21 de enero de 2022

Owa - Shiso Lambic

Y bueno, este año los Reyes Magos se han explayado de lo lindo con una nutrida selección de Lambics que han venido derechitas desde Pajottenland.

Aprovechando que tenía visita quise abrir la primera -de 75cl- ya que mi invitado, al igual que el que suscibe, es un gran entusiasta de los vinagretes. La elegida fue la Shiso Lambic, de la brasserie Owa, por la que tengo debilidad.

Hace ya siete años reseñamos la Sakura Lambic, hace cinco la Yuzu Lambic, y el verano pasado su Belgian Amber Ale más sencilla. Gracias a los monarcas vamos a poder ampliar nuestros conocimientos acerca del producto de Leo Imai.

Bien, la cerveza en cuestión tiene la peculiaridad de contar con shiso entre sus ingredientes. El shiso es una planta asiática de la familia de la menta. Es originaria de China y la India, y muy popular en Japón. Actualmente ya se puede encontrar por todo el mundo.

Hacemos un pequeño ejercicio de origami antes de sacar la chapa. Aquí vemos una merma en la calidad del papel respecto a botellas anteriores. Tampoco nos pasa inadvertida la ausencia de corcho. La servimos en copa TeKu. La carbonatación es bastante efervescente y la espuma es poco duradera. No obstante la retención del carbónico nos permite disfrutar de ese picorcillo en la lengua de las finas burbujas. El color es anaranjado, viene con bastante sedimento.

En nariz es bastante avinagrada, notamos también esas notas de madera tan agradables que nos ponen en la antesala de lo que va a acontecer en boca. Tras el primer sorbo notamos una acidez muy pronunciada, notas de madera y el ácido acético muy presente. La sensación en boca es muy terrosa, resultando un tanto áspera. No es una Lambic muy fina, más bien tosca. Tiene cierto toque afrutado (quizás floral), y cuando se atempera, por fin aparece el shiso, con un sabor muy parecido al de la menta, que resulta muy refrescante y aporta notas bálsamicas que le dan a la cerveza un rollazo brutal. No es la mejor cerveza de Leo Imai, pero si os gustan las Lambics duritas ésta os va a sacar los lagrimones. 5,5%.

20 de enero de 2022

De Halve Maan - Brugse Zot Dubbel

Mis padres me regalaron el mes pasado esta botella de Brugse Zot Dubble, y como nos hemos pasado las navidades confinados no he tenido con quién compartirla, así que hasta pasado Reyes que no pudimos darle matarile.

De Brugse Zot ya habíamos tenido por aquí su Belgian Blond, nos faltaba ésta, y creo que también existe por ahí una tercera variedad, menos conocida. Al fin y al cabo la Blond y la Dubbel las encuentrashasta en el Carreful.

Pues nada, la descorchamos y servimos en copa TeKu. Una vez estuve tentado decomprarme en Carreful un pack de cuatro (2 Blonds y 2 Dubbels) donde regalaban la copa, pero decliné la compra porque ya tengo en casa demasiada criatalería, para muchos estilos y de muchas marcas, así que copa TeKu y andando. La cerveza presenta un color marrón oscuro, castaño, con la carbonatación abundante, que nos deja una gruesa capa de espuma de color hueso compacta, cremosa y persistente.

En nariz nos llegan notas tostadas, el punto belgian, y notas de ciruelas pasas y uvas pasas. En boca es una cerveza dulzona -quizás un pelín en exceso para mi gusto- con cuerpo, y donde predominan los sabores tostados, así como el caramelo, el toffee, y también las mencionadas uvas pasas y ciruelas pasas. En general bastante rica, cuesta acabársela después de un ágape copioso -como fue el caso- y aunque no sea de mis Dubbels predilectas es bastante disfrutable. 7,5%.

19 de enero de 2022

Cervesa Sobre Tot - freShKANDO

Rematamos la faena con otra cerveza local. En lo que llevamos de año, salvo las dos primeras entradas, todo producto nacional.

La de hoy la han elaborado Norma y Oriol del Cervesa Sobre Tot de Granollers para la asociación Skando, que la verdad es que no me ha quedado claro de qué se trata. Se trata de una English Pale Ale a la que han bautizado como freShKANDO.
 
Fue la cerveza que pudimos disfrutar por partida doble en nuestra visita a la cervecería Kan Ros de Lliçà d'Amunt.

La servimos en el vaso que nos proporciona el establecimiento y presenta un color caramelo, con cierta turbidez. La carbonatación es media, y la espuma es bastante compacta y de color blanco.

