7 de junio de 2017

L'Artesanal - Granollers


A los pocos meses de consolidarse el triangulo de las beermudas, en pleno corazón de la capital del Vallès Oriental, todo voló por los aires con la irrupción en la escena gastronómicobirruna granollerina de L'Artesanal, metamorfoseando el polígono de tres vértices en un peculiar trapezoide.

Ubicado en pleno corazón de Granollers, L'Artesanal transforma la crepería El Sarraí en una experiencia gastronómica más amplia, vinculada a la cultura gastronómica local y comprometida con el medio ambiente. Granja, crepería, restaurante y cervecería con 7 tiradores que riegan a sus comensales con auténtico oro líquido.

L'Artesanal nace fruto de la unión entre Steph y David -propietarios de la crepería El Sarraí- con David Rius y Miquel Riera, exsocios del Anònims. La idea era ampliar la oferta gastronómica y a la vez ofrecer un amplio y atractivo maridaje a través de la mejor cerveza artesana. En numerosas ocasiones David y yo hemos tenido una conversación recurrente: qué triste es tomarse una cerveza de 100/100 en Ratebeer y tener que acompañarla con un plato de quicos. Sí, estamos en 2017, en el nuevo milenio, pero creédme, a día de hoy está sucediendo.

La idea es que puedas seguir disfrutando de esa cerveza colosal de la que hablábamos, pero que además puedas maridarla como Dios manda, y para ello L'Artesanal cuenta con dos opciones. La primera, ubicada en la planta baja, se presenta como Fast Good, un espacio donde poder disfrutar de crepes y tapas de calidad, un espacio donde la rapidez y la calidad no están reñidos. La segunda, ubicada en la planta superior, apuesta por el concepto de Slow Food, movimiento surgido en la ciudad italiana de Bra a mediados de la década de los 80. El concepto de Slow Food apuesta por el placer de la buena mesa, la cocina de temporada, de proximidad, vinculada al entorno y responsable con el medio ambiente. En L'Artesanal utilizan productos Km. 0, de huertos, granjas y productores del Vallès. Muy pronto tendrán su plaquita en la fachada con el caracol correspondiente.

En la planta inferior se ubica la cervecería, con sus 7 tiradores y una gran selección en botella. Su obsesión es el frescor, poder pinchar la cerveza lo más fresca posible, en su punto óptimo y con todas sus cualidades en el punto álgido, casi recién sacada del fermentador, y con el menor impacto posible que le pueda ocasionar el transporte o el almacenaje. Por este motivo, tres de sus tiradores son de Art Cervesers, ubicados en la masia de Can Partegàs, en Canovelles. Cuando su cerveza está en estado óptimo, se envasa en un keykeg y en cinco minutos llega a L'Artesanal totalmente refrigerada, en condiciones inmejorables.

Uno de los tiradores restantes se reserva para Birra Baladin, la cervecera piamontesa de Teo Musso que visitamos en 2012. Los de Piozzo comparten el ideario de Art Cervesers y de L'Artesanal. De hecho acaban de inaugurar su Open Garden tras una iniciativa de crowdfunding. La idea es producir su propia malta, su propio lúpulo,utilizar el agua del río que pasa por su finca para elaborar sus cervezas y su propia levadura, haciendo funcionar el 100% del birrificio a base de energías renovables. Los tres tiradores restantes quedan a disposición de lo que David y Miquel quieran sorprendernos, pero para que os hagáis una idea recientemente han pinchado la Celebrator de Ayinger, que es la mejor cerveza Doppelbock del mundo (100/100 en Ratebeer), y también joyazas de La Pirata, Stone, Quana, Oskar Blues y lindezas por el estilo. Por supuesto también tienen una nutrida carta de cervezas en botella y lata, donde también hay cabida para la mejor cerveza sin gluten y sin alcohol.

Desde Mundo Birruno decidimos hacer nuestra visitas correspondientes, algunas de ellas para disfrutar de sus excelentes cervezas, pero una de ellas acudimos en plan campeón a darlo todo, con toda la familia al completo para dar fe de las bondades que nos ofrece su carta.

