9 de julio de 2020

Fantôme - Saison

Reconozco que es la primera toma de contacto con la Brasserie Fantôme, he tenido varias oportunidades de catarla, siempre le he dado calabazas, y en este último viaje a Bélgica vi que me ponía ojitos tiernos y pensé: "Ahora no porque llevas equipaje de mano en el avión, pero en cuanto aterrices en Barcelona te pones a buscarla como si no hubiera un mañana". Así lo hice.

La cervecera tiene sede en la localidad valona de Soy. Imagino que los habitantes de este pueblo que quieran independizarse del resto de Bélgica cantarán la banda sonora de Frozen a todas horas: "Libre Soy, libre Soyyyyy". Lo siento pero no he podido reprimirme de hacer el chiste.

Pues nada, por fin tenemos en casa al primo belga de Casper, hemos comenzado catando su célebre Saison, cuya receta lleva especias y va variando según el lote, aunque su maestro cervecero nunca revela la receta.

Al servirla en copa (mi TeKu palmó durante el confinamiento, junto con el vaso de IPAs de Spiegelau y dos vasos de Weizen) presenta un color dorado intenso, con muchísima carbonatación. Al olfato todo cereal y ese puntito especial de la levadura. En boca es especialmente intensa y con muchísimo cuerpo. Mucho cereal, un punto especiado muy rico, quizás un puntito cítrico (creo que de naranja), el saborazo especial de las Saisons belgas y un final bastante seco. Me ha parecido brutal. 8,0%, ¡ojo que se sube! Comprada online en Beerbao por 9,80€ (75cl).

8 de julio de 2020

Les Trois Mousquetaires - Sour Citra

Dios mío de mi vida ¡qué maravilla! Hacía muchos años que no disfrutaba de una cerveza de Les Trois Mousquetaires -es una auténtica lástima que no se les vea demasiado por nuestras tiendas especializadas- y la verdad es que la he pillado con unas ganas bárbaras.

Se trata de una cerveza Sour elaborada con malta Pale de cebada, avena y trigo y los lúpulos Citra, Cascade y Mandarina Bavaria. Por último lleva un dry hopping de Citra.

De color dorado un tanto anaranjado (3 SRM, que serían unos 5 EBC) y carbonatación abundante de espuma blanca y persistente. Al olfato es un pelotazo de Citra brutal: Melocotón y cítricos. Lo que más me ha flipado es que el aroma a melocotón persiste hasta el final de la degustación. Colosal.

En boca es finísima, me cago en la puta, qué buena es esta gente. Ligera de trago, la acidez es sutil, resultando refrescando e invitando a seguir bebiendo, en ningún caso es tan invasiva como las típicas Sours de Brettanomyces o Lactobacillus que te ponen la cara como la del Fary. Notas de melocotón, naranja e incluso papaya, una maravilla líquida, sabrosa, refrescante y para beber a litros. Una cerveza muy elegante, equilibradísima y sin ninguna arista. Todo armonía. Final nada amargo (12 IBUs). En la etiqueta recomiendan recomiendan maridarla con un bowl de poke y me ha parecido que le va genial: arrocito, edamame, mango o papaya cortadito a tacos y su atún o salmón... ¡bufff! No os la perdáis. Comprada en la General de Begudes de Valldoreix por 7,65€ (75cl).

7 de julio de 2020

Sesma - DDH Pale Ale

Traemos de vuelta a los navarricos Sesma para celebrar las fiestas de San Fermín. ¡Gora San Fermín! Este año unas fiestas -o mejor dicho no fiestas- marcadas por la crisis sanitaria. Así que no nos queda otra que ahogar nuestras penas en alcohol. Alcohol del bueno, no me jodáis con un cubata de Larios o un kalimotxo de Don Simón.

Pues hoy tenemos aquí otra de sus joyazas, en este caso una DDH Pale Ale elaborada con malta Pale, Caramel y avena. Los lúpulos son el Ekuanot y el Cashmere y la levadura que lleva es la NEPAH.

La servimos en vaso shaker y presenta un color dorado limpio sin turbidez alguna. La carbonatación no es abundante, pero suficiente para dejarnos un dedito de blanca espuma.

Al olfato se puede reconocer claramente el aroma a melocotón. En boca es una cerveza de trago muy fácil, con sabores que nos recuerdan a la naranja, el melocotón y un puntito refrescante de lima. Quizás un poquito de pomelo al final también. Final nada amargo (20 IBUs). Ultra crushable, para beber a litros. Comprada refrigerada en la General de Begudes de Valldoreix por 4,28€.

6 de julio de 2020

Rogue - Kulture Clash

En la línea de bizarradas de ayer os presentamos la Kulture Clash de mis bienamados Rogue, que, para ser honestos, no las tenía todas conmigo por lo peculiar de su receta, pero al final la cosa afortunadamente ha salido bien, muy bien.