En aroma predomina el cereal, con notas florales muy sutiles y muy agradables. En boca es una cerveza muy bebestible, de cuerpo medio tirando a bajo, donde el sabor está protagonizado por las maltas. Puntito acaramelada, las notas de amargor final muy correctas. La verdad es la he disfrutado muchísimo. La verdad es que cuando te encuentras con una receta sencilla, bebestible y sin pretensiones se disfruta el doble. 5,5%.

18 de enero de 2022

Art - Àlber

Pasamos de lo negro a lo blanco con los amigos de Art Cervesers, a los que echábamos mucho de menos. Los de Lliçà d'Amunt no se prodigan mucho a la hora de sacar productos nuevos al mercado, pero los pocos que tienen los suelen clavar.

En esta ocasión tenemos aquí su Àlber (el primo de el Ròbert y el Ràmon), una Weizen con espelta que vendría a ser la evolución de sus antiguas Toc d'Espelta y Blanca (esta última nunca la llegué a catar). La espelta sigue siendo de proximidad, del consorcio de Gallecs, en el Vallès Oriental.

La sirvo en vaso alto de trigos y presenta un color pálido y con la turbidez característica del estilo. La carbonatación es media y nos deja una gruesa capa de espuma blanca a mitad de camino entre jabonosa y compacta, pero sin llegar a rebasar el borde del vaso.

En nariz podemos apreciar el agradable aroma del trigo, notas de pan, también de cebada, aunque no logro encontrar el plátano. En boca es una cerveza suave, con el sabor del trigo rico, suave, un tanto dulce, notas de molla de pan y con alta bebestibilidad. Entra muy fácil y resulta muy refrescante, luego cumple con su cometido. Muy agradable y nada empachosa como resultan algunas otras del estilo. Sí que debo decir que tenía mejor recuerdo de su Toc d'Espelta, que era brutal. Comprada refrigerada en la General de Begudes de Valldoreix por 2,80€. Botella de 33cl. 5,1%. 17 IBU.

17 de enero de 2022

BaoBeer - Mona Monkey

Y seguimos con el chapter four de to lo negro. En esta ocasión de una cervecera que se estrena en el blog: BaoBeer.

Baobeer es una cervecera de Euskadi, con sede en Elgeta (que no el jeta), en la provincia de Guipúzcoa. Por lo que he visto de momento cuentan en su catálogo con varias IPAs y varias negruras. Nosotros hemos comenzado con una negrura para nuestra primera toma de contacto, concretamente con su Mona Monkey. Esto me recuerda a nombres como Terremoto Earthquake, Máquina Machine e idas de olla similares.

Se trata de una American Porter elaborada con maltas Pale, Crystal Light, Crystal Dark, Cara-Pils, Chocolate y Roasted y los lúpulos Columbus y HBC 472.

La sirvo en vaso para Stouts y presenta un color negro, con carbonatación muy abundante -me he esmerado escanciándola para sacar una gran cascada- que nos deja una gruesa capa de espuma, de aspecto esponjoso de color marrón claro. En nariz nos ofrece mucho chocolate, resultando muy apetecible al olfato. En boca sin embargo es de sabor más cafetoso, tostado y con un puntito de regaliz. Final notablemente amargo (30 IBU). Me ha parecido un buen comienzo. 6,6%. Comprada refrigerada en la General de Begudes de Valldoreix por 3,05€. Botella de 33cl.

16 de enero de 2022

Lo Vilot - Koko Vein

Continuamos con las negruras, y además locales. En esta ocasión con una Russian Imperial Stout de nuestros bienamados Lo Vilot, a los que les debo una visita a su granja. Yo no sé a vosotros, pero proyectos como éste, con una historia detrás, y donde la materia prima la cultivan ellos mismos, para mí siempre es un plus.

Los de Almacelles nos han cocinado Koko Vein, cuya receta lleva malta de cebada, coco y vainilla. Pues nada, ¡al turrón! (de coco).

La sirvo en copa snifter y presenta un color prácticamente negro. La carbonatación es muy abundante y tras montar una cascada espectacular nos deja una gruesa capa de espuma compacta, cremosa y persistente de color beis. En nariz podemos apreciar las notas de vainilla, el coco y aromas que nos recuerdan al chocolate.

Al primer sorbo ya asiento con la cabeza: esto es lo que andaba buscando. Desde que empecé a beber Porters y Stouts siempre me imaginé beber una receta que me recordase al turrón de coco con cobertura de chocolate. Pues bien, es esto. Ya allá por 2016 tuve mi primer encuentro con la de Maui (la verdad es que me esperaba otra cosa) y posteriormente he catado algunas que me han gustado mucho pero creo que la de Lo Vilot borda a la perfección lo que yo particularmente quería encontrarme en la lata. Mucho chocolate, el sabor del coco muy intenso, protagonizando la cerveza, pero sin llegar a resultar cansino ni empalagoso, el fondo avainillado ayuda a la integración de todo el conjunto, y sin olvidarnos de que nos estamos cascando una brutal Imperial Stout, de, ¡al loro!, 10,5%, que están brutalmente integradísimos. No echamos de menos avena. No echamos de menos lactosa. Ni le falta ni le sobra nada. Clap, clap, clap. Y hecha aquí al lado, como el que dice. No he tenido que irme hasta Maui. Comprada refrigerada en la General de Begudes de Valldoreix por 4,10€. Lata de 33cl.