El espacio es muy agradable, con las paredes de obra vista y con la calidez de la madera. De día es un lugar muy luminoso y de noche la luz cálida de su techado estrellado nos da mucho caliu, convirtiéndolo en un lugar muy acogedor que invita a pasar un rato tranquilo y disfrutar de la buena mesa sin ningún tipo de prisa.

Para comenzar a abrir boca nos decantamos por el carpaccio de jabalí con aceite de setas; la ensalada de escarola, granada, membrillo y queso; la tempura de verdudas, exquisita, sabrosísima, muy fina y nada aceitosa, como a nosotros nos gusta. Por último los canelones de setas y trufa. De auténtico escándalo.


Para entrar en faena nuestra elección fue el tartar de salmón, los calamares rellenos de butifarra -impresionantes- el muslo de pollo asado con cebolla, frutos secos y ratafía y por último el plato estrella: los pies de cerdo crujientes deshuesados con gambas. Si a todo esto se le suma el maridaje que os detallaré a continuación ya os digo que fue un ágape de los de soltar la lagrimilla.


Por último, los postres. Mi cuñado y mi suegra no son de postres y se tomaron un cafetazo. Yo me pedí la Mocha IPA de Stone pensando que era Stout, pero cayó igual y la disfruté enormemente de todos modos. Mi mujer estaba on fire y sí se pidió un babà bien impregnadito de ron y cerveza. Para los enanos pedimos un pastel de chocolatazo con los espectaculares macarons de Steph.

En L'Artesanal cuidan con mimo hasta el último detalle, por eso el café que sirven es de Tornado, un tostador artesanal ubicado en Granollers. Guido, su experto barista se dedica a seleccionar rigurosamente el mejor café con el máximo frescor. De esta manera se garantiza redondear una perfecta experiancia gastronómica, de principio a fin, sin café laxante sorpresa ni bizarradas que acaben arruinándote una comida perfecta. Yo personalmente sí le doy muchísima importancia al hecho de poder acabar una buena comida de la mejor manera posible, con un café delicioso, como ha sido el caso.

La ventaja de L'Artesanal es que es un lugar muy versátil, y podemos disfrutar de sus productos a cualquier hora del día. Durante la mañana podemos disfrutar de sus cafés de Tornado (solo, con leche, capuccino, cortado, etc...) bollería, pastas y por supuesto de las crepes de Steph. Durante el mediodía es el lugar perfecto para disfrutar de la terraza -para alegría del sector fumeta- tomándose unas cervezas con su gran variedad de tapas: patatas bravas, hummus, cocas de sardinas, croquetas variadas, mejillones de roca y un sinfín de ensaladas. En la sección Fast Good se pueden tomar unas galettes fabulosas, elaboradas con harina ecológica y sin gluten. Y como ya habéis visto, en el restaurante de la planta superior se puede comer y cenar a cuerpo de rey. Nosotros hemos dado una pequeña muestra de su carta, pero recordad que ¡es cocina de temporada y va cambiando constantemente! Así que si queréis descubrir el resto de su increíble carta tendréis que reservar mesa y acercaros a Granollers, que vale muchísimo la pena.

Por último solo nos queda comentar la labor de birrangelización de L'Artesanal. Quieren dar a conocer la grandeza de la cerveza artesanal como producto gastronómico de alta calidad entre el público del Vallès. Para ello se han propuesto realizar actividades durante lo que ellos denominan como dijous cerveser -que vendría a ser lo que yo llamaría jueves birruno- donde se realizarán charlas, catas, presentaciones, meet the brewers y tap takeovers de diferentes cerveceras, así que ¡estad muy atentos a sus redes sociales!

Desde Mundo Birruno sólo nos queda colocar su merecido pin en nuestro Mapa Birruno. Les deseamos muchísimo éxito a todo su equipo. Necesitamos más iniciativas gastronómicobirrunas como ésta. Salut i birra companys!

Balance de daños:

-Art - Franceska. La espectacular Steam Pilsner de los de Canovelels tirada como nadie. Podéis volver a leer la reseña que les escribí hace años pinchando aquí.

-Quana - Fruita de la Passió. Summer Ale ligerísima con fruta de la pasión. Muy ligera y resfrescante, con un punto cítrico y sobre todo muy tropical. Quizás no me acabó de convencer el saborcillo que aportaba la levadura, pero de todas formas una gran cerveza para disfrutar cuando aprieta el calor. 4,9%.

