19 de abril de 2021

North Coast - Old Stock Ale

Continuamos nuestra prospección birruna por los Estados Unidos de América, esta vez con unos viejos conocidos, los cerveceros North Coast. No es la primera vez que aparecen por el blog, ya lo hicieron hace seis años con su magnífica Old Rasputin, y esta vez lo hacen con su Old Stock Ale. La que tenemos aquí es la edición de 2021.

Se trata de una cerveza de estilo Old Ale, estilo que no se prodiga mucho por estas tierras, de hecho me acabo de sacar con ésta la insignia del Untrapper. Me alegra al menos poder ampliar mis referencias al respecto.

La sirvo en copa TeKu, y presenta un color ámbar subido, tirando a cobrizo. La carbonatación es muy abundante y genera una gruesa capa de espuma cremosa y compacta de color beis, no especialmente persistente.

En nariz es bastante maltosa. En boca la cosa continúa por el lado más salvaje de la malta. Es una cerveza robusta, con mucho cuerpo, a la par que alcohólica (11,2%), con esa sensación licorosa bajando por el gaznate. Muy maltosa también en boca, muy acaramelada, con notas de toffee, un puntito tostado y una ráfaga sutil de lúpulo que aporta cierto frescor entre tanta malta. Notas de vino dulce, como puede ser un Oporto, en ocasiones nos recuerda a una Scotch Ale subidita, en otras un Barley Wine. Para degustar con muchísima calma. Me costó 5,49€.

18 de abril de 2021

Sante Adairius - Four Legs Good

Continuamos en California. Esta vez vamos a hacer parada en la localidad de Capitola para catar una joyita de Sante Adairius, cervecera que se caracteriza por la elaboración de lo que ellos denominan Rustic Ales.

La cervecera californiana enfoca sus miras birrunas hacia la calidad, la simplicidad y la autenticidad. Se inspiran en cervezas de tradición belga, pero sin ningún tipo de reparo a la hora de rebasar los límites. Acostumbran a utilizar barricas, jugando con levaduras y bacterias para crear cervezas únicas.

La de hoy es una buena muestra que define el espíritu de la cervecera californiana. Four Legs Good toma como base una cerveza Quadrupel de inspiración belga, pero le da ese twist Sour al envejecerla en barrica de roble, obteniendo una cerveza muy peculiar, a caballo entre la tradición belga y el mundo de la fermentación mixta.

La sirvo en copa TeKu, y presenta un bonito color caramelo, con turbidez y partículas en suspensión. A simple vista parece tener bastante cuerpo. La carbonatación es correcta y genera una capa moderada de espuma de color marfil. En nariz nos llega un aroma de cereal, con notas afrutadas. En boca es una cerveza dulce, pero nada empalagosa. Cuenta con bastante cuerpo y ese toque licoroso (9,9%) que a la larga te acaba toñando guapamente. A diferencia de otras cervezas Abt, no cuenta con ese sabor característico y viejuno de uvas y ciruelas pasas o higos secos, es más bien un sabor refrescante de naranja sanguina, con orejones y una buena dosis de caramelo, sirope de arce e incluso miel. El toque Sour es exquisito, muy sutil, muy bien colocado, con cabeza, para aportar esa complejidad extra sin que chirríe en ningún momento. Muy rica e indiscutiblemente un gran trabajo. Botella de 75cl. Regalo de mi mujer e hijos por el día del padre.

17 de abril de 2021

The Rare Barrel - There Are Rules

Y la que no nos ha decepcionado en absoluto es la cerveza de hoy, de The Rare Barrel. ¿Que quiénes son esos? Pues no lo sé, pero cuando ves a Manolo Baltasar del BierCaB vistiendo una de sus camisetas mi consejo es que la pongas en búsqueda y captura, tal y como hicimos nosotros.

The Rare Barrel es una cervecera ubicada en Berkeley (California), especializada únicamente en cervezas Sour. Utilizan diferentes tipos de barricas de roble para envejecer sus cervezas (vino, güisqui, tequila...) utilizando la fermentación mixta y espontánea. Sus cervezas suelen tardar un par de años en salir al mercado, factor que encarece su precio.