12 de enero de 2022

Clandestines - Negra

Y en nuestro periplo por el Baix Camp fuimos a parar a otro restaurante donde en su rótulo anunciaban alegremente "cerveses artesanes", así que me dije: "-éste es el mío", pero a la postre resultó que solo tenían una -en singular- que es la que nos atañe hoy. O eso o la Complot IPA, y por ahí sí que no paso, oiga.

Pues nada, vamos al lío. La de hoy es la Negra -no veas algunos brewers cómo se exprimen las neuronas con los nombres- de la cervecera Clandestines de Montferri (antes Les Clandestines de Montferri), de los que siempre hemos catado muy buen producto. Ésta tampoco ha sido ninguna excepción.

Afortunadamente en el restaurante en cuestión pudieron facilitarme un vaso de la marca, aunque no se aprecia en la fotografía ya que la cerveza es muy oscura. Al servirla con mi arte escanciador sí se podía ver perfectamente, ya que monté (una vez más) la fiesta de la espuma. Al servirla se puede apreciar su color prácticamente negro (quizás con algún reflejo pardo al trasluz) y muy bien carbonatada, que nos deja una cremosa y persistente corona de espuma de color beis.

En nariz podemos encontrar aromas cafetosos muy agradables. En boca es una cerveza con cuerpo, con un puntito sedosito que aporta ala avena, con el sabor a café como predominante y un puntito de regaliz muy rico. Es una cerveza considerablemente amarga pero que entra con alegría (máxime cuando te encuentras a una hora del bareto craft más cercano). 6,5%.

11 de enero de 2022

Xart - Gebrada de Forès

Tengo el gafe con mis visitas birrunas a Madrid, y la que tenía prevista para este mes de enero no ha sido una excepción. Con el virus desbocado mi familia y yo nos vimos obligados a cancelar nuestra incursión a los madriles y buscar un destino muchísimo más tranquilo alejados del género humano: Prades.

En mitad de la montaña y prácticamente sin señales de vida humana estuvimos en la gloria y con una tranquilidad de la que no gozaba desde hace años. Cuando creí que me vería condenado al consumo de agua -aunque aquella zona también goza de una buena confluencia de varias denominaciones de origen de vino- se hizo el milagro birruno y pude disfrutar al menos de un par de ejemplares de cerveza de la provincia de Tarragona.

En la misma plaza de Prades, en uno de sus bares pude disfrutar de esta Porter de una cervecera totalmente desconocida para mí: Xart Beer. La cervecera en cuestión tiene su sede en Forès, una pequeña localidad de la comarca de La Conca de Barberà (provincia de Tarragona), cuyo censo en 2009 era de 43 habitantes. La cerveza se llama Gebrada de Forès y está elaborada con malta Maris Otter, Cristal, roasted barley y Chateau Chocolat. Lleva los lúpulos Galena y Goldings y la levadura Nottingham. La etiqueta afortunadamente aporta mucha información de la receta y las características de la cerveza, cosa que se agradece.

La sirvo con en copa y presenta un color negro de 28 SRM. La cosa viene muy carbonatada, y pese a las advertencias del camarero decido escanciarla con el arte de sidrero asturiano que me caracteriza. Evidentemente acabo esturreando parte de la cerveza por toda la mesa mientras mis hijos se parten la caja. Lo triste del asunto es que la botella de 50 cl da para varios esturreos más. La espuma es de color beis y de un aspecto a mitad de camino entre lo compacto y lo jabonoso. Poca persistencia. Muy buena retención. En nariz nos viene mucho aroma a torrefacto. En boca la cosa continua en la misma línea, con un sabor intenso a torrefacto -que no chamuscado- agradable. Cuerpo medio y en general pasa bien. Cuando se atempera aparecen notas de nibs de cacao muy ricas. Final muy amargo ( 32 IBU) 5,1%. La verdad es que la disfruté mucho, máxime cuando mis aspiraciones birrunas por la zona eran nulas.