-Guineu & REFU - Gentleman. Si bien he rajado largo y tendido sobre los de Valls de Torroella sobre algunas de sus últimas cervezas también me parece justo elogiarlos cuando se lo merecen, como es el caso. En esta ocasión Guineu han preparado una IPA espectacular con la colaboración de David Serrano de la cervecería REFU de Vielha. Sabrosísima, elegantísima en boca, con el sabor delicioso de las maltas y el poderío de los lúpulos, herbácea y con el amargor perfecto. Exquisitamente equilibrada. Chapeau. 6,0%.

-Stone - Mocha IPA. El sorpresón del día vino durante la sobremesa, cuando me pedí de postre esta cerveza pensando que era una Mocha Stout. cuando la vi pensaba que se habían equivocado, pero ¡ay, amigo! cuando probé esta joyita le dije al camarero que ni se le ocurriera llevarse la copa. De aspecto de IPA total, pero al darle el primer sorbo... ¡cafetazo brutal! Me dejó loco. Una explosión de sabor en tu boca, con toda la fuerza del café y las maltas tostadas y el contraste del frescor y el sabor herbáceo de los lúpulos. Me pareció genial. 9,0%. Subidón.

-Oskar Blues - Dale's Pale Ale. Me apetecía mucho probar la que se erige como la primera cerveza artesana enlatada, lo malo es que... ¡la probé de tirador! Una American Pale Ale muy rica, afrutada y no excesivamente lupulizada. Altamente disfrutable. 6,5%.

-La Pirata - LAB 004 Fruit IPA. La Pirata lleva un ritmo trepidante con su serie de cervezas experimentales LAB y servidor no da abasto para probar todo lo que sacan. Afortunadamente ésta no se me escapó. Una IPA elaborada con lichis, que la hacen muy apetecible. Muy refrescante, con notas cítricas y de fruta tropical. Los lichis muy agradables y todo el frescor y vivacidad que le aportan los lúpulos. Una joyaza para beber a litros. No me pareció nada empalagosa y con el amargor perfecto. 7,0%.

-Ayinger - Celebrator. Una brutalidad de Dopplebock, de hecho ocupa el primer puesto del ranking mundial de Ratebeer dentro de su estilo. En cualquier libro de cerveza, en la página donde se describe el estilo Dopplebock debería aparecer de manera imperativa una foto de la Celebrator. Me ha parecido una cerveza bestial. Sabor tostado de las maltas absolutamente delicioso, con el dulzor justo, cero empalagosa. Una obra de arte con mayúsculas. 6,7%.

-Hof Ten Dormaal - Winter 17. Otra joyaza brutal que pude degustar en mi última visita a los de Granollers. Una Oud Bruin que me dejó totalmente flipado. Podéis volver a leer la reseña que escribí hace unos días pinchando aquí. 12,0%.

L'Artesanal               Plaça Josep Barangé Bachs 4, Granollers                     www.lartesanal.cat                      info@lartesanal.cat                  93  879  26  18

2 comentarios:

  1. Qué buena pinta tiene todo. Cómo anda de precio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas. Puesto todos estos sitios ecológicos y de km0 no suelen ser baratos, te lo digo por experiencia. Con todo y con eso los precios me parecieron razonables para la calidad y todo lo que comporta. Si no recuerdo mal nos salió por 150€ la comida entre todos, éramos 5 adultos y dos niños, le dimos al alpiste cosa fina, cada uno se tomó su primero y su segundo, y luego algunos pidieron postre y otros café. Los entrantes rondan los 8€ y los segundos los 12€. Lo mejor son los cafés 1,10€ el espresso. En Barcelona en cualquier bareto de mala muerte te clavan 1,50 mínimo por un café Carl Lewis de los que te vas sprintando al lavabo y 3€ el frappucino, no sé lo que costará una mierda del Starbucks (lo digo literalmente, después de que saltara la noticia de que utilizaban agua del retrete en sus cafés) pero seguro que mucho más caro que aquí. Las creps cuestan 5/6€ dependiendo lo que le añadas, las galettes 10 y las patatas bravas 6€. Las cervezas cuestan 2€ las de Art y el resto rondan los 3€ la copa TeKu. ¡Un saludo!

      Eliminar