The Rare Barrel no es solo un nombre, es una misión. La cervecera organiza periódicamente una difícil empresa: Encontrar precisamente ese "barril raro" entre los cientos y cientos de barriles que añejan sus cervezas, con la idea de encontrar ese barril peculiar, único, con un cultivo de levaduras y bacterias irrepetible. Para ello cuentan con la ayuda de numerosos maestros cerveceros, jueces BJCP, cicerones, cerveceros caseros, foodies y frikis de la birra.

La cerveza que elegimos nosotros fue There Are Rules, una Golden Sour envejecida en barril de roble con frambuesas, albaricoques y melocotones. La servimos en copa TeKu y presenta un color amelocotonado, con un punto rosado que le otorgan las frutas del bosque. La carbonatación es escasa, la espuma efímera, la burbuja muy fina pero la retención del carbónico es correcta.

En aroma nos llega un aroma a melocotón espectacular, mientras nos saluda el señor Brett. En boca el brettanomyces es bastante intenso, pero queda balanceado por la intensidad de la fruta, muy potente, muy nítida, después de 5 años. Está todo. Encontramos con facilidad todo lo que nos dice la etiqueta: los melocotones riquísimos, los albaricoques extraordinarios y el punto extra que le da la adición de frambuesas es de locura. Quizás me falte un poquito de barrica, personalmente le hubiese quitado un pelín de protagonismo al brett, pero que vamos, tal y como está es un birrote brutal. 6,0%. Botella de 75cl. La broma nos salió por 49,99€. Entre dos duele menos.

16 de abril de 2021

Trillium - Fated Farmer Apricot

Durante muchos años he esperado con ansia catar alguna de las cervezas de Trillium. Inocente de mí piqué con algunas colaboraciones: Con Omnipollo y con Amager, que al fin y al cabo se quedaron en solo eso: Una Omnipollo a secas y una Amager a secas. Sin más.

En varias ocasiones me pegué el viajecito en balde hasta el BierCaB ShoP para volverme con las manos vacías. En otras ocasiones el viajecito se lo pegó mi mujer con el mismo resultado que su maridito. Niente.

Pero, oh amigos míos, ese día al fin llegó. He de confesar que ese día soñado, me lo imaginaba bastante diferente, trincándome alguna de sus New England Double IPAs hasta arriba de Citra que me habrían puesto mirando hacia Cuenca. Pero la triste y la cruda realidad ha sido otra.

A mediados del mes de enero llegó a España una nutrida selección de cervezas de los de Boston, con una variedad (y cantidad) como nunca habíamos visto a este lado del charco. Acostumbrados a recibir tan solo cuatro latas que se agotaban en cuestión de minutos esto era como si nos hubiera tocado la lotería a todos los seguidores de la cervecera de Massachusetts. Pero venía con letra pequeña: Ni una sola New England IPA. Todo Sours y alguna que otra Imperial Stout. Como era de esperar todo a unos precios prohibitivos.

De la oferta disponible opté por la Fated Farmer, una cerveza Sour de la que hay un sinfín de variedades con todo tipo de frutas. Yo opté por la Apricot, de albaricoques, ya que es una fruta que me agrada mucho. Se trata de una Wild Ale fermentada en barrica con la adición de la mencionada fruta.

La sirvo en la versátil copa TeKu, presentando un color dorado con reflejos anaranjados, un tanto velada, de carbonatación vivaz mas efímera espuma de color blanco. Carbónico persistente y burbuja fina. Al olfato nos saluda el señor Brett con efusividad. Hola, qué tal. ¿Cómo está usted? En boca es excesivamente ácida, chirriante como tu vecino de seis años tocando el violín. Dolor. No he encontrado la barrica, no he encontrado los albaricoques, ni mucho menos la complejidad. Lo único que he encontrado es una acidez extrema y el camino hacia la farmacia para comprarme una caja de Almax Forte. ¿Estaba rica? En mi opinión si es desagradable en boca se puede definir de cualquier manera menos rica. ¿Fácil de trago? Pues teniendo en cuenta que he tardado más de dos horas en acabármela pues como que facilona no era. Es más, os juro que no se ha ido por el fregadero por la pasta que me costó. Final seco y bolsillo vacío. 6,7%. Comprada en 3er Tiempo Cervezas de Santander por 11,15€. Botella de 33cl. Me queda el consuelo de haber conseguido una chapa de las difíciles.