10 de enero de 2022

Kan Ros - Llicà d'Amunt


Desde hace seis años que desde la cervecería Kan Ros de la pequeña localidad vallesana de Lliçà d'Amunt se hace un loable trabajo de birrangelización de la parroquia local. El virus ha hecho mucha mella. Solo hay que mirar la cantidad de negocios -la mayoría de ellos relacionados con la hostelería- que han tenido que bajar la persiana desde el inicio de la pandemia. Pero aquí tenemos un claro ejemplo de La Résistance Birruna, remando contra viento y marea para mantener su pequeño negocio cervecero a flote. Pura rebeldía y obstinación por unos ideales. 4 grifos, una nevera bastante apañada y una buena carta de tapas y bocatas nos esperan tras sus puertas. ¡Acompañadnos!

A las seis de la tarde, con puntualidad británica, cruzamos el umbral de su puerta, donde nos recibe la voz de Mick Jagger. Somos los primeros clientes en llegar. Tras la barra nos recibe el propietario del negocio. Al estar solos aprovechamos para charlar un rato con él y comentar cómo está gestionando el hecho de tener que llevar una cervecería en tiempos de pandemia sanitaria. Nos comenta que se está planteando hacer de transportista por las mañanas para poder aguantar con el negocio abierto por las tardes. La verdad es que nos impacta su entereza, cuando más de uno lo habríamos mandado todo a la mierda. De momento, tras la fiestas y las restricciones no tiene sus neveras ni grifos al máximo esplendor, pero sí con una selección local más que decente para que podamos disfrutar de la tarde.

El local es muy pequeñito, de forma cuadrada y con las paredes de piedra. La iluminación, los porticones y vigas de madera aportan calidez. La pequeña barra preside el espacio. Subiendo una estrecha escalera se accede al piso superior -de las mismas dimensiones- donde se puede disfrutar de unas buenas cervezas con un poquito más de tranquilidad y donde desde sus ventanas se puede contemplar la tranquilidad que la villa nos ofrece. El exterior da a una pequeña plaza. Es enero y hace frío, por lo que permanecemos dentro. Pero seguro que en verano es una gozada disfrutar de las cervezas al aire libre cobijados bajo la sombra de las pequeñas casas que la rodean. Conforme pasa el rato van apareciendo los parroquianos, y, aunque no somos muchos, no tarda en llenarse.

El hilo musical hace las delicias del que suscribe: Patty Smith, The Doors, Black Sabbath y una gran selección de rock setentero que nos abre la sed. En sus grifos tienen pinchadas dos cervezas de La Pirata. En su día, Aran de La Pirata nos comentó que había un pequeño bar en Lliçà que no paraba de comprarle barriles. Pues bien, aquí estamos, hemos encontrado el bar en cuestión. Además de los de Súria, en su nevera podemos encontrar un arsenal de IPA 4 de Dougall's. Por lo visto Andrew Dougall se desplazó hasta aquí para conocer el bar de Catalunya que más barriles le compra. También tienen varias referencias de Redneck, SanFrutos, Zeta y Moska de Girona. Por lo que he visto en sus redes también solían tener variedad de Catalan Brewery -ahora que les han embargado la fábrica no sé si la siguen fabricando- Zulogaarden y Guineu.

Vamos con el jamercio. En Kan Ros no solo vamos a poder disfrutar de unas buenas cervezas, sino que las vamos a poder acompañar como Dios manda. Disponen de variedad de tapas, pero allí lo que impera es el bocata. En su carta tienen el de secreto ibérico con cebolla y queso, el de pollo con cebolla y queso, pollo rebozado con lechuga y salsa tártara, beicon con cebolla y rulo de cabra, lomo con beicon y queso, lomo con sobrasada y huevo frito. Al tanto con sus bocadillos especiales: Hamburguesa de Angus con queso, cebolla y beicon, y el de bacalao rebozado con huevo duro, mayonesa y pimiento escalivado. Si alguien quiere petarlo puedo poner el colofón con el brownie casero con una bola de helado de vainilla, chocolate o turrón.

Pasamos un buen rato y si estamos de paso por Lliçà no dudaremos en volver a por ese bocata de bacalao. Esperamos colaborar con nuestro granito de arena para que negocios como éste puedan resistir el impacto producido por las restricciones sanitarias. De momento ponemos su merecido pin en nuestro Mapa Birruno para que vosotros podáis acercaros a conocerlo y disfrutar de sus birras y bocatas.

Balance de daños:

Cervesa Sobre Tot - freShKANDO. De todo lo que tenían en la nevera de Kan Ros, lo que más ilusión me hizo fue encontrarme con esta cerveza de Cervesa Sobre Tot, local cervecero de Granollers donde hice el curso de home brewer hace ya cinco años. En esta ocasión han elaborado una Pale Ale de corte inglés, muy maltosa, muy clásica, y con un toque de lúpulo muy suave de corte floral, muy british. Muy bebestible y con un amargor final moderado. La verdad es que muy rica y para beber a pintas. 5,5%.








