12 de julio de 2017

La Bodega del Sol - Barcelona


Una de las visitas obligadas si uno está de paso por el barrio de Gràcia en Barcelona es sin duda alguna La Bodega del Sol, ubicada en la mitiquísima Plaça del Sol donde antaño me tomaba las birras de dos en dos en el Sol Soler. Desde hace unos años los propietarios decidieron apostar muy fuerte por la cerveza artesana, convirtiéndose en una de las tiendas de referencia de la ciudad, y recientemente han ido un poco más allá: han decidido hacer una gran inversión para refrigerar TODO el género en cámaras frigoríficas, convirtiéndose en el segundo negocio de la ciudad que lo hace, tras el BierCaB ShoP. El cómo hagan las cervezas el trayecto hasta la tienda ya es otra historia, pero eso ya es un tema de distribuidores, no de la tienda. Ya les hice numerosas visitas durante el año pasado, pero decidí esperarme a que quitasen el andamio que había colocado en la puerta, ya que estuvieron durante muchos meses arreglando la fachada. Ha valido la pena la espera para poderos mostrar las mejoras.

Si hace mucho tiempo que no os pasáis por La Bodega del Sol seguramente recordaréis aquellas míticas estanterías tipo supermercado que tenían de punta a punta del alargado local. Bien, dichas estanterías han pasado a la historia, dando paso a las neverazas de dimensiones épicas que han colocado. Básicamente hay tres: Una neveraza enorme para cerveza artesana nacional, otra igual para cerveza artesana de importación y una tercera para Lagers industriales nacionales e internacionales, de esta manera tienen un público birruno de lo más diverso: desde el beergeek que se va a comprar una Stigbergets, al que apuesta por la cerveza local y se compra una lata de Tibidabo o el que no pasa de tomarse una Coronita en la plaza con sus colegas. Digo que hay tres básicamente porque aparte de las grandes tienen algunas más pequeñitas con alguna que otra cosilla más.

A nivel nacional tienen prácticamente todas las cerveceras más punteras, apostando muy fuerte por la cerveza local y la catalana (por otro lado también vas a garantizar el máximo frescor a tu clientela), aunque también hay numerosas cervezas españolas que yo solo he podido encontrar aquí. Para que os hagáis una idea: La Pirata, Art, Montseny, Condal, Tibidabo, Senglaris, Birra 08, Tro, Zulogaarden, Espiga, Mandril, Sant Jordi, Moska, Espina de Ferro, Dos Kiwis, Bripau, Hazte 1 Litro, Les Clandestines, Segarreta, Poch's, Quer y OOB entre muchas otras. Del resto de España La Quince, Naparbier, Dougall's, Jakobsland, Biribil, Laugar, Mad, Yria, Zeta, Bidassoa y 69 son las más destacadas. En el apartado internacional destacaría Birra del Borgo, Birrificio Italiano, Brewski, Stigbergets, Lervig, Lagunitas, Anchor, Anderson Valley, Flying Dog, Boulevard, Rocket, 'T IJ,  Austmann, Het Uiltje, Rochefort, De Dolle, Westmalle, Chimay, Orval, Du Bocq, La Chouffe, Schlenkerla y Nickel Brook entre muchísimas otras.

Lo mejor de tener todo el género refrigerado es que se va a conservar en las mejores condiciones, especialmente las cervezas con mucho lúpulo, y además tienes la ventaja de que te lo puedes llevar a casa fresquito. Otra opción es tomarse las cervezas en la misma plaza (espero que no me lea la Colau), hay mucha gente que de manera extraoficial realiza esta práctica, todo esto ajeno al negocio, claro está, que no tiene espacio para la degustación ni en el interior ni en el exterior. Si alguien opta por tomarse las cervezas en la calle pensad en dejar las botellas y chapas en el contenedor adecuado y sobre todo tened respeto por el descanso vecinal, es un consejo que os doy antes de que a la urbana les dé por multar a la peña y se nos acabe el disfrute birruno a la fresca.

Por contra, el hecho de que los propietarios hayan hecho una inversión tan fuerte para tener refrigerado todo el género tiene un inconveniente, y es que los precios han aumentado considerablemente, cosa que me parece lógica. De esta manera La Bodega del Sol ha pasado de ser una de las tiendas de cerveza artesana más baratas de la ciudad a la que tiene las cervezas en mejor estado y con la máxima calidad. Aquí cada propietario debe decidir en qué dirección va su negocio. Yo aplaudo la decisión de La Bodega del Sol e invito al resto de negocios de la ciudad a hacer lo propio. De momento les vamos a colocar su merecidísimo pin en nuestro Mapa Birruno con el deseo de visitarlos muchísimas más veces. ¡Salud y birra!

La Bodega del Sol                       Plaça del Sol 2, Barcelona                         93  218  51  21

No hay comentarios:

Publicar un comentario