15 de abril de 2021

Abnormal - Boss Pour

Bueno, y ya que hemos llegado hasta el jueves ¿qué os parece si nos abrimos un birrote? El de hoy lo factura Abnormal, son sede en San Diego, California. Bueno supongo que todos estaréis al corriente de cómo está el panorama birruno en San Diego, absolutamente espectacular, como la cerveza que nos abrimos hoy.

Se trata de la Boss Pour, una India Pale Ale del catálogo fijo de la cervecera californiana. De Abnormal ya habían llegado a España sus latas en alguna ocasión. Yo por aquel entonces desestimé su compra por sus disparatados precios, y ahora que se me pusieron a tiro a un precio bastante interesante -6,29€, menos de la mitad de lo que pedían en alguna tienda de aquí- pues me dije: "-Javier, no te vas a ver en otra así". Para casa con el chache.

La receta lleva malta de cebada americana de dos carreras y malta base inglesa. Se le ha añadido lúpulo Nugget y Cascade para el amargor, Citra y Mosaic para aroma y sabor, y finalmente un toque de Simcoe.

La sirvo en vaso para IPAs, presenta un color dorado claro, límpido, sin turbidez alguna. La carbonatación es bastante abundante y genera una gruesa capa de espuma blanca, compacta y persistente. En aroma es una locura, donde predomina el melocotón y la fruta de hueso. En boca es herbácea, muy agradable y refrescante, fina y con notas cítricas y de melocotón que invitan a seguir bebiendo. El amargor final es notable pero sin irse de madre en ningún momento (55 IBU). Muy sabrosa, bien ejecutada y equilibrada. Un trabajo elegante y que te deja con ganas de más. Creo que la pillé rebajada de precio porque no debía estar especialmente fresca, cosa que me da que pensar que en origen debe ser una puta maravilla. Desde luego a mi mujer y a mí nos ha dejado flipados. Muy buena toma de contacto con Abnormal. 7,0%. Lata de 47,3cl.

14 de abril de 2021

Moody Tongue - Toasted Rice Lager

En esta ocasión nos vamos a ir a la ciudad más poblada del estado de Illinois para descubrir una cervecera hasta la fecha desconocida por nosotros. Me atrajo la receta desde el primer momento, así que decidimos traerla a la nevera de casa para ver qué tal.

De Chicago teníamos grandes referencias, como por ejemplo Pipeworks, Half Acre o incluso Goose Island, pero de Moody Tongue -de los que hablamos hoy- desconocíamos su existencia. Bien, vi esta Toasted Rice Lager, y yo que soy muy de Lagers artesanales me dije que valdría la pena probarla solo por el hecho de restregarle a Demetrio que se pueden hacer magníficas Lagers con arroz sin que nadie tenga que echar la raba.

La sirvo en copa TeKu y presenta un color dorado pálido, con una carbonatación vivaz, muy abundante, burbuja muy fina como la del cava, que genera una gruesa capa de espuma blanca, no especialmente persistente, pero sí con muchísima retención del carbónico, que nos deja una sensación picante en la lengua de principio a fin.

En boca es una cerveza muy crispy, muy ligera de trago, con cierta acidez en el sabor, notas cítricas, achampañadas, de sabor intenso y rico y a la vez muy bebestible. No la maridé con nada pero veo que le pegaría mogollón un plato de pad thai, un curry verde o unos udon con shiitake y guindilla. Que sí Demetrio, que sí, que otra Lager de arroz es posible. 5,5%. Me costó 4,49€.

13 de abril de 2021

Crux - Gimme Mo

Seguimos con nuestro periplo birruno, en el estado del lúpulo por excelencia -Oregon- y concretamente en una localidad muy prolífica birrunamente hablando. Se trata de Bend, donde también elaboran dos de las cerveceras más célebres de los Estados Unidos de América: The Ale Apothecary y Deschutes.

De dicha localidad también es la cervecera que nos atañe hoy, Crux Fermentation Project, por lo visto bastante consolidada cuanto a cervezas ácidas se refiere. Para una primera toma de contacto me compré dos ejemplares, una Oud Bruin que según Ratebeer está en el top 50 de las mejores Flanders Brown Ales del mundo (sinceramente me resulta más fiable este ranking que el de Untrapper) y que tengo a buen recaudo y la India Pale Ale que reseñamos hoy.