Kan Ros               Major 30, Llicà d'Amunt (Barcelona)              93   841   43   09

9 de enero de 2022

DosKiwis - Riding High

Siempre es un gran placer traer de vuelta al blog a la cervecera ampurdanesa DosKiwis, a los que nos encanta visitar siempre que podemos. Y cuando no podemos, intentamos hacernos con un pack de sus birras como ha sido el caso. Los que si pudieron fueron nuestros amigos Rosalía y Carlos, que son los que nos han bajado un variadito pack de 6 desde Rupià. Muchas gracias troners.

Judit y Michael han querido mostrar su maestría con el lúpulo neozelandés Nectaron a través de dos cervezas. La primera de ellas es esta Riding High,  una Hazy IPA cuya receta lleva malta de cebada, avena y trigo y los lúpulos Nectaron, Rakau y Moutere.

Al turrón. La sirvo en la copa de la marca, presentando un color naranja muy bonito. La cosa viene turbia y con aspecto de zumazo. En nariz es puro Nectaron en su máximo esplendor: melocotón, albaricoque y muchísima piña. Le doy el primer tiento y resulta sedosa en boca, con cuerpecito, y donde destaca el sabor a piña, aunque también puedo encontrar melocotón, mucho mango y algo de pomelo. Resulta notablemente amarga. Me ha resultado riquísima y me he quedado con ganas de volver a su taproom para poder disfrutarla de grifo. 7,5%. Me costó 5,50€.

3 de enero de 2022

Rogue - Colossal Claude

Traemos de vuelta a mis bienamados Rogue, esta vez con una Imperial IPA elaborada con malta Superior Pills, 2-Row, trigo, avena, C-15, lúpulos Cascade, Chinok, Belma, Eureka y Strata y la levadura Imperial Juice. Echo de menos aquellos lúpulos propios que utilizaban cuando John Maier era el headbrewer.

La sirvo en vaso para IPAs y presenta un bonito color entre dorado y ambarino (9,4 SRM), límpido, sin impurezas, nada turbia. La carbonatación es muy abundante y genera una gruesa capa de espuma de color blanco, que perdura durante un buen rato.

En tocha es bastante aromática, con aromas que nos recuerdan a la piña, el pomelo, los cítricos y una buena dosis "verde". En boca es una cerveza donde predominan los sabores herbáceos, de pino, con el Cascade y el Chinook como protagonistas. Aparecen también notas ricas de pomelo y algunos cítricos más, un puntito rico de piña y algo de fruta de hueso en un plano secundario. Entra bastante bien y es bastante bebestible pese a no estar muy fresca. Final bastante amargo (75 IBU). 8,2%. Comprada refrigerada en la General de Begudes de Valldoreix por 3,25€.

2 de enero de 2022

Hudson Valley - Eveningland

¡Dios mío de mi vida! ¡Habemus birrotem! Hacía mucho tiempo que una cerveza no me volaba la puta cabeza y ésta lo ha conseguido. Segunda cerveza de Hudson Valley que traemos al blog y ya los hemos puesto en un pedestal.

Hoy tenemos una joyaza llamada Eveningland. Los de Beacon (estado de Nueva York) han elaborado una Sour Double IPA con malta de cebada, trigo crudo, malta de avena, lactosa, puré de moras y una lupulación con Mosaic.

La sirvo en copa TeKu y el colorcillo ya nos pone salivando. Presenta un color rojo muy vivo en intenso. En la fotografía quizás se ve más apagado. Muy turbia, tiene aspecto de zumo de fruta coldpress. La carbonatación es muy abundante y nos deja una gruesa capa de espuma de color rosa muy gruesa, muy cremosa y bastante persistente.

En nariz es una locura, es como adentrarse en el bosque y tumbarse a la bartola a hincharse de frutas del bosque: moras, frambuesas, fresas, arándanos... En boca es aún mejor. Es como beberse el paraíso. Una sensación en boca sedosa, muy cloudy, es como beberse una nube de frutas del bosque. Predomina el sabor a moras, la lactosa equilibra perfectamente la acidez que aporta la levadura, aportando un dulzor extra delicioso. La acidez está bastante marcada, pero sin resultar en ningún caso chirriante, es más, resulta muy natural, como si de la acidez propia de unas frambuesas se tratase. Esa acidez, junto con el Mosaic nos aporta unos matices cítricos extra muy interesantes, y el lúpulo incluso nos regala un toque de melocotón que nos vuela la cabeza. Toda la fruta va explotando en la boca regalándonos sabores que nos recuerdan también a las frambuesas, las fresas y los arándanos. La avena aporta un cuerpo rotundo y cremoso, sin que en ningún momento resulte empachosa. Una auténtica delicia. Cuando mi mujer la ha probado lo primero que me ha dicho ha sido: "-¿Cuándo nos vamos a Nueva York?". La verdad es que la he disfrutado muchísimo. De auténtica locura. 8,0%. Me costó 9,44€. Lata de 473ml.

