amplia carta de gintonics y cócteles variados, mojitos y caipirinhas.

Puntualmente también realizan actividades, como catas, maridajes y eventos tipo meet the brewer. Una vez al mes, normalmente el primer o el segundo sábado de cada mes realizan algún concierto. Un lugar muy agradable y muy completo, con una selección brutal en botella y los 6 tiradores rotatorios de lo mejorcito. Sin duda los iremos visitando con frecuencia. Salut i birra!.

Balance de daños:

-Lervig - Check in IPA. Los noruegos de Stavanger siempre son una apuesta segura, así que cuando la vi en la nevera no me corté un pelito. Una IPA muy rica y sabrosa (a la par que amarga). Si queréis volver a leer la reseña que ya hice en su día podéis darle aquí.

-Adnams - Innovation IPA. Interesante descubrimiento el de la brewery de Southwold. Muy buen comienzo con esta fantástica IPA que podéis volver a leer su reseña si clickáis aquí.

-Biir - Country. Saison elaborada por la cervecera de Argentona, de los que desgraciadamente llevaba muchos años sin probar nada de ellos. Habrá que seguirles más de cerca la pista porque estaba muy rica. Ligera y con el puntito belga, un tanto ácida y cítrica, muy refrescante. Me dolieron por eso los 2,05€ del vasito, pero en fin.

La Llúpola                                                    Miquel Ricomà 137, Granollers                                             93     126      21      93

4 comentarios:

  1. Buena cerveza, buena música, ambiente relajado y reconfortante...en definitiva, un sitio muy recomendable!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí. Ganas de volver. Un saludo.

      Eliminar
  2. Gracias por la reseña, y enhorabuena por tu trabajo en general para dar a conocer el asombroso mundo de la cerveza artesanal. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Un placer haber conocido vuestro local. Volveremos seguro. Un abrazo.

      Eliminar