26 de febrero de 2016

Vic - The Other Side of the Blonde

Hace un tiempo me recomendaron las cervezas de esta brewery de la capital de la comarca de Osona, pero nunca las encontré en ninguna tienda. El otro día en una tienda de productos a granel de Sant Cugat por fin di con ellas, tenían 4 de las 6 cervezas de su catálogo y para casita que se vinieron los cuatro. De momento he probado 3, y me han parecido espectaculares, todas extremadamente bien balanceadas. En la despensa me queda la Porter, y aún por comprar la Wheat Ale y la Imperial Stout, que si las veo no dudaré en adquirirlas.

Empiezo por la que más me ha gustado, su Golden Ale, que es absolutamente colosal. De las mejores cervezas catalanas que he probado hasta la fecha (que os aseguro que han sido muchas, muchísimas), cosa que me alegra y me enorgullece. Soy el primero en rajar de las cervezas de aquí que no me gustan, pero también en alabarlas cuando es el caso. A partir de hoy me declaro un fan absoluto de Vic Ale.

En primer lugar felicitarles por el cambio de imagen, que siempre es agradable. Las etiquetas además nos arrojan bastante información, cosa que yo personalmente valoro muchísimo. Indican todos los tipos de malta y todos los tipos de lúpulos que han utilizado al detalle, así como IBUs, EBCs y obviamente graduación. Así da gusto. Muchas veces vamos a una tienda y nos compramos una IPA de una cervecera desconocida y jugamos a la ruleta rusa, "hoy qué me va a tocar, ¿Citra o Chinook?... ¡mierda Chinook!". Chapeau por los de Vic. The Other Side of the Blonde ha sido elaborada con maltas Maris Otter; Pilsner, Cara-Pils y malta de centeno, lúpulos Willamette; Summit; Simcoe y Mosaic. 5,0% de graduación, 28 IBUs de amargor y 6 EBCs de color.

Como podéis apreciar, el color es dorado y la gasificación media. Es una cerveza muy aromática. al servirla nos llega un aroma floral y de cítricos increíble. En boca está extraordinariamente bien balanceada. Los cereales en su sitio, el punto cítrico y sabor del Mosaic en la medida perfecta, muy refrescante y que invita a seguir bebiendo. Cuerpo ligero y el puntito final no demasiado amargo pero sí lo justo para saber que está ahí y dejarnos un sabor en el paladar delicioso y duradero. Me han enamorado. Personalmente creo que ésta, junto con la de Espiga, son las mejores Golden Ale de toda España. Chapeau vigatans!, me quito el sombrero.

2 comentarios:

  1. Pues nada, otra que me la apunto por si algún día la encuentro por ahí...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apúntate ésta y las otras 5 jajajaja. ¡Un saludo!.

      Eliminar