1 de enero de 2022

Aslin - Prolly

¡Feliz año nuevo! Comenzamos 2022 trayendo de vuelta a la cervecera estadounidense Aslin, con sede en Alexandria, pero no la Alexandria del famoso faro, sino la que está ubicada en el estado de Virginia.

La cerveza en cuestión se llama Prolly, de estilo Imperial India Pale Ale. De la cervecera en cuestión había un extenso arsenal donde elegir, así que opté por ésta dado que en la descripción explicaba que venía "agresivamente lupulada con Strata", que es un lúpulo que recientemente ha llamado mi atención por sus deliciosas notas a fresa.

Pues nada, ¡al turrón! La sirvo en vaso para IPAs, y presenta un color anaranjado muy bonito. De aspecto velado pero sin llegar a ser un zumazo. La carbonatación es abundante y nos deja una gruesa capa de espuma compacta y duradera de color blanco.

En nariz destacan los cítricos, donde predomina la naranja. También algo de melocotón y fruta tropical. En boca es una cerveza muy rica, con sabores cítricos, donde volvemos a encontrar la naranja dulce, notas de melocotón, delicioso, también un puntito de maracuyá, que le da un rollazo muy guapo, y finalmente algo de pomelo. No he encontrado las notas de fresa, toda una pena. Con cuerpecito, la cosa lleva un 9,4% de alcohol, que la verdad es que está ultra bien integrado y nada amarga al final. Un trabajo muy fino que entró divino. Canelita en rama. Me costó 7,64€.

31 de diciembre de 2021

Cantillon - Menu Pineau

Vamos a despedir el año de la mejor manera posible, con una Cantillon que me agencié durante el Zwanze Day de este año. Se trata de la Menu Pineau, que tuve la suerte de probarla allí de tirador, y que he podido repetir en formato botella.

Se trata de un coupage de cervezas Lambic de uno y dos años a las que se le añaden 300g por litro de la variedad de uva Menu Pineu de los viñedos Les Vins Contés, ubicados en el Valle del Loira. Esta botella es de la edición que se embotelló en octubre de 2020.

Pues nada, ¡al turrón! La descorchamos  y servimos en la copa del evento y presenta un color dorado, similar al del mosto de uva, un pelín velada. La carbonatación es muy abundante, de burbuja fina, que nos deja una sensación picante durante toda la degustación. La espuma sube igual de rápido que desciende.

En nariz ya podemos disfrutar de ese aromazo a ácido acético (que a mí personalmente me agrada mucho), esas notas de cuerazo y madera. En boca es la más equilibrada -dentro de lo que cabe- de las tres que probamos aquella tarde (las otras fueron Drogone y Sophia). acidez moderada, un sabor avinagrado en boca que le da ese toque peculiar, la madera, y ese puntito agradable de uva que le aporta un toque refrescante y afrutado muy rico. Una jojoya. 6,5%. Nos costó 27€.

Pues nada, hemos finalizado el año con otro récord personal, este año nada menos que 308 entradas. Siempre digo que el año venidero me lo tomaré con más calma y al final ya veis como acaba la cosa, así que sea lo que Dios quiera. Mis mejores deseos para 2022 para todos los que me leéis y gracias por estar ahí.

29 de diciembre de 2021

EverBrew - What A Grocery

Seguimos con los zumazos brasileños, en esta ocasión de la mano de la cervecera EverBrew, con sede en Santos, en el estado de São Paulo.

La cerveza se llama What A Grocery y está elaborada con malta de cebada, malta de trigo, avena, zumo de mango, zumo de guayaba y zumo de fruta de la pasión. En un origen se elaboró en su brewpub, pero debido a su éxito la siguieron elaborando y comercializando en formato lata. Incluso tiene otra versión con pitaya y fresa.

La sirvo en copa TeKu, presenta un bonito color naranja, sin demasiada turbidez. La carbonatación es abundante pero la espuma no es demasiado duradera.

En nariz la primera sensación es de que llevaba un poco de sulfuro, que afortunadamente desaparece rápido. Se encuentra el maracuyá claramente, bastante agradable una vez desaparece el sulfuro. En boca es una cerveza ligera, un tanto insulsa, con el sabor predominante del maracuyá y un puntito ácido muy suave de lactobacillus. Una vez sirvo el resto de la lata la cosa cambia considerablemente. La cerveza se vuelve muchísimo más turbia y con un color naranja un poco más oscuro. El olor es totalmente de mango. En boca es todo zumo de mango, más dulce, con más cuerpo y una sensación más sedosa, pero sin excesos. Es como si fueran dos cervezas diferentes. Me costó 7,64€. Lata de 47,3cl.

28 de diciembre de 2021

Augustinus - From Brazil With Passion

Y para nuestra pequeña prospección birruna por el panorama brasileño no podían faltar las cervezas elaboradas con frutas tropicales. Mi idea era hacerme con una Catharina Sour (estilo del que solo he probado una hecha aquí), pero a falta de ejemplares disponibles compré un par de Imperial Fruit Sours.

La primera que me he abierto es ésta de Augustinus, cervecera con sede en São Paulo. La cerveza se llama From Brazil With Passion, y es una versión de otra cerveza de la marca -From Brazil With Love- la receta es la misma pero con la adición de fruta de la pasión. La receta lleva malta de cebada, malta de trigo, copos de avena, mango, maracuyá, coco, piña y un dry hop de lúpulo HBC 472.

La sirvo en copa TeKu y presenta un color naranja muy bonito y vívido. Viene bastante turbia y con aspecto de zumazo (que es lo que es). La carbonatación es moderada, genera una gruesa capa de efímera espuma, que no dura apenas nada. En nariz nos llegan todos los aromas de la fruta adjunta. En boca es una cerveza dulce, golosona, con el puntito Sour del lactobacillus muy sutil, aunque claramente desequilibrada hacia el lado dulce. De primeras nos viene el sabor riquísimo del coco, complementado con mucha piña. Todo muy rico. La sensación en boca es sedosa, debido a la avena, aunque esto no resta bebestibilidad. Aparecen el mango y el maracuyá, aportando más riqueza al conjunto. El lúpulo y la malta no existen. Un zumazo en toda regla. 9,5% muy bien integrados. Me costó 6,56€, Lata de 47,3cl.

27 de diciembre de 2021

Spartacus - Lighten Up

La que sí fue un birrote en toda regla fue esta New England Double IPA de la cervecera Spartacus, con sede en Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais, al norte de Río de Janeiro.

Estos brasileños la tocan bien. Para muestra un botón: Lighten Up. La receta lleva malta de cebada, malta de trigo y copos de avena. Los lúpulos empleados son: Ekuanot Cryo, Citra Cryo, Comet y Sabro T90.

La abro y la sirvo en vaso de IPA. Presenta un color muy claro, entre amarillento y anaranjado, muy turbia y con aspecto de zumazo. La carbonatación es muy abundante y nos deja una gruesa capa de espuma blanca muy persistente.

En nariz es muy cítrica, y con abundante notas de fruta tropical, donde destaca la fruta de la pasión. Impresionante. En boca es una cerveza sedosa, agradable al paladar, muy rica y sabrosa. Destacan los sabores cítricos y de fruta tropical, mucha fruta tropical, con algunas notas herbáceas agradables y refrescantes. Muy poco amarga para los IBU que lleva (62) y la verdad es que para el cuerpo que le aporta la avena y la graduación que tiene (8,5%), la lata de 473ml entra sola. Muy bebestible y nada empachosa. Una grata sorpresa encontrar producto así de rico y fresco que llegue desde tan lejos. Me costó 9,89€.

26 de diciembre de 2021

Oca - Maiara

Continuamos nuestra pequeña prospección birruna por Sudamérica, en esta ocasión nos vamos hasta Brasil para ver cómo está allí el panorama.

En el país carioca me consta que hay gran actividad birruna, incluso tienen algún estilo propio -Catharina Sour- aunque aquí lamentablemente no nos llega nada, desconozco los motivos. La verdad es que no tengo ni idea de comercio internacional pero es una lástima. Aquí en el blog tan solo tuvimos una vez una de Tupiniquim y nunca más se supo. De las colaboraciones mejor ni hablamos. Total, que en estos 6 años entre la Tupiniquim y ésta no he visto ninguna cerveza brasileña en las tiendas de España.

A finales del mes pasado hice una compra online donde tenían mucho producto brasileño e hice una pequeña selección. La primera que abrí fue esta lata de la cervecería Oca, con sede en São Paulo. No os equivocáis, la compré por la lata.

La cerveza se llama Maiara y es una New England Double India Pale Ale de 8,3%. La receta lleva malta de cebada, malta de trigo, copos de trigo, copos de avena. Nos especifica los lúpulos. La abro y la sirvo en vaso para IPAs. Presenta un color anaranjado, y no viene demasiado turbia, aunque sí un tanto velada. Lejos de parecer un zumito. La carbonatación es muy abundante y genera una gruesa capa de espuma blanca, compacta y persistente. En nariz ya nos da el primer disgusto, huele a cartón mojado. En boca muy oxidada, muy vieja, a saber cómo habrá viajado hasta aquí. De fondo un poquito de maracuyá lejano insuficiente para salvar la degustación. Acabó por el desagüe. Una lástima porque pintaba muy bien. Comprada en Beerdome por 6,99€. Lata de 47,3cl.