Se trata de un blend de una Imperial Golden Ale elaborada por los de Newport y una kombucha (té fermentado) elaborada por Brew Dr., con sede en Portland.

De color dorado con reflejos anaranjados y cierta turbidez, sin llegar a ser un zumazo. La carbonatación es abundante y genera una gruesa capa de espuma blanca cremosa y persistente.

Al olfato nos vienen notas de naranja y cítricos. En boca es una explosión de sabor. Por un lado tenemos el sabor a cereal de la Golden Ale, rico, dulce y refrescante, y por el otro tenemos el dulzor del té, notas de naranja y cítricos, y ese puntito funky de la kombucha, sin llegar a resultar extremadamente ácida en ningún momento. En conjunto es una cerveza muy rica, muy refrescante, altamente disfrutable y que invita a seguir bebiendo. El alcohol está muy bien integrado (6,9%). La hemos compartido entre tres y nos ha flipado a todos. Comprada en la General de Begudes de Valldoreix por 15,20€ (75cl).

5 de julio de 2020

Loterbol & 3 Fonteinen - Tuverbol

Después de un confinamiento de tres meses y medio a base de birra craft diaria me he dado cuenta de que quizás mi dieta birruna esté un pelín saturada de IPAs. Pues nada, vamos a cambiar un poco de tercio catando otros estilos.

Hoy tenemos con nosotros una cerveza más bizarra que la discografía del Payo Juan Manuel. Se trata de una colaboración belga entre Loterbol -de los que no conocíamos absolutamente nada- y los célebres 3 Fonteinen.

La joyita se llama Loterbol y es un blend entre una Belgian (Golden) Strong Ale de Loterbol y una Lambic de 3 Fonteinen que ha tenido una refermentación espontanea en botella. La cosa la verdad es que no te deja indiferente. A mí personalmente me ha dejado loco.

La sirvo en vaso para Gueuzes y presenta color dorado y carbonatación vigorosa. Se genera una gruesa capa de persistente y blanca espuma si no se sirve con cuidado (como es mi caso) y tiene mucha retención. Durante toda la degustación nos deja ese puntito picante y chisporroteante en la lengua debido a las finas burbujas efervescentes.

Al olfato me ha dejado muy loco. ¿Es una Belgian Golden Ale? ¿Es una Lambic? ¡Son las dos cosas! Lo más fuerte es que cada vez que asomaba la nariz por el vaso me olía diferente, alternándose la una con la otra. A veces clarísimamente Golden Ale y otras veces me olía a Lambic total, incluso ya por el olor se intuía que nos iba a poner los ojos como los del Fary. En boca la sangre no llega al río y no es una cerveza extremadamente ácida, aquí la Belgian Golden Ale rebaja bastante la acidez. Sí se nota el sabor maltoso de la Belgian Golden Ale, el toque alcohólico de estas cervezas (¡ojo! 11,5%) pero por otro lado tienes el sabor a cuerazo de las Lambic, el sabor afrutado -en este caso me ha recordado más al membrillo que no a la manzana o la pera- y ese puntito funky de salvajismo de la fermentación espontánea. Para acabar nos deja en boca un final seco bastante seco que a mí personalmente me agrada. La verdad es que me ha dejado descolocado por el factor sorpresa, nunca había probado un blend así. En ocasiones hubiera preferido tomar la Belgian Golden Ale o la Lambic por separado, pero finalmente la experiencia ha sido placentera e incluso adictiva. Es una cerveza compleja y rara, creo que vale la pena darle una oportunidad para salirse de lo que bebemos habitualmente. Comprada online en Beerbao por 10,20€ (botella de 37,5cl).

4 de julio de 2020

Saltus - KloratIPA

Otros que se estrenan en el blog son los navarricos Saltus. La verdad es que desde que se decretó el estado de alarma he estado apostando fuerte por el producto nacional y he descubierto un gran número de cervecerías de los que todavía no había catado nada.

Los de Aizoáin se estrenan con su KloratIPA, una India Pale Ale. No especifica ni maltas ni lúpulos.

La sirvo en vaso shaker y presenta un color dorado con bastante carbonatación. La espuma es de color blanco y de aspecto jabonoso. Al olfato destacan los aromas de melocotón, naranja y mango. Todo muy armonioso. En boca tiene un sabor muy rico. Por un lado tiene sabores de fruta como el melocotón y el mango y por otro registros herbáceos muy agradables. Todo está muy equilibrado y el resultado es una cerveza sabrosa, rica y muy refrescante. No me ha parecido especialmente amarga pese a sus 60 IBUs. 5,6%. Comprada refrigerada en laGeneral de Begudes de Valldoreix por 3,09€.

3 de julio de 2020

The Piggy - Tropical Palace

Pues aquí los tenemos, a los franceses The Piggy entrando por primera vez en el blog. Durante muchos años hubo mucha oscuridad en el panorama craft galo. Me inquietaba sobremanera que siendo el país vecino no nos llegasen más cervezas artesanales, y las que lo hacían eran bastante malas. Afortunadamente las cosas están cambiando y tienen unos brasseurs excelentes como La Débauche, Popihn, Azimut, L'Être y The Piggy -de los que nos ocupamos hoy- y seguramente contarán con una lista más extensa, de la que esperamos que tarde o temprano estén en nuestros grifos o neveras de nuestras tiendas habituales.

Bueno, pues la joyita de hoy se llama Tropical Palace y la pude degustar en el Lupulove de Benicàssim el pasado lunes. Se trata de una New England Double IPA elaborada con malta de cebada, maíz, copos de avena y los lúpulos Citra, Mosaic Cryo, African Queen y Ekuanot.

Bien, ya estás viendo el aspecto de zumazo total. De color anaranjado y bastante turbia. La carbonatación es abundante y genera una buena capa de espuma blanca y muy persistente. Al olfato todo fruta tropical, es impresionante. En boca predomina el maracuyá -espectacular y la mandarina. También podemos encontrar notas de naranja dulce y pomelo. Poco amarga (no es que tenga cero amargor pero se nota muy poquito) y con el alcohol muy bien integrado (8,0%). Es muy sabrosa y no especialmente sedosa, de manera que entra fina, fina, filipina. Un zumazo guay. Muy buena toma de contacto con los amigos frenchies.

1 de julio de 2020

Lupulove - Beniccàssim


Después de más de tres meses de confinamiento (además del duro, sin salir a pasear al perro ni a hacer deporte) no sabéis la alegría que me da volver a reseñar una nueva cervecería para el Mapa Birruno. Desde el día 2 de marzo -cuando estuvimos en Bélgica dándolo todo- que no visitaba ninguna y la verdad es que ésta la hemos pillado con ganas.

Quince años veraneando en Benicàssim y poco antes del confinamiento me llega el notición de que los de Castelló Beer Factory van a abrir su segundo taproom allí. Me sentí como si me hubiese tocado la quiniela. La putada es que estalló la crisis sanitaria y nos tuvimos que chupar toda la Semana Santa encerrados en casa (unas birras craft mientras mi mujer y mis hijos se van a destrozar sus tímpanos en la tamborá hubiera molado) y no hemos podido visitarlos hasta este fin de semana, una vez finalizado el estado de alarma, pudiendo así viajar entre comunidades autónomas.

El viernes pasado, tal y como llegamos a Benicàssim, nos fuimos directos a la piscina y a las siete de la tarde saqué a toda la familia de su baño para llevármelos a todos al Lupulove. Todos con nuestra correspondiente mascarilla. Pues nada, a apoyar al gremio hostelero.

La cervecería se iba a inaugurar para Semana Santa pero finalmente lo hizo el día 18 del pasado mes. Está ubicada en pleno centro de la ciudad y está a dos pasos del aparcamiento gratuito de la antigua estación. Está en una calle muy tranquila, no es peatonal, pero tiene el tránsito muy restringido y pasan muy pocos coches. Está en una zona donde hay muchas cervecerías -no craft- restaurantes y ambiente nocturno. Está bastante alejada de la playa, pero creo que juega más a su favor estar en el centro para captar a un mayor número de gente, ya que allí se concentra un gran número de personas por la noche para cenar, máxime cuando es verano, hay FIB, Rototom o el festival de turno que sea. La playa al ser extremadamente larga no concentra a tanta gente en la misma zona, así que creo que ha sido acertado situarla en pleno centro.

La cervecería es bastante similar a la sucursal de Castelló de la Plana, cuenta con diez grifazos craft, cinco de ellos de producción propia (Castelló Beer Factory) y los otros cinco de cervecerías invitadas (todo nacional) con todo tipo de estilos. Para los más temerosos tienen una Golden Ale fantástica, rubia, ligera y de trago fácil que servirá para todos aquellos a los que les cuesta salirse de su caña de toda la vida. Para los que han intentado ampliar mínimamente sus horizontes birrunos tienen una Weizen y una Belgian Dubbel. Y para los beergeeks más pro tienen IPAs, New England IPAs, Session IPAs, American Pale Ales, Berliner Weiße y alguna que otra negrura. Todo muy variadito en cuanto a estilos. Por si alguien echa en falta alguna marca tienen un neverón que se te va la olla. Mucho producto de la terreta y del resto de España y en el apartado internacional a destacar The Piggy, La Débauche, Hof Ten Doormal, De Moersleutel, Boon, Mikkeller, CoolHead, y un largo etcétera. Mucho lúpulo, mucho petróleo y un buen surtidito Sour -incluyendo alguna Lambic- y si aún así la cerveza no es lo tuyo tienen incluso hidromiel, aunque solo sea para que te saques la insignia del untraper.

El espacio es estrecho pero bastante alargado. En el exterior cuentan con una pequeña terraza al aire libre -la calle es tranquila y eso se agradece- y en el pasillo que transcurre desde la entrada hasta la barra hay varias mesas con taburetes altos para que se puedan apostar las parejas o grupos muy reducidos. Una vez llegamos a la barra el espacio se ensancha. La barra está muy bien para tomarse unas birras mientras nos dejamos aconsejar, aunque ahora mismo tras la pandemia lo mejor es estar fuera o establecer distancia con los trabajadores y resto de clientela. Cerca de la barra está la nevera y unas cuantas mesas más grandes para grupos más numerosos. Finalmente, al fondo del todo, hay una terraza interior donde se pueden disfrutar de unas birras tranquilamente al aire libre -supongo que el sector fumeta la agradecerá- que además proporciona luz natural al espacio.

Lo único que echamos en falta fue un poco de jamercio -nos encantaron los nachos con guacamole y la selección de quesos locales que comimos en la sucursal de Castelló- pero las circustancias son las que son, así que tuvimos que conformarnos solo con las birras, que después de tanto tiempo confinados nos supieron a gloria. Además tuvimos la suerte de volver a coincidir con Antonio y estuvimos charlando con él un rato muy agradable.

Ha sido solo una escapada de cuatro días a Benicàssim y nos ha dado para dos visitas, así que cuando por fin cojamos vacaciones de verdad nos van a tener allí todo el día. Desde aquí les mando un abrazo a todo su equipo, les deseo que todo vuelva a la normalidad lo antes posible y que tengan la cervecería a pleno rendimiento la próxima vez que volvamos. De momento gozosamente les colocamos su merecido pin en nuestro Mapa Birruno. ¡Hasta pronto!

Balance de daños:

-Castelló Beer Factory - Golden. Mi mujer es una forofa de su Blonde Ale. Dorada (8 EBC) elaborada con malta Extra Pale y los lúpulos Magnum, Perle y Cascade. Muy rica, predomina el cereal, aunque tiene un puntito cítrico muy agradable y un ligero toque final amargo. 4,9%.

-Castelló Beer Factory - New World Order. Soy muy fan de los zumazos de esta gente así que esta Nitro New England Double IPA no me ha defraudado en absoluto. Elaborada con las maltas Extra Pale, dextrina, avena y trigo; los lúpulos HBC 472 y Cryo Citra; las levaduras London Fog y Coastal Haze y finalmente infusionada con nitrógeno. Un zumazo en toda regla, con mucho mango, mucho melocotón y cítricos. Muy sedosa en boca, cero amarga, con mucho cuerpo pero a la vez se bebe con alegría. 8,7%.

-Castelló Beer Factory - Sant Rock. Todavía no había probado su laureada Belgian Dubbel así que qué mejor manera de hacerlo que en su propio taproom. Elaborada con maltas Pale Ale, Cara-Munich I y trigo y el lúpulo East Kent Goldings. Tostadita, rica, intensa, con notas de caramelo, quizás el puntito belgian no es demasiado intenso pero aún así hará las delicias de los fans de las cervezas belgas. 7,5%.

-Castelló Beer Factory - Malaspina. También me faltaba catar la Weizen de la casa, así que se vino con el chache rapidín. Turbia, con un saborazo a trigo riquísimo, muchísimo plátano, quizás me faltó la crema de espuma en vaso alto, pero que vamos, una gozada igual. 5,5%

-The Piggy - Tropical Palace. No quise sin irme sin catar nada de su nevera, así que me decanté por una lata de los galos The Piggy, de los que he leído maravillas. New England Double IPA sedosa, zumazo, tropical, una maravilla para los fans del estilo como el que suscribe. 8,0%. En breve os reseño la ficha individual.

Lupulove                Josep Barberà i Ciprià 12, Banicàssim (Castelló)              www.lupulove.com             650  176  964

25 de junio de 2020

Uiltje - Joost Mag Het Weten

Pues nada, tenía este pelotazo por casa (ojo, 11,5%) y he decidido abrírmelo hoy. El motivo de la compra fue que me faltaba una birra para sacarme el badge de Triple IPAs del Untrapper, es así de triste pero es la cruda realidad. También ha sido la excusa para seguirle la pista a la cervecera neerlandesa Uiltje (antes Het Uiltje), ya que no probaba nada de ellos desde que estuve de vacaciones en Ámsterdam hace cuatro años.

El pelotazo se llama Joost Mag Het Weten y está elaborado con maltas Pale, Pilsner y Amber. Los lúpulos utilizados son el Simcoe, el Cascade, el Amarillo, el Chinook y el Centennial.

La sirvo en vaso shaker y presenta un color ámbar (10 EBC) bastante bonito, sin turbidez. Viene muy carbonatada, generando una gruesa capa de color blanco cremosa y muy persistente. Al olfato nos llega un aroma de naranjas muy agradable. En boca es una cerveza con una base maltosa muy rica, con esas notas de caramelos ricas, y por encima toda la carga de lúpulo que nos aporta notas herbáceas y de resina muy ricas. Quizás un punto de cítricos suave aparece entre tanto verde. Finalmente nos deja un amargor agradable (60 IBUs) nada estridente. El alcohol se nota un poquitín, pero teniendo en cuenta la graduación aún me ha parecido demasiado bien integrado. Comprada online en Beerbao por 4,40€.

24 de junio de 2020

La Lluita - Hazy IPA

Bueno, pues si andabais con un poco de resaca tras la verbena, qué mejor manera de combatirla que con una birra craft. Hoy tenemos con nosotros a la cervecera La Lluita, que justo acaba de eclosionar en mitad de la pandemia mundial y el pasado mes de mayo sacó su primera cerveza, esta Hazy IPA de la que hablamos hoy. Su sede està ubicada en la comarca de L'Empordà (Girona, sin concretar localidad), pero para elaborar esta cerveza han utilizado las instalaciones de Click&Brew en Torrefarrera (Lleida).

La receta lleva malta de cebada, malta de trigo, copos de avena y los lúpulos Citra, Mosaic y Cryo Amarillo.

La sirvo en vaso shaker y presenta un color dorado sin apenas turbidez (de hazy poco), aunque sí tiene un puntito velado. La carbonatación es abundante y genera una copiosa capa de espuma blanca y compacta bastante persistente.

Al olfato nos llega un agradable aroma a mosto de uva y cítricos. En boca es bastante herbácea, resinosa, con mucho pino, y con un suave sabor ligero de fondo que me recuerda al melocotón. También tiene un puntito cítrico agradable y un final amargo bastante marcado pero sin irse de madre (31 IBUs). En general una IPA bastante cañera, aunque me ha recordado más a una West Coast IPA que no a una Hazy IPA, en cualquier caso, bastante rica. 6,4%. Comprada en la General de Begudes de Valldoreix por 3,66€.

23 de junio de 2020

Popihn - Citra Cryo

Seguimos con mono de Citra, ésta vez de la mano de los galos Popihn (se pronuncia Popán, no hagáis el canelo como yo en Aviñón, la camarera aún debe esar partiéndose la caja). A la brasserie de Vaumort se la ve poco por estos lares, así que a la que he visto que había producto disponible no me lo he pensado dos veces y he ido al grano: a por la IPA de Citra.

De esta cerveza creo que existen tres versiones, una New England IPA Citra Single Hop -que probé en BierCaB el año pasado y me parecio brutal- la versión New England Double IPA, y una tercera -de la que nos ocupamos hoy- que es una New England Double IPA single hop de Citra Cryo. La receta además lleva trigo y avena. Si no tenéis ni puta idea de lo que son los lúpulos Cryo en este post del blog del Refu lo explican muy bien.

La sirvo en vaso shaker y presenta un color dorado pálido y velado, pero lejos del aspecto de biofrutas de las New England IPAs. La carbonatación es muy abundante y genera una gruesa capa de espuma blanca y persistente. Al olfato nos llega mucha piña, maracuyá, melocotón y cítricos. Una locura. En boca la cosa decae en comparación con el aroma. No tiene el cuerpo de este tipo de cervezas, tampoco es especialmente sedosa, y tiene un sabor muy rico pero tampoco es especialmente intenso. Se nota un poco el alcohol (8,0%) y los sabores nos recuerdan a la fruta de hueso, la fruta tropical y especialmente los cítricos. En comparación con la de ayer me ha dado un poco de bajona. Se me queda un poco lejos de una New England IPA, de hecho me pareció mucho mejor su Citra a secas. No obstante es una cerveza rica. Comprada online en Beerbao por 6,00€. Si lo llego a saber me compro la Mosaic Honeymoon de CR/AK. ¡Que tengáis una buena verbena!

22 de junio de 2020

CR/AK - Citra & Pop Corn

¡Buff! ¡Menudo zumazo! Se echaba ya mucho de menos a los italianos CR/AK por estas latitudes de la blogosfera. Hace ya casi un año desde que me dejasen flipadísimo con su colaboración con Civil Society y Collective Arts (Do They Like New Zealand Hops?). ¿Cómo es posible que haya pasado todo este tiempo sin volverlos a catar? Pues lo cierto es que no siempre están disponibles en las tiendas que suelo comprar, y cuando llega algo vuela. Yo además tengo el hándicap que con los tres críos no puedo salir a comprar birras siempre que quisiera, pero ahora con el confinamiento y que hago mis compras online estoy en igualdad de oportunidades con el resto de fans de CR/AK y he podido hacerme con un par de ejemplares (había más disponibles y de hecho me lo hubiera comprado todo, pero joder, también hay que dejar algo de pasta para comer).

Pues bueno, una de las seleccionadas fue esta Citra & Pop Corn. De todos es sabida mi filia por el lúpulo Citra, también soy muy fan de las Hazy IPAs, así que ésta era la primera candidata a poblar mi nevera y posteriormente mi vejiga. La joyita es una DDH IPA con lúpulo Citra del valle de Yakima. Es una edición limitada, así es que es probable que no la vuelvan a hacer, aunque ya se sabe, basta que tenga mucho éxito para que la saquen en su portfolio como birra regular. La receta también lleva avena.

La sirvo en vaso shaker (el de IPAs que tenía palmó) y presenta un color anaranjado precioso, muy turbia y con aspecto de zumazo total. La carbonatación es abundante y acaba creando una gruesa capa de espuma blanca compacta y cremosa. Al olfato delirio. Mucho maracuyá, mango y la carga cítrica de la naranja y la mandarina. En boca es muy densa, muy sedosa, con una cremosidad brutal que incluso me recuerda a una Milkshake IPA, El Citra en pleno esplendor, está fresquísima. Destaca la naranja dulce, el pomelo -que nos deja un amargor final suavecito- mandarina, algo de fruta de hueso de fondo y las notas tropicales del mango y la fruta de la pasión Una gozada. En un principio me ha parecido, brutal pero conforme avanzaba la degustación se me ha hecho un tanto pesada por el exceso de cuerpo. Es la típica cerveza que disfrutas mucho la primera pero que serías incapaz de tomarte una segunda. No obstante un birrote. Biofrutas total. Del alcohol ni rastro (7,5%). Y no, no la he maridado con palomitas. Comprada online en Beerbao por 5,50€.

21 de junio de 2020

Lervig - Magellanic Clouds

Pues este mediodía me he chuflado esta yonkilata de Lervig que me ha sabido a gloria y que me ha durado cero coma. Ultra crushable. La joyita se llama Magellanic Clouds y te va a durar menos que la carrera discográfica de Jesús Vázquez.

La receta lleva avena y los lúpulos Citra e Idaho 7. En la etiqueta se afirma que es una Table Beer, que es esa curiosa otra manera de llamar lo que es claramente una Session IPA de toda la vida. Hazy Session IPA si me apuras.

La sirvo en vaso shaker, y presenta un color muy claro, pajizo, totalmente velado. La carbonatación es abundante, de aspecto jabonoso, no acaba de dejarnos la espuma compacta como a mí me gustaría.

Al olfato notas de maracuyá y fruta tropical, más un olor intenso a limón y mandarina muy agradable. En boca es muy ligera, entra como el agua. Predominan los cítricos en el sabor, pero con ese puntito tropical de fondo que aporta más riqueza al conjunto. Es tremendamente refrescante y entra sola, te puedes juntar en una barbacoa con la peña y crujirte tranquilamente cuatro yonkilatas del tirón sin pillar la truja de tu vida (3,5%). Quizás a alguien le parecerá falta de cuerpo -pues claro nano, si quieres más cuerpo cómprate una Double IPA- pero es una cerveza muy rica y para beber en grandes cantidades. Final cero amargo. Comprada online en Beerbao por 3,50€. Precio insuperable por medio litraco, y encima viniendo de Noruega.

20 de junio de 2020

Dieu Du Ciel! - Passion Houblon

¡Qué maravilla! Cada vez más fan de la Brasserie Dieu Du Ciel! junto con Les Trois Mousquetaires son las dos cerveceras canadienses que más me gustan. Los de Saint-Jérôme son unos auténticos máquinas y clavan a la perfección cada estilo que tocan. Ésta es la primera IPA que pruebo de la cervecera québécois y como de costumbre me ha dejado loquito.

La joyita se llama Passion Houblon y es una IPA ligera con fruta de la pasión. Se trata de la primera elaboración de la serie "Project Synergie" de los canadienses. La receta lleva malta de cebada, malta de trigo, trigo y avena. No especifica los lúpulos que lleva.

Esta vez me he acordado de que la chapa sale a rosca y no he hecho el canelo como en las ocasiones anteriores. La sirvo en copa y presenta un color anaranjado pálido, bastante turbia y de carbonatación no especialmente abundante de color blanco. Al olfato delirio con los aromas a maracuyá, albaricoques y melocotón. En boca es sabrosísima, con la fruta de la pasión como protagonista. Muy bebestible, entra fácilmente, es un pelín ácida, y podemos encontrar notas también de melocotón en almíbar y albaricoques. El final no es muy amargo pero sí ultra seco. Me ha encantado. 5,9%. Comprada refrigerada en la General de Begudes de Valldoreix por 3,80€.

19 de junio de 2020

Mala Gissona - Red Bay

Y de Guipúzcoa también nos llega esta Red Bay que ya tuve el gusto de probar en el taproom de Mala Guissona en San Sebastián. Ya en la resña que escribí hace tres años dije que tan pronto como se me pusiera a tiro en formato botella se vendría para mi nevera y así ha sido.

Pues nada, una vieja conocida, que me encantó de tirador, y que vuelvo a disfrutar embotellada. Se trata de una Red Ale de centeno, aunque la receta también lleva trigo, maltas de cebada Pale Ale, Cara-Red, Crystal, Cara-Munich y Roasted. Los lúpulos empleados son el Goldings EK, el Challenger y el Admiral.

La sirvo en vaso shaker y presenta un color pardo con destellos rojizos. La carbonatación es escasa pero lo suficiente para dejarnos un dedito de espuma de color beis. Al olfato nos llega un intenso aroma a cereal, con un punto tostadito, bizcocho e incluso bollería. En boca es una cerveza tostada, rica, intensa, prácticamente todo malta. Nada dulzona, en ese sentido para mí me resulta perfecta, porque cada vez tolero menos el azúcar, nada empalagosa y con el sabor intenso de las maltas, ese punto tostado y el interesante toque del centeno, que en mi caso me pirra. El final es bastante amargo, en ese sentido sí he visto una diferencia con la de tirador, que me pareció más suave. En general la versión de grifo me gusto muchísimo, ésta también, pero el punto de frescor juega claramente a favor de la versión de grifo. De cualquier modo ambas versiones me parecen muy destacables dentro del estilo y para repetir las veces que haga falta. 5,2%. Comprada online en Beerbao por 2,60€.

18 de junio de 2020

Baga Biga - Russian Red

Hace unas semanas descubrí la existencia de un nuevo brewpub en San Sebastián, al la ribera del Urumea y con unas birras y una comida con una pintaza espectacular. El localazo de llama Biga Baga Faktoria y tiene todos los números para que acabemos allí tan pronto como los Castle pongan un pie en Donostia. Mi familia y yo somos muy fans de esta ciudad y la visitamos siempre que podemos, así que ese día espero que sea más pronto que tarde.

No sé si entraba dentro de sus planes comenzar a enlatar, quizás la crisis sanitaria haya precipitado todo esto un poco, pero el caso es que ya tienen 3 latas en el mercado -una IPA, una Kölsch y una Red Ale- la verdad es que como soy un ansias me he comprado las tres de golpe, aprovechando que hacía un pedido en Beerbao, y la primera que he abierto es la Russian Red, su Red Ale, cuya receta lleva avena y los lúpulos Fuggles y Hallertauer Tradition.

Confieso no haber escuchado nunca en la vida ningún tema de Russian Red. Ignoro si la cerveza tiene algún tipo de inspiración en esta artista o si el nombre es solo una casualidad. La sirvo en vaso shaker, presenta un color ámbar subido con destellos rojizos. La carbonatación es escasa pero aún así logra dejarnos un dedito de espuma compacta de color hueso. Al olfato todo malta. La verdad es que lo he agradecido después de la sobredosis lupulil que me he pegado durante este confinamiento. En boca es una cerveza muy rica, de sabor maltoso, cero empalagosa. destaca el delicioso sabor a caramelo y un toque tostado agradable. No la he encontrado especialmente sedosa por el hecho de llevar avena. Nos deja un sutil amargor final muy elegante, sin estridencias. Muy buena toma de contacto con esta gente de Euskadi, así que estad alerta para leer las reseñas del resto de su repertorio, que las tengo ya enfriando en la nevera desde que entraron por la puerta de casa. 6,2%. Comprada online en Beerbao por 2,90€.

17 de junio de 2020

Cierzo - Cobeer19

Hoy os presento Cobeer19, un proyecto solidario que han puesto en marcha los chicos del Refu (Vielha) y en el que inicialmente participaban 19 cerveceras de toda España. Finalmente la cosa se ha ido de madre y se han sumado casi unas cincuenta. El 19% de los beneficios de esta cerveza cada cervecera los destina a un fin solidario local. Así que os animo a todas y todos los que estáis leyendo el post a participar.

En mi caso iba a comprar la versión hecha por las cerveceras más próximas a casa pero finalmente con la primera que me he topado ha sido con la de Cierzo. De todas maneras si se me ponen a tiro iré comprando más de otras cerveceras.

Se trata de una West Coast Pale Ale elaborada con las maltas Extra Pale, Maris Otter, Light Munich, Vienna, Light Crystal, Dextrin y centeno. Los lúpulos que han empleado han sido el Chinook y el Ahtanum.

La sirvo en vaso shaker y presenta un color ámbar sin turbidez alguna. La carbonatación es abundante y genera una buena capa de espuma cremosa de color blanco. Al olfato nos llegan notas herbáceas, cítricas y de fruta de hueso. En boca está fresquísima (8 días de enlatado, la compré con solo 4) y predominan las notas herbáceas, de resina suave y una vez se calienta también aparencen notas florales muy ricas. Todo con una base maltosa de fondo muy rica, donde también se puede apreciar el toque del centeno, que a mí personalmente me encanta. Entra muy bien (5,0%) y ni rastro del alcohol. El amargor final está muuuuuuy marcado (65 IBUs) pero con todo y con eso bastante agradable. La compré en la General de Begudes de Valldoreix por 3,90€.

15 de junio de 2020

BrewHeart - Juicy Liu

La que sí ha sido una gran sorpresa sin duda alguna es esta New England IPA de la cervecera alemana BrewHeart. La verdad es que la compré por lo llamativo de su etiqueta -ya que hasta ahora era una cervecera desconocida para mí- y en esta ocasión la fortuna se ha puesto de mi lado y hemos dado en el clavo.

La joyita se llama Juicy Liu y la receta lleva los lúpulos Citra y Mosaic además de la malta de avena y de trigo característicos del estilo.

La sirvo en vaso shaker y presenta un aspecto de zumazo total. Color naranja precioso, muy turbia y con la carbonatación abundante que nos deja unagruesa capa de espuma blanca y compacta.

Al olfato es una brutalidad. Destaca un increíble aroma a lima, ralladura de limón y maracuyá. ¿Esto es real? Bufff. En boca es sedosa, muy juicy, con cuerpo pero entra a cascoporro. Destacan los sabores a mango, maracuyá, papaya y cítricos. Cero amarga. Una locura. Me ha parecido brutal y es exactamente lo que le pido a una NEIPA. 6,5%. Comprada online en Super Sol de Gràcia por 4,65€. La lata de 33cl se me ha quedado corta, pero afortunadamente ahora la venden en formato 44cl.

14 de junio de 2020

One Life - A Tropical Christmas

Segunda lata de One Life que abrimos y a tenor de lo acontecido creo que será la última.

Cuando no existían latas de cerveza artesanal, de vez en cuando nos encontrábamos con alguna botella con etiqueta de diseño sofisticado con la palabra "premium" o "gourmet" en algún lado, algunas incluso llevaban un cartoncito explicativo colgando del cuello, aquellas eran las que más miedito daban. Con el tiempo, conforme fui ganando experiencia, empecé a detectar a la legua este tipo de ñordos. Ahora veo que el mercado ha evolucionado y se hace lo mismo pero con latas de etiqueta molona. Pues estamos apañaos.

La de hoy se llama A Tropical Christmas, lleva avena y trigo y en la etiqueta reza Stout sin más, pero supongo que se debe referir a una Tropical Stout, que es la que me cuadraría por graduación (7,8%) y además liga con el nombre.

La sirvo en vaso para Stouts y empieza el despiporre. Llena de poso a morir chorreando por las paredes del vaso y dejándolo todo de partículas en suspensión, dejando un aspecto muy guarro. Lo peor ha sido cuando más adelante he servido el culillo que quedaba en la lata, me voy a ahorrar la escatológica descripción. El color de la cerveza es negro pero debido a las partículas en suspensión deja un color marrón oscuro. La carbonatación tampoco está muy fina. Saca muy poca espuma de aspecto jabonoso poco duradera, pero finalmente sí nos queda una fina capa de dos milímetrosde crema compactaque nos dura toda la degustación.

Al olfato gracias a Dios la cosa es agradable, con notas de chocolate y café. En boca el primer trago es de churrascado, excesivamente tostada, pero más adelante la cosa va mejorando conforme aparecen los sabores de chocolate y café, bastante rico, pero el exceso de chamuscado acaba arruinando la cerveza. En la etiqueta pone Coconut pero yo no he sabido encontrarlo. No tiene excesivo cuerpo, pero sí tiene bastante sedosidad debido a la avena. El final es bastante amargo. No me la he podido acabar. con una lata de 33cl teníamos más que de sobra. Comprada en la General de Begudes de Valldoreix por 4,40%.

13 de junio de 2020

Stigbergets - Double Headed DDH West Coast IPA

Traemos de vuelta a los suecos Stigbergets, esta vez con la versión Double Dry Hopped de su célebre West Coast IPA, que ya pasó por aquí hace más de tres años, en la primera oleada que nos llegó aquí de su catálogo.

La etiqueta es muy cachonda con una gaviota bicéfala echando arcoiris por los ojos. La versión Session IPA también tiene su guasa, con un polluelo de dicha ave con las plumas a lo Johnny Rotten.

A falta de vaso para IPAs -Spiegalau, si me estáis leyendo acepto donaciones- la sirvo en un shaker, la cerveza presenta un color anaranjado suave y bastante turbidez. La carbonatación es abundante y genera una gruesa capa de espuma compacta, cremosa y persistente.

Al olfato ya nos deja en éxtasis con un magnífico aroma a naranja y melocotón. En boca es una cerveza donde predominan los sabores cítricos -agradables y refrescantes- donde destacan la naranja y el pomelo. También aparecen ricas notas de fruta tropical. En general es una cerveza riquísima, nada amarga y muy fácil de beber. Quizás se nota un poquito de alcohol (6,5%) pero sin irse nada de madre. Muy finos los de Gotemburgo, como siempre. El formato 44cl es lo suyo. Comprada en la General de Begudes de Valldoreix por 7,74€.