Pues nada, al lío que la cosa promete. La cerveza en cuestión se llama Gimme Mo y según reza la lata no es un homenaje a Britney Spears, no. La cosa viene porque la cerveza está tan rica que todo el mundo cuando acaba de bebérsela dice: "-Gimme mo!". La receta lleva malta Pilsner y malta acidulada y por último una cantidad ingente de los lúpulos Mosaic y Citra.

Me ha encantado el detalle de la anilla de la lata, que es negra y lleva el logo de la cervecera. Muy pro. La sirvo en vaso para IPAs y presenta un color ámbar muy bonito, limpísima y con una gran cantidad de espuma blanca, compacta y persistente. Muy buen aspecto de entrada. En nariz destaca por sus aromas cítricos. En boca destaca el sabor a pino. Me la esperaba más tropical, con notas de mango, como reza su etiqueta, pero no ha sido así. Enlatada el 1 de junio del año pasado muy fresca no debía estar, pero aún así, después de 10 meses, me ha agradado bastante. También podemos apreciar notas cítricas, de corteza de naranja y pomelo, quizás algo de melocotón, y con un final suave, no excesivamente amargo (50 IBU). No es una cerveza que me haya vuelto loco, pero ¡ojo! Me ha dejado la sensación de que era en origen un trabajo muy fino, muy bien balanceado y con esa impresión de que allí, esa cerveza fresca debía estar de locura. Ya llegará el día en que viajaremos a Oregon, claro que sí. Nos daremos una pasadita por Bend, por supuesto. 6,2%. Me costó 3,86€. Lata de 35,5cl.

12 de abril de 2021

21st Amendment - Brew Free! or Die

Continuamos nuestro viaje por los Estados Unidos de América para realizar una prospección de célebres cerveceras que aún no habían pasado por el blog. En esta ocasión vamos a viajar hasta San Leandro, en California, para conocer parte del catálogo de 21st Amendment.

Es escuchar la palabra amendment y no me puedo sacar de la cabeza la canción de aquel episodio de los Simpson donde se emitían unos dibujos animados que animaban a la reforma de la Constitución. Desvaríos del que suscribe.

Hemos querido comenzar probando su Brew Free! or Die, una India Pale Ale cuya receta lleva malta Pale de dos carreras, Munich y Cara-Malt. Además viene cargadita hasta arriba de los lúpulos Centennial y Cascade y un dry hop de Amarillo, Cascade y Centennial. La lata es de esas que mola coleccionar, con una ilustración donde aparece el momumento del monte Rushmore, con el Presidente Lincoln lanzando lúpulos a diestro y siniestro.

La sirvo en vaso para IPA y presenta un color ámbar bastante bonito. La carbonatación es abundante, capaz de generar una gruesa capa de tupida y persistente crema blanca. En nariz nos sorprende con un maravilloso aroma a pomelo. En boca es maltosa, con un puntito dulzón, que no tarda en quedar totalmente sepultado bajo el lúpulo. Muy resinosa, muy intensa, con notas muy herbáceas y de pino. Aparece algo de albaricoque por ahí que le da algo más de alegría al conjunto. Ultra amarga al final (70 IBU). A mí personalmente me ha agradado mucho y la he disfrutado, pero entiendo que no es una cerveza ideal para gente que se inicia en el tema. Es bastante fuertecica. Para los que os flipan las West Coast IPA, ¡ésta es la vuestra! Me costó 4,29€. Lata de 35,5cl.

11 de abril de 2021

Hop Valley - Cryo Stash

De la cervecera que nos atañe hoy -Hop Valley-desconocía totalmente su trabajo. Me topé con ellos, y teniendo en cuenta sus interesantes precios y su procedencia, Eugene (Oregon), decidí comprarme un par de latas para ver qué tal.

Comenzamos con su Cryo Stash, una Imperial IPA elaborada con malta de cebada de dos carreras, Cara-Malt y Cara-Foam. Los lúpulos elegidos para la receta han sido el Citra, el Simcoe Cryo y el Ekuanot.

La sirvo en vaso para IPAs, presentando un bonito color dorado límpido. La carbonatación es abundante, y genera una gruesa y tupida corona de espuma blanca. En nariz predominan los aromas herbáceos.

En boca -según sus creadores- debería darnos sabores de mango y fruta de la pasión. A la práctica solo nos da resina y una buena sopa de pino, ni rastro de los sabores tropicales. Esto me da que pensar que se esfumaron durante el viaje desde los USA y nos ha llegado más pasada que los discos de Locomía. Un pelín alcohólica (8,7%), no excesivamente amarga (40 IBU), y un pelín maltosa de fondo. Me ha dejado bastante tibio, la verdad.  Me costó 3,99€. Lata de 35,5cl.

10 de abril de 2021

Dogfish Head - 60 Minute IPA

Hacía unos siete años que no disfrutábamos de las cervezas de Dogfish Head. La última vez nos las tuvo que traer en su maleta nuestra buena amiga Lydia tras su último viaje a Nueva York.

Me ha hecho especial ilusión conseguirlas de nuevo, esta vez a través de una tienda online, y servirla en el mismo vaso que diseñó su creador: Sam Calagione.

En esta ocasión hemos podido conseguir su 60 Minute IPA. Presenta un bonito color entre dorado subido y ámbar claro, la carbonatación abundante, generando una gruesa capa de espuma blanca tupida, cremosa y muy persistente de color blanco inmaculado, que al finalizar la degustación nos dejará un bonito encaje de Bruselas.

Al acercar la nariz nos saluda con un agradable aroma cítrico, donde destaca la mandarina. En cuenta con una base maltosa sensacional. Dulce, acaramelada, con matices que nos recuerdan a las American Amber Ales, luego llega la carga lupulada y nos aporta sabores herbáceos intensos, muy refrescantes, pero a la vez muy balanceados con los sabores del cereal. Entra bien, muy bebestible y muy amargota al final (60 IBU). Un trabajo muy bien hecho. ¡Sigue en forma el tío Sam! 6,0%. Me costó 4,99€. Botella de 35,5cl.

9 de abril de 2021

Other Half - Oh... Dream Double Dry Hopped

Y llegamos del nuevo al viernes con otro birrote. Pero birrote... BIRROTE. Es la última Other Half que nos quedaba en la nevera del lote de 4 que compré para compartirlo con maese Yosemait y la verdad es que ha estado a la altura de las expectativas.

Hace unos días llegó nuevamente otro lote de las latas de la célebre cervecera de Nueva York, con más referencias y a un precio bastante más reducido que el hostiazo que nos pegaron con el primero. Ésta en concreto nos costó 14,40€ y las del lote que llegó hace unos días rondan los 10,90. Es otra historia. Yo personalmente, después de haber hecho esta prospección no me apetece comprar más (de momento) pero para todas aquellas y aquellos que os pique la curiosidad os aconsejo que no os las perdáis. Realmente vale la pena. Al menos a mi juicio.

La joyita se llama Oh... Dream Double Dry Hopped. Se trata de una DDH New England Milkshake IPA elaborada con malta de dos carreras, avena, los lúpulos Citra, Galaxy y Motueka y finalmente la adición de lactosa.

La sirvo en copa TeKu, presentando un color naranja muy vívido y bonito, con la turbidez característica del estilo. Aspecto de zumazo, no especialmente carbonatada y de espuma de color blanco. Que haberla, hayla, pero tomé la fotografía con retraso y se bajó del todo. No era demasiado persistente. Al olfato delirio de mango. Brutal.

En boca entra con una facilidad extraordinaria. Os juro que da pena que se acabe. Es un trabajo muy fino, exquisito, con la fruta tropical como protagonista, y con la suavidad de la avena que es como estar soñando encima de una nube. Sabor a melocotón, algo de cítricos... es absolutamente maravillosa. 6,2%. Comprada online en 3er Tiempo Cervezas de Santander.

8 de abril de 2021

Primátor - 21 Imperial

Traemos de nuevo a la blogosfera a la cervecera checa Primátor. Ésta sería la tercera cerveza que reseñamos de los cerveceros de Náchod -localidad limítrofe con Ignáciod- y de las que hemos catado hasta la fecha sería la peor de todas.

Estamos hablando de la 21 Imperial, de estilo Imperial Pilsner. A priori la cosa pintaba bastante bien -máxime cuando la Pilsner básica nos resultó bastante buena- pero la cosa ha ido en declive a medida que ha ido avanzando la degustación.

La sirvo en vaso para Lagers y presenta un color dorado subido, llegando prácticamente al ámbar. La carbonatación es abundante y genera una gruesa capa de espuma tupida, persistente y de color blanco roto.

Al olfato ya podemos identificar claramente el alcohol. También hay cereal. En boca es una cerveza muy alcohólica, demasiado (9,0%). He disfrutado de cervezas de 12,0% con el alcohol mucho mejor integrado que ésta. Muy maltosa, dulzona, con mucho cuerpo y en definitiva poco bebestible. No hemos podido acabárnosla entre mi mujer y yo (50cl). Para no repetir. Me costó 2,90€ en el colmado de debajo de casa.

7 de abril de 2021

Dieu Du Ciel! - Été Indien

Y vamos a por el miércoles con una  de mis cerveceras predilectas: Dieu Du Ciel! Llegados a este punto de la semana, y tras las vacaciones de Pascua seguramente a estas alturas ya estéis necesitados de meteros un buen pelotazo, máxime cuando el 1 de mayo de este año cae en domingo.

Se trata de la Été Indien, una cerveza Sour con grandes cantidades de mango. Por el aspecto y el cuerpo no me cuadra como una Berliner Weiße, no sabría si dejarla simplemente en Fruit Beer. El hecho es que trigo lleva, tanto malteado como sin maltear.

La sirvo en copa TeKu y presenta un color naranja intensísimo, muy vívido y bonito. Muy turbia, con aspecto de zumazo, muy lejos del color pajizo de la mayoría de Berliners. La carbonatación es escasa, la espuma dura poquísimo, aunque tiene cierta retención del carbónico, de burbuja fina, que nos deja un ligero picorcillo durante toda la degustación.

Al olfato podemos notar el aroma espectacular del mango y las notas de ácido láctico. En boca es una cerveza muy intensa pero exquisitamente bien balanceada. Por un lado tenemos un sabor arrollador de mango que es absolutamente delicioso. Por el otro tenemos del ácido láctico, también intenso, pero perfectamente balanceado con el dulzor de la fruta. Es una cerveza con cuerpo, demasiado para una Berliner, aunque en ningún momento la etiqueta indica que sea de este estilo. E incluso lagraduación es más alta de lo habitual (5,9%). Tengo ciertas dudas al respecto. En general me ha parecido una cerveza deliciosa, muy bien hecha, que no defrauda. De hecho confiar en Dieu Du Ciel! es ir a lo seguro. Esta gente no falla. Comprada por 5,99€

6 de abril de 2021

Mori 1984 - Nihon Kai

Hasta la fecha la única cerveza craft nipona que llegaba por estos lares era Hitachino, cosa que me frustraba bastante, no porque fueran malas cervezas, ni mucho menos, si no porque no me resultaban suficientes como para hacerme una idea de cómo está el panorama craft japonés.

Con la de hoy tampoco es que hayamos avanzado mucho en ese terreno pero menos da una piedra. Se trata de la cervecera Mori 1984, con sede en la ciudad de Echizenhama, en la prefectura de Niigata. La verdad es que desconocía por completo la existencia de la cervecera en cuestión.

Hemos comenzado abriéndonos su India Pale Ale, a la que han llamado Nihon Kai. Ha sido elaborada con los lúpulos Citra y Simcoe.

La sirvo en vaso para IPAs y presenta un color ámbar muy subido, rozando lo cobrizo o marrón. La carbonatación es abundante, y genera una gruesa capa de espuma muy tupida y cremosa de color marfil. En aroma nos llegan notas resinosas que nos dan los lúpulos. En boca debería ser tropical, cosa que me cuadra por los lúpulos que lleva), pero a la práctica es una bomba de resina de las guapas, con el lúpulo más pasado que los discos de 2Unlimited. La cerveza está dentro de fecha (consumo preferente en septiembre de 2021) pero seguramente ha viajado o se ha almacenado muy mal. De fondo tenemos un sabor maltoso, dulce, agradable y acaramelado, pero lo que más predomina es la sopa de resina. Para traer un producto en estas condiciones, pues mejor no lo importes, que aquí ya tenemos cervezas muchísimo mejores y más baratas que ésta. Al menos me queda el consuelo de tener una chapa nueva para la colección. 6,0%. Comprada online en la web de 3er Tiempo Cervezas de Santander por 4,15€. Botella de 31cl.

5 de abril de 2021

Txispa - IPA

Y acabamos las vacaciones de Semana Santa con la última cerveza que nos quedaba por reseñar de la caja que compramos a cerveza Txispa justo antes de su cierre.

Se trata de la IPA hecha por encargo para Asier De La Iglesia para recaudar fondos para la investigación de la esclerosis múltiple. La receta lleva maltas Swaen, Pale, Biscuit y Light y los lúpulos Cascade, Chinook y un dry hop de Cryo Cascade.

La sirvo en el correspondiente vaso para IPAs, presentando un color dorado (9 EBC). En aroma es bastante herbácea. En boca destacan los sabores cítricos y herbáceos. Rica y suave. Entra bastante bien, tiene un cuerpo ligero, cerca de la Session IPA, cosa que facilita el trago alegre. En general es una IPA bastante correcta. Quizás si estás acostumbrado a más de 20 gramos de lúpulo por litro ésta se te quede falta de caña, pero que vamos, una IPA muy digna y una buena puerta de entrada para gente inquieta que quiera adentrarse por la senda del lúpulo. Amargor marcadete (45 IBU). 5,2%. Comprada en la página web de Cerveza Txispa antes de que una conocida multinacional los obligase a cerrarla. Seguimos a la espera que trascienda el nombre de dicha empresa.

4 de abril de 2021

Antiga - Session IPA

Y abrimos la tercera de las seis cervezas que componen el pack de cata online de la cervecera valenciana Antiga. En esta ocasión, aprovechando que hacía solecito y mucho caloret, nos hemos decantado por su Session IPA.

Los de Catarroja han utilizado malta Maris Otter y los lúpulos Columbus, Amarillo, Simcoe y Cascade.

La sirvo en vaso para IPAs, presentando un color dorado, límpido, sin turbideces. La carbonatación es abundante, generando una gruesa capa de color blanco de aspecto jabonoso.

En nariz destacan los cítricos, como el imón y el pomelo. En boca es más herbácea, muy refrescante, muy ligera de trago, invita a seguir dándole al drinking. El pomelo también aparece en sabor, y alguna nota de albaricoque. Amargor final marcadete. Tiene todo lo que le puedes pedir a una Session IPA: que entre fácilmente, que sea refrescante, sabrosa y con un final amargo. Es la que más me ha gustado de las tres que he probado de Antiga. 4,7%. Pack comprado directamente a la fábrica a través de su página web.

3 de abril de 2021

Agullons - L'Altra

Y vamos a por el sábado trayendo de vuelta a Agullons, a los que intento visitar cada año por el Zwanze Day, y de los que suelo probar casi todo lo que van sacando. Hoy toca probar L'Altra, con la que me topé en el Bar Bocamoll de Sant Cugat el pasado domingo y no quise perdérmela.

Se trata de una cerveza de estilo Dunkelweizen, con trigo y malta chocolate. La sirvo en copa y presenta un color pardo, con carbonatación correcta y de color blanco roto, aunque en la fotografía no se aprecia mucho. Cosas del directo.

En boca es una cerveza muy rica, con todo el saborazo del trigo, característico de una cerveza Weizen, pero alternándose con todo el sabor tostado de la malta Chocolate que aporta más riqueza al conjunto. Notas de caramelo, galleta y un punto cítrico y refrescante muy agradable. Me la tomé de postre acompañando una tarta Tatin y entró de lujini. Altamente disfrutable y para amantes del lado más maltoso de la vida. No esperaba menos de Carlos y Montse. 5,0%. 50cl.

2 de abril de 2021

Màger - Sabro Single Hop

La segunda birra en caer durante nuestra última incursión al Bar Bocamoll de Sant Cugat fue esta excelente Sabro Single Hop de la cervecera anoienca Màger. Aquí fue cuando se desató la locura. 

Se trata de la tercera de sus Berliner Weiße monovarietales, ésta en concreto con lúpulo Sabro. La primera, con Mosaic, me la perdí, la segunda de Simcoe pasó por el blog hará unos meses, y la cuarta (de Cashmere) la tengo localizadísima. Ya caerá.

La receta toma como base la Minimal y la lupuliza a tope con el lúpulo en cuestión. Para mí es una decisión inteligentísima, ya que la Minimal es una Berliner muy moderada que funciona sola, y la adición de lúpulo a cascoporro le va a dar un saborazo increíble sin necesidad de añadir frutas u otro tipo de adjuntos.


La sirvo en copa, presenta un color claro, pajizo, un tanto amarillento. La carbonatación es abundante pero de espuma efímera, que no tarda en abandonarnos, mas la retención del carbónico es buena, de burbuja fina, efervescente y chispeante. En nariz destaca el ácido láctico que nos avisa del punto ácido que nos vamos a encontrar.

En boca efectivamente tiene ese punto ácido, sutil, nada chirriante, bastante moderado y muy refrescante, que nos permite disfrutar de la cerveza a grandes tragos. El sabor del Sabro es totalmente increíble. Nos da unas notas de piña colada acojonantes, tropical, con esas notas de coco, ¡pero sin llevar ni un solo gramo de fruta! Una auténtica locura. Lo comentaba con el camarero, que he podido disfrutar Berliners acojonantes de diferentes partes del mundo, pero creo que definitivamente me quedo con ésta. Hecha al ladito de casa como aquel que dice. Qué gran orgullo poder escribir esto. Muy fan de Màger. 4,0%.

1 de abril de 2021

Sesma - IPA Citra TDH

El pasado Domingo de Ramos estuvimos disfrutando del día (el año pasado nos jodimos en casa confinados), el tiempo se portó bien, hizo calor y apetecía disfrutar de un buen terrazón y de una buena comida regada con birrotes, así que nos fuimos de cabeza al Bar Bocamoll de Sant Cugat.

Antes de llegar ya le había echado un ojo a su instagram para tener claro qué me iba a pedir. De grifo ya lo había probado todo salvo una Pastry Stout de la que prescindí, así que fui directo a darle caña a su nevera.

La primera en caer fue esta IPA Citra TDH de los navarricos Sesma. Joder, te dicen que han sacado una New England IPA con triple dry hopping de lúpulo Citra y a ver quién es el guapo que se resiste.

La joyita lleva malta Pils, Pale y malta de trigo. Los lúpulos empleados son el Cryo Citra y el Citra T90. La levadura es la Sanders.

La sirvo en vaso shaker, presenta un color pálido, amarillento, y con la turbidez propia del estilo. La carbonatación es abundante, la espuma compacta y de color blanco. En aroma es como esnifar rayas de Citra en polvo con un billete de 200 (los de 500 los sacaron de circulación). En boca tiene cierta sedosidad pero en general entra amablemente, con muchísima facilidad (de hecho me sorprendí a mí mismo porque me fundí la lata de 44cl en tiempo récord sin darme cuenta). Destacan los sabores cítricos, también las notas tropicales y finalmente algo de fruta de hueso. A mí personalmente no me resultó amarga pese a sus 50 IBU. Entró sola.

31 de marzo de 2021

Florestina - Nature

Vamos a por el miércoles tirando de cerveza local. Hará unas semanas volvimos a La Floresteca a disfrutar de su agradable terraza, su animado ambiente y por supuesto de su increíble carta.

Tampoco faltaron buenas birras. Tirando de Untrapper para ver qué no había probado aún de sus neveras. La primera en caer fue la Nature de la cervecera Florestina. Se trata de una Amber Ale hasta arriba de lúpulo Cascade y Mosaic.

La sirvo en copa y presenta un color ámbar subido, bastante turbia y con sedimentos. La carbonatación es muy abundante y logra crear una generosa capa de espuma de color hueso muy tupida, cremosa y persistente.

En nariz destaca el aroma herbáceo del Cascade. En boca es dulzona, maltosa, con esas notas acarameladas intensas características del estilo. El Cascade aporta sabores herbáceos y resinosos bastante potentes. El Mosaic personalmente no lo he encontrado. Bastante amargota al final (24 IBU). 5,1%. Bastante cañera para el estilo.