25 de diciembre de 2021

Strange - Naturaleza Viva #1

¡Feliz Navidad a todas! Hoy continuamos haciendo una mini prospección birruna por Argentina, en esta ocasión de la mano de Strange Brewing, con sede en el barrio de Colegiales, en Buenos Aires.

No podía perderme una Wild Ale porteña para tener una idea mínima de lo que se está cociendo por allí, así que cuando se me puso a tiro no me lo pensé. Se trata de la primera de la serie Naturaleza Viva. Fermentada y añejada en roble con un cultivo mixto de levaduras y bacterias y carbonatada naturalmente mediante una refermentación en botella. La primera edición tiene la particularidad de que lleva un dry hop de lúpulo Sabro.

La sirvo en copa TeKu y presenta color dorado, sin turbidez pero sí un pelín velada. La carbonatación es abundante y nos deja una buena capa de espuma blanca, no especialmente duradera. La retención del carbónico es muy buena y las finas burbujas nos dejan una sensación picante en la lengua durante toda la degustación. En nariz notamos ya que vamos a tener un espectáculo Sour de los guapos. Notas de madera, también algún matiz afrutado. En boca es una cerveza muy agradable, rica, compleja, con la acidez marcadita pero nada estridente. Supongo que el amigo brettanomyces anda por ahí, en su versión más amable. Notamos la madera en boca, y una sensación añeja muy rica, con notas afrutadas de cítricos (limón) y de peras y manzanas muy ricas. El punto hoppy del Sabro no es especialmente notable, no he sabido encontrar el coco pero sí un puntito muy sutil de piña que estaba muy rico. En general me ha parecido una cerveza muy rica y la verdad es que me alegro de haber podido encontrar una Wild Ale del Cono Sur. Lástima que la chapa no llevaba dibujo. 5,4%. Me costó 9,44€. Botella de 37,5cl.

24 de diciembre de 2021

Mur - Un Antes Y Un Después

Resulta muy frustrante ser conocedor del apasionante panorama que se está cociendo en Latinoamérica y sin embargo tengamos que consolarnos con verlo a través de Instagram.

Argentina precisamente es uno de los epicentros de toda esta agitación cervecera, y donde, por cierto, nos sacan varios años de ventaja. Actualmente en España podemos disfrutar de cervezas de Juguetes Perdidos (elaboradas como cerveceros nómadas en diferentes fábricas españolas) y de Bierhaus (que se elaboran en las instalaciones de Domus, en Toledo), pero de cervezas argentinas elaboradas allí nada de nada.

Bien, finalmente me ha surgido la oportunidad de hacerme con una pequeñísima muestra de lo que se está haciendo allí, y la primera que me he abierto -por contener altas dosis de lúpulo- es esta New England Milkshake IPA de la cervecera Mur, con sede en San Martín (Gran Buenos Aires). Por lo que he podido cotillear en su web y redes sociales todo tiene un pintón impresionante.

La cerveza de hoy no ha sido menos. La han llamado Un Antes Y Un Después, y está elaborada con malta de cebada, trigo, avena, lactosa y los lúpulos Ekuanot, Rakau, Mosaic y Soriachi Ace. La verdad es que la compré con cierto temor, ya que este tipo de cervezas no suelen viajar bien, pero mis ansias de conocimiento superaron mis temores. Luego pensé que algunas cervezas coreanas o neozelandesas que he comprado me han llegado bastante bien, así que decidí arriesgar.

Pues nada, la abro y la sirvo en vaso para IPAs, presentando un color anaranjado muy vívido y bonito, con la turbidez característica del estilo. La carbonatación es muy abundante y genera una gruesa capa de espuma muy cremosa y persistente de color blanco. En nariz nos llega un impresionante aroma a mango, con notas de mandarina, limón y también melocotón. En boca predominan los sabores tropicales, donde el mango y la piña son los protagonistas. Muy sedosa, con el cuerpazo y esa sensación aterciopelada que aporta la avena. Cero amarga. Lagrimita. Muy bien por los pibitos del otro lado del charco, qué ganas de viajar a Buenos Aires y darles un fuerte abrazo. 6,2%. Comprada online por 6,56€. Lata de 47,3cl.

Bien, espero que tengáis todos una feliz noche en familia, que disfrutéis de la buena compañía de vuestros seres queridos. En mi caso me ha tocado quedarme en casa debido al confinamiento de mi hija, pero no obstante brindaremos a la salud de los nuestros y los sentiremos muy cerca. También quiero mandar un fuerte abrazo a todas las lectoras y lectoras que siguen ahí, reseña tras reseña, al pie del cañón, al otro lado de la pantalla, y uno especial a nuestros hermanos argentinos del otro lado del charco. Feliz Navidad.