14 de octubre de 2022

Sours & Lagers - Sant Cugat


El pasado sábado 8 de octubre se celebró la primera edición del pequeño festival en pequeño formato Sours & Lagers, organizado por cerveses L'Estupenda y el Bar Bocamoll de Sant Cugat del Vallès, en las instalaciones de este último. Alejados de la típica feria cervecera de producto local (que ya existe en Sant Cugat -Sant Q Beer, con varias ediciones a sus espaldas-) la organización ha decidido apostar por un público muy específico y por un producto muy concreto: cervezas ácidas y cervezas de baja fermentación. Personalmente me parece un formato muy acertado, con un producto que en esta etapa de mi vida me apetece mucho y que huye de un formato manido, muy loable y que se agradece, pero manido al fin y al cabo. Soy muy fan del Zwanze Day (lamentablemente este año no he podido asistir por motivos de salud), este mes de abril se estrenó el Rustic & Wild en Santa Pau, que me consta que fue un éxito, y con la llegada del Sours & Lagers se ve una clara tendencia en la organización de eventos cerveceros con un producto diferenciado.

Por el aprecio que le tengo al staff del Bocamoll y de L'Estupenda no podía perderme el evento, y, aunque mis acompañantes fueron baja de última hora, para allí que me fui de todos modos. No tardé en encontrar caras conocidas -entre público y cerveceros- y finalmente acabé disfrutando de una gran jornada birruna.

El día no pintaba nada bien. Esa misma mañana el servicio meteorológico catalán daba tormentas y lluvias intensas en el municipio a partir de la una del mediodía hasta bien entrada la tarde. A todo esto mi razonamiento fue: "-Vete para allá a las doce, y si llueve te vuelves, y si no, te quedas." Por lo menos una horita me daba para algo de birreo, así que me planté allí a la hora de inicio del festival, preparado para todo. Para disfrute del respetable y tranquilidad de los organizadores, no cayó ni una sola gota. Incluso hubo momentos de torrijeta guapa.

El evento estuvo muy bien organizado. En el patio delantero estaban ubicados los grifos de cervezas Lager y en el patio trasero los grifos de Sours. Dentro del Bocamoll se vendían las copas del festi, los tokens, botellas y latas de cervezas de los participantes y camisetas del evento. Se retiraron las mesas y sillas del restaurante y se sustituyeron por otras tipo biergarten. Entrada libre, y copas a 3€. Cada token costaba 1€, todas las cervezas costaban 3, con la diferencia que con las Lagers te llenaban 25cl y con las Sours 15. Como exponentes de las cervezas de baja fermentación participó Les Clandestines de Montferri, La Font del diable, Birrificio Mastino, Maresme y Baias. Como exponentes de las cervezas ácidas asistió Ales Agullons, Màger, Santa Pau y La Salvatge. Hubo varios DJs para amenizar la jornada con sus respectivas sesiones musicales para todos los gustos. Al mediodía estuvo la cosa tranquilita, con un ambiente muy familiar y agradable. Yo me marché a las tres, y por lo que he visto en redes, por la tarde hubo gran asistencia y la cosa estuvo muy animada.

Para aguantar la taja dignamente, la cocina del Bar Bocamoll se mantuvo abierta, y aunque no pudimos disfrutar de la totalidad de su carta, se mantuvieron las patatas bravas, los nachos y los fingers de pollo para el picoteo. Hamburguesas y bocatas de pulled pork fue la oferta para acabar de hacer un poco de cojín en el estómago y no acabar peor que Paris Hilton en Ibiza.


Compartimos una de bravas, nachos y fingers entre los colegas que nos encontramos, y a título personal me pedí el pulled pork, que suele ser mi perdición en este tipo de saraos. Felicitamos a la organización por la iniciativa y deseamos que este formato tengo éxito y finalmente se acabe fijando como uno de los eventos cerveceros clave en nuestros calendarios birrunos. No nos perderemos la segunda edición.

Balance de daños:


-La Font del Diable & Les Clandestines de Montferri - Tokiski. Mi colega Francisco me presentó al maestro cervecero de Les Clandestines y -aunque ya conocía parte de su catálogo- no quise perderme su Bohemian Pilsner, hecha en colaboración con los cerveceros de Vilanova i La Geltrú. Muy rica, muy refrescante y muy bebestible. Todo malta, una gozada. 5,0%.

-Mastino - Monaco. Para continuar la jornada me pedí la Amber Lager de la cervecra de Bussolengo. Dulce, acaramelada, sabrosona y muy rica. Fue de las cervezas que más me gustaron. 5,5%.

-Santa Pau - Brisa de Syrah. Grape Ale elaborada con mosto de uva Syrah proporcionada por los productores de vino ampurdaneses Solo El amor Salvará al Mundo. Acidita, con un punto suave de acético, el Brett marcadete y la uva aportando un sabor afrutado muy rico. 5,5%.

-La Salvatge - Saltamarges. Blend de cervezas de fermentación espontánea de 1 y 3 años en barrica, con una posterior maduración en ánfora. Me la esperaba muy ácida, y por contra, resultó muy placentera, con la acidez muy moderada, el Brett muy agradable, un punto añejo y de acético muy suaves y un rollazo muy guapo. Un gran trabajo. 6,0%.

-Mastino - 1291. Para despedirme del evento decidí volver a las Lagers y volver a disfrutar de la Italian Pilsner de la cervecera italiana. Ya había disfrutado de ella este verano en Bocamoll y me apetecía repetir. Ligera, ultrabebestible, muy elegante y con un puntito hoppy que se te va la olla. 4,9%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario